Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Derechos Humanos.

ARGENTINA - TRABAJO INFANTIL

El trabajo infantil afecta al 17,6 por ciento de los chicos argentinos

El 17,6% de los niños argentinos de 5 a 17 años realiza algún tipo de trabajo. El número es un promedio de lo que ocurre a nivel nacional en grandes centros urbanos, pero hay regiones, como el Gran Tucumán, en donde la situación es mucho peor: allí llega al 24,6 por ciento.

Los datos son del segundo semestre de 2010 y surgen del Observatorio de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA), que midió a seis mil hogares de todo el país para abordar la temática del trabajo infantil en las grandes ciudades de Argentina. Fueron difundidos en la última Nota Conjunta de la Red de Diarios en Periodismo Social, al recordarse el pasado domingo el Día de la Lucha Contra el Trabajo Infantil. 

El universo de chicos que trabajan se divide en dos grupos: los que realizan actividades domésticas en forma intensiva (limpian, lavan, cuidan  a los hermanos, hacen la comida todos los días, juntan agua, leña), o actividades económicas (ayudan a sus familiares u otras personas en un trabajo, hacen alguna actividad para ganar dinero por su cuenta como empleado a aprendiz) y existen contrastes según la edad: entre los 14 y los 17 años el promedio de chicos que trabajan es de 32,4 por ciento, mientras que entre los chicos de 5 y 13 años, ese número es del 10,6 por ciento.  

La investigación resume datos referidos al trabajo infantil urbano en el país, quedando afuera la realidad de los chicos que trabajan en ámbitos rurales, donde la situación en general es más preocupante y donde se encuentran más a menudo casos de explotación laboral. Una situación que hace más urgente la aplicación de políticas públicas para prevenir y erradicar un problema que, como se ve en este informe, afecta a miles y miles de chicos y adolescentes en todo el país.

La inclusión educativa y el rezago: los efectos de trabajar

El trabajo en la niñez y adolescencia afecta la inclusión educativa, aumenta la probabilidad de rezago educativo y de ausentismo escolar. Tanto es así que entre los 5 y 17 años, período en que la escolarización es obligatoria, la no asistencia a la escuela alcanza a nivel nacional el 9,1 por ciento entre los niños y adolescentes trabajadores, mientras que entre los no trabajadores es de 3,9 por ciento.

Es decir, que la propensión a no asistir a la escuela es de más del doble entre los niños y adolescentes que trabajan. La situación más preocupante es en los adolescentes: entre ellos, la no asistencia a la escuela es del 14 por ciento entre los trabajadores, frente al 8,6 por ciento de sus pares que no trabajan, según cifras a nivel nacional.

Las desigualdades son mayores cuando se trata de rezago educativo, esto es la probabilidad de repetir de grado u año y transitar el ciclo educativo con mayor edad que la correspondiente al año en curso. Entre los niños/as de 5 a 14 años la probabilidad de rezago educativo se duplica entre los niños/as trabajadores respecto de sus pares que no trabajan, mientras que entre los adolescentes no llega a duplicarse pero pasa de 21% entre los adolescentes que no trabajan a 35% en los trabajadores.

Cómo se profundiza el problema en los sectores más pobres

Por otro lado, también la investigación asegura que un niño/a o adolescente entre los 5 y 17 años en el estrato muy bajo (25% inferior) registra 4,7 veces más “chance” de tener responsabilidades domésticas intensas que un par en el estrato medio alto (25% superior). Dicha brecha regresiva para la niñez en situación de pobreza es de 6,7 veces en el caso de los niños/as entre los 5 y 13 años y de 4,9 veces en el caso de los adolescentes entre los 14 y 17 años.

A nivel mundial, la situación sigue siendo gravísima: aún existen 218 millones de niños, niñas y adolescentes, de entre 5 y 17 años, que trabajan, de los cuales 190 millones realizan labores peligrosas. De ellos, 20 millones son latinoamericanos.

El trabajo doméstico en adolescentes bajó en los últimos años

Sin embargo, no todas las noticias son malas: la evolución de los últimos años muestra que, en términos generales, el trabajo infantil urbano bajó en el ámbito nacional hasta llegar al 17,6 por ciento de promedio actual. 

Adolescentes. las cifras de adolescentes de 14 a 17 años que realizan “trabajo doméstico intensivo” bajaron de 19,7 por ciento en 2007 a 16,6 por ciento en 2010. Y el “trabajo en actividad económica” descendió de 23,5 por ciento a 19,8 en el mismo período.

Niños. Entre los más pequeños (de 5 a 13 años), las cifras no son tan alentadoras. En el primer tipo de trabajo (doméstico), la cifra bajó (de 4,3 por ciento a 3,7) pero en el segundo tipo de trabajo (actividad económica) prácticamente se duplicó (de 3,4 por ciento a 6,7).

Según ley 26.390, está prohibido el trabajo de los menores de 16 “en todas sus formas, exista o no relación de empleo contractual y sea éste remunerado o no”.

En los grandes centros poblados, la situación más complicada

En, según lo publicado por el diario La Voz del Interior, el cordón conocido como Gran Córdoba tiene mucho por plantearse y mejorar: es el segundo peor lugar de Argentina para los chicos. Es que el 23,3 por ciento de los cordobeses de 5 a 17 años que vive allí, trabaja.

Mendoza, a su vez, en lo referido a trabajo relacionado con cuestiones económicas, supera a la media nacional, que es de 12,3%, de acuerdo a lo que publicó el diario Los Andes. De ese total, 8,1% son niños y niñas de 5 a 13 años mientras que 21,2% son adolescentes de 14 a 17 años. Todos ellos, hacen alguna actividad por su cuenta para ganar dinero o tiene un trabajo como empleado o aprendiz.

En Tucumán, la situación empeora. Dos de cada 10 niños y adolescentes (de entre cinco y 17 años) que residen en el Gran Tucumán-Tafí Viejo (el principal aglomerado urbano provincial), realizan un trabajo doméstico intensivo y/o desempeñan actividades económicas, según el informe del diario La Gaceta.

Además, el 10,9% de la niñez y adolescencia realiza tareas domésticas de modo intensivo: 7,7% en el grupo de edad de cinco a 13 años y 18.5% en los adolescentes entre 14 y 17 años.

El trabajo en cualquiera de sus formas (doméstico o en actividades económicas) alcanza al 24,6% en la niñez y adolescencia entre los cinco y 17 años (36,7 % entre los 14 y 17 años y 19,6 %, entre los cinco y 13 años) cualitativamente, el informe de la UCA demuestra que, el trabajo infantil está naturalizado en las zonas rurales (es una costumbre), y en la necesidad de las familias de dejar a cargo de las tareas domésticas a sus hijos para salir a trabajar.
 
En Santa Fe, la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) concluyó que en 2009, 5 de cada 100 niños de entre 10 y 17 años, residentes en los grandes aglomerados urbanos de la provincia declararon tener una ocupación, de acuerdo a lo publicado en el diario El Litoral.
Según la socióloga Virginia Trevignani, no aparecen los niños en sectores de la economía donde hay controles del Estado. “Ya no son contratados por un empleador, sino que la situación de niños trabajadores tiene más que ver hoy con la utilización de chicos en comercios propios de la familia o en trabajo familiar de los múltiples tipos. De esta manera, las situaciones de trabajo infantil se dan en sectores menos regulados y de carácter íntimo”, indicó la especialista

En La Rioja, en tanto, la única aproximación que existe en materia estadística se dio este año, con la detección de 13 adolescentes menores de 16 años, que se encontraban trabajando en las cosechas. Según el diario La Nueva Rioja, las infracciones se cometieron en fincas de Chilecito y Arauco, donde las empresas fueron multadas. Así lo afirmó la encargada de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, Liliana Espinoza. De acuerdo a lo informado por la funcionaria, los chicos de entre 16 a 18 años, para trabajar en la época de cosechas en la Provincia, deben presentar un aval que se tramita en esa oficina. Sin embargo, en estos 13 casos no se encontró esta documentación, por lo cual, las empresas fueron debidamente sancionadas. La COPRETI logró durante 2010 que 300 chicos que estaban trabajando en la calle pudieran volver a sus hogares "y reinsertarlos en el lugar donde deberían estar, en las escuelas", explicó Espinoza.
 
En la ciudad de Buenos Aires, en tanto, el Programa Contra toda Forma de Explotación del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes detectó 340 chicos trabajando en las calles de porteñas en 2010. La coordinadora del Área de Trabajo Infantil del Gobierno de la Ciudad indicó que esta es la modalidad más frecuente y en los casos en que los chicos trabajan a puertas cerradas es más difícil de detectar y no tienen estadísticas al respecto. En esta jurisdicción existe la línea telefónica 102 que está destinada a recibir consultas o denuncias de y sobre los chicos. Funciona las 24hs y depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En Salta no hay estimaciones confiables sobre cuántos chicos podrían estar ocupados, pero nadie desconoce el problema. “Es muy difícil tener un relevamiento sobre el trabajo infantil. El niño empleado en un campo o una empresa siempre está oculto. La única forma de detectarlo es por denuncias o de manera fortuita durante una inspección”, señaló el secretario de Trabajo de la Provincia, Eduardo Costello al diario El Tribuno.

En Catamarca, según publicó el diario El Ancasti, en lo que va de 2011, la Comisión Provincial de Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI) detectó 25 casos de niños en esta situación, fundamentalmente como vendedores ambulantes y limpiavidrios, pero también a dos nenas que realizaban trabajos domésticos. En 2008, la cifra era de apenas 10. Sin embargo, no son números definitivos, dado que se presume que hay más niños trabajando. Desde el organismo sostienen que de nada sirve tener muchos números y nombre de niños si no se les puede hacer un abordaje.

En Río Negro, en el Alto Valle, las formas de trabajo infantil no están tan implicadas con la economía formal. Es en la actividad agrícola donde se detectan los mayores niveles de mano de obra infantil, relacionados a tareas de cosecha donde participa todo el grupo familiar, según se informó desde la Dirección Regional Austral del Ministerio de Trabajo de la Nación, que detectó unos 64 casos durante los últimos tres años. Este número se correspondió con el trabajo agrícola y, en menos medida, con el rubro comercial. Roca fue una de las ciudades donde se detectaron más casos, siendo un total de 21 los niños rescatados de esta situación en el último operativo verano, de acuerdo al informe del diario Río Negro.

En Santa Cruz no existen registros de casos de trabajo infantil, con una alta tasa de escolarización, sólo en el ámbito rural y bajo normas acotadas se pueden dar registros de chicos menores de edad trabajando, ya que una ley permite a partir de los 16 años realizar dicha tarea, aunque son escasísimos esos casos.
“Nuestra tarea es preventiva” dijo Miguel Ángel Díaz a La Opinión Austral, responsable de la Secretaría de Trabajo ante la COPRETI, en ese sentido, ante la ausencia, afortunada, de problemáticas de trabajo infantil.
De hecho en un mapa del trabajo rural realizado a nivel nacional Chubut, Santa Cruz, Neuquén y Tierra del Fuego fueron las únicas provincias que declararon no tener esta modalidad de trabajo infantil en sus territorios, informa La Opinión Asutral.

Actividades en las provincias

Este domingo se realizaron actividades en muchas ciudades para recordar un día de lucha contra este flagelo que resta oportunidades a niños y niñas.

Entre Ríos. A propósito del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la Comisión Provincial de Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti), junto a organizaciones no gubernamentales de Paraná, ha organizado funciones de cine para niños. Este viernes más de 250 chicos paranaenses disfrutaron de una función de cine como una de las actividades que la busca ofrecer a los niños para que tengan la posibilidad de integrarse y disfrutar de una propuesta que reivindica la niñez. Y, más allá de esta actividad puntual, la Copreti busca “sensibilizar y concienciar a la sociedad en general sobre esta problemática”, manifestó el secretario de Trabajo, Aníbal Brugna. “Los niños deben jugar y estudiar para luego tener un trabajo digno y la conmemoración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil es para la reflexión y concientización de toda la comunidad”, insistió.
Fuente El Diario

Misiones. Alumnos del cuarto al séptimo grado de las escuelas número 9, 379 y 67 del Paraje Bella Vista de San Vicente participaron el jueves de una jornada inolvidable de actividades recreativas, clases de baile, teatro, dibujo y peloteros para los más pequeños.
Fuente: El Territorio

Santiago del Estero. Alumnos del tercer año del Profesorado de la Escuela Normal Dr. José Benjamín Gorostiaga realizaron ayer una campaña para generar conciencia sobre el rechazo del trabajo infantil. Para ello, reunió a decenas de chicos frente a la estación de trenes, donde desarrollaron actividades que forman parte del programa de estudio de una de sus asignaturas. 
Fuente: El Liberal

Publicado en Capítulo Infancia

Redacción: Equipo Capítulo Infancia
Edición: Adrián Arden @adrianarden

Martes, 14 de Junio de 2011 10:18 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

PATERNIDAD RESPONSABLE

LOS ADULTOS SOMOS RESPONSABLES POR NIÑAS Y NIÑOS.

PADRES Y MADRES SON RESPONSABLES DE LOS ACTOS COMETIDOS POR SUS HIJOS E HIJAS Y COMPARTIMOS LA PROPUESTA ACERCA DE LA SANCIÓN A SUS PROGENITORES.

Sin embargo, es dable ir más allá de esta propuesta y llegar a tiempo desde el Estado, que somos todos nosotros, al momento de gestación de ese niño o niña. Garantizando todos sus derechos, fortaleciendo su familia aun cuando sea necesario apartarlo temporalmente de ellos hasta que puedan reconstruirse sanos lazos que le permitan crecer protegido y respetado, en síntesis, amado y digno.

 

PROYECTO DE LEY DE RESPONSABILIZACIÓN PATERNA

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley de Luis Petri (UCR), por el cual se establecen sanciones para los padres de los chicos que cometan faltas o delitos. Según el proyecto aprobado por la Cámara baja, quienes "no cumplan con las obligaciones de la patria potestad" recibirán castigo.
El texto incorporado a la Ley 3365, indica que "el que omitiere el cumplimiento de los deberes de asistencia inherentes a la patria potestad poniendo en peligro y/o lesionando la salud moral o intelectual del hijo menor o de terceros a partir de la conducta desarrollada por el menor, será castigado con multa de hasta $ 10.000, arresto de hasta tres meses o trabajos".
"Mucho se ha discutido respecto de la baja de imputabilidad de menores", dice Petri en los fundamentos. Agrega: "Es necesario avanzar en normas de paternidad responsable que impongan sanciones a los padres que se desentienden de la vida de sus hijos, colocándolos en una situación de desamparo y, muchas veces, al margen de la ley". Finalmente, sostiene que "si no los controlan o vigilan por amor paterno o materno, que lo hagan por el temor a la sanción.
(Los Andes – Mendoza, 12/5)

Miércoles, 18 de Mayo de 2011 10:13 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

UN MUNDIAL PARA 72 MILLONES DE NIÑOS

Mundial
14/06/10
  - Por Silvana Melo

(APe).- Se me ocurre un mundial en serio. Mundial mundial, con patas sucias globales empujando con tres dedos una pelota de lo que sea. Trapo, plástico rajado o bolsita con paloma adentro. Que vuele hasta donde uno quiera o sueñe o alcancen los ojos y el alma.

Sueño con un mundial planetario donde 72 millones de jugadores niños que son pobres, que no van a la escuela, que están apretados contra las fronteras del mundo, armen potreros en todos los rincones de la tierra. En las madrigueras de los traficantes, en los trenes de los proxenetas, en los albañales de los tratantes de personas, en los sótanos de los mercaderes de las armas, en los rascacielos de los dueños de todo, en las billeteras de los señores y señoras de la caridad, en los monocultivos de los terratenientes. 72 millones de pibes africanos, asiáticos, americanos y solos, panzones en su delgadez amarilla, nidos de moscas en su tropicalidad sin agua, enfermos en las calles de la salud para pocos, haciendo corazón de las tripas para comer galletas de barro porque no hay ni lentejas en Haití. Todos pateando la pelota de diarios viejos con noticias de sangre hechos bollo y cabeceada con la ayuda del piojerío saltarín y endémico.

Se me hace que debe ser posible un mundial con 25 pibes que no se mueran diariamente por el hambre en la Argentina y que son una lista de 23 más dos y que le ganen a cualquiera. Una lista de 23 más dos donde la rabona sea posible con huesitos que no se fracturen por falta de calcio. Donde los gemelos no se desgarren porque la teta materna no tenía nutrientes. Donde el diez no se doble de dolor porque el agua está contaminada o no está y la panza se retuerce por la escherichia coli y los bichos asociados porque la comida si estuvo no fue a la heladera, artículo suntuoso si los hay.

Un mundial sin LCD ni piernas que valen millones ni jugadores potentados llegados de países paupérrimos ni negocios espurios alrededor del más bello juego ni elegidos por privilegio celestial para estar en la cima tan alto sin ver a los condenados masivos por un anatema también celestial.

Imagino potreros sagrados en el Chaco toba y despreciado, en la Formosa cúspide de la pobreza argentina, sueño con pibes de gorrita y faso que se sacudan la penitencia pre-uterina y la punición pre-delictual y echen a volar la paloma del pecho y salgan a hacer milagros por Fiorito. Sin gigantografías que tapen la tragedia ni merchandising de la FIFA ni bongoes de mentira de la Coca Cola. Quiero una banda de pibes morenos y de los márgenes que aparezcan desde abajo de las tierras y le roben a pelota a Cristiano Ronaldo y a Messi y a Rooney y les pinten la cara a los dueños del mundo con un gol de chilena a las puertas del cielo.

Esos serán los héroes de los tiempos que se devoren a los monstruos ruines de la injusticia. Esos, los que se traigan de los subsuelos del mundo la copa dorada de pan crujiente. Que se multiplicará como en la cesta de los tiempos, para que no falte nunca más. Ni el pan de la copa dorada. Ni la ternura del trapo redondo que los tres dedos sucios y descalzos clavan maravillosamente en el ángulo izquierdo del mundo.

Viernes, 18 de Junio de 2010 16:48 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Una ley con poca incidencia

 

Especialistas y ONG reclaman la implementación de la norma 26061 de protección de los derechos del niño

Sábado 15 de mayo de 2010

Los vemos todos los días: chicos pidiendo en las esquinas o el subte, chicos con ojos desorbitados de tanto Poxirrán o paco, chicos que salen a robar y no conocen otro lenguaje que el de la violencia. También están los que viven en institutos u hogares a la espera de una familia, los que no reciben los tratamientos médicos que necesitan o los que son víctimas de abuso.

A este contexto se suma que 5 millones de menores de 18 años viven en situaciones de pobreza económica en nuestro país, según un informe del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina.

Todas estas realidades son las que buscó reparar la ley 26061 de protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, sancionada en 2005, sin demasiado éxito. Con ella se acordó garantizar el ejercicio y disfrute pleno de todos los derechos que tienen los niños que habitan el país, así como ratificar la aplicación obligatoria de la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989.

A 5 años de que se sancionó la ley 26061, LA NACION quiso saber en qué situación se encuentra la aplicación de la legislación a nivel nacional. Por eso consultó a abogados especialistas, representantes del Estado y ONG que trabajan para garantizar el funcionamiento de la norma vigente.

"Lo principal de esta ley es reconocer como trascendental el mejor interés del niño, teniéndolo como sujeto de derecho y en ese sentido, como titular con el mismo alcance que los derechos personalísimos -derecho a la vida, a la intimidad, a la identidad, a la salud, a la libertad- reconocidos previamente en la Convención sobre los Derechos del niño en 1989", explicaron las doctoras María Clara Bouchoux, miembro de la Comisión Pro Bono del Colegio de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, y María Victoria Tarzian, coordinadora Pro Bono del Estudio Bullo-Tassi-Estebenet-Lipera-Torassa Abogados, que junto a integrantes de la Comisión y el Estudio Marval O´Farrell realizaron, el 19 de marzo, el Seminario sobre protección integral de la niñez a la luz de la ley nacional 26061 y de ley local 114 .

Lo positivo

Algunos de los artículos que encierra la ley 26061 se pusieron en marcha durante estos 5 años. Tal fue el caso del artículo 43, donde se establece la creación de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, entidad que actúa en todo el territorio nacional y tiene la responsabilidad de gestionar políticas y acciones para todos los niños, así como garantizar el acceso al ejercicio de sus derechos.

También se conformó el Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia, que representa a todas las provincias y la ciudad de Buenos Aires, "donde por primera acordaron que el financiamiento federal fuese exclusivamente para iniciativas que respondieran a la ley 26061, a la Convención, dejando atrás la concepción del patronato del Estado como de las políticas de infancia", destacó la presidenta de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Paola Vessvessian, que recalcó: "La inversión en la Argentina para la niñez pasó de 7048 millones en 2003 a 27.912 millones de pesos en 2009".

Para el grupo de abogados Pro Bono lo que se está tratando de lograr con la ley es evitar la judicialización de aquellas causas que deben ser resueltas por políticas dinámicas y eficientes del Estado. "La gran modificación ha sido el no tener que esperar una orden judicial para que el niño tenga un entorno familiar adecuado. No obstante, en algunas ocasiones, la influencia judicial es necesaria", comentó Bouchoux.

Por su parte, desde Familias de Esperanza -asociación que brindar servicio de familias de tránsito- afirman que de por sí la ley es buena, pero su aplicación no. "Falta capacitar a la gente que trabaja en las defensorías zonales, y vemos que no se brinda el acompañamiento real que la familia necesita. Tenemos casos en los que los chicos vuelven con su familia, al poco tiempo solicitan un nuevo ingreso y retornan más dañados que la primera vez que llegaron acá", afirma Victoria Acosta, cofundadora de la asociación.

Mabel Benegas, asistente social y representante de la Fundación Conin -organización que lucha contra la desnutrición infantil en nuestro país desde la provincia de Mendoza- asevera: "Estamos corriendo el grave riesgo de que el Ejecutivo declame derechos, pero no esté dispuesto a realizar una seria inversión en beneficio de todos los niños y adolescentes mendocinos".

Más que demoras

Desde la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia afirman que no hay retrocesos desde la implementación de la ley, pero sí demoras en algunas cuestiones. "Se avanzó en la adecuación normativa provincial, pero aún hay provincias que no tienen una legislación interna acorde con la ley nacional, así como no hay en todos los municipios una oficina adonde recurrir ante la vulneración de algún derecho o que planifique políticas locales para los niños y jóvenes del lugar", aseguró Vessvessian.

Otro retraso importante es la designación del defensor de los derechos de los niños -figura creada en el artículo 47-, que debía haber sido ratificado dentro de los noventa días de sancionada la ley, cosa que no sucedió. Con respecto a esto, desde la secretaría sólo informaron que la designación está en manos del Congreso de la Nación y no depende de ellos.

Con una mirada crítica, Lucas Aón, juez de familia, dice: "No se nombra a nadie en ese cargo porque no conviene designar a alguien que controle".

Sin comunicación

Si bien el artículo 6 de la ley establece que "la comunidad por motivos de solidaridad y en ejercicio de la democracia participativa debe y tiene derecho a ser parte en el logro de la vigencia plena y efectiva de los derechos y garantía de los niños", la falta de difusión y conocimiento de la existencia de la ley por parte de la sociedad invitada a formar parte de ella dificulta su aplicación.

"La comunidad, con justa razón, se indigna al ver a los niños abandonados o en situación de calle, o no entiende el motivo por el cual existen personas que quieren adoptar y no pueden hacerlo viendo cotidianamente chicos en situación de riesgo -comentó Tarzian, desde la Comisión Pro Bono-. Una adecuada difusión de las políticas por implementarse en cada caso llevaría a la población a saber distinguir los distintos casos de vulneración de derechos que sufren los niños y a actuar en consecuencia", dijo.

El doctor Norberto Liwski -presidente de Defensa de Niños Internacional, Sección Argentina- concuerda en que la difusión de la ley no ha logrado penetrar suficientemente en las prácticas institucionales, como los sistemas de educación, salud y programas sociales, o bien en el ámbito judicial.

Sin embargo, Liwski afirmó que el debate social y legislativo que requirió casi una década hasta plasmarse en un amplio consenso puso en evidencia que la implementación de la ley requerirá de "un trabajoso, complejo y prolongado proceso de transformaciones institucionales de sus prácticas e innovadoras metodologías con la inclusión de nuevos parámetros sobre los cuales definir y evaluar las políticas públicas".

Mucho más crítico, Aón sostuvo: "Me parece que nuestro país es muy hipócrita con respecto a esta ley porque se hizo un marco legal que establecía un paradigma interesante en relación con los derechos del niño, pero en la realidad no se llegó en absoluto al objetivo deseado", aseveró el juez de familia y sintetizó: "Se hizo la ley, pero no se cumplió con la ley".

Liwski recalcó que la agenda del siglo XXI tiene por delante el "inexcusable desafío del Estado de superar los obstáculos extendidos para la aplicación de la ley 26061 en sus distintas jurisdicciones, así como profundizar en todos los planos, la construcción cultural de un nuevo contrato social, que reconozca a la niñez y adolescencia como sujetos activos de derechos y protagonistas del desarrollo en una sociedad democrática", concluyó.

Por Carla Melicci
Para LA NACION

Avances

1 Reconocimiento de los niños como sujeto de derecho

2 Ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989

3 Se generó avances en el pensamiento sobre la concepción de políticas públicas en materia de niñez

4 Se ha propuesto la desjudicialización de los procesos con niños

5 La Asignación Universal por Hijo

6 Se conformaron la Secretaría General de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf) (Cap. I, Art. 43) y el Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia (Cap II, Art. 45)

7 Reconocimiento de las ONG como actores activos para garantizar los derechos de los niños a través del desarrollo de programas, servicios de promoción, tratamiento, protección y defensa de los derechos del niño (Art. 66)

Pendientes

1 Designación de la figura del defensor de los derechos de la niña, niño y adolescente. Tenía que haber sido elegido por el Congreso de la Nación dentro de los 90 días de sancionada la ley

2 Conformación de programas específicos y concretos que permitan afirmar con certeza la viabilidad y operatividad de las políticas públicas en todo el país pensadas en materia de niñez

3 Implementación de un sistema eficiente de fortalecimiento del núcleo familiar que rodea al niño

4 Si bien se ha propuesto la desjudicialización de los procesos con niños, las cuestiones se tienen que judicializar para exigir al Poder Ejecutivo que cumpla con sus obligaciones de amparo de los niños

5 Falta de comunicación a la sociedad en general sobre la existencia de la ley

6 No se conformó el Registro Nacional de Organizaciones de la Sociedad Civil con personería Jurídica (Art. 68) en el ámbito de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia

7 Capacitación del personal que trabaja en las defensorías zonales

8 Profundizar en todos los planos la construcción cultural del nuevo contrato social para la niñez y adolescencia

9 Falta de recursos por parte del Estado para afrontar la gran demanda existente

10 Falta que algunas provincias y municipios tengan una legislación interna acorde con la ley nacional

Contactos

 

Publicada por LA NACIÓN

 

Lunes, 17 de Mayo de 2010 17:44 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

La sentencia que hizo justicia por Ana María

Women’s Link Worldwide premia a los mejores fallos sobre género y cuestiona a los peores. El público distinguió el procesamiento a los médicos santafesinos que se negaron a practicar un aborto no punible a Ana María Acevedo, una joven con cáncer que luego murió.

Por Mariana Carbajal

Un fallo santafesino que procesó penalmente a los médicos que se negaron a realizar un aborto no punible a Ana María Acevedo, una joven enferma de cáncer, recibió el premio “mallete” del público a la mejor decisión judicial del mundo relacionada con la equidad de género, en un concurso convocado por Women’s Link Worldwide, una organización internacional de defensa de los derechos humanos de las mujeres, que tiene sede en Bogotá y Madrid. “Esperamos que este reconocimiento internacional visibilice el drama de tantas mujeres, fundamentalmente pobres, que mueren por inacción de los sistemas de salud estatales, y deseamos que sensibilice tanto a profesionales de la salud como a miembros del Poder Judicial y Legislativo acerca de la necesidad de políticas públicas que garanticen la equidad de género”, destacó la Multisectorial de Mujeres de Santa Fe, cuyas abogadas llevan adelante el caso en la Justicia. La semana próxima se cumplen tres años de la muerte de Acevedo.

La resolución premiada fue firmada por el juez de Santa Fe Eduardo Pocoví, que estaba a cargo de la investigación sobre la muerte la muchacha, que tenía 19 años cuando le diagnosticaron un cáncer de mandíbula y poco después quedó embarazada. Acevedo vivía en la localidad santafesina de Vera, tenía tres hijos y era muy pobre. Y aunque estaba en peligro su vida, en el Hospital Iturraspe, dependiente del gobierno de la provincia de Santa Fe, se rehusaron a practicarle una interrupción de la gestación, que ella reclamó. Y también se negaron a iniciarle el tratamiento que requería su cuadro, para preservar la vida del feto.

El fallo fue postulado en el concurso “Género y Justicia al Descubierto” de WLW. Se encontraban nominadas sentencias de Brasil, India, Sierra Leona, Malasia, Inglaterra, España, Colombia, México, Pakistán, Nigeria, Irlanda, República Checa, Perú y Zambia y de cortes internacionales.

“Hay que destacar que difundimos nuestra postulación y pedimos el apoyo de todo el movimiento de mujeres y tenemos que decir que la respuesta fue unánime y contundente, porque el fallo santafesino recibió un amplísimo apoyo. Esto lo hemos hablado con las mismas compañeras colombianas de WLW que han logrado la despenalización (parcial) del aborto litigando en abstracto –a través de la declaración de inconstitucionalidad de la Corte Constitucional– y ahora deben trabajar con las mujeres para que conozcan sus derechos. Nosotras tenemos el proceso inverso, un gran movimiento militante que empuja y nos falta la ley”, evaluó Lucila Puyol, una de las abogadas de la familia de Acevedo, y a la vez integrante de Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. La otra letrada es Paula Condrac. Ambas forman parte de la Multisectorial de Mujeres de Santa Fe.

El concurso busca resaltar y dar un reconocimiento a las resoluciones judiciales que combaten la discriminación y a poner en la mira las más sexistas y retrógradas. Se incluyen aquellas relacionados con derechos sexuales y reproductivos y violencia de género. Las distinciones “mallete” y “garrote” se entregan anualmente cada 10 de mayo, fecha en que Colombia logró la liberalización de la legislación sobre aborto, cuatro años atrás, a partir de un litigio estratégico promovido por WLW. Un jurado de reconocidos expertos en la temática eligió entre 32 resoluciones judiciales de los cinco continentes (ver aparte). Además, se entregó el premio “garrote” y “mallete” a las más votadas por el público en cada categoría. Este último obtuvo la sentencia santafesina, con un altísimo apoyo, según informó WLW en un comunicado de prensa.

El caso de Acevedo es emblemático porque es la primera vez en el país que se procesan a médicos por los delitos de lesiones culposas e incumplimiento de los deberes de funcionario públicos por negarse a realizar un aborto no punible. “El procesamiento de los médicos sienta el precedente de que no practicar un aborto legal puede constituir un delito”, destacó Puyol a Página/12. En total son seis, del Iturraspe y del Samco, de la localidad de Vera.

A Acevedo la obligaron a seguir adelante con el embarazo y al mismo tiempo los médicos no le aplicaron el tratamiento de quimioterapia que su cáncer indicaba, para no afectar al feto. El 26 de abril de 2007, cuando llevaba 22 semanas de gestación, en el Iturraspe decidieron adelantar el parto y realizarle una cesárea. Por entonces, el estado de salud de Acevedo era dramático: su muerte se vislumbraba inminente. Su beba falleció a las 24 horas. Acevedo, menos de dos semanas después, el 17 de mayo de 2007.

Los procesamientos a los médicos fueron dictados en 2008. La causa judicial ya no está en manos del juez Pocoví. Debió apartarse por un planteo de la defensa y quedó a cargo de José Luis Giavedoni, titular del Juzgado Correccional Nº 6. Según informaron fuentes judiciales, el magistrado está esperando las respuestas de algunas reparticiones oficiales, medidas solicitadas por la fiscal No 1 Liliana Lauxman, para cerrar la instrucción y elevar el expediente a juicio.

 

Miércoles, 12 de Mayo de 2010 10:29 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

GUANTANAMITO


var active = 7099;

Un infierno llamado Guantanamito

La relación entre España y Mauritania es estrecha. Ambos países son aliados en la lucha contra la rama de Al Qaeda que opera en esta nación africana. Pero la principal colaboración del cuestionado gobierno de Mauritania y el español pasa por un centro de detención que ya provocó la condena de grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional. En este infierno conocido como Guantanamito, cientos de hombres esperan hacinados a que se resuelva su situación legal. ¿Una barrera contra la inmigración ilegal hacia Europa o una nueva violación masiva de los derechos básicos de la población africana?

Publicado en el Observador Global

Lunes, 10 de Mayo de 2010 14:23 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

EE UU: El principal CONSUMIDOR DE TRATA Y DROGAS

Demi Moore denuncia el tráfico sexual infantil

Demi Moore ha pedido al Congreso que tome medidas urgentes para acabar con el tráfico sexual de niños en Estados Unidos. La actriz señaló que los estadounidenses saben que el problema existe en otros países como Camboya y la India, "sin embargo, no se pueden imaginar que esté ocurriendo aquí mismo, en EE UU".

La actriz denunció que hay niñas estadounidenses que son compradas o vendidas en EE UU por gente que en muy raras ocasiones es procesada por ese delito. "Es menos peligroso vender una niña que vender drogas", aseguró. Junto a su marido, Ashton Kutcher, Demi Moore creó en enero de este año la Demi and Ashton Foundation, una fundación sin fines de lucro que busca proteger a los niños de la esclavitud alrededor del mundo.

Publicado en "El País"

Lunes, 10 de Mayo de 2010 11:37 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Día de la Tierra

En el mundo, cada 2 segundos es talada una superficie del tamaño de una cancha de fútbol.

Jueves, 22 de Abril de 2010 12:32 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Senador propone que padres de niños trabajadores pierdan patria potestad

El senador liberal Alfredo Jaeggli anunció que presentará un proyecto de ley que plantea que los padres y madres de niños y niñas trabajadores de las calles pierdan la patria potestad de sus hijos por violar sus derechos. El legislador dijo que la propuesta busca proteger a los niños y niñas del agravio de terceros y del trabajo forzado, garantizando un desarrollo digno de la niñez y la adolescencia. Explicó que los niños y niñas en esta situación serían llevados a hogares, a los cuales se les proveerá los recursos estatales necesarios para atenderlos. Jaeggli aseguró que el proyecto es necesario porque, según su opinión, las instituciones encargadas de la problemática de la niñez en calle no funcionan. El proyecto además incluye la eliminación de las personas que se dedican a limpiar parabrisas y cuidar automóviles en las calles, así como un censo de los vendedores que existen en la vía pública.

(Diario La Nación – diario Última Hora – 7 de abril de 2010).

Miércoles, 07 de Abril de 2010 11:17 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

La agenda de los niños

Bernardo Kliksberg
Para LA NACION

16/03/2010

WASHINGTON.- ¿Cómo proteger de verdad a los niños en los hechos, no sólo en el discurso? Las sociedades nórdicas están haciendo experiencias de alto interés. En Suecia, el 80% de los niños de dos años está asistiendo a los preescolares, y muchos empiezan antes. Sólo supera estas cifras Dinamarca: están en los jardines seis horas diarias, con el estímulo de profesionales. Antes son atendidos directamente por sus padres. Suecia otorga 14 meses de licencia por paternidad: doce por un padre, y dos por el otro. Ello posibilita la lactancia materna de seis meses que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

El sistema exige una inversión económica importante. Tanto Suecia como Dinamarca pagan 10.000 euros por año por niño en preescolar. Como el financiamiento es público, eso significa presión fiscal. Es bienvenida por sus ciudadanos en las encuestas, porque están pagando por valores éticos muy importantes para la sociedad. Piensan que es fundamental que las mujeres puedan trabajar, y a ello contribuye de modo muy efectivo la gigantesca red de preescolares. Consideran, asimismo, que en el preescolar los niños son muy bien estimulados y que, además, es su medio natural, porque allí es donde podrán hacer amigos.

En Noruega, todo niño que nace recibe al poco tiempo un paquete integral de inmunizaciones, con todas las vacunas posibles. Esto lo coloca en situación óptima frente a los riesgos posibles en salud.

Invertir en salud emocional y física de los niños tiene que ver con los valores morales, pero, al mismo tiempo, tiene efectos económicos positivos de gran envergadura. Se está creando equidad real en la base de la pirámide social. Un reciente estudio comparado de Wilkinson y Prickert concluye que las sociedades más igualitarias son también las más saludables y las más felices.

Ilustra la necesidad de tener en cuenta a los niños en concreto, y no sólo en las grandes proclamas, la campaña pública que lanzó Michelle Obama sobre el problema de la obesidad infantil en los Estados Unidos. Un estudio publicado por el prestigioso New England Journal of Medicine muestra que los niños más obesos tienen dos veces más probabilidades de morir prematuramente, antes de los 55 años. La obesidad es el factor más estrechamente asociado con una muerte temprana, según los datos recogidos.

El tema es de gran significación. Uno de cada tres niños norteamericanos es considerado con sobrepeso u obeso. La iniciativa de la primera dama ha puesto en foco el problema y se está procurando encararlo. Llamada Movámonos, la campaña convoca a cambiar la manera en que los niños comen y juegan. Entre sus ideas, está reducir el promedio de seis horas diarias que dedican los chicos a ver la TV. Los especialistas dicen que, junto con todo esto, es necesario para revertir la tendencia a la obesidad regular la publicidad de alimentos para niños y eliminar los subsidios gubernamentales que hacen que la comida basura sea barata y rentable.

Un estudio encontró que los niños y jóvenes eran más obesos cuando había expendios de comida rápida a una cuadra de sus escuelas. Se han presentado proyectos para poner una distancia obligatoria mínima. El concejal de Queens Eric Gioia fundamentó uno de ellos, al afirmar: "Un restaurante de comida rápida en la esquina puede tener un impacto terrible sobre la vida del niño".

Todos estos temas tienen alta vigencia en América latina, que cuenta con períodos de licencia posparto marcadamente inferiores a los de los países avanzados y que casi no tiene licencias paternas. Una América latina con redes de preescolares muy limitadas y con profundas inequidades en salud, en temas, como acceso al agua potable, a instalaciones sanitarias y a prevención médica.

Por otra parte, en la región la obesidad infantil es un problema en avance. En México, por ejemplo, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud, sólo en el Distrito Federal el 47% de la población infantil tiene sobrepeso. Ha aumentado fuertemente el consumo de productos chatarra. En una protesta pública de los padres de familia que exigían la prohibición del expendio de comida chatarra en las escuelas, se argumentaba: "Comen eso y después tendrán obesidad, diabetes e hipertensión, y esas enfermedades los van a matar. Es un asunto de doble moral? Es como prohibir el cigarrillo". Se estima que, de seguir con la tendencia en 2015, el 100% del presupuesto de salud en el nivel federal se destinará a tratar las enfermedades relacionadas con la obesidad, como la hipertensión arterial y la diabetes.

En la Argentina, el sobrepeso infantil es del 30%, y la obesidad, del 15%. Según los datos del Centro de Estudios sobre la Nutrición Infantil, en el país se consume seis veces más comida chatarra que hace 20 años.

La Organización Panamericana de la Salud, que libra luchas pioneras en múltiples planos, está peleando en la región por que se exija que las comidas para niños sean libres de grasas ultrasaturadas.

Otro tema por considerar es el de la protección de los niños del consumo pasivo de cigarrillos. Según la Organización Mundial de la Salud, casi 700 millones de niños respiran aire contaminado por humo de tabaco. Les llega en múltiples lugares. Una renovadora disposición, aprobada por la Legislatura porteña, prohíbe que los menores de 18 años permanezcan en las áreas para fumadores que tienen algunos comercios.

Aunque hay avances, las insuficiencias de cobertura y calidad en el gran tema de la educación, base del progreso de los niños y los jóvenes, son desafiantes. Sólo el 43,9% de los niños de la región termina la escuela primaria a tiempo, en las edades y con el número de años programados. Los resultados de la acreditada evaluación Serce, de la Unesco, dicen que el desempeño estudiantil en América latina es notablemente bajo: "En promedio, los estudiantes no alcanzan expectativas mínimas en matemáticas, lectura y ciencias".

Una de las razones de fuerte peso en la deserción es la subsistencia del trabajo infantil. Se estima que más del 11% de los niños menores de 14 años de edad se ven obligados a trabajar para subsistir, en tareas insalubres, que les roban la infancia y que van a impedir que puedan cursar la escuela.

Los temas concretos y reales de los niños, como la atención familiar en el primer año de vida, el preescolar, las vacunas, las comidas saludables, la educación, el trabajo infantil y otros deberían estar en el centro de las prioridades de sociedades como la de América latina, que declaran que los niños son lo primero, pero que, en muchas áreas, están distantes de llevar sus declaraciones a la práctica.

©LA NACION

Bernardo Kliksberg es asesor principal de la Dirección de ONU/PNUD para América latina.

Martes, 23 de Marzo de 2010 16:51 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

MÉXICO - Los niños y la “justicia”

Después de nueve meses, la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminó que el exgobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo, y el entonces director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Juan Molinar Horcasitas, estuvieron involucrados en la eventual violación de garantías por la tragedia de la Guardería ABC, en Hermosillo, de la mencionada entidad.

 

Con ellos se involucra a 16 servidores públicos, ocho del IMSS, cuatro del gobierno de Sonora e igual número del municipio citado. En la tragedia, como se recordará, murieron 49 bebés y 75 resultaron heridos, algunos de los cuales no tendrán una vida útil y digna como sus padres deseaban.

En la mayoría de las guarderías del IMSS, se asegura, hay un desorden generalizado. De ellas, 99 por ciento infringe las normas establecidas; únicamente 14 de 1 mil 480 cumplen con los requisitos exigidos; el 49 por ciento no cuenta con las medidas de protección adecuadas, y sólo 407 (el 27.5 por ciento) tienen el visto bueno de los bomberos en caso de accidente.

Lo anterior muestra, nuevamente, el desastre que es otorgar asuntos fundamentales de la nación a los particulares. Dicha práctica, llamada en este caso subrogación y la cual va de 1983 a la fecha, es una situación irregular e incluso ilegal.

Las anteriores conclusiones, dadas a conocer por Rosario Mota y Carlos Rozón, deberán ser evaluadas por el ministro Fernando Franco, aunque éste fue integrante del Consejo Técnico del Seguro Social de 2000 a 2006, ya que era subsecretario del Trabajo y participaba en el Consejo Técnico del Instituto. Por lo tanto, seguramente no podrá atender convenientemente el asunto. Otro que está impedido de participar es el ministro Sergio Valls, quien fue director jurídico (1993-1999) del multimencionado IMSS.

Así pues, hay conflicto de intereses para hacer un trabajo pulcro, independiente, eficiente y expedito. Pero si así fuera, se sabe: el proyecto que dictaminará la Corte no tendrá efectos judiciales. Conoceremos oficialmente quiénes son los responsables de la peor tragedia de niños en el país, aunque continuará la impunidad y la clase política seguirá como el anuncio de un güisqui: tan campante. No sólo en la política, sino en asuntos donde la ciudadanía ha sido agraviada y desdeñada. ¿Saldrán desplegados de los abajofirmantes para exigir que se acabe con la arbitrariedad y la prepotencia y se diga “No a la impunidad”? Lo dudamos.

Los angustiados padres de los infantes caídos en desgracia avalaron el dictamen oficial. Uno de ellos dijo: “El informe es valioso, trae nombres de autoridades donde menciona situaciones y hechos que hemos venido haciendo públicos: negligencias, irregularidades, incumplimientos en medidas de protección civil” (Reforma, 2 de marzo de 2010). La voz popular se escucha tarde, en privado y sin consecuencias.

Bien, pero en ningún caso se mencionan a los familiares de Margarita Zavala ni a los de Eduardo Bours, quienes manejaban la trágicamente famosa estancia ABC, y fueron asimismo responsables directos del terrible suceso. Quizá porque no son burócratas. Aunque no habría que olvidar algo: tanto peca el que mata la vaca como el que le detiene la pata.

Los mexicanos tienen la experiencia de una clase política que jamás recibe condenas, más bien premios, luego de un tiempo para tranquilizar las aguas.

Allí está como ejemplo la embajada del Reino Unido a Eduardo Medina Mora, quien fracasó en la Procuraduría General de la República y ahora encabeza la segunda representación diplomática mejor pagada del país: 113 mil dólares mensuales (“El largo y sinuoso camino de la transparencia”, de José Antonio Gurrea, Cuadernos de El Financiero).

Y el mismísimo Juan Molinar, quien lejos de irse a la banca luego de la quemazón en la Guardería ABC cayó para arriba, pues llegó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. En esta importante secretaría, lejos de cumplir sus funciones, va a España intentando conseguir inversiones y lo único que se le ocurre es satanizar y satirizar a Brasil, porque a su entender lo trascendente en el gigante suramericano son la zamba y la delincuencia organizada.

Molinar Horcasitas, por cierto, dijo que la comisión de magistrados malinterpretó la ley y que no renunciará a su encargo burocrático, algo que muestra claramente la nula importancia que le concede al Poder Judicial.

Eduardo Bours –quien ahora se dedica de tiempo completo a su empresa Bachoco, la cual ha sido acusada reiteradamente de que en sus camiones llevan, aparte de blanquillos, otra sustancia que algunos confunden con talco, pero de efectos impulsadores sin límite– afirmó que hizo muy bien su trabajo y duerme tranquilo.

Gonzalo N Santos, el viejo y extinto cacique de San Luis Potosí, decía que la moral era un árbol que daba moras o servía para una chingada. Luego de 80 años, el cínico aforismo pareciera el dogma de la clase política (Ejecutivo, Legislativo y Judicial).

Frente a ese terrible panorama, los grillos se quejan: no hay participación ciudadana, el pueblo ya no le cree a nadie, la inconformidad y la rebeldía aumentan, algo que hizo ver Carlos Montemayor, hoy tan recordado pero no escuchado ni mucho menos leído a plenitud.

jamelendez44@gmail.com

Fuente: Contralínea 173, 14 de marzo de 2010

Más sobre este tema:

  1. Niños, a merced de delincuentes en la web
  2. Niños migrantes bajo la ley del patrón
  3. Justicia subrogada
  4. Ayudemos a los niños para que venzan el cáncer
  5. Guerra de Calderón: 110 niños muertos, 3.7 mil huérfanos
Martes, 16 de Marzo de 2010 12:03 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Aniquilando a la niñez

Serie - El Vértigo de los Payasos - Allan Mc Donald - Humorista político hondureño

BOLIVIA

Trabajo infantil indígena y descolonización

Editorial

Diecisiete millones de niños indígenas trabajan en América Latina en labores agrícolas, y en el área urbana se desempeñan en actividades domésticas, en construcción y como vendedores ambulantes, según datos de la OIT y Unicef. La temática fue abordada en el Encuentro Latinoamericano: Pueblos indígenas y gobierno: hacia una protección efectiva de los derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas en situación de trabajo infantil por abolir. De la declaración a la acción, en Cartagena de Indias, Colombia.

En la cita participaron unos 260 representantes de entidades gubernamentales y comunidades indígenas. En la oportunidad, la oficina de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha presentado, junto con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y la Fundación para la Educación en Contextos de Multilingüismo y Pluriculturalidad (Funproeib Andes), el Atlas sociolingüístico de pueblos indígenas en América Latina, un análisis lingüístico y sociocultural para Latinoamérica.

Realizado del 8 al 10 de marzo, el encuentro logró, según las versiones de prensa que se difundieron al respecto, un gran consenso entre gobiernos y organizaciones indígenas para impulsar planes de trabajo conjunto por la niñez de América Latina. El Centro de Formación de la Cooperación Española fue el escenario donde los participantes evaluaron las consecuencias del trabajo infantil y coincidieron en clasificar la exposición a situaciones de violencia, el deterioro de la salud física y emocional, la discriminación, el riesgo de extinción y la pérdida de identidad cultural, entre las más importantes.

Los participantes también analizaron la relación entre la explotación laboral infantil y los problemas de la educación actual, advirtiendo que las propuestas educativas para los pueblos indígenas carecen de la cobertura, la pertinencia y la calidad adecuadas a las necesidades de sus comunidades.

Admitieron incluso que en muchas ocasiones estos programas llegan a convertirse en expulsores de los propios estudiantes. Otro de los ejes del análisis se centró en la necesidad de implementar políticas públicas diferenciales para prevenir y erradicar la explotación laboral infantil. A juicio de los asistentes, la ausencia de tales políticas ha hecho que la problemática se aborde de manera incompleta y muchas veces inoportuna, y por ello insistieron en la necesidad de establecer mecanismos de prevención y protección para los niños explotados laboralmente, partiendo de la garantía de los derechos y los de las familias.

El encuentro fue resultado de un esfuerzo de concertación promovido por nueve organizaciones internacionales relacionadas con la temática del trabajo y la infancia. (Con datos de Adital y Servindi)

Publicado en CAMBIO - periódico boliviano

Lunes, 15 de Marzo de 2010 13:13 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

LA TRATA DE NIÑOS ASECHA EN HAITÍ

Unicef denunció el robo de 15 niños de los hospitales de Haití

Jean Claude Legrand, del cuerpo de protección infantil de la organización, aclaró que "ninguno era huérfano". Aseguran que cayeron en redes de trata de personas. La situación puede empeorar.

Unicef lo advirtió y se cumplió. "Lamentablemente constatamos el rapto de 15 niños en diferentes hospitales de Haití y sospechamos que fueron secuestrados por redes de trata a través de Santo Domingo", denunció Jean Claude Legrand, del cuerpo de protección infantil de la organización humanitaria. "Ninguno era huérfano", aclaró en reiteradas ocasiones.

En conferencia de prensa, el funcionario afirmó que tienen "evidencias" de esos raptos y que temen el robo de chicos se multiplique. "Las redes existían previamente en Haití y eran bastante activas, raptando niños y entregándolos al mercado internacional de adopciones. Lo que ocurre siempre es que cuando hay una catástrofe, las redes tratan de aprovecharse de la fragilidad del Estado y de los sistemas de control", explicó Legrand.

"Las adopciones ilegales ya existían en Haití desde antes del terremoto y esta situación se agravó luego del sismo", coincidió Tamar Hahn, la oficial de comunicaciones de Unicef para América Latina y el Caribe.

Para evitar que la escabrosa práctica se extienda por la isla caribeña, Unicef puso en marcha todos los mecanismos de alerta disponibles para evitar que estos secuestros se produzcan. La primera medida fue acondicionar y organizar los campamentos de refugiados para recibir a todos los niños no acompañados. Hasta el momento más de 2.000 chicos son auxiliados, aunque esperan llegar a 4.000.

Una vez a salvo, Legrand aseguró que la tarea más ardua es comprobar que no tienen padres y buscar a sus familiares. "En Haití las familias son extensa y estoy seguro de que habrá familiares de esos niños que querrán adoptarlos". Andrés Franco, de Unicef Argentina, detalló a Crítica de la Argentina que la búsqueda de familiares es proceso lleva un tiempo mayor. "Hay brigadas policiales establecidas para proteger a estos niños y niñas, con un despliegue en el aeropuerto y en la frontera”, precisó.

El Fondo de Naciones Unidas para la Población recordó que antes del terremoto, Haití era el país del mundo más peligroso para que una mujer diera a luz, una situación que se ha agravado tras la catástrofe. Se calcula que hay 63.000 mujeres embarazadas que darán a luz en las próximas semanas, 7.000 de ellas solas.

Pero las preocupaciones de las autoridades de Unicef no culminan en los niños no huérfanos secuestrados en hospitales. Legrand denunció que también activaron mecanismos de protección de chicas jóvenes que trabajan como empleadas domésticas y que pueden ser susceptibles de caer en manos de las redes de trata de personas. "Son jóvenes muy vulnerables, que pueden ser presa fácil y debemos protegerlas", agregó.

ADOPCIONES POLÉMICAS. A pesar del inmeso gesto de cariño de cientos de personas dispuestas a adoptar a un niño haitiano, Unicef lo desaconseja. Andrés Franco, representante de Unicef Argentina, explicó a este medio: “Se trata de un punto muy sensible, en el cual siempre debe primar el interés superior de estos niños que han sido separados de sus familias. Nosotros estamos trabajando para identificarlos, visitando hospitales y calles, y los llevamos a lugares de resguardo para evitar que sean traficados”. Más de 500 familias argentinas ya mostraron su interés en hacerlo.

La de Unicef no es la única traba con la que se encuentran los voluntarios adoptadores. Según reveló Crítica de la Argentina, el principal obstáculo en este momento es la ley de adopción internacional, que impide que se puedan tramitar solicitudes en caso de conflicto bélico o de catástrofe natural. Hasta que el país no tenga una autoridad específica que controle la adopción, o hasta que no se den las garantías adecuadas para ello y no se respete el interés del menor, las adopciones quedan suspendidas, a menos que se hubieran gestionado antes del terremoto. La norma se basa en la dificultad que existe a la hora de verificar la situación personal y familiar de aquellos niños que parecen desamparados.

Viernes, 22 de Enero de 2010 11:32 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos Hay 1 comentario.

LA CULPA LA TIENE EL CHANCHO Y EL QUE LE DA DE COMER ES SU CÓMPLICE

La derecha en el centro- 

Martes, 12 de Enero de 2010 12:20
“la culpa la tiene el chancho; y el que le da de comer, es su cómplice”
(aforismo implicado)




Suspenderán la comida de 3 millones de chicos por la deuda
Los proveedores de los comedores escolares bonaerenses decidieron no entregar las viandas a partir del 1º de marzo próximo, según informó a través de un comunicado la Asociación de Prestadores de Servicios de Comedores Escolares de la Provincia.
Además, anunciaron que más de un millón de chicos que asisten a los colegios que mantienen actividades en verano ya se ven afectados por la falta de distribución de comida. El motivo de la medida es la deuda que tiene el gobierno provincial, que estimaron en unos 400 millones de pesos por los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre. La decisión de los proveedores de comedores escolares afecta a unos 10 mil establecimientos educativos, según estimaron desde la asociación que los núcleo” Al no poder cobrar la deuda que mantiene el gobierno provincial desde septiembre hace imposible la compra de alimentos para distribuir una comida nutritiva entre los casi 3 millones de chicos que concurren a las escuelas públicas y que en muchos casos es el único plato de comida del día”, aclararon desde la entidad.
El presidente de la asociación, Hector Acevedo, dijo que “seguiremos en la lucha para que los pibes tengan su plato de comida y para que las autoridades aumenten de 2 a 5 pesos el plato de comida en la Provincia, que en Capital Federal tiene un valor de 7,80”.  
(Diario Hoy - La Plata - 07-01-10)

Viernes, 15 de Enero de 2010 15:19 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Humoristas gráficos unidos para denunciar la dura realidad de chicos de la calle

30 minutos

Buenos Aires, 27 nov (EFE).- Los más destacados humoristas gráficos de Argentina se reúnen en una exposición que busca representar con una mirada diferente una de las realidades más difíciles del país, la de los chicos cuyo único hogar es la calle.

Cuarenta obras, cuarenta puntos de vista sobre una misma problemática, la de "Los pibes de la calle", componen esta muestra, que abre hoy sus puertas en Buenos Aires, y en la que han participado Caloi, Crist, Daniel Paz, Jorh, Tute y Kappel, entre otros muchos humoristas gráficos.

La mayor parte de los dibujantes han optado por representar a los chicos en situaciones cotidianas, en las que cualquier persona que visite el país puede encontrarlos: pidiendo dinero, durmiendo en la calle, hurgando en la basura, trabajando de cartoneros o en pasos de peatones, tratando de conseguir una moneda mediante juegos malabares o cualquier tipo de entretenimiento rápido para los conductores.

"Basta caminar por cualquier ciudad del mundo y los pibes de la calle están. En los países del primer mundo, en todos lados. Son los invisibles", explicó a Efe el organizador de la muestra, Hugo Quintana, secretario general de la Asociación de Personal de Organismos de Control de la Nación (APOC).

"Por pudor, por dolor, no vemos a los chicos. Y es un mal que está cada día peor, porque cuando nos acostumbramos a verlos como parte del paisaje ya no sentimos ni dolor", señaló Quintana, quien dijo que el objetivo de la muestra es "que la gente vuelva a ver lo que hasta ahora era invisible".

El secretario general de la asociación consideró que "el arte, de alguna manera, fija realidades que no se pueden decir con palabras" e instó a la clase política "a que presenten proyectos conducentes a erradicar esto de la forma más rápida posible".

"Se puede, lo han hecho algunos países, sólo hay que tener decisión política y un poco de corazón", añadió.

En su opinión, la sociedad argentina tiene una mirada "entre dolorosa y apática, y ve la amenaza en los chicos de la calle y no la humanidad", lo que hace que se convierta en un país colmado de "robots, en gente sin corazón, en una sociedad bastante deleznable".

Para erradicar esta situación, los humoristas juegan en sus ilustraciones con frases punzantes como "¿Y si alguna vez tuvieras una infancia, a qué te gustaría jugar?", una pregunta que ponen en boca de un niño que duerme en la calle entre cartones.

Otra de las imágenes ilustra a un pequeño de clase media preguntando a su padre: "Mira, papi, esos chicos no se pusieron alcohol en gel", en alusión a dos niños de la calle que buscan comida entre las sobras de la basura en la puerta de un restaurante.

Para el popular Carlos Loiseau, más conocido como Caloi, que trabaja para el diario Clarín, lo que pretenden él y sus colegas es "mostrar, a través de una mirada digerible, una realidad absolutamente dura como es ésta de los chicos de la calle", explicó a Efe.

Su hijo y también humorista gráfico, Juan Matías Loiseau, Tute, dibujante del diario La Nación, cree que con el humor "se pueden decir muchas cosas y no ser ni solemne ni hiriente".

Bajo su punto de vista, el humor es la vía más indicada para concienciar a la sociedad porque "es popular, llega con mucha más facilidad a la gente que cualquier otra cosa, tiene mucho más impacto".

Junto a la exposición, se ha editado un catálogo homónimo en el que las ilustraciones acompañan extractos de la Declaración de los Derechos del Niño, que, como se puede observar con un sólo vistazo a las imágenes, no se cumplen.

Sólo en Buenos Aires, cerca de 11.000 personas viven en las calles, entre ellas 3.000 menores de 16 años, según datos de la organización humanitaria Médicos de Mundo revelados en junio pasado.

Viernes, 27 de Noviembre de 2009 14:54 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

20 años de la Convención de los Derechos del Niño

ENTREVISTA A SUSANA VILLARAN, PERUANA, INTEGRANTE DEL COMITE DE DERECHOS DEL NIÑO DE NACIONES UNIDAS

“Hacen aparecer a los chicos como criminales”

La experta vino al país para ver el cumplimiento de la Convención por los Derechos del Niño, a veinte años de su sanción. Cuestiona la estigmatización de los jóvenes, reclama la sanción de una ley penal juvenil y propone políticas preventivas.

Por Mariana Carbajal
/fotos/20091120/notas/na21fo01.jpg
“Los gobiernos locales tienen que abrir casas de juventud, con políticas recreacionales, culturales.”

“La mayor parte de los problemas que tienen los chicos con la ley penal son infracciones menores, pero los hacen aparecer como los grandes criminales”, advierte Susana Villarán. Es peruana, especialista en seguridad ciudadana, activista por los derechos humanos e integrante del Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas. Villarán vino a la Argentina en visita no oficial para ver el cumplimiento en el país de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, al cumplirse 20 años de su aprobación en el seno de la ONU. En una entrevista con Página/12, señaló las principales asignaturas pendientes, entre ellas la sanción de una ley de responsabilidad penal juvenil, y describió experiencias exitosas de reducción de la participación adolescente en el delito. “Los gobiernos locales son los que tienen que trabajar en esto, abriendo casas de juventud, con políticas recreacionales, culturales, para hablar el lenguaje de los jóvenes a través de propuestas creativas, donde ellos se sientan parte de la solución y no siempre el problema”, recomendó.

Villarán estuvo con niños, niñas y adolescentes del conurbano en un acto en la Cancillería y también viajó hasta Jujuy para encontrarse con chicos migrantes bolivianos. Llegó a Buenos Aires invitada por el Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia y Save the Children, entre otras organizaciones de la sociedad civil, en el marco del vigésimo aniversario de la CIDN, que se celebra hoy. “Por un lado estamos festejando, pero es una conmemoración que nos trae a la mesa en cada país cuáles han sido las recomendaciones del Comité al Estado para el efectivo disfrute de los derechos de niños y niñas”, señaló Villarán. Las últimas recomendaciones a la Argentina fueron realizadas en 2002. Actualmente, el Gobierno ya presentó un nuevo informe oficial, que será contrastado con un informe alternativo elaborado por el Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia, que reúne a ONG especializadas. En junio la situación argentina será analizada en una sesión del Comité, en Ginebra.

Villarán es, además, presidenta del Instituto para la Seguridad Ciudadana (ISC) en el Perú e integrante del Advisory Board of the Academy on Human Rights and Humanitarian Law at American University’s Washington College of Law. Y feminista.

No es la primera vez que viene a Buenos Aires. Está impactada por el estado de salud de Rubén Carballo, el adolescente de 17 años que quedó en coma tras concurrir a un recital de Viejas Locas donde hubo represión policial (ver página 19). “El Comité de Derechos del Niño hizo una recomendación muy clara en este aspecto: se debe capacitar a la policía, investigar y sancionar los casos de violencia institucional. Donde hay impunidad, hay repetición crónica”, advirtió.

–¿Cuáles son las asignaturas pendientes de la Argentina en materia de niñez?

–Hay problemas estructurales que se arrastran desde la época de la última dictadura militar. Por ejemplo, la Justicia penal juvenil. La norma vigente no contempla las garantías mínimas que debe tener todo niño o niña cuando comete infracciones. En ese sentido, el Comité, en su informe de 2002, planteó una profunda preocupación.

–Hay un proyecto consensuado en el Senado, que fue aprobado en general y podría tratarse la semana próxima en particular. Establece la privación de libertad como último recurso y en el caso de delitos gravísimos, pero baja la edad de imputabilidad de 16 a 14 años.

–En su observación general Nº 10 sobre justicia penal, el Comité plantea una edad mínima de 12 años. Pero inmediatamente aclara que no quiere decir que los Estados en los que esté fijada en 16 o 18 años puedan reducirla. La posición oficial del Comité es no bajarla. Por muchas razones: porque los niños y niñas requieren de una protección integral de medidas alternativas a la privación de libertad, socioeducativas, de justicia restaurativa, diversas medidas que están dando resultados espectaculares en el sentido de que los infractores no reinciden.

–¿En qué consiste la justicia restaurativa?

–Es una nueva filosofía cuando se habla de niñas y niños que infringen la ley. Consiste en poner mucho acento en la prevención, en lo comunitario, en la familia y en la escuela, es decir, evitar que el niño que está en riesgo de cometer un delito lo cometa. Aclaro que se es niño hasta los 18 años, independientemente de lo que diga la ley. Si comete una infracción, en justicia restaurativa el niño puede, por un lado, asumir su responsabilidad, que es lo que todos queremos para dejar de lado esa sensación de impunidad, y por otro, reparar a la víctima, pero no es castigado con la privación de la libertad sino a través de una serie de medidas como servicios comunitarios o educativos. La mayor parte de los problemas que tienen los chicos son infracciones menores y los hacen aparecer como los grandes criminales. La participación de los niños en los homicidios, las violaciones y los secuestros es minoritaria. Pero la percepción ciudadana es que la gran mayoría de los crímenes en las calles es cometida por chicos y chicas. Entonces, hay una criminalización de los niños y una consecuente política de represión contra ellos, un llamado a bajar la edad de responsabilidad penal y a abrir más cárceles para privarlos de la libertad. Esta es la perspectiva que vemos.

–Hizo una radiografía de lo que sucede cada vez que hay un hecho violento que los medios de comunicación masiva se encargan de amplificar.

–Es una tendencia regional. En Centroamérica, donde están las maras y donde hay una actividad delictiva mayor y más letal, sigue siendo una minoría de niños los que infringen de manera severa la ley penal. ¡Qué cosa! Como no somos capaces de darles oportunidades, como nos dan tanto miedo, los castigamos. La sociedad no se reconoce en ellos, no se reconoce en sus hijos. ¿Cuántos niños existen privados de su libertad que no han cometido ninguna infracción sino que están en una situación de desventaja social por discriminación, por pobreza, por exclusión? Hay muchísimos en Buenos Aires y en el resto del territorio argentino.

–¿Cómo se debe trabajar desde la prevención?

–Una de las recomendaciones del Comité a la Argentina es clarísima: estudiar el problema de la violencia doméstica, extender el registro de casos, que se judicialicen con apoyo especial a los niños víctimas. El tema de las familias violentas, expulsoras, requiere de políticas sociales de prevención y de atención y recuperación de las víctimas. Otro problema es el de la educación: la escuela no retiene a los niños, ha bajado su calidad, los aburre y no les da respuestas a las preguntas que se están haciendo, que tienen que ver con la generación de oportunidades. Los gobiernos locales tienen que abrir casas de juventud, con políticas recreacionales, culturales, grafitteros, para hablar el lenguaje de los jóvenes a través de propuestas creativas, donde ellos se sientan parte de la solución y no siempre el problema.

–¿Hay experiencias exitosas?

–La recuperación de espacios públicos, bien iluminados, para los niños, adolescentes y jóvenes en Medellín y Bogotá ha sido fundamental. Otras medidas importantes consisten en iluminar las calles para evitar el riesgo y también prevenir la microcomercialización de drogas. Luego, darles oportunidades para que se expresen en todas esas formas de voluntariado social que son tan importantes y que los jóvenes están buscando y nadie se las ofrece. Son iniciativas que, está medido, bajan la criminalidad.

–¿Se está considerando a los niños y niñas sujetos de derecho como marca la Convención?

–Es la gran pregunta a 20 años de su aprobación. Se ha abierto una gran conciencia de que los niños tienen derechos. Y los niños están crecientemente tomándolo en serio. En el Comité tenemos el privilegio de ver en distintos países organizaciones de niños, niñas y adolescentes que promueven y defienden sus derechos en la escuela, en los barrios. Este ha sido el cambio más importante.

 

Fuente: Pagina 12

Viernes, 20 de Noviembre de 2009 10:34 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

21 mujeres y niños mueren cada día por causas evitables

Mientras se siguen pagando marchas a favor del gobierno, usan aviones para llevar los diarios al matrimonio K hasta el Calafate, pagan para retransmitir fútbol todo el día, y varios delirios hollywoodenses, la vida no logra ganarle la batalla a la muerte en el 70% de los casos, en nuestro país....

Cada día mueren 21 mujeres y niños por causas evitables

Dura advertencia de expertos sanitarios

Por año mueren en Argentina 333 mujeres durante el embarazo, parto y puerperio, y 11.000 nenes menores de 5 años, de los cuales 6.000 son recién nacidos. Investigaciones nacionales demuestran que al menos dos terceras partes de estas muertes son evitables, es decir, 7.600 mujeres y niños podrían salvarse y sobrevivir: 21 por día. Asustados por esta realidad, diez destacados organismos dedicados a la salud y temas sociales formaron una alianza para promover acciones nacionales tendientes a mejorar la salud de las madres y sus hijos. Hablan de pobreza, de falta de información y educación, pero también reclaman políticas de Estado y denuncian falencias en los servicios de salud.
ASUMEN (Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién nacido y Niño) se presenta mañana en sociedad con una jornada de concientización. Está formada por la Academia Nacional de Medicina (ANM), la Asociación Argentina de Perinatología (ASAPER), la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires (SOGIBA), el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES), la Federación Argentina de Enfermería (FAE), la Federación de Obstétricas de la República Argentina (FORA), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). "Un grupo de científicos nos unimos con gran preocupación por el alto nivel de mortalidad materna (MM) e infantil (MI). Entre el 60 y 70 % de estas muertes son evitables –dice Bernardo Chomski, de SOGIBA–. Si aumentaran los controles durante el embarazo se evitarían muchas muertes, pero el 98% de las muertes de los recién nacidos se da a nivel institucional. Es decir, mejorando la atención en ese nivel se podrían evitar muchas más muertes. Las condiciones sociales son determinantes, pero la accesibilidad y la calidad del servicio lo son aún más". Compara Argentina con Canadá, país cuatro veces más grande. Allí, dice Chomski, hay 30 unidades de cuidados intensivos neonatales, mientras que aquí hay 900 ("el 90% no tiene elementos para un parto seguro"). Sin embargo, la mortalidad infantil allá es 6 por mil y acá 13.3. Conclusión: hay gran dispersión de recursos económicos, humanos y tecnológicos.

Otra preocupación de Asumen es que Argentina no cumplirá los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En 2000, Naciones Unidas congregó en la Cumbre del Milenio a 189 representantes de Estado para que reflexionaran sobre el destino de la humanidad. Cada país asumió compromisos para 2015. Argentina firmó Reducir la Mortalidad en la Infancia a menos de dos dígitos y Mejorar la Salud Materna: bajarla a 13 por cien mil. Ahora es 44 por cien mil. "Las dos terceras partes de la MM y MI son reducibles. La meta que se fijó al 2011 es llegar a un dígito la MI y reducir la MM de 44/100.000 a 33/100.000. Con respecto a los objetivos del Milenio creo que podremos cumplir con lo referente a MI y será más difícil cumplir la meta de MM, pero hay que trabajar para lograrlo, no sólo tiene que ver con la salud, es multifactorial", dice Ana Speranza, directora nacional de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud. "No es un tema coyuntural de este gobierno. Se necesitan políticas de Estado. Por eso, distintas sociedades científicas queremos poner en foco este tema, y que se instale en la sociedad", explica Analía Messina, de Sogiba. ¿Por qué se mueren tantas mujeres embarazadas o en el parto? "El 30% muere en prácticas de abortos en condiciones no sanitarias. Muchas por infecciones y hemorragias, y el resto por hipertensión. No hay controles durante el embarazo, o se llega con hemorragias a centros de salud donde no hay bancos de sangre o no es segura". Messina agrega un dato estremecedor: un chico que pierde a su mamá tiene cinco veces más posibilidades de morir durante el primer año de vida.
Miguel Larguía, de la ANM, habla de los criterios para reducir muertes neonatales: el 34,2% es reducible por diagnóstico y tratamiento oportuno durante el embarazo, el 12% por diagnóstico y tratamiento oportuno en el recién nacido, y el 9,8% por diagnóstico y tratamiento oportuno en el parto.
Desde el CEDES, Mariana Romero habla de determinantes sociales (mujeres que no consultan, que no tienen plata ni medios para movilizarse), y también del conocimiento: "La evidencia existe, pero no se usa o no se implementa".
El objetivo de Asumen es claro: crear un sistema médico de calidad con equidad. Todos tienen derecho a salud de calidad.

Clarín - 12-11-09


Cómo evitar las muertes evitables

Una serie de entidades médicas y científicas, junto con Unicef y la OPS, constituyeron una alianza para instalar en la agenda política el problema de las muertes de madres, recién nacidos y niños. Gisela Pardo, un caso emblemático.

Por Mariana Carbajal

Gisela Pardo murió en Mendoza a pocos días de parir su tercera hija. Tenía 24 años y la ilusión de ver crecer a su prole. Una infección que no fue atendida a tiempo en el Hospital de Malargüe la sumó a la larga lista de mujeres que mueren en la Argentina por causas evitables, vinculadas con la gestación. “La muerte de Gisela era evitable con una buena atención en el parto y una buena evaluación durante el puerperio”, reconoció Mirella Puzollo, jefa del Departamento de Obstetricia del Ministerio de Salud de Mendoza. El caso es emblemático: deja en evidencia fallas en el sistema de salud que impiden la reducción de las elevadas tasas de mortalidad materna e infantil en el país. El Hospital de Malargüe no cuenta con terapia intensiva ni banco de sangre, tiene un laboratorio, pero carece de un bioquímico que analice las muestras, describió Puzollo. Con el objetivo de instalar en la agenda política esta problemática, en un hecho inédito en el país, entidades médicas y científicas junto con Unicef y la OPS constituyeron la Alianza Argentina para la Salud de la Madre, Recién Nacido y Niño (Asumen), que hoy se presentará en sociedad.

Es llamativo, pero todavía el Ministerio de Salud no dio a conocer las estadísticas de mortalidad materna ni infantil correspondientes a 2008. Los últimos datos son de 2007. Ese año se registraron 44 muertes de mujeres relacionadas con el embarazo, el parto y el puerperio cada 100 mil nacidos vivos. Uno de los fallecimientos fue el de Gisela, que ocurrió en mayo de 2007, a los pocos días de dar a luz a Camila. “Casi un tercio de la mortalidad de mujeres por gestación se debe a consecuencias de abortos inseguros, realizados con métodos precarios”, apuntó la investigadora Mariana Romero, del Centro de Estudios Estado y Sociedad (Cedes), una de las instituciones académicas que integran Asumen. La mortalidad infantil, en tanto, en 2007 fue de 13,3 menores de un año cada 1000 nacidos vivos. Ese año fallecieron 9300 chicos de menos de un año. Si se toma a los niños menores de 5 años, la MI ascendió a 15,6 por 1000: en 2007 fallecieron 1612 chicos de 1 a 4 años. “El 60 por ciento son muertes evitables”, indicó Bernardo Chomski, coordinador de la jornada que hoy realiza Asumen para analizar el problema, y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría, una de las entidades médicas que forman esta alianza. Chomski, ya jubilado, fue jefe de Neonatología y de la División Pediatría del Hospital Argerich.

En diálogo con Página/12, explicó el surgimiento de Asumen: “Estamos preocupados por el lento descenso que viene teniendo la mortalidad materna e infantil. La Argentina asumió el compromiso de reducir ambos indicadores para 2015 en el marco de los Objetivos del Milenio (ODM). A este ritmo es difícil que alcance las metas. Aunque si las cosas se hacen bien, se podrían cumplir”, opinó. Bajar la MM a 13 por 100 mil nacidos vivos y la infantil a 8,5 cada 1000 nacidos vivos, son los ODM asumidos por el gobierno ante la ONU. En las últimas dos décadas, la MM se mantuvo casi estable. En 2007, la MI experimentó un aumento (en 2006 había sido de 12,9) y se cortó una tendencia histórica hacia la baja, que sólo se había alterado luego de la crisis de 2001. La Argentina tuvo el descenso de la mortalidad materno-infantil más lento y problemático de la región, según analizan en Unicef.

Maternidades

En Asumen evalúan que uno de los problemas para bajar ambos indicadores está vinculado con el sistema sanitario. “Hay una enorme dispersión de recursos humanos y tecnológicos, lo que hace que la atención sea ineficiente. Proponemos la regionalización y la concentración”, señaló Chomski. Como ejemplo, mencionó el elevado número de maternidades públicas que existe en el país que atienden una muy baja cantidad de partos cada año. “De un total de 989 maternidades, el 78 por ciento atiende menos de 500 partos anuales. Está estudiado que para que una maternidad resulte eficiente tiene que atender un promedio de 4 mil a 5 mil partos al año. Esa cantidad de pacientes hace que la inversión resulte eficiente. Con tanta dispersión no podemos concentrar recursos altamente calificados para atender los cuadros graves”, consideró. Hoy serán analizadas las causas que contribuyen a mantener las tasas altas en el encuentro que tendrá lugar en el Centro de Docencia y Capacitación Pediátrica Carlos Gianantonio. Participarán representantes de todas las instituciones que integran Asumen, entre ellas la Academia Nacional de Medicina, la Asociación Argentina de Perinatología, la Federación Argentina de Enfermería, la Federación de Obstétricas de la República Argentina, la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires, Cedes, la Organización Panamericana de la Salud y Unicef.

Atención tardía

Gisela era ama de casa. Vivía con su pareja, Pablo, y sus dos hijas, en un departamento en el fondo de la casa de sus suegros, en Malargüe. En su historia clínica dice que tenía primaria completa. El embarazo de su tercera hija, Camila, lo controló en una sala de atención primaria. Pero el parto, como el de sus otras hijas, lo tuvo en el Hospital de Malargüe. Camila nació el 17 de mayo de 2007. Fue un jueves. El sábado le dieron el alta. “Gisela volvió a su casa y se empezó a sentir mal. Aparentemente le habían quedado unos restos de placenta en el útero. Le dio fiebre”, recordó su hermana, Jessica, de 33 años. Dice que consultó en la salita, donde le hicieron algunos estudios. Recién una semana después la mandaron a internar al hospital, con síntomas de infección. “Tenía tos y dificultades para respirar”, siguió Je-ssica. El cuadro –recordó– se agravó hasta que decidieron hacerle un legrado en el que le perforaron el útero. “Sufrió un paro cardiorrespiratorio y la trasladaron al Hospital Schestakow de San Rafael. La internaron en la terapia intensiva con una infección avanzada. Los médicos decidieron extirparle el útero y, luego de la intervención, murió por una falla multiorgánica”, detalló. El Schestakow es un centro de alta complejidad: es el hospital para derivaciones más cercano a Malargüe. Está a dos horas de viaje en ambulancia. El Hospital de Malargüe atiende un promedio de 400 partos al año. No siempre tiene anestesistas o médicos pediatras, comentó Puzollo, quien se desempeñaba como jefa de Area de Obstetricia del Schestakow en 2007. “La muerte de Gisela era una muerte evitable con una buena atención en el parto y una buena evaluación durante el puerperio”, consideró la jefa del Departamento de Obstetricia del Ministerio de Salud de la provincia de Mendoza.

La especialista en Salud de Unicef, Zulma Ortiz, comentó: “Podríamos quedarnos con la idea de que el legrado provocó la muerte de Gisela, pero esa mirada sería muy simplista e ignoraría que ninguna intervención por sí sola puede abordar la diversa gama de causas de muerte materna, y que se requiere una multiplicidad de intervenciones. Pero, claro, que estén disponibles en tiempo y en forma. No podemos transmitir a la sociedad el mensaje erróneo de mala praxis o inadecuada atención. Se trata de entender de que en la medida en que no se garanticen estas condiciones, es mejor no contar con un servicio que luego no podrá resolver el problema”.

 

 

“Se necesita apoyo político”

Mariana Romero es médica e investigadora del Conicet y del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes).

–¿Se puede bajar la mortalidad materna en la Argentina y cumplir con los Objetivos del Milenio? –le preguntó Página/12.

–Dado el nivel de la mortalidad materna hoy sólo estrategias articuladas y con gran apoyo político podrían marcar una diferencia hacia el cumplimiento del ODM 5 (Mejorar la salud materna) y su meta de reducir en tres cuartas partes las muertes maternas. Esto significa intervenir fuertemente para prevenir los embarazos no deseados y las complicaciones de los abortos inseguros, mejorar la calidad de la atención de la emergencia obstétrica con recursos humanos que atienden con oportunidad y eficiencia dentro de un sistema de salud que facilita el acceso y está en condiciones de derivar a centros de mayor complejidad cuando es necesario.

–¿Qué medidas debe tomar el Gobierno en ese camino?

–Se debe dar apoyo y visibilidad al Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, tanto en sus componentes de promoción de los derechos como en la provisión de métodos, con consejería integral en salud sexual y reproductiva; se debe fortalecer y monitorear las acciones planteadas dentro del Programa de Mejoramiento de la Calidad de la Atención Postaborto; se debe garantizar la interrupción del embarazo en los casos contemplados por la ley y se deben garantizar las condiciones para atender oportunamente las emergencias obstétricas.

 

Las cifras, los datos

- En Argentina una mujer de cada 530 tiene riesgo de morir por causas relacionadas con la maternidad; en Chile, la probabilidad es significativamente más baja: de una cada 3200, según datos de Unicef.

- En 2007, el 11,7 por ciento de la mortalidad materna ocurrió en menores de 20 años y el 1,3 por ciento en menores de 15 años.

- Hay profundas desigualdades entre provincias. Mientras Córdoba presenta una tasa de mortalidad materna de 15 muertes por 100 mil nacidos vivos, Formosa tiene 133, casi tres veces el promedio nacional. En Chile, la tasa es de 18 por 100 mil nacidos vivos. Uruguay y Costa Rica presentan rangos parecidos, por debajo de 20.

- Cuatro de cada diez maternidades públicas en el país no cuentan con las condiciones obstétricas y neonatales esenciales para atender en forma segura un parto y a un recién nacido, según un estudio del Ministerio de Salud.

- Las peores situaciones se registran en hospitales del NEA, seguidos por los del NOA, pero también hay problemas de insumos y de infraestructura en maternidades de la provincia de Buenos Aires, en la zona norte y sur del conurbano.

- En mayo el Ministerio de Salud lanzó el Plan Estratégico para la Reducción de la Mortalidad Materna e Infantil 2009-2011.

Publicado por Página 12 - (13/11/09)

Viernes, 13 de Noviembre de 2009 10:02 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

La Triple A y los adolescentes

Del siguiente artículo se pueden sacar muchas conclusiones, pero las que me parecen más alarmantes son las que dejan entrever la posibilidad de que fuerzas de seguridad utilicen bajo amenaza a adolescentes para fines inescrupulosos o delictivos.

Alarmante, Aberrante, Anticonstitucional, en síntesis, una Triple A. (Lic. Claudia Santalla)

El problema no es el Angel sino los demonios

Por Horacio Cecchi

Durante buena parte de sus 14 años de vida, para el Estado fue un arreglate-como-puedas. Pero en menos de veinte días, con una ayudita mediática y con información surgida del inefable olfato policial, parece como si hubiera pasado a cargar todas las responsabilidades incumplidas del mundo adulto. Lo llaman el Angel, aunque nadie sabe quién le puso el apodo, sin tomar en cuenta que en la misma jurisdicción al menos hay otro chico apodado del mismo modo. Lo que sí se sabe es quién le cargó encima el impresionante raíd de 60 “causas delictivas”, cuando en realidad sólo existen once denuncias ante la Justicia: las fuentes policiales, alentadas por las señales de mano dura que desde el gobierno bonaerense van arrojando a los repetidores de gacetillas. Ayer, un tribunal de familia platense analizaba el pedido de la Subsecretaría de la Niñez provincial para que el Angel fuera internado compulsivamente en un centro terapéutico, lo que no significa detención ni instituto, porque el tribunal de familia es del fuero civil, y la internación compulsiva es semejante a cualquier internación pedida por un familiar a la Justicia civil en un caso límite.

La medida solicitada, que no es restrictiva de la libertad porque no hay una orden judicial que ordene su detención, intenta ubicar al chico en un centro terapéutico como una medida sanitaria y no punitiva, como lo indican una larga enumeración de leyes provinciales, nacionales, tratados y convenciones y las constituciones provincial y nacional. El chico había abandonado (no fugado, ya que no estaba detenido) el anterior centro terapéutico, lo que revela, según señalan fuentes judiciales, que “hubo una errónea interpretación de la situación real para, sin detenerlo, evitar facilitarle el abandono de una casa con sólo levantar la tranquera”.

La lógica que indica que si hay o hubiera un problema de adicciones y marginalidad en un chico de 14 años, pretender resolver su problema (no el de los políticos) marginándolo en una celda, más que cura suena a castigo.

La pregunta es castigo de qué. Entonces surgen las 60 entradas en comisarías, que lo transforman en un “peligroso delincuente” y que a la larga, si sigue primando la información policial, lo será efectivamente por aquello de la profecía autocumplida, con lo que las fuentes policiales podrán jactarse de que estaban en lo cierto.

El Angel, pese a tener 14 años, no está lejos de esta situación. De hecho, su irrupción en los medios (o la irrupción de los medios sobre él) tuvo lugar con el intento de robo de una moto, en la que podría haber muerto o matado como suele ocurrir en la ley de la calle.

En todo este tránsito de peligrosidades, la sociedad está tan alterada por fuentes/medios/gobernantes que pierde la posibilidad de preguntarse lo que ocurre. Si hay 60 “causas en comisarías”, y a la Justicia sólo llegaron once, el problema no es el Angel sino el demonio que se lo transfiere. El Angel es a esta altura un instrumento para declamar por la baja de edad de imputabilidad, el regreso de los retrógrados e inservibles edictos policiales, y la mano dura contra todo lo que no sea una 4x4.

¿Por qué las comisarías no revelan las 60 “causas delictivas en comisarías” a la Justicia y sin embargo las susurran a los medios? Porque es ilegal la detención policial. Las detenciones por averiguación de antecedentes fueron derogadas por inconstitucionales. El lobby policial de todos modos obtuvo el DAI, demora por averiguación de antecedentes, pero que tiene un límite de 12 horas. Un chico o adolescente, menor a los 18 años, no puede ser mantenido en una comisaría por más de medio día sin informar a los padres y a la Justicia. En ese marco, el proyecto de ley de la senadora oficialista Edda Acuña, con media sanción en el Senado y al borde de su aprobación en Diputados, es uno de los reclamos del lobby policial que permitiría retener en una celda a un chico por infinidad de motivos que no se compadecen con la averiguación de identidad, tecnología informática mediante. En todo caso, de ser cierta la dificultad, el Angel estaría cargando otra culpa y castigo, esta vez por la ineficiente burocracia estatal que puede digitalizar las huellas dactilares pero es incapaz de averiguar la identidad de un chico que supuestamente ingresó en la comisaría sesenta veces.

Como demostración de políticas, el Angel no está encarnando por sí solo sino que es el visible de turno. En septiembre pasado, el defensor del fuero juvenil platense, Julián Axat, presentó una denuncia para investigar a la comisaría 1ª de La Plata, citando notas periodísticas en las que se mencionaba que “Josecito tendría ‘43 ingresos en la comisaría’ producto de una larga secuencia de ‘caídas’ desde el año pasado a la fecha”. Axat señaló en su denuncia que la cifra no se condice con los trámites judiciales reales iniciados. Y que la diferencia, grosera, casi 40, son intervenciones policiales no informadas a la Justicia por averiguación de identidad y lo que la jerga policial denomina como “entrega menor”, que consiste en llevarlo a su casa.

La peligrosidad adolescente no es propiedad de la Bonaerense. En la Capital, el caso de Piki reveló en julio pasado, que la práctica es en toda jurisdicción y que la peligrosidad se construye con palabras, sigilosamente, hasta que la víctima está en condiciones de creerse victimario y justificar su castigo.

hcecchi@pagina12.com.ar

Publicada por Página 12 - 12-11-09

Jueves, 12 de Noviembre de 2009 10:38 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

UN BURRO valor 15 NIÑAS

La siguiente es una publicación del año 2008 - pero vale la pena refrescar su información

15 niñas en pago por un burro

Dos clanes de Pakistán resuelven con matrimonios forzados ocho años de disputas

GEORGINA HIGUERAS - Madrid - 08/06/2008- El País.com

 

Pakistán, pese a ser uno de los pocos países del mundo capaz de fabricar armas nucleares, sigue socialmente anclado en el feudalismo más arcaico. Muchas de sus tribus valoran más a los animales domésticos que a las mujeres, como ha puesto de manifiesto la decisión adoptada por un consejo de notables locales (yirga) de la provincia de Baluchistán de saldar una vieja disputa entre clanes con la entrega de 15 vírgenes de entre tres y 10 años de edad.

El enfrentamiento lo desató hace ocho años un perro del clan de los qalandari, que mordió a un burro de los chakrani. El can debía de tener rabia y el asno murió. Desde entonces, estos dos clanes se han enzarzado en una pelea sin sentido que ha costado la vida a 13 personas: 11 qalandaris y un hombre y una mujer chakranis. La yirga pretendía con su intervención acabar con el derramamiento de sangre para lo que recurrió a su más ancestral sentencia: el ofrecimiento de impúberes en matrimonio sin tener en cuenta la edad de los hombres con los que se desposarán.

Los dos clanes pertenecen a la tribu bugti, una de las 130 tribus que pueblan el indómito territorio baluchistano, donde cinco grupos armados se disputan con el Ejército de Pakistán el control de las enormes reservas de gas de esta provincia, la mayor del país (347.190 kilómetros cuadrados), la menos poblada (10 millones de habitantes) y la más atrasada.

El veredicto de la yirga se ajusta al dictado en 2002 por el entonces jefe de la tribu Nawab Akbar Jan Bugti, quien para apagar el desenfreno de muertes organizado por los chakrani tras el fallecimiento de su burro, multó a éstos con el pago de cuatro millones de rupias (unos 40.000 euros) y la "entrega en matrimonio de una niña por mes". Los qalandari, como dueños del perro rabioso, debían pagar una multa de 12.000 euros. Los chakrani no aceptaron.

El asesinato por los servicios secretos paquistaníes de Nawab Akbar Jan Bugti, en agosto de 2006, puso a la tribu, a la que pertenecen unas 200.000 personas, en mayores dificultades. La necesidad de pacificar a sus clanes para tener una estrategia común ante las negociaciones con el nuevo Gobierno democrático paquistaní, llevó a la yirga a reunirse para buscar una solución definitiva al conflicto. De acuerdo con la tradición, optó porque las niñas pagaran la deuda de sangre y sellaran con su sacrificio la reconciliación entre chakranis y qalandaris.

La brutal sentencia, sin embargo, ha levantado ampollas en los sectores más progresistas de Pakistán. El diario Dawn, que se publica en Karachi, la capital financiera del país, fue el que desveló la noticia, el pasado 31 de mayo. Según Dawn, las niñas debían desposarse en su mayoría con hombres mayores de 50 años. En realidad, el trato las convierte en esclavas de los maridos, una situación que viven muchas mujeres paquistaníes, tanto de las zonas tribales como de las zonas rurales de las cuatro provincias del país. Mujeres y niñas forzadas por sus familias a casarse con desconocidos.

Este prestigioso periódico es el medio paquistaní que más lucha contra el feudalismo de la sociedad, a través de la publicación de noticias sobre el pago de deudas de sangre, el tráfico, el maltrato, el secuestro y el asesinato de mujeres y de niños.

Una vez hecho público el veredicto del consejo de notables, la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán ha pedido no sólo la anulación de la decisión, sino también el "inmediato encarcelamiento de todos los que participaron en la yirga y de todos los que estuvieron de acuerdo en pagar con niñas menores por la solución de una deuda tribal".

Tanto la ley religiosa islámica como la ley civil paquistaní prohíben los matrimonios infantiles, tan arraigados en la tradición feudal del país. Según la ley islámica (sharía), las mujeres sólo pueden casarse después de la pubertad, y las de tres a 10 años son impúberes. En cuanto a la ley civil, no permite el matrimonio a menores de 16 años.

Antonia Paradela, portavoz de Unicef en Pakistán, comenta por teléfono desde Islamabad que, desde 2004, esta organización de Naciones Unidas para la infancia, asesora al Gobierno paquistaní en cuestiones legales y que una vez que existen las leyes colabora para que se pongan en práctica. Según Paradela, "lo más positivo" que se desprende del horror de este caso es "la concienciación cada día mayor de la sociedad paquistaní" contra esta barbarie, contra la que en la actualidad luchan numerosas ONG del país, apoyadas por Unicef y otras ONG internacionales de ayuda a la infancia.

En una entrevista mantenida recientemente en Karachi con Musarrat Perveen, coordinadora de Madadgaar -una de las ONG paquistaníes más importantes en cuanto a la defensa de las mujeres y los niños-, indicó que uno de los mayores problemas que enfrentan es el secuestro de menores para venderlas, casarlas o prostituirlas tanto dentro como fuera del país. "Nosotros tenemos registrados 6.886 casos desde el año 2000 pero éstos son los que han trascendido públicamente, lo que supone multiplicar al menos por 10 para saber el alcance real del problema", señaló.

Esa cifra incluye también a los niños, muchos de los cuales son secuestrados para ser vendidos por cantidades que oscilan entre los 300 euros y los 4.000, para ser esclavos en las ricas monarquías y emiratos del golfo Pérsico y, sobre todo, como jinetes de camellos. "Los raptan incluso a la edad de cuatro años, para someterles a un durísimo entrenamiento con el objetivo de que participen en las carreras de camellos. Les dan la mínima dieta alimentaria posible porque cuanto menos pese el jinete y más llore, más corre el camello", indicó Parveen.

El despacho que Syed Sarim Burney tiene en la sede en Karachi de la Fundación Ansar Burney, de la que es su vicepresidente, está repleto de fotos horrendas de mujeres deformadas por la brutalidad de los maridos, los padres o los hermanos. "Una de las prácticas casi habituales en casos de celos", indicó mostrando una fotografía colocada bajo el cristal de la mesa, "es cortarles de un navajazo la nariz para que nadie vuelva a mirarlas".

Burney, especializado en la defensa legal de mujeres maltratadas o encarceladas por delitos cometidos por los varones de la familia, tiene documentados cientos de casos de mujeres asesinadas, quemadas o sometidas a una múltiple violación para, entre otros motivos, pagar por la infidelidad de sus hermanos. Pero pese al horror descrito, al igual que Parveen entonces y Paradela ayer, Burney sostiene que estas prácticas atávicas son cada día peor vistas por la sociedad paquistaní, que exige a sus gobernantes mano dura contra ellas.

Jueves, 22 de Octubre de 2009 17:10 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

POBREZA CERO

Martes, 20 de Octubre de 2009 15:28 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

“Derechos Humanos y Personales e Infancias”

PROGRAMA 

18.00 hs. Palabras de Bienvenida – Guillermo Magi – Rector del CESBA

18.10 hs. Presentación de la Cátedra Itinerante de Derechos Humanos Jacques Maritain – Pedro Pérsico – Director de Cátedra

18.20 hs. Convención de los Derechos del Niño – Gustavo Piazza

18.35 hs. Explotación Laboral de Niñas y Niños

Proyección de audiovisuales – Gentileza de Cooperativa La Alameda

18.50 hs. Niñas y niños esclavos. Acción y defensa contra la explotación – Gustavo Vera – Presidente Cooperativa La Alameda

19.05 hs. Relatos, discursos y representaciones simbólicas del adolescente vulnerable y vulnerado – Sandro Rojas

19.15 hs. Construyendo subjetividades esperanzadoras - Viviana Aragnio

Coordinación y conclusiones: Javier Giangreco

19.30 hs. Receso

19.35 hs. Trata de Personas, Adicciones e infancias

Proyección de audiovisuales

19.55 hs. Trata de Personas – Claudia Santalla

20.10 hs. Esclavitud en el siglo XXI – Ganancias millonarias – Giselle Zarlenga

20.25 hs. La droga en la infancia – P. José María Di Paola – Vic. Episcopal para la Pastoral en Villas de Emergencia.

Coordinación y conclusiones: Marcelo Albornoz

20.40 hs. Preguntas

20.50 hs. Saludo final -  Rodolfo Ayné – Presidente del Instituto Jacques Maritain B.A.

Jueves, 15 de Octubre de 2009 23:48 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos Hay 3 comentarios.

Las poblaciones bajo vigilancia

La siguiente es una entrevista realizada en 2008 y publicada en Voltairenet (22/02/08) a Jean-Claude Paye acerca de las consecuencias para los ciudadanos comunes, del "nuevo orden" instaurado por las legislaciones «antiterroristas»
Traducción: Beatriz Morales Bastos

En diciembre de 2005 los medios de comunicación revelaron que la NSA, una agencia [estadounidense] cuya misión oficial es espiar fuera de Estados Unidos, había sometido a ciudadanos estadounidenses a escuchas electrónicas. Un año más tarde revelaron que la misma NSA había fichado millones de comunicaciones y que la CIA vigilaba todas las transacciones financieras internacionales. En Europa diferentes parlamentos nacionales ya habían establecido y legitimado en medio de la indiferencia general una legislación que impone la retención de los datos personales.

Mientras que en Estados Unidos los medios de comunicación se han hecho eco de este asunto y las organizaciones de defensa de las libertades individuales han hecho campaña contra estas disposiciones sin provocar, sin embargo, una movilización popular, en Francia y Alemania prácticamente no han suscitado reacciones unos proyectos de ley que permiten a la policía espiar a distancia el ordenador de aquellas personas que considera sospechosas de terrorismo.
En la entrevista concedida a Silvia Cattori el sociólogo belga Jean-Claude Paye demuestra cómo las leyes «antiterroristas» vacían de su sustancia todas las protecciones legales nacionales y europeas, y aclara el alcance de unas disposiciones que legalizan la introducción de programas informáticos espía en los ordenadores privados.

Silvia Cattori: ¿Está ya en aplicación la legislación de la Unión Europea sobre la vigilancia de los ciudadanos?

Jean-Claude Paye [1]: La mayoría de los Estados miembro de la Unión Europea disponen ya de legislaciones que imponen a las compañías telefónicas y a los suministradores de acceso a internet conservar los datos de conexión de sus clientes durante un tiempo más o menos largo, o indefinidamente, como en Bélgica. En varias ocasiones la propia Unión Europea ha elaborado proyectos fallidos de decisión marco que iban en el mismo sentido y cuyo objetivo era imponer un periodo mínimo de dos años de retención de los datos. Esta violación de la protección de los datos personales va acompañada de proyectos como la violación del contenido de un ordenador, con desconocimiento de su usuario. En Francia el proyecto de ley de orientación y de programación para la seguridad interior (LOPSI, por sus siglas en francés), presentado al consejo de ministros en enero de 2008, va a autorizar el espionaje electrónico durante una investigación policial.

Se trata de permitir a la policía introducirse secretamente en los ordenadores de quienes son sospechosos de terrorismo o de pertenecer al crimen organizado. Alemania está preparando un proyecto de ley análogo. Las fuerzas del orden podrían estar autorizadas a espiar la superficie y el contenido de los discos duros de cualquier sospechoso. Se trataría de un «Caballo de Troya» (sistema informático espía) con un registrador de tecleado (keylogger) adjunto en secreto a un correo electrónico procedente de una agencia oficial. En concreto esto significa que los servicios de policía pueden utilizar un programa informático espía para leer todo lo que está dentro de un ordenador privado, sin que lo sepan la persona concernida. En Estados Unidos la policía tiene desde 2001 esta posibilidad de introducirse secretamente en un ordenador. Este procedimiento, llamado «linterna mágica» es uno de los dispositivos liberticidas introducidos por la famosa USA Patriot Act [2]. Estas medidas, que en un principio se votaron para tener una vigencia de cuatro años, se han convertido en permanentes [3].

Silvia Cattori: ¿Antes no era posible someter a escucha y vigilar los correos electrónicos ?

Jean-Claude Paye: Los servicios de inteligencia siempre han podido seguir el rastro de la gente y entrar en un ordenador cuando querían. Pero este espionaje era ilegal. Lo que es una novedad es que todo cuanto se recoge ahora puede servir para iniciar un procedimiento judicial.

Silvia Cattori: ¿Podría una persona que expresa en sus correos electrónicos su simpatía por un grupo inscrito en las listas «terroristas» ser perseguida por colusión con el terrorismo?

Jean-Claude Paye: Sí, porque se ha producido una evolución de las leyes antiterroristas. Manifestar simpatía por grupos catalogados como «terroristas» es ya una infracción. En Gran Bretaña decir, por ejemplo, «Hamas o Hizbola son movimientos legítimos de resistencia», podría constituir un delito de apoyo indirecto en el marco de la ley inglesa Terrorist Bill of 2006. En Gran Bretaña es donde las leyes antiterroristas son más abiertamente liberticidas. En 2006 Gran Bretaña introdujo los delitos de «enaltecimiento» y de «apoyo indirecto» al terrorismo [4]. Estas incriminaciones no persiguen los hechos, sino las palabras de resistencia al poder o, simplemente, el acto de revelar unos hechos que contradicen la política del gobierno. Por ejemplo, se acosó a unos militantes por incitación indirecta al terrorismo por el hecho de haber enunciado públicamente los nombres de los soldados ingleses muertos en Iraq. El poder considera que la persona que enuncia estos hechos da publicidad a unos actos catalogados de terroristas (las acciones de la resistencia) y que esta publicidad crea así un «clima favorable» al terrorismo.

Acciones o palabras de apoyo a la resistencia palestina también podrían servir de base a estas investigaciones. Tampoco es necesario que se trate de conflictos contemporáneos: se podrían retener palabras o escritos que enaltecen atentados del pasado si una persona que comete un acto como poner una bomba en el metro declara haber sido incitada a cometerlo por las palabras o escritos incriminados. Existe un efecto retroactivo y no está objetivamente limitado en el tiempo[5]. En otros países en los que, como en Bélgica, no existe el delito de apoyo indirecto al terrorismo se intenta de introducir estas nociones a través de la jurisprudencia [6].

Por lo tanto, no es inútil observar lo que ocurre en Inglaterra. Es el país más avanzado en el desmantelamiento del Estado de derecho. Es de esperar que lo que se ha establecido en este país se imponga tarde o temprano al resto del continente. También nos acecha la legislación inglesa que criminaliza el acto de aportar un simple apoyo verbal o escrito a una parte implicada en un conflicto internacional en oposición a la política exterior del gobierno británico y el acto de relatar unos hechos que están en contradicción con la política gubernamental.

En Bélgica y en otros países europeos ha fracasado por el momento el intento de criminalizar a las personas a través de la jurisprudencia [7]. La evolución de la situación dependerá de la capacidad de reacción de los ciudadanos europeos en relación a los proyectos gubernamentales. Es en este marco, el de la posibilidad cada vez mayor de criminalizar no sólo los actos, sino también toda palabra escrita incómoda para la política del gobierno a propósito de un conflicto violento en cualquier lugar del mundo, donde conviene considerar todas les perspectivas de persecución policial que ofrece el espionaje legal de los ciudadanos por parte de la policía. Estos procedimiento permitirán utilizar en un momento dado lo que se ha recogido como elemento de prueba en el marco de lo que se define como apoyo indirecto o enaltecimiento de actos y de organizaciones «terroristas». Hay que situar en este marco el procedimiento de captura del contenido de los ordenadores por medio de sistemas informáticos espía, que en Europa se llaman «Caballo de Troya» y en Estados Unidos, «Linterna mágica».

Silvia Cattori: ¿Cuál es la diferencia entre el proyecto de decisión-marco de la Unión Europea antes mencionado y las leyes adoptadas, por ejemplo, en diciembre de 2001 en la República Federal Alemana y en Italia, y que obligan a los bancos, oficinas de correos, operadores de telecomunicaciones y compañías aéreas a proporcionar los datos personales de sus clientes? ¿Se van a volver caducas las leyes de los países miembro?

Jean-Claude Paye: Estas leyes se siguen aplicando. La futura decisión-marco de la Unión Europea concerniente a la retención de los datos personales no aporta nada nuevo en relación a lo que ya existe en la mayoría de los Estados miembro. Se trata únicamente de forzar a los últimos recalcitrantes y, sobre todo, de imponer un plazo mínimo de conservación de los datos. En una palabra, se trata ante todo de una acción de racionalización y de unificación de los procedimientos a nivel del conjunto de la Unión Europea. El control de las comunicaciones electrónicas no es más que uno de los elementos del control global instaurado desde 2001.

Silvia Cattori: ¿Está pensando usted en el control de las transacciones financieras internacionales y de los pasajeros de las compañías aéreas?

Jean-Claude Paye: Sí, fundamentalmente. No se trata sólo de una pieza del sistema de espionaje de los ciudadanos establecido después del 11 de septiembre, sino también antes de esta fecha en lo que concierne al programa de escuchas de la NSA. En efecto, a finales de 2005 la prensa estadounidense reveló que este sistema se había establecido por lo menos siete meses antes del 11 de septiembre 2001.

En primer lugar hay que recordar que la USA Patriot Act otorga al poder ejecutivo de Estados Unidos la posibilidad de controlar el conjunto de los bancos y sociedades financieras extranjeras que tenga filiales en el país. Los artículos 313 y 319 (b) de esta ley obligan a estas instituciones financieras a responder positivamente en un plazo de 120 horas a las peticiones de una agencia federal no sólo sobre las cuentas inscritas en su agencia situada en territorio estadounidense, sino también sobre los movimientos entre la cuenta estadounidense que es su objetivo y otras cuentas del banco situadas en el extranjero y, de este modo, sobre estas propias cuentas. Para conservar el derecho a tener agencias en territorio estadounidense o a tener relaciones comerciales con sociedades financieras estadounidenses, estos bancos tienen que estar certificados por el Departamento del Tesoro [estadounidense], es decir, obtener la Patriot Act Certification. Para ello deben cumplir ciertas condiciones, como la identificación precisa de sus clientes y de la procedencia de los fondos en el momento de la apertura de la cuenta. De este modo, en el espacio de la globalización financiera la USA Patriot Act otorga al poder ejecutivo estadounidense la posibilidad de vigilar y de investigar los movimientos bancarios si una parte, aunque sea residual, de estos pasa por Estados Unidos.

Esta transferencia de datos tiene lugar fuera del marco legal de intercambios de informaciones financieras entre gobiernos y a espaldas de las personas concernidas y de las autoridades de protección de la vida privada, nacionales y europeas. Como en el caso Swift (Society for Worldwide Interbank Financial Telecomunication), se trata de un sistema de relaciones indirectas entre unas empresas privadas extranjeras y su tutela estadounidense. Así, la ley estadounidense, en este caso la USA Patriot Act, tiene un carácter directamente imperial. Por medio de la decisión de estas empresas de someterse a ella se aplica directamente al extranjero y, por consiguiente, en territorio europeo.

Después, en junio de 2006, el New York Times reveló que una sociedad basada en Bélgica, Swift, transmitía secretamente el conjunto de los datos de las transacciones financieras internacionales a los servicios de aduanas estadounidenses y ello en el marco de programa de espionaje de la CIA [8]. Swift, una sociedad estadounidense de derecho belga, gestiona los intercambios internacionales de unas ocho mil instituciones financieras en 208 países. Asegura la transferencia de datos relativos a los pagos o a los títulos, incluidas las transacciones internacionales en divisas. En este caso la transferencia de datos personales es generalizada y ya no es estrechamente selectiva, como en el establecimiento de las disposiciones financieras de la USA Patriot Act de las que acabamos de hablar. Además, esta transferencia es más amplia ya que se refiere a transacciones que ni siquiera tocan el territorio estadounidense.

Desde 2002 la sociedad Swift había informado a sus autoridades financieras de tutela belgas y europeas, lo que significa que las autoridades europeas y los dirigentes de los bancos centrales estaban al corriente de este espionaje, pero que consideraron que se hacía en el marco de la lucha antiterrorista y que ellas no tenían que prevenir a sus gobiernos. Estos bancos centrales son considerados como órganos, dirigidos por Washington, de la lucha anti-terrorista. Por consiguiente, no sólo la sociedad Swift estaba en la más completa ilegalidad, sino también los bancos centrales europeos. Nunca se ha acusado a la sociedad Swift ni ha sido objeto de amonestación alguna por parte de los gobiernos y de los bancos centrales respectivos [9].

Silvia Cattori: ¿Podía esta sociedad oponerse a las órdenes de Estados Unidos ya que éstas podían permitir la detención de terroristas?

Jean-Claude Paye: Era difícil que la sociedad Swift pudiera escapar a las demandas de Estados Unidos en la medida en que su segundo servidor estaba en territorio estadounidense. Era difícil que Swift se negara, pero tenía la posibilidad de no transferir sus datos a territorio de Estados Unidos y de poder escapar así a los requerimientos de la administración estadounidense. Por consiguiente, se le puede reprochar la transferencia de datos personales a territorio estadounidense. Para transferir unos datos personales desde un país de la Unión Europea a otro que no tiene un nivel de protección adecuado había que obtener autorizaciones, respetar las reglas de protección de datos. La sociedad Swift no respetó estas reglas. La transferencia de estos datos a las autoridades de Estados Unidos era ilegal.

Prácticamente no tenemos ninguna prueba de que haya habido detenciones en el marco del espionaje de las transferencias financieras. Es sabido que no se necesita demasiado dinero para preparar atentados. El control financiero global no sirve para nada.

Silvia Cattori: Resulta chocante el silencio de los bancos centrales y de las autoridades belgas en relación a este asunto. ¿Se sancionó posteriormente a los culpables?

Jean-Claude Paye: Las autoridades europeas tenían que prohibir a la sociedad Swift, basada en territorio europeo, esta transferencia [de datos] a Estados Unidos. No había ninguna razón técnica que les obligara a transferir, de manera completamente ilegal, estos datos a Estados Unidos. Nunca se condenó a nadie.

Silvia Cattori: ¿Se pidió que cesara esta transferencia?

Jean-Claude Paye: Esto nunca se consideró. Ningún gobierno ordenó nunca a la sociedad Swift que detuviera la transmisión de estos datos a Estados Unidos. Se permitió a la sociedad Swift seguir transmitiendo los datos a la CIA, incluso después de que el escándalo fuera revelado a la opinión pública. La Unión Europea estableció después las modalidades para «legalizar» estas trasferencias ilegales hacia Estados Unidos. En junio de 2007 se firmó un acuerdo entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Silvia Cattori: En el caso de Estados Unidos, ¿acaso no se trata de un espionaje financiero encubierto bajo la lucha antiterrorista? ¿El comportamiento de la Unión Europea en este asunto acaso no indica que esto les conviene a todos?

Jean-Claude Paye: Estas transferencias de datos permiten a Estados Unidos beneficiarse de una distorsión de las reglas del mercado puesto que las autoridades administrativas y las empresas multinacionales, que están estrechamente vinculadas con los poderes ejecutivos de Estados Unidos, tienen la posibilidad de tener acceso al organigrama permanente del conjunto de las transacciones financieras internacionales. El acceso a la red Swift completa lo que ya permite el sistema de espionaje Echelon [10].

Silvia Cattori: No se trata, por lo tanto, de medidas para llevar a cabo «la guerra contra el terror», como afirma Bush, sino de otra cosa.

Jean-Claude Paye: El objetivo principal de Estados Unidos es poner a la Unión Europea en una situación de dependencia y obligar a sus Estados miembro a plegarse a todas sus exigencias, sobre todo si éstas violan las leyes europeas. Así es como se expresa la primacía de Estados Unidos sobre las leyes europeas y como, a partir de esta primacía, se opera una transformación de nuestro derecho.

Esta primacía del derecho de Estados Unidos sobre el derecho europeo se verifica también en las medidas de control de los pasajeros de las compañías aéreas. Desde que en 2003 la administración Bush obtuvo el acceso a las terminales de las sociedades instaladas en territorio europeo, Estados Unidos está en posesión de un conjunto de informaciones sobre cualquier persona que embarque en un avión: nombre y apellidos, religión, hábitos alimenticios, número de la tarjeta de crédito, itinerario, etc. Por ejemplo, las personas que indican que no consumen carne de cerdo son susceptibles de ser consideradas sospechosas de «terrorismo» y de ser sometidas a vigilancia por parte de Estados Unidos.

La transmisión de estas informaciones contradice completamente las legislaciones europeas de protección de datos personales. Se crea, pues, una situación de hecho en la que Estados Unidos impone a los países europeos la transferencia inmediata de los datos personales de los viajeros. Esto lleva más tarde a la Unión Europea a firmar un conjunto de acuerdos para legalizar una situación que violaba su legislación. El procedimiento de la carta de compromiso unilateral por parte de Estados Unidos, que se ha utilizado tanto en el «acuerdo» sobre los pasajeros de las compañías aéreas como en el de los datos financieros, marca la emergencia de una novedad en lo jurídico: ¡los países europeos ya no discuten en tanto que potencia estatal! Estados Unidos es quien otorga o deniega determinados derechos a los ciudadanos europeos.

Silvia Cattori: ¿Reconsideraron más tarde su decisión aquellos Estados miembro que firmaron acuerdos contra natura con Estados Unidos?

Jean-Claude Paye: En lo que concierne al control de los pasajeros de las compañías aéreas, la Comisión de la Unión Europea ya ha hecho mención en varias ocasiones de un proyecto análogo. La mayoría de los dirigentes de la Unión Europea tienen en lo fundamental una postura análoga a la de Estados Unidos. Respecto al control de los pasajeros de las compañías aéreas afirmaban: «Es absolutamente necesario responder afirmativamente a las demandas de Estados Unidos que exigen a las compañías aéreas instaladas en territorio europeo transmitir las informaciones sobre sus clientes; si no, los aviones europeos no podrán aterrizar en Estados Unidos». ¡Como si la Unión Europea no pudiera tomar medidas coercitivas análogas y prohibir a los aviones estadounidenses aterrizar en territorio europeo! Los dirigentes que tiene prisa por liquidar las libertades individuales utilizan las exigencias estadounidenses para hacer lo mismo a nivel de Europa. Esto les permite debilitar a quienes quieren salvaguardar las libertades.

Silvia Cattori: ¿Reaccionarán los cargos electos el día en que se den cuenta de que todo esto lleva a una sociedad totalitaria?

Jean-Claude Paye: Estas medidas no han sido discutidas. Nunca se han discutido a nivel europeo los acuerdos sobre los pasajeros de las compañías aéreas ni los acuerdos sobre las transacciones financieras o los acuerdos de extradición firmados con Estados Unidos. No ha habido debate alguno ni en la prensa ni en los parlamentos nacionales. Cuando el Parlamento Europeo se ha ocupado de estas cuestiones ha sido para criticar o rechazar los proyectos de los acuerdos. Sus competencias a este nivel se limitan a emitir opiniones consultivas no vinculantes.

Si se quiere comprender qué tipo de relaciones de subordinación mantiene la Unión Europea con Estados Unidos, donde hay que ver las cosas es a nivel de los acuerdos de cooperación policial y judicial, a nivel de la evolución del derecho penal. Nos encontramos en una situación en la que la Constitución no regula nada en absoluto. Se violan sistemáticamente todos los principios constitucionales de los países europeos. Todas las leyes aprobadas desde hace una decena de años son contrarias el espíritu de las Constituciones nacionales. Los partidos de izquierda y el movimiento alternativo han centrado todas sus fuerzas en torno al debate sobre el proyecto de Constitución Europea, que es un elemento que tiene relativamente poca importancia en relación a los temas de los que acabamos de hablar. A partir de ahora, lo que regula las relaciones entre los Estados y las relaciones entre un Estado y sus ciudadanos es esencialmente el derecho penal. Éste sustituye al derecho internacional y adquiere ahora una dimensión constituyente en lugar de la propia Constitución.

Silvia Cattori: Entonces, ¿no lo conocemos todo?

Jean-Claude Paye: Por supuesto que no, no lo sabemos todo. Sin embargo, algunos hechos empiezan a salir a la luz. Gracias a las revelaciones de la prensa estadounidense a finales de 2005 ahora sabemos que el programa ilegal de la NSA sobre el espionaje de las comunicaciones electrónicas y telefónicas estaba ya en funcionamiento siete años antes del 11 de septiembre de 2001. Esto demuestra que el sistema de espionaje al que los Estados someten a sus propios ciudadanos no es una medida cuyo objetivo es luchar contra el terrorismo, sino luchar contra las propias poblaciones. Y que las medidas que limitan las libertades no son consecuencia de los atentados del 11 de septiembre, sino que forman parte de un sistema que ya se había establecido antes de los atentados. Simplemente, se ha acelerado este sistema represivo y se han legitimado las medidas tomadas anteriormente.

Silvia Cattori: Por lo tanto, ¿estos ataques contra las libertades que acaba usted de describir (espionaje de la opinión, espionaje financiero, control de los pasajeros de las compañías aéreas), sólo sería la parte emergente de un nuevo orden que se está estableciendo?

Jean-Claude Paye: Sí, por supuesto. La mejor prueba es el acuerdo de extradición firmado en 2003 entre la Unión Europea y Estados Unidos. De hecho se trataría de discusiones secretas que se han estado llevando a cabo durante años. Ahora bien, si hemos podido entrever una pequeña parte de estos acuerdos es porque este texto tenía que ser ratificado por el Congreso de Estados Unidos, si no, no habríamos sabido nada porque por parte europea no era necesario ratificarlo puesto que los funcionarios permanentes del COROPER* tienen plenos poderes, no están controlados por ninguna instancia europea o nacional. Desde entonces no tenemos la menor idea de qué ocurre; sin embargo sabemos que continúan en secreto unas «negociaciones» y que Estados Unidos ha formulado nuevas exigencias. Por lo tanto, sólo hemos visto emerger una parte muy pequeña de la punta de este iceberg que constituye el conjunto de discusiones y acuerdos.

Silvia Cattori: ¿Ya no se libra nadie de ser fichado?

Jean-Claude Paye: En este marco de vigilancia todos nuestros datos personales ya no nos pertenecen, pertenecen a las autoridades administrativas y a las empresas privadas. Se ponen automáticamente a disposición de los Estados. El es fin del habeas corpus, del derecho de la persona a disponer de sí misma y es también el fin de la propiedad de uno mismo. La vida privada ya no existe.

Notas:

[1] Jean-Claude Paye, sociólogo, es el autor La Fin de l’État de droit, La Dispute, Parí,s 2004, y de Global War on Liberty, Telos Press, New York 2007. [La traducción del primero al castellano será publicado por la editorial Hiru en las próximas semanas, n. de la t.]

[2] USA Patriot es el acrónimo de Uniting and Strengthening America by Providing Appropriate Tools Required to Intercept and Obstruct Terrorism, literalmente, “ley sobre la unificación y reforzamiento de Estados Unidos atribuyéndole las herramientas necesarias para interceptar y obstaculizar el terrorismo”. Más que de una ley se trata de un voluminoso código antiterrorista cuya redacción emprendió en secreto durante al menos dos años antes del 11 de septiembre la Federalist Society, bajo la dirección del profesor John Yoo. La USA Patriot Act fue adoptada por el Congreso de Estados Unidos sin ser debatida bajo la conmoción del 11 de septiembre. Otorga plenos poderes a la policía del Estado, al FBI, a los servicios de inmigración en materia de detención, de interrogatorios, de tortura y de detención ilimitada en secreto y sin la decisión de un tribunal de ciudadanos que no sean originarios de Estados Unidos sobre la base de simples presunciones. También autoriza la vigilancia de las conversaciones telefónicas y de los correos electrónicos, los registros domiciliarios tanto de día como de noche en ausencia de la persona concernida y sin orden judicial.

[3] «A Permanent State of Emergency», Jean-Claude Paye, Monthly Review, noviembre de 2006.

[4] «Préoccupation sécuritaire», Jean-Claude Paye, La Libre Belgique, 27 junio de 2007.

[5] «Beyond intention», Jean-Claude Paye, Le Monde diplomatique, English edition, noviembre de 2006.

[6] «Un procès qui engage nos libertés», Lieven De Cauter, Jean-Marie Dermagne y Bernard Francq, La Libre Belgique, 16 de noviembre de 2007.

[7] «DHKP-C: Bahar Kimyongur acquitté à Anvers», Marc Metdepenningen, Le Soir, 7 febrero de 2008.

[8] «La CIA a contrôlé les transactions financières du monde entier via la société SWIFT», Grégoire Seither, Réseau Voltaire, 26 junio de 2006.

[9] «SWIFT: le Trésor états-unien au-dessus des lois européennes», Réseau Voltaire, 29 septiembre de 2006.

[10] Échelon es un sistema de espionaje electrónico común a Estados Unidos y Reino Unido que existe desde 1947. A esos países se han unido Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Las estaciones de estos países forman una sola red integrada. Véase Ducan Campbell, Surveillance électronique planétaire, Éditions Allia, París, 2OO1. Este libro retoma el informe que el autor preparó para el Parlamento Europeo.

* COREPER es el Comité de Representantes Permanentes de la Unión Europea [n. de la t.]

Enlace con el original: http://www.voltairenet.net/article1...

Martes, 22 de Septiembre de 2009 10:22 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

IN - JUSTICIA

Si pensáramos en el título de este artículo observando al vocablo "in" segun la terminología de la lengua inglesa, podríamos pensar que este artículo se trata de algo que está dentro de la justicia.

Si por el contrario, con este vocablo aludiéramos a una partícula que en la lengua española indica, opuesto a la justicia, fuera de la justicia, estaríamos cometiendo un error.

El fallo del que trata el siguiente artículo periodístico, es algo que está dentro de la justicia que imparten jueces en nuestro país. Jueces de nuestro país, que están imbuidos en la aberración de un criterio jurídico "legal" fuera de todo sentido común, "in"-civilizado, "anti" ético, bestial y hasta criminal.

La IN-JUSTICIA en su total y pleno sentido (en la lengua española), está alojada en el corazón de la JUSTICIA, en el cuerpo jurídico y las normativas de nuestro país (espero que no en el espíritu de las leyes).

Si sucede que en la Justicia Dios esconde la INJUSTICIA, como en el Paraíso se oculta el Infierno "para que estemos atentos" segun dice Paulo Cohelo en algunos de sus libros, entonces nos estamos distrayendo mucho.

Ahora se me ocurre pensar que si siguiera esta hipótesis y aquella que dice que en cada uno de nosotros habita Dios, ¿será entonces que oculto dentro de él también se aloja en nuestro interior su opuesto?. ¿Será por eso que podemos convertirnos en monstruos capaces de inimaginables atrocidades?.

Prefiero despojar mi criterio de toda apelación a un responsable supremo y devolver la libertad por la que tanto hizo Dios por nosotros segun las doctrinas muy a pesar de lo que varios religiosos intentan negar con su contradictoria actitud y enseñanzas.

Tampoco voy a analizar la temática desde la perspectiva de género. Ni tampoco de la corrupción a la que está expuesta nuestro sistema jurídico profundamente parcial y casi exclusivamente dedicado a perseguir, castigar y aislar a determinados estratos sociales frente a una ostentosa impunidad de otros.

Sólo quiero declarar que cada uno de nosotros es responsable de sus actos y en tanto individuo que comparte el espacio tiempo con otros de su "manada" (ni siquiera digo miembros de una comunidad), somos además responsables de rendir cuentas ante esos otros.

Espero que algunos de ellos no sólo exijamos esa rendición de cuentas, y no sólo el efectivo cumplimiento de los códigos que "la manada" ha establecido, sino la primacía del bien común y del sentido común. Tan comúnmente ausentes, tan criteriosamente manipulados. 

Mientras no lo hagamos, no tendremos siquiera la posibilidad cierta de considerarnos mamíferos, pues el desarrollo social de estos animales, incluye un sistema (en muchos casos altamente complejo) de normas de convivencia, códigos de valores y sistemas de premios y castigos que toda la manada comparte y respeta.

La noticia que motivó esta introducción es un hecho judicial acaecido en Río Negro, Argentina, provincia que demoledoramente nos tiene acostumbrados más que otras a este tipo de aberración:

La asesinó de 75 puñaladas y recibió 5 años de cárcel

RÍO NEGRO - El tribunal le otorgó esa pena por entender que actuó de forma imprudente por estar alcoholizado. La querella había solicitado perpetua.

El mismo crimen que por su brutalidad dejó impactada a la provincia de Río Negro en febrero de 2008 volvió a hacerlo este año, pero esta vez por la condena. El hombre que asesinó y destrozó a una joven de 75 puñaladas y golpes con una mancuerna fue condenado a 5 años de cárcel. El tribunal entendió que actuó de forma imprudente porque estaba alcoholizado.

El hombre, de la ciudad rionegrina de General Roca, recibió la pena máxima por el delito de "homicidio culposo", ya que los jueces entendieron que como bebió deliberadamente antes de concretar el crimen actuó de manera negligente y sin intención.

El fiscal del debate, Eduardo Luis Rodríguez Trejo, que había solicitado una pena de 15 años por "homicidio simple" aseguró esta mañana a Télam que la pena "será recurrida ante Casación". La querella, por su parte, había reclamado prisión perpetua por "homicidio calificado" y la defensa su absolución.

El acusado, Ramón Orlando Sosa, de 32 años, había llegado a juicio oral acusado del homicidio de Laura Nahuelcar, ocurrido el 27 de febrero del 2008, y que murió como consecuencia de 75 heridas producidas en todo su cuerpo, entre puñaladas y golpes provocados con una mancuerna.

Durante el juicio oral quedó establecido que Sosa estaba totalmente alcoholizado en el momento de haber concretado el crimen y, para los jueces Juan Rotter, María Evelina García y César López Meyer, esa conducta lo llevó a actuar de manera negligente. Rotter, acompañado por los otros magistrados, sostiene que "al haber sido consciente y voluntaria la ingesta alcohólica por parte de Sosa tal circunstancia constituye una negligencia".

Sin embargo, por otro lado, sostienen que no corresponde una pena mayor porque Sosa estaba en un "tercer grado" en la escala del test de alcoholemia la noche del crimen y en ese grado la persona sufre de "inconciencia plena", "sueño profundo", por lo que no es consciente de sus actos.

En reacción, el fiscal Rodríguez Trejo sugirió que "si partimos de ese análisis, que estableció que tenía 2,43 gramos de alcohol en sangre, cómo se explica que esta persona haya causado 75 heridas entre puñaladas y golpes de mancuernas, haya cruzado la calle hasta la casa del vecino para pedir ayuda, y se haya intentado suicidar -se quiso cortar las venas y antebrazos con un cuchillo-".

Juan Carlos Nahuelcar, padre de la joven asesinada, dijo que el fallo de la cámara "es injusto, porque no te puede dar la misma condena si robás una bicicleta que si matás". Además, dijo que no apelará la decisión judicial "porque nadie puede hacer que yo recupere a mi hija".

Publicado por Crítica de la Argentina - 11-09-09

 

Viernes, 11 de Septiembre de 2009 16:40 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

LLAMAMIENTO MUNDIAL PARA UNA NUEVA MOVILIZACION A FAVOR DE LA INFANCIA

LLAMAMIENTO MUNDIAL PARA UNA NUEVA MOVILIZACION
A FAVOR DE LA INFANCIA

20o aniversario de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño


“La humanidad debe dar al niño lo que tiene de mejor”
Eglantyne Jebb

Declaración de Ginebra, 1924


1. Con ocasión del 20º aniversario de la adopción por la Asamblea General de Naciones Unidas de la Convención sobre los Derechos del Niño, nosotros, firmantes del presente documento1, lanzamos con urgencia y gravedad un llamamiento para una nueva movilización a favor de la infancia2.


2. La Convención marcó un momento histórico: ha permitido una nueva mirada sobre el niño3. Desde su promulgación y su ratificación por casi todos los países, los niños deben ser considerados como personas de pleno derecho, verdaderos sujetos de derechos y titulares de los derechos humanos de manera inalienable y sin discriminación. Al mismo tiempo, porque son seres frágiles y en crecimiento, necesitan protección.


3. Según la opinión de las organizaciones, los expertos y las personalidades firmantes de este llamamiento, la transposición de las normas de la Convención a los derechos nacionales y a las políticas implementadas, ha permitido progresos reales.


4. Desgraciadamente, los compromisos contraídos están aún muy lejos de ser respetados por todos. Muy a menudo, se considera a los niños como objetos de asistencia o destinatarios de algunos derechos que se les conceden como una limosna. Demasiados niños en el mundo permanecen al margen de todos sus derechos, a veces incluso de los más fundamentales.


5. Niños soldados, niños trabajadores en condiciones ingratas y peligrosas, niños abusados, violados, objeto de toda forma de violencia, niños obligados a huir sin cesar con o sin familia debido a las guerras, el hambre, los cataclismos naturales, niños abandonados y rechazados por todos, obligados a vivir en la calle, niños “brujos”, sin educación, sin patria, sin documentos…


6. Niños que debido a la fragilidad de las familias, la urbanización masiva, la degradación del medioambiente, la globalización que incrementa las desigualdades se han hecho más vulnerables.
Actualmente, la crisis económica que se extiende a escala planetaria acrecienta las amenazas que pesan sobre millones de ellos.


¡Es urgente!

7. Todos estos niños tienen algo en común: han sido “desarraigados”. Desarraigo físico, a veces brutal, de sus países o del lugar en el que deberían haber crecido; también desarraigo psicosocial, más íntimo, causa de un choque aún más profundo, cuando no reciben amor, ni son escuchados, cuando viven al margen de una familia o de la sociedad, cuando no se inscriben dentro de una descendencia, heredera de una colectividad humana vinculada a su cultura y a su historia. Estos niños se encuentran “desarraigados” de un espacio de vida humano indispensable, de la posibilidad de crecer equilibradamente en un ambiente de respeto afectuoso y verdadero.


8. Este desarraigo debe interpelarnos seriamente; debe ser mejor comprendido, sus causas y graves consecuencias para la humanidad actual y futura deben ser mejor estudiadas.


9. Tales situaciones no son ni excepcionales ni reservadas a tal o cual país: millones de niños en el mundo viven esta dramática pérdida de referencias que, ineluctablemente, los priva también de sus derechos.


10. Nos proponemos adoptar un enfoque renovado sobre el niño que tenga en cuenta sus necesidades más profundas así como su derecho a la vida y a un desarrollo integral, incluyendo el espiritual.


11. A pesar de esta sombría realidad de los niños desarraigados, a menudo nos sorprendemos: algunos niños muestran una vitalidad y una especie de energía para resistir, levantarse y superar de una manera positiva los grandes retos que la vida les impone. Llamamos esta capacidad que tienen resiliencia. Ella incrementa también sus oportunidades de ver sus derechos respetados porque les da la capacidad de luchar para defenderlos.


12. Para dar todo su fruto, la resiliencia gana desarrollándose y siendo apoyada por diferentes factores:


- La inserción en un medio familiar y comunitario verdaderamente atento y que sea percibido como tal por el niño.
- Una educación de calidad tanto en la escuela como en el marco de la familia y de la comunidad.
- Pertenecer a una familia que pueda cubrir, incluso modestamente, sus propias necesidades.
- Una verdadera solidaridad vivida en la familia y en la comunidad: ésta abre al niño a la generosidad y a la esperanza de poder encontrar siempre a alguien que sea capaz de ayudarlo.


13. El respeto y la valoración del medio cultural de origen aportan también las referencias indispensables para que el niño se estructure y pueda acceder positivamente a otras culturas. Su vida tiene, en su opinión, un sentido. La dimensión religiosa que el niño puede haber recibido cuando era pequeño deber ser preservada y desarrollada, respetando su libertad, ya que constituye un profundo recurso para toda su vida.


14. También es conveniente favorecer la participación de los niños, su responsabilidad, el sentido de sus deberes, su solidaridad; entonces se convierten en protagonistas de su vida, hacen evolucionar eficazmente los comportamientos tradicionales de los adultos y son los mejores embajadores de los derechos del niño ante sus pares.


15. Este tipo de enfoque asocia al niño mismo con la promoción y la defensa de sus derechos. Este nos ha probado su eficacia donde lo hemos puesto en práctica.


16. Este nuevo enfoque sobre el niño llama a movilizarse prioritariamente respecto a ciertos desafíos.

Entre los diez desafíos identificados4, se trata en particular de:

- Luchar contra toda forma de violencia hacia los niños, ya sea la pobreza extrema como las violencias en los conflictos armados, en la escuela, en el trabajo, en el ciberespacio o en las familias; es en el seno de éstas que la violencia está más generalizada.


- Garantizar una educación de calidad para todos los niños con el fin de que no sean condenados a la pobreza y a la marginalización perpetuas. En particular, hemos experimentado que la intervención de educadores-mediadores capaces de ayudar a los niños desarraigados a pasar gradualmente a nuevas referencias culturales suscitando y apoyando su resiliencia favorece su inserción y su desarrollo y permite luchar eficazmente contra el abandono de la escuela.


- Apoyar a las familias fragilizadas, especialmente a las familias monoparentales, promover un clima de buenos tratos y reforzar las competencias educativas de los padres.


- Humanizar la justicia juvenil y la asistencia a los jóvenes en conflicto con la ley. Ante el endurecimiento de la justicia penal en numerosos países, queremos recordar que la justicia de menores debe dirigirse prioritariamente hacia su educación y reinserción.


17. Hay que poner en práctica de una manera efectiva y urgente las exigencias de los tratados internacionales de derechos humanos y, más específicamente, las de la Convención sobre los Derechos del Niño.


18. Nosotros, los firmantes del presente documento, lanzamos un llamamiento urgente a los Estados para que:


a) Ratifiquen, por los que aún no lo han hecho, la Convención así como el Protocolo facultativo relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía y el Protocolo facultativo relativo a la participación de niños en los conflictos armados; levantar aquellas reservas que resulten restrictivas de derechos o afecten los objetivos de la Convención y continuar la armonización del derecho interno con la Convención.


b) Respeten los compromisos contraídos, sobre todo adoptando políticas públicas a favor de la infancia y de las familias, lo que supone también subsidios presupuestarios prioritarios y suficientes así como una voluntad política firme y constante.


c) Cooperen estrechamente con el Comité de los Derechos del Niño y los mecanismos de seguimiento de los derechos humanos de la ONU, así como con las instituciones independientes (defensores de los niños…) y las ONG especializadas en este campo, con el fin de garantizar a los niños el pleno goce de sus derechos.


19. Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional en su conjunto para:

a) Favorecer el sistema de verificación, de evaluación y de control de la Convención, garantizar al Comité de los Derechos del Niño, así como al sistema de procedimientos especiales de la ONU para la protección y la defensa de los derechos humanos, los medios para cumplir con su mandato.


b) Poner en práctica una nueva gobernabilidad mundial, especialmente para tratar todos los temas de carácter transnacional relativos a los niños (migraciones, trata, redes de pornografía infantil, venta de órganos…).


c) Reforzar en la cooperación internacional el enfoque basado en los derechos humanos.


d) Exigir firmemente que los Estados respeten su compromiso de apoyar con el 0,7% de su PIB a los países en vías de desarrollo.


e) Favorecer una producción, distribución y comercialización equitativas de los bienes de primera necesidad para garantizar a las familias ingresos que sean el fruto de un trabajo digno.


20. Hacemos un llamamiento a los medios para:


a) Introducir en su carta ética o deontológica una reflexión sobre la infancia y la adolescencia con el fin de presentar una imagen digna y respetuosa.


b) Resaltar el valor de la diversidad cultural y favorecer el diálogo entre personas, generaciones, comunidades.


c) Contribuir en la difusión de una cultura de los derechos del niño formando a los profesionales del sector, así como producir y difundir publicaciones destinadas a los niños mismos con vistas a su desarrollo


21. Hacemos un llamamiento a las autoridades morales y religiosas para:


a) Velar en cualquier parte donde estén activas por el respeto de la dignidad y los derechos del niño.


b) Contribuir, en unión con los jóvenes, en el diálogo intercultural e interreligioso para prevenir las divergencias, reconocer las diferencias así como la igual dignidad de cada uno.


c) Preocuparse siempre de educar más en valores ya que sólo éstos pueden garantizar una vida humana y espiritual digna.


d) Mostrar el valor de cada persona humana expresando los lazos que existen entre su mensaje ético y religioso y los derechos humanos, incluyendo los derechos del niño.


22. Hacemos un llamamiento a las organizaciones de la sociedad civil para:


a) Difundir ampliamente y dar a conocer los principios de la Convención así como la Convención misma, preservando y desarrollando en la sociedad una verdadera cultura de la infancia.


b) Reforzar el trabajo en red, asegurar una coordinación más eficaz de sus acciones, intercambiar buenas prácticas y, juntos, ejercer presión sobre las autoridades públicas para que apliquen cada vez más ampliamente las políticas en favor de la infancia.


c) Velar por que sus iniciativas se inscriban en una dinámica de escucha de los niños y de sus necesidades con el fin de reforzar la participación de los niños en la vida social y pública.

d) Realizar estudios multidisciplinarios sobre la infancia y suscitar nuevas investigaciones dentro de una perspectiva de experimentación creativa.


e) Establecer un informe anual sobre el estado de los derechos del niño en el mundo que tome en cuenta los avances más notables y las violaciones más graves.


f) Velar por el respeto de la dignidad y los derechos del niño en los lugares en los que actúan.


23. Hacemos un llamamiento a los hombres y mujeres de buena voluntad para:


a) Velar activamente para que cada niño y todos los niños puedan crecer en condiciones dignas y en el pleno respeto de sus derechos.


b) Dar el ejemplo de la solidaridad con el fin de que cada niño pueda tener la experiencia del altruismo, de la generosidad y sea capaz de contribuir al bien común.


c) Exigir que las autoridades públicas cumplan con sus deberes a favor de la familia y de los niños y que mejoren constantemente sus políticas en este campo.


24. El niño, cada niño, es un don para la humanidad. Un don que se inscribe en una historia y abre nuevos posibles. Suscita asombro y maravilla y, a su vez, debe poder maravillarse con el mundo que le confiaremos.


Para que ese mundo tenga un rostro humano, debemos respetar al niño, “debemos ponernos a la altura del niño”:


«Ustedes dicen: Es cansado ocuparse de los niños. Tienen razón. Agregan: porque debemos ponernos a su nivel. Debemos rebajarnos, inclinarnos, encorvarnos, empequeñecernos.
Se equivocan. No es esto lo que más cansa sino el estar obligados a elevarnos hasta la altura de sus sentimientos. Elevarnos, estirarnos, ponernos sobre la punta de los pies, acercarnos. Para no herirlos».5


Janusz Korczak6
Ginebra, junio de 2009

 

1 La Oficina Internacional Católica de la Infancia (Bice), creada en 1948, tomó parte activa en la elaboración de la
Convención en los años 80 y le ha dado constantemente un seguimiento desde su implementación en el terreno y en Ginebra ante el Comité de los Derechos del Niño. A este título, ha tomado la iniciativa de lanzar este documento.
2 Un Documento de referencia acompaña y completa este llamamiento. Puede ser consultado y bajado en el portal del
Bice www.bice.org, y www.biceinternational.org.

3 En el sentido del artículo 1 de la Convención, se entiende por niño: “todo ser humano menor de dieciocho años de edad”.

4 El documento de referencia establece DIEZ DESAFÍOS
1/. Respetar el derecho a la vida; 2/. Luchar contra la pobreza; 3/. Luchar contra las violencias hacia los niños; 4/. Apoyar a las familias; 5/. Tomar en cuenta la situación de los niños trabajadores; 6/. Garantizar una educación de calidad para todos los niños; 7/. Garantizar el derecho a la salud; 8/. Dar el lugar que les corresponde a los niños discapacitados; 9/. Humanizar la justicia juvenil, 10/. Poner las nuevas tecnologías al servicio del niño.

5 Prólogo de “Cuando me haga pequeño”, Asociación Francesa Janusz Korczak (AFJK), traducción revisada en el 2007.
6 Janusz Korczak (1878-1942), célebre siquiatra infantil polaco, escritor, pedagogo, defensor infatigable de la causa de los
niños, muerto en Treblinka adonde fue deportado con los niños de su orfanato a quienes rehusó abandonar.

WWW.BICE.ORG

Sábado, 22 de Agosto de 2009 03:24 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Llamamiento Mundial por la Infancia

Llamamiento Mundial para una nueva movilización a favor de la infancia, convocada por el BICE

Reflexión de Adolfo Pérez Esquivel


Se cumplen 20 años de la Convención sobre los derechos del niño de las Naciones Unidas. El BICE - Bureau Internacional Catholique de l´enfance- convocó en Ginebra, a una reunión internacional de la cual participé por la gentil invitación de los organizadores. En la misma se evalúo el trabajo realizado con las redes de organizaciones de la iglesia y organizaciones hermanas y se efectuaron conclusiones acerca del camino recorrido en el mundo en relación a la infancia y adolescencia. Uno de los ejes fundamentales de la convocatoria fue promover el "Llamamiento Mundial para una nueva movilización a favor de la infancia".
 
La madrina del Llamamiento y del congreso fue Mme. Marguerite Barankitse, de Burundi, una extraordinaria mujer que asumió su compromiso y lleva con coraje y decisión una valiosa obra generando la esperanza a los problemas que viven los niños en estado de riesgo social en el continente africano.
 
El encuentro se realizó en el Centro Internacional de Conferencias en Ginebra, Suiza los días, 3 y 4 de junio, que permitió intercambiar información y experiencias sobre el trabajo con la niñez en diversos partes del mundo en los 20 años, desde la Convención.
 
El relator especial del evento fue el Dr. Norberto Liwski, de Argentina, antiguo vicepresidente del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, quien con su larga experiencia sintetizó los trabajos realizados y perspectivas para el futuro.
 
Llama la atención que el gobierno argentino no haya renovado el mandato ante la ONU en el Comité de Derechos del Niño, al Dr. Liwski, quien ha desempeñado una valiosa labor en bien de la infancia y que, hasta el momento, el gobierno no ha propuesto a otro u otra representante ante el Comité. Son deficiencias que debieran corregirse urgentemente, teniendo en cuenta la necesidad de generar políticas públicas de prevención y protección de la infancia.
 
El Llamamiento Mundial por una Nueva Movilización por la Infancia, aborda de una manera efectiva y urgente la necesidad y la exigencia que tienen los gobiernos de respetar y hacer efectivo los tratados internacionales de derechos humanos y muy en especial la Convención sobre los Derechos del Niño.
 
Se constató la diversidad de derechos actualmente vulnerados en muchos países por las violaciones a la vida y la dignidad de los niños, al ser utilizados en los conflictos armados, la explotación sexual, económica y en el trabajo o mediante la esclavitud a las drogas, la trata de personas y venta de niños como mercancías. Siendo asimismo, víctimas de la violencia social y estructural a la que son sometidos por el hambre, la pobreza y la falta de recursos para garantizar derechos fundamentales en la salud y la educación, entre otras.
 
Por lo expuesto es urgente y necesario que la comunidad internacional, pueda evaluar estos 20 años desde la Convención y asuma en su conjunto el compromiso y decisión de preservar la vida y derecho de los niños; tanto jurídico, social y afectivo como personas sujetos de derecho.
 
Es urgente reforzar la cooperación internacional y el enfoque basado en los derechos humanos en su integridad, en los derechos económicos, sociales y culturales.
 
La convocatoria se dirige en forma particular, a los medios de comunicación ya que son generadores de conciencia crítica y pueden contribuir a fortalecer valores éticos y responsabilidad social, difundiendo el Llamamiento.


Las autoridades de los países que han ratificado la Convención tienen la responsabilidad jurídica y ética de preservar, proteger y dar condiciones de vida digna. El Estado no puede estar ausente en la vida de los niños y pensar que la solución de los problemas sociales es reprimirlos, encarcelarlos y someterlos a la violencia, como es la intencionalidad recurrente de querer bajar la edad de imputabilidad de los niños, siendo que ésta no resuelve el problema de fondo, por el contrario lo agrava y genera mayor violencia y angustia en los niños.
 
Las comunidades religiosas vienen asumiendo el compromiso con la infancia a través de sus obras. Es necesario tener claro que las iglesias y organizaciones, no deben suplantar la responsabilidad del Estado en la vida social y jurídica de los niños. Sí, acompañar y apoyar, social y espiritualmente y tratar de corregir y superar las situaciones de injusticias que afectan la vida de los niños, dándoles protección y esperanza de vida.
 
El llamamiento convoca a las organizaciones de la sociedad civil para difundir y dar a conocer la Convención sobre los Derechos del Niño, a fin que la sociedad tenga conciencia crítica, valores y la voluntad política de desarrollar una Cultura sobre los derechos de la infancia que permita construir y afirmar la Paz.
 
La educación es la base fundamental de aprender a respetar la diversidad de cada etnia, comunidad y pueblo. Una sociedad que no piensa y protege a sus niños, es una sociedad que perdió la esperanza y sentido de vida, hipoteca el presente y pierde el futuro.
 
El trabajo en redes es fundamental para poder dar respuestas concretas a las necesidades de vida de los niños, muy en especial a aquellos que viven en estado de riesgo social.
 
El Llamamiento propone establecer un "Anuario sobre el estado de los derechos del niño en el mundo" para visibilizar los avances, como corregir y denunciar las violaciones a que son sometidos.
 
Los gobiernos tienen la responsabilidad de las políticas públicas, de proteger y generar conciencia sobre las condiciones de vida de los niños y su hábitat, darles educación, respetando sus culturas, valores y espiritualidad.
 
Es necesario destacar la labor que viene realizando el BICE bajo la presidencia de Yves, Marie Lanoë; de la representante en Ginebra ante las Naciones Unidas, Alessandra Aula y el valioso trabajo del equipo del BICE. Los aportes de los expositores fueron valiosa, dejando su experiencia y riqueza de los trabajos realizados.
 
Son signos de esperanza que hacen posible un nuevo amanecer.
 
Buenos Aires, 10 de junio del 2009.

Fuente: BICE


Carta por la Niñez
A los sacerdotes, consagrados, consagradas y fieles de la arquidiócesis

Queridos hermanos y hermanas:

La XXXI peregrinación juvenil al Santuario de Luján tiene como lema "Madre, ayúdanos a cuidar la vida". Le pedimos a nuestra Madre esta gracia: que nos ayude a cuidar toda vida y toda la vida. Lo hacemos con el grito filial de la oración y la confianza que nos da la Virgen. Ella le dijo a San Juan Diego: "¿No estoy yo aquí que soy tu madre?" Saber que está cerca con su ternura maternal nos da fortaleza para seguir pidiéndole, con corazón de niños: "Madre ayúdanos a cuidar la vida". Y, a la luz de esta oración filial, quiero proponer a la reflexión de Ustedes un problema de vida que afecta a nuestra ciudad.

En los últimos años se han incorporado al paisaje ciudadano nuevas realidades: cortes de calles, piquetes, gente viviendo en las veredas... Una realidad, a mi parecer la más dolorosa que se ha impuesto en este paisaje, tiene como protagonistas a los niños. La presencia de situaciones injustas y riesgosas de las que son víctimas nuestros niños, niñas y adolescentes nos golpean y conmueven.
Niños y jóvenes en situación de calle, mendigando, durmiendo en estaciones de subtes y ferrocarriles, en zaguanes y recovas; en ocasiones "aspirando" solos o grupalmente, son realidades habituales en el cotidiano paisaje ciudadano.

Niños y adolescentes cartoneando y hurgando en la basura en busca quizá de su única comida diaria, aun en horas entradas de la noche.
Niños y jóvenes, muchas veces bajo la mirada de mayores que los regentean, ocupados en diversos trabajos formales e informales, vendiendo, haciendo malabarismos, limpiando vidrios, abriendo puertas de automóviles o repartiendo estampitas en los subtes.
En la Ciudad de Buenos Aires está prohibida la "tracción a sangre". Si aparece un carrito de cartoneros tirado por un caballo puede ser decomisado... Pero hay cientos de carritos de cartoneros que andan por todas partes (los veo diariamente en el microcentro) y como no se puede utilizar un caballo, entonces muchas veces los empujan los chicos. ¿Es que estos chicos no son "tracción a sangre"?

El pasado 13 de agosto nos enteramos por los diarios que una red de pedofilia funcionaba en los barrios de Chacarita, Floresta, Congreso, Recoleta, San Telmo, Montserrat, Núñez, Palermo y Caballito. Chicos y chicas entre 5 y 15 años, manteniendo relaciones con mayores. Hace unos años nos rasgábamos las vestiduras cuando sabíamos que los Sex-Tours organizados en Europa hacia ciertos lugares de Asia incluían sexo con niños... Y ahora lo tenemos instalado aquí, incluso en los menús de algunos alojamientos lujosos.
La creciente utilización de niños y adolescentes en el tráfico de drogas es una realidad dolorosa. Resulta también aberrante el consumo masivo de alcohol por parte de niños y jóvenes, con la complicidad de comerciantes inescrupulosos. Incluso a veces se observa como práctica la ingesta de bebidas alcohólicas en niños de corta edad.
Por otra parte, los datos de la realidad nos señalan que la mayoría de nuestros niños son pobres y que alrededor del 50% de los pobres son niños. Los niveles de indigencia se expresan dramáticamente en la actualidad y en nuestro futuro próximo, con consecuencias ciertas a partir de carencias nutritivas, ambientales, insalubridad, violencia y promiscuidad naturalizadas, que condicionan su crecimiento, problematizan su relación personal y tornan dificultosa su inserción social y comunitaria. Resulta escalofriante que algunas empresas de turismo, como parte de tours que organizan en nuestra ciudad, incorporen las Villas de Emergencia, donde viven niños en estado de indigencia o pobreza, como lugares de observación y visita para los turistas.

La producción cultural, en especial la oferta televisiva, pone a disposición de nuestros niños y jóvenes, como ya lo vienen señalando prestigiosas instituciones y personalidades de nuestra sociedad, programas donde la degradación y frivolidad de la sexualidad, la desvalorización de la familia, la promoción de desvalores, maquillados artificialmente como valores, y la exaltación de la violencia, junto con una libertad irresponsable y "gánica", son constantes, aportando componentes de conductas que devienen paradigmáticos para nuestra juventud, frente a la pasividad de organismos de control y el financiamiento cómplice de empresas e instituciones.
Esta realidad nos habla de una degradación moral cada vez más extendida y profunda que nos lleva a preguntar cómo recuperar el respeto por la vida y por la dignidad de nuestros niños. A tantos de ellos les estamos robado su niñez y les estamos hipotecado su futuro y el nuestro, una responsabilidad que, como sociedad, compartimos y que pesa más sobre los de mayor poder, educación y riqueza.
Y si miramos la realidad religiosa, ¡cuántos niños no saben rezar!, ¡a cuántos no se les ha enseñado a buscar y contemplar el rostro del Padre del Cielo, que los quiere y los prefiere! Grave carencia en el ser mismo de una persona.
Todas estas realidades nos sacuden y confrontan con nuestra responsabilidad de cristianos, con nuestra obligación de ciudadanos, con nuestra solidaridad como partícipes de una comunidad que queremos cada día más humana, más digna y más acorde a la dignidad humana y de la sociedad.

Frente a esta realidad de nuestros niños y adolescentes, aparecen reacciones diversas que se orientan a un acostumbramiento progresivo de creciente pasividad e indiferencia, una suerte de normalidad de la injusticia; o, por otra parte, una actitud falsamente normativa y de supuesto bien común que reclama represión y creciente control que va desde la baja de la edad de imputabilidad penal hasta su forzada separación familiar, en ocasiones sometiendo injustamente al sistema judicial situaciones de pobreza familiar o bien promoviendo una discrecional y abusiva institucionalización.
Y así podríamos continuar con esta descripción, la cual entraña un grito a tomar conciencia. Debemos tomar conciencia de la situación de emergencia de nuestra niñez y juventud. Debemos afrontar nuestras propias responsabilidades personales y sociales ante la emergencia. Debemos asumir como propios los mandatos constitucionales en la materia.
Debemos tomar conciencia de que cada chico marginado, abandonado o en situación de calle, con deficiente acceso a los beneficios de la educación y la salud, es la expresión cabal no sólo de una injusticia sino de un fracaso institucional que incluye tanto a la familia como también a sus vecinos, a las instituciones barriales, a su parroquia y a los distintos estamentos del Estado en sus diversas expresiones. Muchas de estas situaciones reclaman una respuesta inmediata, pero no con la inmediatez de las luces de bengala. La búsqueda e implementación de respuestas no emparchadoras no pueden hacernos olvidar que necesitamos un cambio de corazón y de mentalidad que nos lleve a valorar y dignificar la vida de estos chicos desde el seno de su madre hasta que descansen en el seno del Padre Dios, y a obrar cada día en consecuencia.
Debemos adentrarnos en el Corazón de Dios y comenzar a escuchar la voz de los más débiles, estos niños y adolescentes, y recordar las palabras del Señor: "El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí mismo" (Mt. 18: 5); y: "Cuídense de despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro que sus ángeles en el cielo están constantemente en presencia de mi Padre celestial" (Mt. 18: 10). Tanto esas voces como la palabra del Señor deberían conmovernos en nuestro compromiso y en nuestra acción:

Nunca la niñez abandonada en nuestra ciudad;

nunca la adolescencia y la juventud marginada en nuestra ciudad;

ningún cristiano, ninguna parroquia, ninguna autoridad indolente o indiferente frente al vía crucis de nuestras familias y de nuestros niños;

ningún egoísmo o interés personal o sectorial menguando el esfuerzo y el compromiso que dilate la necesaria unidad y coordinación para el esfuerzo impostergable e inmediato.

Estoy preocupado y dolorido por esta situación. Por ello quise escribirles esta carta. He tratado el tema con algunos especialistas, con la Vicaría Episcopal de Niños, con la Comisión de Niñez y Adolescencia en riesgo, con algunos jueces y legisladores. En base a lo reflexionado con ellos, hago un resumen sintético que añado en ANEXO. Esto nos ayudará sobremanera a reflexionar sobre esta realidad y sé que será útil en el camino de la Asamblea Arquidiocesana. Pero, sobre todo, quisiera que nuestros ojos no se acostumbraran a este nuevo paisaje ciudadano que tiene como protagonistas a los niños. Les pido, por favor, que abramos nuestro corazón a esta realidad dolorosa... Los Herodes de hoy tienen muchos rostros, pero la realidad es la misma: se mata a los niños, se mata su sonrisa, se mata la esperanza... Son carne de cañón. Miremos con ojos renovados a estos niños de nuestra ciudad y animémonos a llorar. Miremos a la Virgen y digámosle desde el llanto de nuestro corazón:

"Madre, ayúdanos a cuidar la vida".

Con paternal y fraternal cariño
Card. Jorge Mario Bergoglio s.j.
Buenos Aires, 1º de octubre de 2005,
Fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús, Patrona de los Niños de la Arquidiócesis.

A N E X O

La conflictiva existencia de un sistema estatal de atención y protección de la niñez y adolescencia, que podemos calificar como "sistema en crisis", pone en evidencia una realidad donde las carencias sistemáticas, los quiebres o conflictos institucionales son habituales, abonando un imaginario social sobre el tema y desnudando nuestra conducta como sociedad.
Esta situación se plantea en un escenario donde, a pesar de la recuperación del crecimiento económico, en nuestra realidad cotidiana se mantiene la distribución injusta de la riqueza, que tan fieramente golpeó a las familias argentinas en el pasado reciente, continuando su tendencia a concentrarse en los niveles de mayor poder y riqueza, sin que los esfuerzos planteados desde las medidas oficiales logren cambiar este sentido que como sociedad nos humilla y nos mortifica.
Las políticas de Estado deben tender al crecimiento económico y a una justa distribución de la renta tal que el desarrollo de los países se comparezca con la calidad de vida de sus habitantes.

"La verdadera y plena protección de los niños significa que éstos puedan disfrutar ampliamente de todos sus derechos, entre ellos los económicos, sociales y culturales, que les asignan diversos instrumentos internacionales. Los Estados Partes en los tratados internacionales de derechos humanos tienen la obligación de adoptar medidas positivas para asegurar la protección de todos los derechos del niño" (Corte Interamericana de Derechos Humanos mediante la Opinión Consultiva OC-17/2002 "Condición Jurídica y Derechos Humanos del Niño", 28 de agosto de 2002, punto 8 de la parte dispositiva).

Por ello, la actividad estatal no puede reducirse a lograr una reforma de legislación en materia de niñez, que se adapte a la Convención sobre los Derechos del Niño, sino que debería hacer hincapié en la efectivización de dicha Convención a través de la gestión monitoreo de las políticas públicas destinadas a restablecer los derechos vulnerados (necesidades insatisfechas). No se trata solamente de dictar leyes sino de cumplirlas adecuadamente mediante una gestión efectiva, en un marco de redistribución de la riqueza y de creación de empleo.
Recordemos finalmente la conclusión principal de la Comisión de Trabajo Nro. 8, "Niñez y Jóvenes en Situación de Riesgo" de la VIII Jornadas de Pastoral Social (25 de junio de 2005): "Las políticas de niñez y familia deben ser políticas de Estado, debiéndose crear, monitorear y transformar los programas sociales a tal fin, que a su vez deben tener en cuenta el fortalecimiento y desarrollo de la vida familiar, articulando y cogestionando recursos públicos con la sociedad civil, y reforzando la capacidad de los integrantes de la familia para enfrentar la adversidad y salir fortalecidos". Se deben realizar esfuerzos tendientes a revalorizar la cultura del trabajo que conlleva las notas típicas de esfuerzo, sacrificio, conducta y disciplina.
El trabajo es una obligación pero también es un derecho que sirve de ejemplo para los niños: los niños al ver a sus padres laborando visualizan su posible desarrollo, crecimiento y maduración.
Si bien en épocas de crisis económica, donde el desempleo crece, los Estados tienden a subsidiar al empleo o destinar planes para ayudar a la subsistencia de los hombres, estas políticas deben ser herramientas transitorias y no deben constituirse en política de Estado.
Si los Estados no tienen una fuerte política destinada al crecimiento industrial, no crecerá el empleo, una de las formas de asegurar a los habitantes de una Nación la justicia conmutativa.
De allí se mide el nivel de educación, la salud, la justicia, la cultura, el deporte, el fortalecimiento de las familias, el crecimiento y desarrollo de los niños, el cuidado de las personas mayores.
Es necesario proteger el trabajo del hombre. ¿Cómo se lo protege? Instruyendo al hombre, culturalizándolo, entrenándolo, dándole la digna protección legal, dándole descanso, lugar para la recreación, asegurándole condiciones dignas para su vejez, proporcionándole un sistema de salud que lo proteja adecuadamente de sus infortunios laborales.
Los trabajadores no son "instrumentos bípedos, sin libertad, sin moral, que sólo poseen manos que ganan poco y un alma absorta", como sostuviera el abate Sieyes, quien fuera uno de los inspiradores de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.
Con la promoción y el fortalecimiento del trabajo de los adultos lograremos evitar el trabajo de los chicos. Es muy difícil que un chico salga a buscar trabajo si sus padres cuentan con un empleo digno que le proporcione la satisfacción de las necesidades de la familia.

Por otra parte el niño y el adolescente tenderán a concurrir y permanecer en los centros educativos, cumpliendo con su obligación y su derecho que es esencialmente el de estudiar.
Es necesario desarrollar programas orientados a favorecer el acceso y la permanencia en la escuela, donde deben estar comprometidos los maestros, las familias y los propios niños.
La escuela es el principal mecanismo de inclusión. Quienes se van de la escuela pierden toda esperanza ya que la escuela es el lugar donde los chicos pueden elaborar un proyecto de vida y empezar a formar su identidad. En la actualidad, la deserción escolar no suele dar lugar al ingreso a un trabajo sino que lleva al joven al terreno de la exclusión social: la deserción escolar parece significar el reclutamiento, especialmente de los adolescentes, a un mundo en el que aumenta su vulnerabilidad en relación a la violencia urbana, al abuso y a la adicción a las drogas o al alcohol. Si bien la escuela puede no lograr evitar estos problemas, la misma parece constituir la última frontera en que el Estado, las familias y los adultos se hacen cargo de los jóvenes, en el que funcionan, a veces a duras penas, valores y normas vinculados a la humanidad y la ciudadanía y en el que el futuro todavía no ha muerto.

La función esencial de la escuela es formar ciudadanos libres y con capacidad para defender sus derechos y cumplir con sus obligaciones. Sin embargo, no por mantener al niño o al adolescente en la escuela debemos vaciarla de su contenido. El derecho constitucional que se garantiza es el derecho a la educación, no el derecho a la escolaridad. No es sólo inaugurando escuelas, repartiendo libros o útiles, la manera con la cual se logrará cumplir con este derecho. Esto demandará un esfuerzo conjunto de toda la comunidad educativa. Este esfuerzo por un lado debe tener como eje la motivación del joven, no sólo para quedarse en la escuela sino para capacitarse y aprender, y por otro, debe buscar fortalecer y revalorizar el rol del docente para que éste pueda enfrentarse a las nuevas realidades que se le presentan en el aula.

Para entender las causas de la deserción y el fracaso escolar debemos tener en cuenta una variable importante que es la desnutrición infantil. La infancia es el período caracterizado por el crecimiento corporal, que requiere una cantidad determinada de nutrientes para sintetizar nuevos tejidos o culminar etapas importantes como el desarrollo neurológico.
La alimentación deficiente, desde su concepción en el vientre de la madre hasta los tres años en que se desarrolla el sistema nervioso, produce lesiones físicas o psíquicas que lo afectan de por vida. Es imprescindible realizar un seguimiento de los niños desde el momento en que la mamá embarazada empieza a controlarse en los hospitales para reducir el riesgo de que nazcan criaturas con bajo peso y reducir los índices de mortalidad infantil.
El problema de la desnutrición infantil en nuestra ciudad no se soluciona entregando cajas con alimentos, eso reduce el fenómeno de la desnutrición a un plano biológico y no tiene en cuenta factores sociales, económicos, antropológicos y culturales. Debemos educar y crear buenos hábitos alimentarios para prevenir problemas de desarrollo en nuestros niños.
Por otra parte, el mejoramiento de la situación de los niños, en lo que respecta a la pobreza, no puede estar alejado de políticas públicas generales destinadas a toda la sociedad. Justamente, las políticas distribucionistas, plasmadas en la década del 50 en países de Latinoamérica, permitieron reducir la "institucionalización" de niños, cuando aún no existía una legislación que conceptualizara al niño como sujeto de derecho.
Resulta disvalioso para la sociedad en su conjunto, y fundamentalmente para educadores y educandos, que la escuela resulte ser en los hechos prioritariamente un lugar donde se asiste para alimentarse, desnaturalizándose el concepto esencial de la enseñanza.
Las escuelas deben ser contenedoras de alumnos en estado de aprendizaje, de formación, y de ninguna manera están llamadas a sustituir a las familias en una de las funciones primordiales la cual es dar alimento a sus hijos.
Los problemas más significativos referidos a la población infanto juvenil, como hemos analizado, son la desnutrición, la deserción escolar y el ingreso temprano al mundo del trabajo. Estos problemas se ven profundizados cuando hablamos de embarazo adolescente.

Es necesario trabajar con los adolescencia acompañándola en este proceso, fortaleciendo su autoestima, el sentido de la responsabilidad, el cuidado de la salud y posibilitando el diseño de proyectos alternativos para sus vidas.
Creemos fundamental reforzar los vínculos familiares para evitar que los niños lleguen a la situación de calle o terminen institucionalizados.
Si bien existe una demanda social muy fuerte a favor de la institucionalización, los tratamientos con larga privación de libertad no han logrado buenos resultados. Esto queda demostrado ya que ocho de cada diez presos adultos pasaron por Institutos de Menores. Es preocupante además que mientras cuatro de cada diez chicos ingresan por causas penales, el resto ingresa por causas asistenciales, porque su familia no puede hacerse cargo de ellos o porque son víctimas de violencia.
Estos hechos están íntimamente ligados a la falta de actualización de la legislación sobre el tema, donde la persistencia de la ley, conocida como Ley Agote, progresista en su tiempo, ya no refleja los cambios de nuestra sociedad ni las miradas basadas en el niño y el joven como sujeto de derecho. Esta nueva mirada está expresada cabalmente por la Convención de los Derechos del Niño que, aprobada con reservas por nuestro país por ley 23849, forma parte del plexo constitucional a partir de la reforma constitucional de 1994.

La Convención es el tratado de Derechos Humanos que mayor ratificación ha tenido entre los estados miembros del sistema de Naciones Unidas, incluido el Estado Vaticano, y constituye, no sólo un compromiso de los firmantes desde el punto de vista internacional, sino que fundamentalmente redefine las obligaciones insalvables de las políticas públicas respecto a la niñez, la adolescencia, la juventud y las familias.
En su preámbulo destaca, como elementos sostenedores de la necesidad y vigencia de la Convención, entre otras afirmaciones: "…Convencidos de que la familia, como grupo fundamental de la sociedad y medio natural para crecimiento y el bienestar de todos sus miembros, y en particular de los niños, debe recibir la protección y asistencia necesarias para poder asumir plenamente sus responsabilidades dentro de la comunidad", y agrega: "reconociendo que el niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de una familia, en un ambiente de amor, felicidad y comprensión".
El mejoramiento de las condiciones socioeconómicas de la infancia no está desvinculado de lo que suceda a cada familia, que representa el sostén psicosocial y cultural en el crecimiento de cualquier niño. Se han advertido últimamente programas destinados solamente a niños, como si se pudiera mejorar la situación de los niños sin sus familias. A propósito recordaremos que: "La familia constituye el ámbito primordial para el desarrollo del niño y el ejercicio de sus derechos. Por ello, el Estado debe apoyar y fortalecer a la familia, a través de las diversas medidas que ésta requiera para el mejor cumplimiento de su función natural en este campo" (Corte Interamericana de Derechos Humanos mediante la Opinión Consultiva OC-17/2002 "Condición Jurídica y Derechos Humanos del Niño", 28 de agosto de 2002, punto 4. de la parte dispositiva).

Asumir la Convención implica establecer una relación del Estado con los ciudadanos y ciudadanas, con los chicos y jóvenes, que define una cosmovisión entre el estado y los miembros de la comunidad. No debe limitarse a generar una nueva retórica, ni constituirse solamente en un marco ético. Asumir la Convención implica superar una tradicional perspectiva de satisfacer determinadas necesidades para proponer un enfoque de derechos donde universalidad, integralidad y exigibilidad constituyan el trípode que defina la relación del Estado con la niñez y adolescencia.
Para esta finalidad, el Estado debe orientar todos los recursos disponibles a través de planes, programas y acciones, desde una perspectiva generada por esta nueva legalidad. Frente a esta realidad, los cristianos y los hombres de buena voluntad no podemos permanecer inactivos o desorganizados en acciones individuales o grupales que, aunque valiosas y ejemplares, carecen de la eficacia y el impacto necesario para transformar la realidad.
No debemos olvidar la multitud de ejemplos de abnegación, solidaridad, responsabilidad y testimonio que día a día nos brindan familias, instituciones y jóvenes en el esfuerzo de sobrevivir, resistir y en la tarea de construir una sociedad más justa.

El camino es arduo pero el mandato indelegable. Es hora de asumir nuestras propias responsabilidades frente a los niños y los jóvenes, como cristianos, como ciudadanos, como hombres y mujeres de buena voluntad. Es hora de que las instituciones preocupadas por la niñez y la juventud sean escuchadas y tenidas en cuenta. Es hora de que el Estado, como Garante del Bien Común, asuma su responsabilidad y su obligación en la defensa de la vida, en la protección de su crecimiento y desarrollo, en la promoción humana y social de personas, familias e instituciones.
Implementar rápidamente políticas de Estado destinadas al desarrollo de las familias de escasos recursos. El presupuesto de la Ciudad debe contemplar prioritariamente la adjudicación de partidas especiales destinadas al fomento del empleo y al crecimiento económico de manera tal que sus habitantes obtengan trabajo que les resulte digno.
Los dirigentes, tanto los que conducen los destinos del Gobierno de la Ciudad como los de la oposición, deben confeccionar un plan destinado a abolir todas las prácticas de trabajo infantil y toda otra forma de explotación de la niñez.
Una sociedad, que se precie de tal, no puede ignorar los valores que llevan a la realización plena del hombre en todo su desarrollo. Y, entre esos valores, cabe destacar la dimensión religiosa. El hombre es imagen de Dios y llamado a la comunión con Él.
Las políticas implementadas hasta la fecha han producido graves daños a los dos extremos de la vida, precisamente el de las personas más indefensas de esta sociedad: los niños y los ancianos.

No posterguemos para el futuro el cumplimiento de estas deudas, el día y la hora es hoy o nunca.

Fuente: Pastoral Familiar - Argentina
Sábado, 22 de Agosto de 2009 02:26 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Observatorio de la Deuda Social Argentina

Observatorio de la Deuda Social Argentina

Ayer miércoles 5 de agosto a las 18 hs fue presentado oficialmente en uno de los auditorios de la Universidad Católica Argentina el informe anual del Observatorio de la Deuda Social Argentina, dependiente del Dto. de investigaciones de dicha Universidad y con el apoyo de la Fundación Arcor.

Me gustaría compartir con Ustedes un escrito publicado por la Agencia de Noticias Pelota de Trapo que cita información del mismo en el artículo "Ilusiones".
VER ARTÍCULO
Jueves, 06 de Agosto de 2009 15:32 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Bolsones de impunidad

  

Lunes, 13 de Julio de 2009 11:00

 

(APe).- Varios países europeos caben en la monumental geografía de la provincia de Buenos Aires.
Sus pampas sin límites y sus distintos climas también darían lugar para millones y millones de seres humanos.
Sin embargo no hay lugar para que todas las pibas y pibes de Buenos Aires estén bien alimentados.
El alerta sanitaria que llegó como consecuencia de la gripe A también trajo el cierre de los comedores escolares.
Allí se alimentan, casi todos los días, 2.056.307 chicas y chicos que intentan cumplir con los ciclos inicial, primario y secundario de la educación.
No pueden comer en sus casas, tienen que hacerlo en las escuelas.
Brutal naturalización de la concentración de riquezas en pocas manos en el principal estado de la Argentina.
De allí que el gobierno bonaerense haya decidido repartir canastas alimentarias cada quince días.
El problema es que hay poca comida en esos bolsones cuyo costo es de tres pesos por ración.
Para Carlos Bertolotti, pediatra del Hospital de Niños de La Plata, la entrega de estos bolsones implica “realizar un trabajo de campo para analizar cómo viven los chicos que reciben el bolsón. Seguramente habrá chicos que les alcance y a otros que no... De nada sirve dar arroz, si en las casas no tienen garrafa, gas y herramientas para cocinarlo... Crudo no se lo pueden comer...”, sostuvo el profesional acostumbrado a tratar a hijos del pueblo empobrecido.
Según Amelia García, titular de Suteba La Plata, “la mercadería no es la prometida, ya que ni siquiera incluye un jabón. El Estado está ahorrando plata en medio de la crisis sanitaria, porque si se divide por quince días el total del costo de la canasta que le entregaron a cada chico, no llega a dar el mísero costo de 3 pesos por día, que es lo presupuestado por alumno para los comedores durante una situación normal. La ausencia del Estado es total... ¿En ningún momento se pusieron a pensar que en las casas pobres no tienen ni agua, ni cocina, ni gas?”, se preguntó la dirigente gremial.
Eduardo Olguín, dirigente del Frente Popular Darío Santillán, coordinador de varios comedores sociales en La Plata, Berisso y Ensenada, dijo que “es paradójico” que informen que la gripe A afecta a quienes tienen “defensas bajas” y “estén entregando este tipo de alimentos que no tienen ningún valor nutricional... En los barrios no hay ninguna campaña. Ninguna autoridad municipal ni de ningún tipo que se haya acercado a llevar información o insumos... Nos hemos organizado por nuestra cuenta y los comedores los tenemos abiertos, cocinamos el almuerzo, pero repartimos las viandas para que cada familia se las lleve... En estas bolsas no se incluyen productos de limpieza... Nadie que se alimenta solamente con fideos puede tener las defensas altas”, concluyó el dirigente barrial.
Más allá que por la geografía y la riqueza que tiene la provincia de Buenos Aires varios países europeos podrían vivir, queda claro que semejante abundancia es para pocos. Para los que son más apenas llegan estos bolsones cargados de impunidad.
Fuente de datos:
Diario Hoy – La Plata 08-07-09

 

Martes, 14 de Julio de 2009 10:17 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

En Argentina 3.000.000 de personas no conocen su identidad

Personas robadas, traficadas y apropiadas se preguntan por sus raíces

Una ONG denuncia que existen 3 millones de personas en el país que producto de una adopción irregular o de la apropiación de bebés (trata) no conocen sus orígenes

   “Todavía no sé quienes fueron mis padres biológicos ni cuándo nací. Por lo que pude reconstruir, sé que tengo entre 46 y 48 años”, relata Graciela Palma, presidenta de Quiénes Somos, una organización que se dedica a buscar el origen de unos tres millones de argentinos que desconocen sus raíces. “La apropiación ilegal de bebés existió siempre y lamentablemente continúa. Por eso exigimos al Estado que luche contra este flagelo y reconozca el derecho a la identidad para que todos podamos reconstruir nuestra historia”, expresa.
   “Es un delito que la sociedad tiene incorporado: es común que una partera les prometa ’te consigo un chico’. Por eso hay que educar y crear conciencia ya que esta actividad funciona porque existe una demanda”, afirma Palma. Los argentinos que aún buscan su verdadera identidad de origen sufren graves trastornos físicos y psicológicos. Tienen entre 18 y 70 años y no se resignan a conocer sus raíces. La mayoría de los casos surgieron de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Corrientes y la Capital Federal.
   En la asociación explican que todas las historias pueden reconstruirse con una adecuada política de estado. Pese a que elevaron distintos proyectos de ley al Congreso, denuncian que los mismos “fueron cajoneados”. En la ciudad de Buenos Aires, en tanto, fue sancionada la ley 2.202, que autoriza la apertura de los archivos de los hospitales y clínicas del distrito. Sin embargo, la norma aún no fue reglamentada “por falta de presupuesto”, acusan en Quiénes Somos.
   (Diario Popular, pág. 8, 22/6/09) - Fuente: Periodismo Social

 

 

 

LA IDENTIDAD QUE CORRE EN LA SANGRE

 

De niños fueron tratados como objetos y envueltos en mantos de silencio. Pero las mentiras estallaron cuando, ya adultos, se sintieron interpelados por un interrogante que las Abuelas de Plaza de Mayo instalaron en la sociedad: “¿sabés quién sos?”. Ellos buscan sus orígenes y han formado dos organizaciones planteándose esa pregunta en primera persona. La Pulseada cuenta las historias de quienes necesitan verse “completos” en el espejo, pero cargan con el peso de identidades expropiadas.

Por Carlos Sahade y Daniel Badenes

 

“no quiero otra noticia sino vos

cualquiera otra migajita donde

se muere de hambre la memoria / cava

para seguir buscándote / se vuelve

loca de oscuridad / fuega su perra/

arde a pedazos / mira tu mirar

ausente / espejo donde no me veo...”

Juan Gelman

 

El baño: un baño como cualquier otro. El pibe: uno como cualquiera. Salvo por una cosa: cuando se mira al espejo es como si no se viera. Sus ojos paralizados, profundos, se interrogan sobre una ausencia. Luego, una leyenda aparece del televisor: “¿Y vos, sabés quién sos?”.

El spot publicitario difundido años atrás, fue parte de una campaña de Abuelas de Plaza de Mayo para detonar las dudas de sus nietos secuestrados, que aún viven con identidades sustituidas. Son “desaparecidos vivos” que conviven con sus apropiadores e ignoran sus orígenes. Se calcula que unos 500 chicos fueron robados por las fuerzas represivas durante la última dictadura.

Organizado de un modo sistemático, se trató de un delito “único en el mundo: no hemos encontrado otro país donde, en guerra convencional o en terrorismo de Estado como fue acá, haya existido un plan para apropiarse de los bebés que nacían en los campos de concentración”, explica la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela Carlotto. Entre 1975 y 1983 existieron maternidades clandestinas donde las jóvenes secuestradas tuvieron a sus hijos, que se transformaron en botines de guerra. Allí se dejaban progresar los embarazos de las enemigas políticas de la dictadura, se concretaba el parto y casi inmediatamente se arrebataba al bebé de los brazos de su madre, que era asesinada. El chiquito recibía otro nombre, una familia ajena y una historia falsa. “Siempre con un signo político”, remarca Carlotto. Un signo que explicitó en 1983 el general Ramón Camps, jefe de la Policía bonaerense, cuando declaró a un medio español que había matado a 5000 “subversivos”, pero que nunca había asesinado niños. En cambio, dijo haberlos entregado a “nuevos padres”, lejos de sus familias biológicas, que los hubiesen “educado para la subversión”.

Si la represión del Estado terrorista generó una cultura del miedo y desmovilizó a la sociedad, ese accionar particularmente macabro terminó de quebrar al país: ya ni siquiera estaba garantizado el derecho a la identidad. “Fuimos a las casas cuna, a los juzgados de menores y nadie nos daba respuestas. Es más: escondían las pruebas. La orden era que nunca vinieran a vivir con nosotros”, rememora Carlotto.

Como las Madres, en 1977 las Abuelas comenzaron a caminar juntas y emprendieron la búsqueda de sus nietos. El poema de Gelman –“no quiero otra noticia sino vos”– encarna el dolor y el deseo de esos familiares cuyos seres queridos les habían sido saqueados.

Cuando las Abuelas cumplieron dos décadas de lucha perseverante, 59 chicos habían recuperado su identidad. La realidad había cambiado: ya no buscaban niños, sino jóvenes. Fue entonces cuando comenzaron las campañas para instaurar en la sociedad la pregunta sobre la identidad. Tuvieron muchas respuestas y hoy ya son 79 los nietos restituidos. Pero hubo resultados adicionales: otros sectores se sintieron interpelados e iniciaron la búsqueda de sus propias raíces biológicas.

 

En primera persona

Pronto quedó claro que el dilema de la identidad atraviesa a la sociedad entera. Las Abuelas recibieron muchos casos denominados “de identidad de adultos”. Y si bien ofrecieron su apoyo psicológico, no podían hacerse cargo de un problema que las excedía. Por eso acercaron a esas personas a la Defensoría del Pueblo de la Nación, promoviendo que se creara un ámbito específico para ayudar a quienes buscaban su identidad genética. Patricia Peña, una de las primeras en llevar su caso, reconoce que “Abuelas fue el primer lugar a donde recurrimos, porque ellas sabían de búsquedas. Además, no había nada en el Estado para buscar identidad. La identidad biológica no estaba ni siquiera contemplada hasta que Abuelas empieza a buscar a sus nietos”.

Algunas de las personas que se habían acercado a la Defensoría se unieron en una organización: “¿Quiénes somos?”. La psicopedadoga Soledad Lugones, una de sus actuales integrantes, sostiene que “la búsqueda de la verdad, de la identidad, tiene que ver con la salud física y mental. Porque lo que no se elabora, se repite”.

Las historias de quienes indagan sobre sus raíces biológicas son conmovedoras e impactantes. Como la de Graciela Palma Arizaga, criada con desprecio por la familia de un abogado que fue cónsul durante la dictadura de Aramburu. Desde los 6 años, Graciela somatizó todos sus problemas, que tenían como tronco común la falta de verdad. Como no había nada físico, la mandaron a un psicólogo. Luego a otro. Y a otro. “Después me enteré que los psicólogos llamaban a mis padres de crianza y les decían ´esta hija no es suya. Le hemos hecho los tests y ella está manifestando que sabe la verdad, pero necesita que se la digan´. Entonces cambiaban de psicólogo”. Graciela, que hoy tiene 43 años, llegó a estar muy mal de salud. Fue entonces cuando le dieron otra versión sobre su vida: “que mi madre era una prostituta que me iba a tirar a la basura y que ellos me salvaron...”.

La angustia y el sentimiento perturbador de estar envueltos en un manto de mentiras se reitera en cada testimonio. Graciela evoca el día en que hizo su cédula de identidad y el empleado de Policía preguntaba datos y datos. “Me quedé pensando: todo es mentira... doy un nombre, una fecha de nacimiento que son mentiras”.

No hay registro de que este tipo de casos haya culminado en un cambio de nombres, en parte porque el trámite requiere un costoso juicio de filiación. Pero el problema va mucho más allá de lo que diga la cédula o el DNI: eso es sólo la “identificación”. La identidad tiene bases biológicas y genéticas, y se completa durante la socialización de la persona, signada por la influencia de la familia, su cultura, idioma, religión. Desconocer los orígenes “produce una fractura entre el saber y el conocimiento... Tienen la sensación, el saber, pero andan a ciegas”, explica Lugones.

 

La pregunta plural

Dicen haber sido tratados como cosas. Muchos fueron obtenidos ilegalmente. Algunos quieren a sus padres de crianza y otros les guardan cierto rencor. Todos intentan quebrar el silencio que rodea sus historias. Y se unieron para construir herramientas que sirvan a sus búsquedas, eludiendo los obstáculos que existen para indagar esa parte de su identidad que les corre por la sangre.

Después de plantearse la pregunta en primera persona, decidieron hacérsela en plural: “¿Quiénes somos?”. En marzo de 2002 fueron diez personas que se reunieron en la Defensoría del Pueblo para crear una organización con ese nombre. Tenían entre 27 y 55 años y la mayoría eran mujeres. En noviembre de 2003 se escindieron. Quince personas, algunas provenientes de la primera experiencia, formaron la agrupación “Raíz Natal” con objetivos prácticamente idénticos.

La naturaleza de estos grupos es ciertamente atípica: son las propias personas que buscan su identidad –y no sus familiares– los que se organizan. Son los robados, los traficados, los abandonados, los apropiados, los negados.

Graciela, de “¿Quiénes somos?”, aclara que no hacen “autoayuda”, sino que tratan “de dar una mano a los que están en nuestra misma situación, que es buscar la identidad biológica y exigirle al Estado que cumpla con la Constitución y los pactos internacionales”. Su grupo asegura tener más de 500 integrantes.

“Sin nuestra identidad, no sabemos de dónde venimos, por qué estamos donde estamos, cuál es nuestra historia genética, o en quién nos reflejamos”, sostienen desde “Raíz Natal”, que se define como una “ONG solidaria” que “lucha contra los fantasmas, la inequidad, la burocracia, el conformismo, la ignorancia y aquellos que le temen a la verdad”.

 

El florero que faltaba

-¿Por qué creés que te adoptaron? –pregunta La Pulseada a Graciela, que se crió en un semipiso de Barrio Norte, donde “todo era un lujo, salvo mi habitación”.

–Por cómo era mi familia, fue una cuestión de apariencia. Ellos siempre estaban con el “qué dirán” y entonces cómo podía ser que un matrimonio, con él profesional, Cónsul de Chile y qué se yo, no pudiera tener un hijo. Era como el florero que faltaba en la casa. (...) Hubo abusos y un montón de cosas. Sufrí muchísimo. La imagen que tengo de chica y de adolescente es encerrada en mi habitación llorando abrazada a una almohada.

 

Muchas de las historias están signadas por las adopciones ilegales, la apropiación y el tráfico de niños. Algunos hablan de “adopciones legales pero ilegítimas” porque tienen los sellos del Estado. En verdad, como reflexiona Lugones, “son partidas de nacimiento ilegales porque los funcionarios cometieron un delito”.

Al preguntarse por su pasado, casi todos han pensado en el robo y la comercialización de bebés. El tema sale espontáneamente. María Rosa Pallone, de “¿Quiénes somos?”, expone el caso de los 35 mil chicos que faltan en las regiones asiáticas afectadas por el tsunami ocurrido a fines de 2004. “En Europa hay muy pocos niños, muy poca densidad demográfica porque la gente tiene pocos chicos y entonces están desesperados, sobre todo los pedófilos (personas adultas que sienten atracción erótica o sexual hacia niños o adolescentes) y los que actúan en el tráfico”, interpreta. Y no se equivoca: ya han sido probadas varias adopciones ilegales de niños robados en la zona del desastre.

También evocan otro caso que se hizo público recientemente: el del Hospital Funes, de Córdoba, donde se hacía figurar como muertos a bebés que eran entregados a otras personas.

En el país y en el mundo, el tráfico de niños es bastante mayor de lo que muchos creen. La trabajadora social Nora Schulman aclara que “no hay cifras, no se conoce la verdadera dimensión del problema”, aunque cita un caso que la sugiere: el del juez chaqueño denunciado años atrás por la monja Martha Pelloni, que “había hecho 365 adopciones en un año: una por día... Truchas absolutamente”. “Además hay agencias privadas de adopción en Argentina, cosa bastante grave, porque muchas están en manos de la Iglesia”. Schulman es directora Ejecutiva del Comité Argentino para el Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CASACIDN), presidido por Estela Carlotto.

La titular de Abuelas sostiene que “en este caso es un delito social, no del Estado. El Estado no compra y vende niños. Pero tampoco hace lo suficiente para romper con la venta de chicos. Argentina es como una especie de semillero para la provisión de niños a los países europeos”. En eso están involucrados médicos, abogados, jueces y funcionarios corruptos.

 

Problema social, miedo cultural y vacío legal

El grueso de la comercialización de bebés está relacionado con el problema de la pobreza. Son comprados a madres muy carenciadas, que reciben una ínfima parte de las sumas implicadas; o apenas la atención del parto. Los chicos se venden a precios que van de los 5 a los 20 mil dólares, según asevera Nora Schulman.

La apropiación toma la forma jurídica de la adopción o directamente se fraguan las actas de nacimiento y los pibes se inscriben como propios.

En Argentina no existe la adopción internacional, y por eso el problema no es tan monumental como en Colombia o en otros países de América Latina. Schulman aclara: “así y todo, salen del país muchísimos bebés y no hay ningún tipo de control. Podés sacar un chiquito en un bolso y nadie te va a preguntar qué llevás”.

A la inacción del Estado se agrega “un problema de tipo cultural”, según explica la directora de CASACIDN: “el común de la gente piensa que es mejor que las madres pobres vendan un hijo a que lo tengan en malas condiciones”.

La titular de “Raíz Natal”, Patricia Mónica Peña, se alarma: “hay páginas en Internet que ofrecen chicos... Queremos que nuestras historias no se vuelvan a repetir”.

Pese a los pedidos para que se legisle sobre el tema, el tráfico de niños aún no está tipificado como delito penal. Al no estar prevista una figura específica –expone Schulman– “se utiliza un poco la Convención Internacional de los Derechos del Niño, otro poco el artículo del Código Penal sobre suposición y supresión de estado civil, que no es específicamente para eso...”. Además, hay otras formas jurídicas a las que se suele recurrir, como la de adulteración de documento público.

Un reclamo presente entre los integrantes de “¿Quiénes somos?” y “Raíz Natal” es que todos los delitos de apropiación sean considerados “de lesa humanidad”, lo cual los haría imprescriptibles. Así son los casos de los chicos secuestrados durante la dictadura, debido a que el Estado fue su responsable directo. Y como las leyes de impunidad sancionadas durante el primer gobierno constitucional no perdonaron el robo de bebés, cada vez que las Abuelas de Plaza de Mayo encontraron a un nieto pudieron llevar a la cárcel a los apropiadores.

 

La mente del apropiador

¿Qué hace a una persona capaz de apropiarse de otra, negándole su identidad? Los casos de la dictadura expresan una lógica siniestra: “¿cómo ese hombre de las fuerzas armadas o de seguridad puede tener un niño, verlo crecer, y verle los rasgos de su papá y su mamá, a los que él asesinó?”. Los interrogantes de Carlotto conmueven e indignan: “¿cómo sostiene esa crianza diciendo que lo quiere?”. El apropiador no trata al chico como su hijo, sino como un objeto: “un fetiche”, según la caracterización de Eva Giberti. Carlotto repite una historia que llegó a sus oídos: “una vez un marino mostró a sus camaradas un bebé y les dijo: ´ese es mi hijo´. Pero sabían que la mujer no podía quedar embarazada. ´Ese es mi hijo. Es hijo de guerrilleros. Y si me sale como el padre, lo mato´. ¡¿Qué amor puede haber en algo que le lleva de regalo, de presente griego, a su mujer?!”.

Por su parte, en el caso del tráfico “común” de bebés, según la titular de Abuelas se hace patente “la bajeza del ser humano: de robarle al pobre hasta el hijo. No sólo no le dan de comer, ni le dan trabajo, sino que también se quedan con el hijo, con la excusa de que va a estar mejor. La sociedad piensa así. En vez de ayudar a esa familia a vivir dignamente...”

Para Schulman, la mayor barbarie es la de los intermediarios, que “lucran con la desesperación de gente que quiere tener hijos... No digo que la compra de bebés esté bien. Pero hay quienes están lucrando con la desesperación de una pareja por tener un bebé y de una mamá que tiene que sobrevivir”.

¿Es posible querer a un chico y ocultarle sus raíces biológicas? Sonia Judith Castagnoli cree que no: “el amor es otra cosa: si vos querés a alguien, le decís la verdad”.

 

Silencios, secretos y mentiras

Muchas familias de crianza siguen ocultando la verdad aún cuando los hijos empiezan a buscar su identidad biológica. Varios integrantes de “¿Quiénes somos?” mencionan una y otra vez los “pactos de silencio”.

Mientras intentan armar el rompecabezas sobre sus propias vidas, apuestan a un cambio cultural que termine con esa costumbre de ocultar.

–Yo no estoy dispuesta a esperar ese cambio cultural –aclara a María Rosa otra víctima, Sonia, que llegó para consultar a “¿Quiénes somos?” mientras sus integrantes hablaban con esta revista. María Rosa justifica su postura:

–¿Sabés lo que pasa? Sino cierran todas las puertas... En mi familia, ya estoy casi en la tercera edad, ¿no te parece una ridiculez que no me digan nada?

–¿Qué motivos te dan?

–Hay un pacto de silencio.

–En mi caso también.

–¿Cómo hacemos entonces? Hay que lograr un cambio...

Para Peña, que se alejó de la primera organización para integrar “Raíz Natal”, “la sociedad tiene que empezar a ver a los chicos como sujetos de derecho y no como objetos”.

 

Logros, necesidades y reclamos

No todas las búsquedas llegaron a buen puerto, pero han ido generando herramientas que simplifican las pesquisas futuras. La lucha de Abuelas dio el primer empujón, que logró un avance mundial en la genética: investigadores norteamericanos hallaron un método efectivo para determinar lo que se llamó “índice de abuelidad”. Hasta entonces, los exámenes de sangre sólo podían demostrar paternidad. Las Abuelas reclamaban otro recurso para certificar la identidad del niño y poder reconocer a un nieto al que jamás habían visto. Luego promovieron la creación del Banco Nacional de Datos Genéticos, lograda en 1989, y la incorporación del Derecho a la Identidad en la Convención Internacional de los Derechos del Niño, ese mismo año.

Finalmente, pidieron la formación de una Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) y de un centro de atención psicológica para los jóvenes apropiados. Creada en 1992, la CONADI recibe a quienes dudan de sus orígenes y sus funciones ya no se limitan a los chicos arrebatados durante la dictadura.

De todos modos, las búsquedas de las personas nucleadas en “Raíz Natal” y “¿Quiénes somos?”, y otras con casos similares, exceden a la CONADI y fueron atendidas por la Defensoría del Pueblo de la Nación. Ellos tienen también sus reclamos específicos.

Los integrantes de “¿Quiénes somos?” piden que el gobierno de la Ciudad reglamente el artículo 12 de la Constitución porteña, que reconoce el derecho “a conocer la identidad de origen”. También exigen la apertura de archivos y el acceso a libros de parto. “Ni el gobierno de la Ciudad ni el nacional nos contestan”, se queja María Rosa Pallone.

También pasa factura a los medios de comunicación: “vienen entusiasmados, pero cuando ven qué es este tema...”.

-¿Qué tiene este tema? –pregunta La Pulseada.

-El tema de la identidad... quieren que quede medio así para que la gente no empiece a reclamar (...) Una periodista de Clarín me dijo: “cómo vamos a hacer hincapié en la identidad”. Nosotros necesitamos difusión, pero tenemos principios. La del diario se levantó y se fue.

Peña remarca que “en la historia de nuestro país no se le ha dado buen resguardo a la memoria. Te encontrás con hospitales donde no es que no te quieren dar archivos sino que no hay ninguna ley que los proteja. Algunos han tratado a los libros de partos como libros contables, que después de diez o quince años se podían destruir o quemar”.

 

Enfrentar al espejo

Conocedora de la experiencia de los chicos restituidos, Carlotto se anima a definir que “acercarse a los orígenes es todo” y cuenta que “cuando los nietos recuperan su identidad, todos esos ‘porqué’ –por qué camino así, por qué me gusta pintar, por qué soy distraído, por qué tengo los ojos claros– se ven en el abuelo, en los tíos, en toda esa familia que es la propia”.

A tres años de organizarse, el balance de Peña es positivo: “Quedó claro que es difícil pero se puede buscar. Mucha gente ha podido descubrir toda su historia. Con que pudiésemos encontrar un sólo caso, ya basta para todo este trabajo”.

En eso, ambos grupos también coinciden: “Un solo encuentro emocionante vale la pena y un encuentro no emocionante, también vale la pena”, explica Lugones. Y comenta los conflictos que aparecen a la hora de la verdad: “Muchas veces te dicen: ´No, porque esta mujer ahora está casada y tiene hijos y va a producir un desequilibrio familiar´. Yo entiendo el padecimiento de esa señora y de sus hijos, pero ¿saben qué? Hay que entender que el padecimiento de la persona a la que le robaron la identidad es mucho más grande...”.

El pedido de que comprendan sus búsquedas es otra constante. En una ocasión, una prima le sugirió a María Rosa que acepte “que hay gente que tira y hay otra que recoge”. Pero ella le contestó con convicción: “si me tiraron, no me interesa en lo más mínimo. Yo quiero saber quién es mi mamá. Yo quiero conocer mis orígenes”. De eso se trata: de poder mirarse al espejo y saber quién está ahí.

 

CÓMO SOMOS

Las personas que luchan por el derecho a conocer su identidad biológica estuvieron unidas menos de dos años: luego, la organización “¿Quiénes somos?” se escindió y nació “Raíz natal”. El trabajo periodístico de La Pulseada no logró determinar con exactitud qué los diferencia: tienen las mismas búsquedas y realizan reclamos similares.

La división de ambas organizaciones deja un sabor amargo e inquieta. Si tan fuertes son los “pactos de silencio” de los victimarios, ¿por qué no enfrentarlos unidos? ¿por qué no hay “pactos de verdad”?

Patricia Peña (“Raíz Natal”) reconoce que “las búsquedas son las mismas” pero aclara: “nosotros tratamos de no buscar rencor, ni de tener problemas con las personas que llegan”. ¿Esa será la diferencia? El discurso de “¿Quiénes somos?”, sin embargo, también condena el rencor y el odio: “no lo fomentamos ni lo queremos”, dice María Rosa Pallone. Y la misma Rosa afirma que no trabajan con las Abuelas porque fueron “discriminadas por no pertenecer a la dictadura”... aunque los relatos iniciales de la organización hablan de un origen vinculado a Abuelas.

Estela Carlotto, por su parte, dice que los integrantes de “¿Quiénes somos?” “tienen una forma muy prepotente y agresiva”. A su vez, cuestiona el inicio tardío de sus búsquedas: “empezaron ahora, a los cuarenta o cincuenta años. ¿Qué hicieron antes?”.

En el fondo aparece una disputa por el funcionamiento de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad, creada en 1992 a pedido de las Abuelas de Plaza de Mayo, que se ocupa –aclara Carlotto– de “la identidad no solamente de los chicos desaparecidos, sino también de otra gente que llega, que ha sido abandonada o robada, y que quiere saber quién es”. La titular de Abuelas reprocha el intento de “¿Quiénes somos?” para modificar la ley que creó la CONADI, buscando introducir su grupo en la conducción del organismo. “Les ofrecimos promover una ley especial para ellos, para que los que se nucleen como adultos que quieren encontrar su identidad lo hagan, pero con una ley específica, con caminos específicos. Nadie les niega nada. Lo que nos perturba es esa intromisión con una ley que está funcionando muy bien”, explica.

Soledad Lugones (“¿Quiénes somos?”) acusa a los organismos de derechos humanos de tener un doble discurso y de excluirlos por “no poseer un tinte político, cuando en realidad se está hablando de lo peor porque nuestros casos tienen que ver con las dictaduras económicas: el tráfico de niños, la prostitución...”.

No hay dudas: en Argentina estamos acostumbrados a la fragmentación y a discutir “quién es más víctima”. Carlotto cree que es porque “no nos hemos educado democráticamente. Y como no tenemos un sentido democrático, nos han enseñado la insolidaridad”.

El de quienes buscan sus raíces biológicas es un ejemplo más para una larga lista. Somos así. Históricamente el país ha tenido varias centrales sindicales. Entre los organismos que reclaman por verdad, justicia y castigo para los crímenes de la última dictadura hay Madres y Madres fundadoras; H.I.J.O.S. e HIJOS. Hay decenas de movimientos de desocupados con los mismos pedidos. A un mes de la tragedia de Cromañón, los familiares de las víctimas ya formaban varios grupos casi enemistados. Para qué hablar de los partidos de izquierda: entender las divisiones de ese sector político requiere un completo manual y mucha paciencia para los detalles.

De algún modo, la ruptura de “¿Quiénes somos?” también nos habla de una identidad: de nuestra identidad como sociedad, en un país deshabituado a la unión y el consenso.

 

Fan de su hermano

El reencuentro de los hermanos Gonçalves es uno de los 79 logros de las Abuelas. El padre de ambos fue secuestrado en 1976, al igual que su segunda esposa Ana María Granada. Gastón (h) tenía 7 años y vivía con su madre. Claudio había nacido ese año y estaba en su casa cuando fue ametrallada por las fuerzas represivas. Ninguna bala alcanzó su pequeño cuerpo: su mamá lo había escondido en un armario, envuelto en mantas. Un militar que participó del operativo lo encontró semiasfixiado y lo llevó al hospital. Luego fue dado en adopción. Sus padres de crianza, con quienes siguió viviendo tras conocer sus orígenes, no tienen ninguna relación con el terrorismo de Estado.

Gastón y Claudio crecieron separados. El primero siempre supo que su padre había sido asesinado. Se dedicó a la música y formó el grupo “Los Pericos”. Tuvo tres hijos a los que nunca ocultó la verdad: “odio a los militares porque me sacaron a mi viejo y porque me quitaron a mi hermano durante veinte años”.

El encuentro de los restos de Ana María por parte del Equipo Argentino de Antropología Forense permitió localizar al nieto y hermano buscado, a quien su familia adoptiva llamaba Manuel. Conocer su identidad biológica fue más que una sorpresa: Claudio era fanático de “Los Pericos” y había visto a su hermano de sangre tocar el bajo en varios recitales.

 

La misma nariz

Cuando era chica, a Graciela Palma le ponían broches en la nariz. “Los ponían la mayor cantidad de tiempo posible para ´afinar´ su comisura”, cuenta y recalca con su voz la palabra “afinar”: “Después me enteré de que no era porque no fuera fina; era como un estigma, como un sello: era la misma nariz de mi madre biológica”.

Vistos en perspectiva, los recuerdos de Graciela parecieran indicar que “nunca sentí que ese fuera mi mundo”. El gusto por el rock desde los 8 años y su interés por el arte, cuestionados en su crianza, son algunos ejemplos. Otro es su decisión de estudiar traductorado de ruso: “se armó un lío como si hubiese dicho que me iba a dedicar a robar bancos. Tengo cartas en las que le pido perdón a mi padre de crianza por estar estudiando un idioma que a él no le gustaba”. Y que no le resultó difícil aprender: “es como que pienso en ruso”, asegura.

Entre las pocas respuestas que tiene, supo que su madre biológica “sería rusa o polaca, que se hacía los controles en el Hospital Español de la Capital, que era pelirroja y que tenía la misma nariz que la mía...”.

Hoy se enorgullece al mostrar los parecidos entre las fotos de su hija Macarena y ella cuando tuvieron 5 años. Tienen la misma nariz. Y“parecerse a” la emociona profundamente.

 

Sangre negra

“En mi familia, jamás me dijeron ´negrita´, salvo un tío que lo decía muy a la pasada y mi mamá lo miraba con cara de pocos amigos”, recuerda María Rosa Pallone, una de las impusoras de “¿Quiénes somos?”: “Nunca se habló del tema de los negros... a lo mejor era para que no se destape mucho...”

María Rosa se acercó a sus orígenes hace más de tres años, cuando un análisis de sangre le indicó que tenía una enfermedad propia de la “raza negra”. Luego descubrió que su partida de nacimiento había sido fraguada.

Hasta entonces todo había sido secretos y mentiras: “era tal el pacto de silencio que todos lo sabían pero nadie me dijo nada. Ni dijeron, ni dicen”. Y ella nunca había imaginado esa posibilidad, porque sus abuelos paternos –de crianza– eran “muy morochos” y “yo podría haber pasado como una nieta de ellos”. Después aclara: “la gente cree que cuando el chico entra a una casa, deja su vida y su historia en la puerta, y no es así. El chico entra con todo”.

Al preguntarse por su verdadera identidad biológica, María Rosa inició una causa penal, pero el Poder Judicial la cerró porque sus padres de crianza estaban muertos: ya no había a quién demandar.

Una vez le preguntaron si hubiese sido mejor que la dejaran en un orfanato y no supo qué contestar: “en un orfanato hubiera tenido la posibilidad de que mis datos figuraran. Así no pude traspasar nunca el portón que me pusieron”.

 

“Se pagó por mí”

Cuando falleció la mujer que la crió, María Alejandra Pugliese tenía 16 años y creyó que su mamá había muerto. Y así lo entendió hasta que una vecina le recomendó que fuera a Gente que busca gente para encontrar a su madre.

Sus padres de crianza le habían dado todos los gustos: “mi mamá no me hacía una pollera, sino dos, iguales. Así, si me manchaba una me cambiaban en seguida y siempre estaba de punta en blanco”. Igual de exagerados eran para aislarla: “no hablés con nadie en la calle, no atiendas el teléfono”, le advertían, según contó a una periodista de Página/12.

El supuesto padre se suicidó a un año de la muerte de su esposa. Alejandra no comprendió por qué los familiares murmuraban frases como “no le corresponde nada”. Luego, al saber que era adoptada tuvo convulsiones y ataques de pánico que sólo pudo superar con ayuda de su hija. Y llegó a la Defensoría buscando sus raíces.

“Aunque la adopción es un acto de amor, quisiera saber por qué tuvieron que acceder a mí así... Sé que se pagó bastante para obtenerme y conseguir una partida de nacimiento legal”.

Alejandra ya tiene 35 años, forma parte de “Raíz Natal” y aún no sabe toda la verdad. El “tío Cacho”, un amigo de la familia que vivió con ellos, le confesó haberla ido a buscar a una casa en Mataderos. Pero eludió el resto de las preguntas: “No quieras saber la verdad”, le dijo antes de mudarse sin previo aviso.

 

La verdad como terapia

El derecho a conocer la identidad biológica adquiere una relevancia vital cuando de la salud se trata: la mayoría de las intervenciones requieren saber antecedentes médicos. Cuando hay dudas, se transmiten a la generación siguiente: “nuestros hijos tienen la mitad de su mapa genético”, explica Graciela Palma.

Sonia Judith Castagnoli recuerda las preguntas de su médico durante los embarazos: “¿Su padre era cardíaco? No sé. ¿Su mamá? No sé. ¿Diabetes? No sé. ¿Colesterol? No sé. Pero cómo, ¡vos no sabés nada!”.

Los interrogantes surgieron tras perder sus embarazos de varones: “fue una cosa bastante trágica y a mí se me puso en la cabeza que era algo genético. Todavía no me habían dicho que era adoptada pero yo lo sabía”. El psiquiatra que la trató propuso que exigiera a su familia de crianza que hablara:“me dijeron que sí, pero todo se quedó en el cuento...”. Eso fue hace 18 años, cuando Sonia tenía treinta. El ocultamiento de la verdad sigue.

Ella llegó a “¿Quiénes somos?” mientras La Pulseada entrevistaba a algunos de sus impulsores. “Me convencí de que no van a hablar. Esta es una familia que ha tenido secretos familiares muy importantes... Ya no soporto más”.

Pero Sonia aclara que no busca contenerse mutuamente, sino acelerar su pesquisa.

“No hay mejor terapia que saber la verdad”, le asegura y acierta Soledad Lugones, la psicopedagoga de la agrupación.

 

Fuente: La pulseada - Marzo 2005

Lunes, 29 de Junio de 2009 12:11 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

ASESINAR A UN HIJO

"Desde hace unos años, a partir del caso Tejerina, el ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni, en coincidencia con un grupo de legisladores nacionales, vienen impulsando que se reincorpore al Código Penal la figura del “infanticidio”, para reemplazar a la del “homicidio agravado por el vínculo”, en los casos de muertes de bebés provocados por sus madres “bajo la influencia del estado puerperal”. La condena, en esos casos, sería sólo de seis meses a tres años de prisión, mucho menor a la de "homicidio agravado por el vínculo".(Párrafo del texto periodístico reproducido al final de este artículo)

¿Interrumpir el desarrollo de un óvulo hasta los 45 días después de su fecundación es criminal, mientras que asesinan a un recién nacido sometiéndolo a al asfixia, tirándolo en la basura, dejándolo morir de frío es sólo consecuencia de un "estado de alteración mental"?.

El incumplimiento de los derechos humanos es un crimen, sin importar quien comete el delito y resulta más que obvio decir que "matar  es un crimen".

En casos como estos considero que FALLARON en todas sus responsabilidades y obligaciones, una familia, un sistema social, una comunidad y un Estado.

Y FALLARON A LO LARGO DE TODO EL PROCESO:

1. No proveyeron la ayuda y asistencia necesarias para que esta joven mujer accediera desde su infancia a sus derechos, aniquilando así su dignidad.

2. No proveyeron la cobertura asistencial integral a una mujer embarazada, cumpliendo con sus derechos así como también con los de la persona por nacer que se gestaba en su vientre.

3. Nadie actuó aun frente a todas estas claras señales de que estaban en riesgo la vida de dos personas, una adulta y otra por nacer.

Por tanto considero que los actores mencionados son cómplices necesarios en este homicidio del cual fue víctima una persona recién nacida y cuyo autor fue su propia madre.

Tampoco quiero olvidarme del hombre adulto partícipe necesario de ese embarazo, cuando no se responsabiliza de las consecuencias de sus actos, cuando no brinda el apoyo necesario a esa mujer que quedó embarazada luego de un hecho compartido con él, cuando abandona a un ser en gestación que sólo fue creado con su voluntaria participación, ¿acaso es válido pensar que es inocente?.

Es necesaria una política integral de garantía y cumplimiento de los derechos humanos (con las consecuentes instituciones idóneas para implementarla). Integral significa que obviamente deberá incluir un menú de políticas para cada uno de estos derechos, observando sus interrelaciones. En este caso específicamente:

1. Una política de educación integral que tenga como centro la dignidad de la persona y por tanto la igualdad en todos los aspectos de la vida respetando la diversidad y los géneros.

2. Una política de educación sexual efectiva y eficiente.

3. Una política de prevención de delitos sexuales y de ejemplar sanción a quienes los cometan

Sólo así niñas y niños podrán ejercer plenamente segun su grado de desarrollo biológico, su derecho crecer, educarse, informarse, protegerse y ser protegidos.

Sólo así los adultos podrán ejercer plenamente su derecho a decidir cómo, cuándo y con quién tener intimidad, y comprenderán por qué es requisito indispensable del ejercicio de todo derecho, el cumplimiento de las obligaciones devenidas a consecuencia de sus actos.

Será el Estado, en tanto todos y cada uno de nosotros en los roles que desempeñamos dentro de la sociedad y en nuestra comunidad, los garantes de estos procesos y de la asistencia integral a los más vulnerables en cada situación, tanto como de la efectiva sanción para quienes rehuyan cumplir sus obligaciones.

Hasta que estas condiciones nos se cumplan, la figura del "infanticidio" tanto como la del "aborto libre" me parecen una excusa hecha sólo a medida y beneficio de oscuros propósitos.

Lic. Claudia Santalla

El siguiente es un listado de artículos relacionados con el tema y publicados por Página12

Cómo era antes en el Código

El infanticidio estaba previsto en el artículo 81 inciso 2º del Código Penal. Pero fue derogado en 1994. Se le cuestionaba que el móvil que se esgrimía para atenuar la pena a la autora del homicidio del hijo recién nacido era el ocultamiento de la deshonra de la mujer adúltera o madre soltera. Con la intención de eliminar ese concepto arcaico y sexista, finalmente se borró por completo la figura penal, que contemplaba penas cuando el homicidio ocurría en el período puerperal. Las penas previstas iban de los seis meses a los dos años de prisión.

 

 

Los jueces que lo contemplan

Aunque el Código Penal actualmente no contempla una morigeración de la pena para casos en los que una mujer mata tras el parto a su hijo recién nacido, algunos tribunales siguen interpretando que algunos la merecen, aunque deben partir de un mínimo de 8 años. Por ejemplo, el 4 de noviembre de 2000 la Cámara del Crimen de Salta aplicó esa condena a una joven de 20 años que mató de catorce puntazos a su hijo recién nacido. En abril de 2001, el juez de Sentencia Nº 2 de Rosario dispuso la misma pena a otra mujer, M. L. G., por el crimen del bebé que acababa de parir. El caso más emblemático fue el de M. E. D., de 19 años, oriunda del pueblo cordobés de San Javier. Durante el juicio denunció que desde hacía diez años sufría violaciones sistemáticas de su patrón, para quien trabajaba de mucama: en una de ellas quedó embarazada. A la criatura la mató al nacer. Pero fue absuelta por el jurado integrado mayoritariamente por vecinos de la localidad cercana de Villa Dolores en noviembre de 2006.

El debate que abrió Romina Tejerina

Por Mariana Carbajal

El drama que envuelve a María Isabel Molina, la joven trabajadora golondrina de Catamarca detenida y acusada de “homicidio agravado por el vínculo”, por el asesinato de su bebé recién nacido, puso otra vez en primer plano la necesidad de reincorporar al Código Penal el infanticidio, una figura que existió en el país hasta fines de 1994 y que atenúa la pena a la mujer que mata a su hijo durante el nacimiento o luego, mientras se encuentra bajo la influencia del estado puerperal. Son casos aislados, con características muy especiales. Un proyecto de ley que avanza en ese sentido y fija una pena de seis meses a tres años de prisión obtuvo un amplio consenso en la Cámara de Diputados y está en condiciones de ser tratado en el recinto: promovido por legisladoras del oficialismo y de la Coalición Cívica, cuenta con el apoyo también de diputados socialistas, macristas y de partidos provinciales. Es más, en la sesión del 17 de diciembre estuvo incorporado en el temario del día, pero finalmente no llegó a votarse. Hoy la pena máxima prevista para este delito es de prisión perpetua.

“Son casos más necesitados de una urgente asistencia social, psicológica y a veces hasta psiquiátrica que de punición. Llevar estos casos trágicos a una pena de reclusión o de prisión perpetua me parece algo verdaderamente terrible”, es el argumento que sostiene el ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni, en su defensa de la vuelta del infanticidio al Código Penal.

“Es una deuda que tenemos. Se trabajó mucho en el proyecto el año pasado y hay acuerdo de todos los bloques para volver a incorporar la figura del infanticidio. Tomamos el caso de Romina Tejerina como testigo”, señaló ayer a Página/12 la kirchnerista Juliana Di Tulio, presidenta de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. La tragedia de la muchacha jujeña, que fue condenada a 14 años de prisión, movilizó a las legisladoras del Frente para la Victoria Nora César y Diana Conti y de la CC, Fernanda Gil Lozano, a presentar proyectos que devolvieran el infanticidio al Código Penal. Antes que ellas, la justicialista Juliana Marino, hoy embajadora en Cuba, y la ex diputada socialista María Elena Barbagelata habían elaborado proyectos con el mismo objetivo, pero nunca llegaron a discutirse.

Tras la derogación del infanticidio, el delito se considera un homicidio agravado por el vínculo, figura para la cual el Código Penal establece una pena privativa de la libertad perpetua, a menos que se considere que están presentes circunstancias extraordinarias de atenuación: en esas situaciones la escala penal aplicable es de 8 a 25 años de cárcel. En los fundamentos de su proyecto, César y Conti señalaron su discrepancia con esa respuesta punitiva, a la que consideran “desmesurada” porque “violenta el principio de proporcionalidad que debe existir entre la pena aplicable y el reproche al autor por el delito cometido”.

“No estamos creando una figura nueva. Es de absoluta justicia que se apruebe esta ley. A las mujeres que comenten ese tipo de delitos hay que contenerlas. No podemos revictimizarlas. Suelen ser chicas en situaciones de extrema vulnerabilidad”, dijo César a Página/12.

Los proyectos que reincorporan la figura del infanticidio se discutieron y consensuaron en 2008 en las comisiones de Legislación Penal y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, donde obtuvieron dictamen de mayoría. Fueron invitados a exponer sus posturas sobre el tema, entre otros expertos, el ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni, y el perito forense Mariano Castex, especialista en psiquiatría y psicología médica. Ambos apoyaron la iniciativa. Zaffaroni está a favor de la reincorporación de la figura del infanticidio hace ya varios años. Sostiene que es un delito muy raro en la ciudad de Buenos Aires, que por regla general ocurre en el interior del país. Y que es cometido por mujeres de muy escasa instrucción con antecedentes culturales de bastante aislamiento, algunos casos de debilidad mental superficial, muy escasa capacidad de comunicación, y que tienen partos en soledad, en baños, y muchas veces los productos van a dar a pozos ciegos.

El estado puerperal se presume y tiene criterio cronológico hasta la primera menstruación posterior al parto: se calcula que se extiende alrededor de cuarenta días. Se considera que bajo su influencia, la mujer que ha dado a luz puede sufrir –no todas lo padecen– ciertos trastornos psicológicos y por tanto su culpabilidad se encuentra reducida, explicó el forense Castex, en la Comisión de Legislación Penal.

El dictamen que está en condiciones de tratarse en el recinto lleva la firma de 29 diputados, entre ellos los kirchneristas Héctor Recalde, Carlos Kunkel, Claudia Bernazza y Alejandro Rossi además de Conti, Di Tulio y César. También lo apoyaron Marcela Rodríguez y Gil Lozano de la CC, las socialistas Silvia Augsburger y Laura Sesma, Mirta Pastoriza del Frente Cívico por Santiago del Estero y María Angélica Torrontegui, del puntano Frente Justicia, Unión y Libertad. En disidencia parcial firmó Juan Vega, de la CC, quien sostiene que hay que fijar un plazo máximo de 8 días posterior al parto para aplicar la figura para que no quede librado a la interpretación judicial ni pericial sobre el estado puerperal. En disidencia total se manifestó la ex Recrear Nora Ginzburg, vocera de los sectores más reaccionarios, y Hugo Acuña, del Movimiento Popular Neuquino.

Un drama en medio de la pobreza

Tiene 20 años, vive en Aconquija, Catamarca. Embarazada de ocho meses, indujo el parto. El bebé murió de frío y asfixiado dentro de una bolsa de nylon. Fue internada en terapia por una gravísima infección. Ya de alta, la detuvieron por homicidio.

Por Carlos Rodríguez

María Isabel Molina tiene 20 años. Vivía sola, lejos de sus padres, en una humilde vivienda alquilada de la localidad de Aconquija, en la provincia de Catamarca. Trabajadora golondrina, estaba embarazada de ocho meses y la semana pasada tomó una medicina que suele ser usada en los hospitales para provocar contracciones y ayudar al parto. Nació un bebé al que ella, según lo admitió ante la Justicia, colocó dentro de una bolsa de plástico –no se descarta que pensara que estaba muerto–, y lo dejó dentro de un balde, en el fondo de su casa. El niño murió “de frío y por asfixia”, según dictaminó la autopsia. Sin atencion médica, María Isabel estuvo a punto de morir ella también por una septicemia generalizada, pero sobrevivió luego de varios días en terapia intensiva. Hoy está detenida, en Andalgalá, acusada de “homicidio agravado por el vínculo”.

“Es cierto, como usted dice, que es una chica pobre que ha vivido situaciones muy difíciles y en soledad. De todos modos, la ley me marca que la tengo que acusar por homicidio calificado por el vínculo.” Con evidente emoción en su voz, la fiscal de Andalgalá Martha Graciela Nieva le confirmó a Página/12 la detención de María Isabel Molina en una sala de la comisaría local, durante el día, y por la noche en una habitación del hospital, con custodia policial. “Acá no tenemos comisaría de la mujer y no podemos ponerla en una celda, junto a presos varones”, explicó Nieva.

“Si el niño hubiera muerto dentro del vientre materno, no habría acusación alguna por homicidio, pero la autopsia determinó que vivió unos minutos y que falleció por frío y por asfixia”, insistió la fiscal, que se entrevistó con la joven, una vez que le dieron el alta en el hospital donde estuvo internada. “La chica, que desde hace cuatro años trabaja como ‘golondrina’ en las épocas de cosecha, alquilaba una vivienda muy humilde donde vivía sola. Mantenía algún contacto con su padre, que vive en Tucumán, y está enemistada con su madre, a la que no ve desde que ella se fue a vivir sola, cuando tenía apenas 16 años”, relató Nieva.

La chica tenía relación con tres amigas suyas a las que, a pesar del vínculo, les negó hasta último momento su embarazo evidente. “Una de esas amigas la visitó en su casa el martes 16 y encontró todo manchado de sangre. La joven estaba muy mal de salud, por lo que su amiga fue a pedir ayuda a los médicos del Hospital de Aconquija”. Una médica fue hasta la vivienda para hacerle un examen clínico a María Isabel Molina, quien fue internada en ese centro de salud. Estuvo varios días en terapia intensiva, porque presentaba un cuadro de “septicemia generalizada”. La fiscal Nieva confirmó que “estuvo en gravísimo estado por una infección muy importante. Eso se debió a que tenía la placenta dentro del cuerpo. Se la extrajeron, la limpiaron y estuvo en terapia intensiva hasta el sábado pasado”.

“Una de las amigas declaró que ella le preguntó ¿qué pasó con tu bebé? y ella le respondió que nunca había estado embarazada. ‘No tuve ningún bebé’, le dijo.” Al chico lo encontraron muerto en la casa. Los médicos encontraron en la casa elementos que demostraban, según la fiscal, que hubo “un aborto inducido”. De todos modos, si el embarazo estaba ya en los ocho meses, no debería hablarse de un aborto sino de un parto inducido. María Isabel le contó a la médica que había tomado una pastilla de Oxtra Prost, una medicación que se indica, en su forma original, para problemas de gastroenterología, sobre todo para pacientes con úlceras.

Sin embargo, desde hace unos años, en más de 80 países del mundo es usado en los hospitales por profesionales de ginecología y obstetricia para ayudar al trabajo de parto. El medicamento tiene una droga que se llama misoprostol y que ayuda a producir contracciones. Los médicos que asistieron a María Isabel dieron aviso a la policía y la joven pasó, de paciente en peligro, a detenida acusada de homicidio. Desde hace unos años, a partir del caso Tejerina, el ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni, en coincidencia con un grupo de legisladores nacionales, vienen impulsando que se reincorpore al Código Penal la figura del “infanticidio”, para reemplazar a la del “homicidio agravado por el vínculo”, en los casos de muertes de bebés provocados por sus madres “bajo la influencia del estado puerperal”, antes, durante o inmediatamente después del parto. La condena, en esos casos, sería sólo de seis meses a tres años de prisión.

 

Martes, 23 de Junio de 2009 11:07 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

NO PUEDES CALLARLO

DENUNCIA EL MALTRATO Y EL ABUSO DE NIÑOS SIEMPRE!

Lunes, 15 de Junio de 2009 04:20 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Derechos de las personas con discapacidad mental

“Lo iban a dormir un rato”

El capítulo sobre salud mental del reciente Informe sobre Derechos Humanos del CELS ofrece una radiografía –con fundamentación y ejemplos– de la situación de las personas usuarias de los servicios de salud mental en la Argentina.

Por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) *
http://www.pagina12.com.ar/fotos/20090611/notas/na37fo01.jpg

La ratificación, efectuada en 2008 por la Argentina, de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, se presenta como una oportunidad inmejorable para llevar adelante las reformas que fortalezcan el acceso a la Justicia de este grupo. En particular, la Convención establece la obligatoriedad de que los Estados reconozcan la titularidad de derechos y garanticen su ejercicio pleno y en igualdad de condiciones para todas las personas con discapacidad. La dignidad como valor ha sido un factor crucial en el pasaje hacia una perspectiva de la discapacidad basada en los derechos humanos. Debido a su invisibilidad, estas personas frecuentemente han sido tratadas como objetos a los que había que proteger o compadecer. El cambio fundamental se produjo cuando comenzaron a verse a sí mismas y fueron vistas por otros, como sujetos.

Para avanzar en este cambio de paradigma será fundamental que se reformen, entre otros, el Código Civil, el Código Procesal Civil y Comercial y la Ley Orgánica del Ministerio Público, así como adaptar gran parte de la normativa provincial. La ratificación de la Convención genera la obligación de implementar una serie de medidas, ya que la realidad local se encuentra alejada de los estándares fijados por el nuevo modelo. En este sentido, mientras que el sistema judicial argentino se basa en un modelo tutelar de incapacitación que sustituye a las personas con discapacidad mental en la toma de sus decisiones, el modelo social propone un sistema de “toma de decisiones con apoyo”. Así, en lugar de privar al individuo de su capacidad legal e instalar un tutor o curador para que cuide sus intereses, reforzando su pasividad, deben crearse condiciones que ayuden a que la persona pueda obrar con impulsos propios. Uno de los principios que guían esta metodología supone asumir la dignidad del riesgo y del derecho a transitar por el mundo con todos sus peligros y posibilidades.

En el marco de este nuevo paradigma, las personas con discapacidad mental, en tanto sujetos de derecho, pueden y deben ser protegidas también del accionar del Estado protector. Por ejemplo, el derecho a la defensa técnica implica que, durante el proceso judicial, la persona cuya capacidad se esté cuestionando cuente con la posibilidad de ser asistida por el defensor que elija, o que el Estado le proporcione uno sin cargo. Los profesionales que lleven adelante esta tarea deben estar capacitados y especializados y, de ser necesario, contar con el apoyo de un equipo interdisciplinario (integrado por profesionales en psicología, trabajo social, intérpretes de lenguaje de señas, asistentes personales, etc.), que los ayuden a comprender y cumplir más fielmente la voluntad de su representado, y a traducir sus inquietudes en peticiones concretas dentro del ámbito judicial.

Para que esto se logre, es evidente que no debe haber conflicto de intereses entre la persona y su asistente legal, por lo que el defensor sólo podrá representarla a ella en el juicio, y no a sus familiares, o al personal de la institución psiquiátrica, o a otras dependencias del Estado. Por su parte, el derecho a ser oído consiste en la posibilidad de la persona de participar en el proceso, de tener audiencias personales con el juez y de presentar pruebas y dictámenes médicos independientes sobre su salud mental.

El paradigma aún vigente en la Argentina es el sistema tutelar de protección de los denominados incapaces. En función de esto, es entendible que las instituciones estatales actúen partiendo del supuesto de que la persona sometida a un proceso judicial por cuestiones de salud mental en realidad está siendo resguardada de los peligros de la “vida en sociedad” y, por ende, no tiene por qué preocuparse por el trámite del juicio en cuestión, ya que está motivado sólo por el afán puro de protección.

El sistema tradicional de abordaje judicial de los problemas de salud mental se basa en la idea de que el presunto enfermo mental necesita la protección estatal, es decir, un aparato tutelar que vele desde afuera y desde arriba por los intereses de un objeto de protección que debe ser sustituido en la toma de sus decisiones; en consecuencia, se restringe su capacidad de ejercer derechos, para evitarle así los males mayores que puede traer aparejados su interrelación con el mundo exterior.

La norma pilar de este paradigma resulta ser el Código Civil, que define a las personas declaradas incapaces como “menores de edad”. Por eso sustituye su voluntad por el criterio del curador y aplica para el manejo de sus bienes y de su persona reglas de tutela propias del viejo sistema asistencial que consideraba a los niños como objeto de protección y no como sujetos de derecho. Así, el tutor (o curador del incapaz) termina siendo el representante “en todos los actos de la vida civil” del afectado y, además, “gestiona y administra solo”, “sin el concurso del menor y prescindiendo de su voluntad”. Su figura termina de moldearse cuando el Código le impone el deber de administrar los intereses del menor como “un buen padre de familia” (arts. 377, 411, 413 y 475 del Código Civil).

 

“Insania”

 

En 2007 y 2008 se iniciaron en la ciudad de Buenos Aires más de 16.152 procesos judiciales por cuestiones de salud mental (internaciones forzosas, control de internaciones inicialmente voluntarias, insanias e inhabilitaciones). Sin embargo, en el mismo período se obtuvo sentencia o resolución definitiva en sólo 256 casos.

Del total de causas iniciadas, casi el 90 por ciento corresponde a casos generados a raíz de internaciones psiquiátricas. En efecto, durante 2007 y 2008, y sólo en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, se iniciaron más de 14.500 casos judiciales derivados de internaciones por cuestiones de salud mental. Estos datos confirman que las internaciones psiquiátricas siguen constituyendo la principal política de salud mental en el país. Estas internaciones, instrumentadas en la práctica sin el respeto estricto de las garantías procesales y los derechos básicos de las personas usuarias de los servicios de salud mental, pueden implicar auténticas detenciones arbitrarias.

El segundo grupo de casos corresponde a las causas por interdicción: en esencia, consiste en un procedimiento por el cual se limita la capacidad jurídica de una persona nombrando a un representante para que la supla en todas o algunas decisiones de su vida. En nuestro país los tipos de interdicción son la insania, que determina la incapacitación total de la persona y su sustitución casi absoluta en la toma de la mayor parte de sus decisiones, y la inhabilitación, que es una incapacitación parcial. Las insanias casi triplican el número de inhabilitaciones, pese a implicar una restricción mayor de la capacidad de la persona afectada. En 2007 y 2008 se iniciaron, en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, más de 1217 nuevos procesos de insanias, contra algo más de 436 nuevos procesos de inhabilitación.

Estos procesos se caracterizan por ser tutelares, es decir, se desarrollan bajo el paradigma de la necesidad de protección de un objeto de derecho (el presunto insano). Son procesos involuntarios, iniciados ante la petición de un tercero (no de la persona denunciada) y en los que se discute judicialmente sobre el estado y la presunción de capacidad mental y legal de una persona y la consecuente futura restricción en el ejercicio de algunos de sus derechos, o sobre la necesidad de una internación coactiva.

Asimismo, una vez iniciados tampoco son contenciosos, o sea, no hay una real bilateralidad en las actuaciones y no juega el principio contradictorio entre las partes, no hay “igualdad de armas” entre el Estado y el “objeto de protección”, y ni siquiera el juez mantiene una función de imparcialidad clásica, sino que su participación en el proceso responde a criterios tutelares y paternalistas.

 

Electroshock

 

En 2008, el CELS recibió una denuncia sobre la aplicación de TEC (“terapia electroconvulsiva”; electroshock) a una persona institucionalizada (en adelante, “L”) en el Hospital Psicoasistencial Interdisciplinario José Tiburcio Borda, práctica extremadamente invasiva que iba a llevarse a cabo sin consentimiento del afectado y sin que el juzgado civil a cargo del control de la internación hubiese dado autorización para realizarla. Además, se informó que el hospital carecía de las condiciones materiales necesarias para llevar adelante este tipo de intervención (infraestructura, tecnología, seguridad, anestesia, monitoreo), con el consiguiente riesgo para la integridad personal y la vida de la persona. Según los profesionales que tratan a L en el Borda, en la historia clínica estaba prevista la aplicación de ocho sesiones de TEC, avaladas por las autoridades del hospital debido al “riesgo suicida” del “paciente”. Pese a esto, no se había pedido su consentimiento informado por entender que “no era conveniente”, pues no sabían “cómo podía reaccionar ante la pregunta por la conformidad”. Así, decidieron comunicarle simplemente que “lo iban a dormir un rato” para hacerle “un mapeo cerebral”. Además, reconocieron no haber requerido autorización judicial ni supervisión del curador y defensor de incapaces, e incluso admitieron que la TEC hubiese sido aplicada en esas condiciones unos días antes de la denuncia, de no ser porque L había interrumpido el ayuno necesario para la técnica al ingerir accidentalmente un alimento.

Este caso ilustra una política generalizada en la Argentina, en la que el paradigma aún vigente en salud mental es el sistema tutelar de protección de los considerados incapaces, personas que no son reconocidas como sujetos de derecho, con capacidad para tomar sus propias decisiones sobre las cuestiones que las afectan. Esto al margen de la discusión en torno de la validez médica de la práctica en sí, que, de admitirse, sólo podría ser aplicada en situaciones excepcionales, siempre como último recurso terapéutico, y tomando numerosos recaudos médicos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay controversias alrededor de la legitimidad médica del uso de la TEC.

Agotadas las instancias de incidencia (entre ellas, comunicaciones con miembros de la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional Neuropsiquiátrico de la Defensoría General de la Nación. La curadora oficial no interpuso recurso alguno para frenar la medida), se interpuso un hábeas corpus correctivo a favor de L, por tratarse de la única vía judicial prevista por el ordenamiento normativo local que con tanta celeridad podía ser efectiva para impedir el acto denunciado. Otro objetivo de esa acción fue generar un control judicial activo de la situación de L, quien, en las condiciones descriptas, corría el peligro cierto e inminente de ser víctima de un posible trato cruel, inhumano o degradante.

A pesar de haber constatado cada uno de los puntos denunciados, el juzgado penal rechazó formalmente el hábeas corpus, sin realizar la audiencia prevista por la ley con los afectados por la denuncia y mediante una decisión con graves problemas de fundamentación. Sin embargo, la actividad desplegada luego de la presentación y la cobertura periodística del caso provocaron la reacción de los distintos actores involucrados y la aplicación de la TEC fue suspendida. Hubo una audiencia en el Hospital Borda entre los médicos de L, la curadora pública y el defensor de incapaces, en la que se acordó sustituir la práctica de electroshoks por un tratamiento farmacológico alternativo. Así, y pese a que se había prescripto la TEC sobre la base de presunción de “riesgo suicida” y “peligro de vida”, L evolucionó favorablemente y sólo dos meses después obtuvo el alta médica y continuó su tratamiento en forma ambulatoria.

Después de la resolución de este caso testigo, el CELS envió notas a distintas autoridades para comunicar lo sucedido y expresar su preocupación frente a la aplicación de electroshock en instituciones psiquiátricas (públicas y privadas) de la ciudad de Buenos Aires. También consultaba la posición oficial sobre el tema y solicitaba información acerca de las medidas que se iban a adoptar para garantizar el pleno ejercicio de la capacidad legal de las personas usuarias de los servicios de salud mental y para evitar que se repitan nuevos tratamientos involuntarios extremos.

La reacción de las instituciones interpeladas fue muy diversa y, en el caso de las distintas dependencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCABA), incluso contradictoria. Aunque el Ministerio de Salud de la ciudad no planteó la posición oficial, remitió informes producidos por el Hospital Borda y por la Dirección de Salud Mental del GCABA. En efecto, el director del Hospital Borda, Dr. Juan A. Garralda, sin referirse al caso puntual denunciado, señaló genéricamente que en la actualidad la práctica de la TEC “es de uso infrecuente”, si bien admitió que se la sigue utilizando. También sostuvo que se efectúa en “quirófanos con anestesia y con monitoreo cardíaco”. Asimismo, y pese a que los hechos constatados judicialmente muestran lo contrario, indicó que “se efectúa, siempre, previo consentimiento informado”. Finalmente, aclaró que “es de conocimiento que este tratamiento se realiza en todos los países modernos del mundo”, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la ONU sostienen exactamente lo contrario.

Con una posición distinta, el Comité de Bioética del Hospital Borda sostuvo que “se deben tener en cuenta los efectos negativos a nivel institucional y social de una práctica que, por razones históricas, se encuentra asociada en el imaginario social a métodos de carácter represivo”, aunque reconoció que las disposiciones internas del hospital permiten que se aplique cuando se alega “necesidad clínica, de acuerdo con criterios médicos y jurídicos aceptados”. En este sentido, sugirió que era necesario modificar tales disposiciones a futuro y exigir que se requiera “autorización específica de la familia, representante legal y/o del juez interviniente”. No obstante, el control del comité no fue efectivo a la hora de impedir la realización de la práctica en las condiciones denunciadas.

* Extractado de Derechos humanos en la Argentina. Informe 2009. Capítulo redactado por Roxana Amendolaro, del Equipo de Salud Mental del CELS, y Mariano Laufer Cabrera, del Area de Litigio y Defensa Legal de la entidad. Colaboraron Paula Litvachky, del Programa Justicia Democrática del CELS; Diego Morales, del Area Litigio y Defensa Legal, y Alison Hillman, de Mental Disability Rights International (MDRI).

Fuente: P12

Jueves, 11 de Junio de 2009 12:51 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

DENUNCIA ANTE EL COMFER

UNO DE CADA 5 NIÑ@S ES BLANCO DE UN PEDÓFILO EN INTERNET.

más información: www.lavoz.com.ar/09/05/16/Internet-uno-ninos-blanco-pedofilo.html)

 

TODOS LOS DÍAS DESAPARECEN NIÑOS Y MUCHOS SON VÍCTIMAS DE TRATA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL.

 

AUN CONTAMOS CON FIGURAS LEGALES DEFICIENTES QUE IMPIDEN OPERAR  A LOS OFICIALES DE SEGURIDAD Y DE JUSTICIA PARA CAPTURAR Y ENCERRAR A LOS PEDÓFILOS.

 

HEMOS VISTO UNA SEMANA ATRÁS EL ESPECTÁCULO DENIGRANTE DONDE SE PRESIONÓ Y "ADIESTRÓ" A LOS NIÑOS PARA QUE PÚBLICAMENTE AUN SIENDO MENORES, APAREZCAN FRENTE A LAS CÁMARAS DEFENDIENDO A PEDÓFILOS. (más información: http://derechoshumanosdesdelacuna.blogia.com/2009/052801--felices-los-ninos-obra-del-padre-grassi.php)

 

AHORA TAMBIÉN ESTOS SERES PERVERSOS, NO SÓLO PUEDEN REGODEARSE EN LAS PÁGINAS Y COMUNIDADES VIRTUALES DE PEDÓFILOS CON VIDEOS PORNOGRÁFICOS DONDE ABUSAN SEXUAL Y FÍSICAMENTE DE NIÑ@S (SECUESTRADOS O COMPRADOS) HASTA LA MUERTE, (LA CUAL ES FILMADA EN LOS VIDEOS "HARD" por los que se paga dinero y se recaudan cifras millonarias), SINO QUE ADEMÁS, EN LA TELEVISIÓN ABIERTA DE NUESTRO PAÍS, LES OFRECEN MÁS OPCIONES PARA ALIMENTAR SU LIBIDO.

 

¿Cuándo será el día en que todos nos empecemos a comportar en cada acto cotidiano COMO COMUNIDAD Y NACIÓN que defiende a toda su población, con mayor ahínco en las personas más débiles y PROTEGE Y VELA POR EL CUMPLIMIENTO ABSOLUTO DE SU CONSTITUCIÓN EN GARANTÍA DE TODOS LOS DERECHOS ESTABLECIDOS EN ELLA PARA CADA UNO DE NOSOTROS?

 

 

Hay muchas cosas que se pueden hacer, entre ellas, respetar y hacer respetar los derechos de los más vulnerables. No alcanzaría este email para contarles todas las opciones, organizaciones, instituciones y personas que abogan por estos fines (salud, educación, derechos civiles, derechos humanos, etc.). 

 

Este email surgió como respuesta a una llamada de atención respecto al aberrante espectáculo del cual son "objeto de abuso" nuestros niños en el programa de IDEAS DEL SUR, conducido por Marcelo Tinelli. Pero me pareció importante la ocasión para recordar que defender los derechos de los niños y de todos nosotros comprende y excede a una denuncia sobre programación televisiva nociva.

 

He realizado la denuncia respectiva en el COMFER y les paso el sitio web en donde cada uno como ciudadano responsable y soberano puede hacer lo mismo.

En el extremo superior derecho encontrarán el link para denuncias y el motivo PROTECCIÓN AL MENOR

http://www.comfer.gov.ar/web/

 

Gracias por leer y difundir esta temática reenviando este email o difundiendo su propia opinión al respecto, en beneficio de todos y en especial de nuestr@s niñ@s.

 

Trato a diario de renovar mi compromiso con estos fines y en especial con la niñez, es algo ínfimo lo que hago y pero espero cada día mejorar mis acciones y sostenerlas en el tiempo.

 

Sería enriquecedor poder intercambiar opiniones, ideas y acciones. Espero el mail de quien así lo desee.

 

Lic. Claudia Santalla

 

Adjunto la denuncia de la Presidente de la Fundación Nueva Mirada, replicada en muchos medios:

 

"Hago llegar a ustedes mi denuncia por las reiteradas violaciones a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que tiene en nuestro país rango constitucional, que se practican de manera cotidiana en el programa de Marcelo Tinelli. Esta degradación de los niños y las niñas que los ofrece como "objeto" para el consumo y la diversión de los adultos, a la vez que los usa de “anzuelo” del rating, implica un ejercicio de la violencia simbólica hacia el sector mas vulnerable de la sociedad, que facilita el pasaje a las formas mas perversas de violencia física contra ellos. El programa en cuestión está pleno de incitaciones a la pedofilia, cuyos casos consumados puntuales son después difundidos bajo la forma del “escándalo mediático”, dando a entender que son las instituciones de la democracia las que fallan.


Aunque así sea, la hipocresía del Sr. Tinelli al buscar terceros culpables de actos delictivos que son incitados o fomentados de manera explícita y/o implícita por él mismo, presentándolos como hechos risueños o mero pasatiempo, es aberrante y da cuenta de una personalidad tortuosa o bordeando la psicosis, de la cual es preciso proteger a los niños y niñas. Despojar a éstos de su carácter de sujetos y ciudadanos, manipularlos y exponerlos como objeto de diversión en el espacio público, significa violar su dignidad, que está garantizada por las leyes. Significa además, hacer otro tanto con respecto a los espectadores adultos concientes de los derechos que asisten a los niños y niñas.

Esta insólita situación -que no se hubiera producido en la televisión de ningún país civilizado del mundo- además de dar cuenta de la degradación de la cultura argentina y de quienes la promueven, exige la intervención inmediata del COMFER para poner coto a la agresión contra los niños. De no producirse de inmediato esta intervención o no surtir el efecto necesario, ello obligaría a apelar a la Justicia. En el caso de no intervenir el COMFER estaría incurriendo en la figura de complicidad o encubrimiento de hechos delictivos.

En espera de una respuesta, remito a ustedes mis cordiales saludos.

Susana Velleggia
Presidenta
Asociación Civil Nueva Mirada
Miembro de la Alianza Global para la Diversidad Cultural de la UNESCO

Viernes, 29 de Mayo de 2009 15:43 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos Hay 3 comentarios.

BEBÉS PRESOS

Aumenta el número de niños en las cárceles bonaerenses

Un informe de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) advierte que el 90 por ciento de los niños que viven en las cárceles de la provincia de Buneos Aires son hijos de mujeres que están detenidas sin haber recibido condena.

El 90 por ciento de los niños que viven en las cárceles bonaerenses son hijos de mujeres que están detenidas sin haber recibido condena, advierte un informe de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC).

 

Según el documento, son más de 160 los niños y niñas, menores de cuatro años, que están viviendo en esas condiciones en el país.

De ese total, unos 79 están en cárceles dependientes del Servicio Penitenciario Federal (SPF), y 82 en unidades del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

El estudio, elaborado en septiembre de 2008, explica que esos niños y niñas sufren situaciones de discriminación respecto de su derecho al acceso a la educación.

Los investigadores precisan que los niños son discriminados en la "asignación de vacantes", al tiempo que tienen serias dificultades para continuar los estudios "por problemas relacionados a la salud y a las condiciones en las viven en las distintas unidades".

También padecen "ausencia al transporte y traslado a los jardines, y ausencia absoluta de propuestas de educación no formal", afirman.

Las mujeres en contexto de encierro podían retener con ellas a sus hijos hasta que cumplieran los cinco años, gracias al artículo 195 de la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de Libertad (Ley 24.660).

Pero la modificación de esa norma -aprobada en 2007 por la Cámara de Diputados y sancionada por el Congreso recién a principios de este año- permite que las mujeres detenidas por causas penales puedan cumplir prisión domiciliaria en el caso de estar embarazadas, tener hijos o hijas menores de cinco años o con alguna discapacidad.

Sin embargo, a principios de abril, el Comité Contra la Tortura, que realizó el informe con ADC en 2008, denunció el agravamiento de las condiciones de las mujeres detenidas con sus hijos en los pabellones destinados a alojar a los niños y embarazadas en la unidad penitenciaria Nº33 Los Hornos, de La Plata.

Además, el informe detalla que en esa unidad penitenciaria, para junio de 2008 había detenidos 71 niños y niñas y 23 mujeres embarazadas, mientras que en abril de este año el número había trepado a 82 chicos y 25 mujeres embarazadas.

Fuente: Terra 

Cárcel de Los Hornos: Grave situación de madres presas con sus hijos

El Comité Contra la Tortura denunció el agravamiento de las condiciones de las mujeres detenidas con sus hijos: problemas con el acceso a la educación y hacinamiento en los pabellones destinados a alojar niños/as y embarazadas en la Unidad Nº 33 de Los Hornos. A pesar de una huelga de hambre de 45 madres que duró cinco jornadas. Por su parte, ni la Justicia ni funcionarios del poder político se dieron por enterados.

Buenos Aires, 19 de abril  de 2009. (CCLT)
Con fecha 1 de abril del año 2009, integrantes del Comité Contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria , se hicieron presente en la Unidad N º 33 de Los Hornos, en el Modulo C, pabellones Nº 10 y 11, a partir de recibir la información que las detenidas se encontraban realizando una huelga de hambre pasiva desde el viernes 27 de marzo.

Esta acción fue acompañada por un petitorio en el cuál las detenidas explican los hechos que motivaron tal acción:
 “Las internas del pabellón 8, 9,10 y 11 de la Unidad Nº 33 “Los Hornos”, La Plata.
Que nos adherimos a una huelga de hambre. Motivos: que se proteja la integridad física y mental de cada menor alojado en la Unidad ya que el día 27 del corriente, la menor Palacios Alejandra, regresa de la Guardería (“Las Palomitas”) con signos de mordeduras varias. Paso seguido, la madre de la menor pidió explicaciones a la docente a cargo del cuidado y del traslado de la menor sin tener respuesta alguna de la docente quien manifestó: no saber lo que pasó, que la menor estaba durmiendo, “fue un descuido”.

En entrevistas mantenidas con las detenidas alojadas en el módulo C de la unidad Nº 33, estas nos manifestaron que luego de que la niña fue atendida en “Casa Cuna”, los médicos no les informaron acerca de las causas que produjeron esas lesiones a la niña, aunque ellas así lo solicitaron.

Esta situación forma  parte de las complejidades particulares que produce la permanencia  de los niños en unidades carcelarias de la provincia. El Poder ejecutivo provincial, a través de los Ministerios correspondientes, no ha garantizado a las mujeres detenidas y sus niños/as el acceso los derechos fundamentales, entre ellos, el derecho a la educación.

En el año 2008 este Comité Contra la Tortura junto a la Asociación por los Derechos Civiles realizaron un diagnóstico sobre el “Acceso a la educación de los niños/as alojados junto a sus madres en la Unidad Nº 33.
Allí se señalaban con especial énfasis,  problemas derivados de la asistencia de los hijos de las mujeres detenidos a un jardín maternal dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense.

- El jardín maternal Las Palomitas, donde  asisten los hijos de las mujeres detenidas y los hijos del personal penitenciario,  es supervisado por la coordinación de establecimientos pre- escolares que depende del Servicio Penitenciario, sin intervención de la  Dirección General de Cultura y Educación de la provincia. Esto impide que la propuesta pedagógica y la capacitación de los docentes sea adecuada a las  necesidades de la población. Por ejemplo, la propuesta pedagógica no contemplan la particularidad de experiencia de estos niños/as,  definida en términos de una brusca ruptura entre los vínculos y la modalidad que estos adquieren al interior de la unidad carcelaria y los que construye en el exterior.

- Es el personal de seguridad penitenciaria el encargado de garantizar el acceso y el traslado al jardín maternal, situación que impide la participación de las madres y el acompañamiento pertinente a los niños.
 
HACINAMIENTO EN LO PABELLONES DESTINADOS ALOJAR MUJERES CON HIJOS Y MUJERES EMBARAZADAS EN LA UNIDAD Nº 33 DE LOS HORNOS.
 Es preciso señalar que la población femenina detenida en unidades carcelarias de la provincia de Buenos Aires ha crecido en el ultimo año, mientras que para el año 2007 representaban un número menor al 3%, para el año 2008 representan el  4,1% del total de detenidos.

El aumento  de la población femenina, es proporcional al aumento de mujeres detenidas alojadas junto a sus hijos y de mujeres embarazadas.  Mientras en que mayo del 2008, se encontraban alojadas en la Unida N º 33 de los Hornos 60 niños;  al mes de julio ese número aumentaba a 71 niño/as y 23 mujeres se encentraban embarazadas. Este número aumentó a 82 niños/as y 25 mujeres embarazadas en abril del 2009. 

No existe ninguna resolución o reglamentación del Servicio Penitenciario  que designe  la permanencia de mujeres embarazadas o que residen juntos a sus hijos en esa unidad penal, por lo cual la unidad no ha sido adecuada a tales fines.

Esta situación produce el hacinamiento de mujeres y niños alojados en los pabellones de la Unidad Nº 33 de Los Hornos. En el pabellón 11 de dicha Unidad Penal, se encontraban alojadas 23 y 27 niños. Las celdas de 12 mts2. alojaban dos mujeres con niños/as. Las mujeres debían retirar en el horario diurno las cunas para disponer de lugar para que puedan ser usados por ellas y sus hijos. El aumento de cantidad de niños alojados en dicha unidad penitenciaria, genera problemas de infraestructura y funcionamiento, tal como ha sido reiteradamente denunciado por este Comité:

- los  pabellones no se encuentran diseñados para alojar niños/as: las celdas y los pabellones no tienen lugar disponible y adecuado para los niños. Los pabellones cuentan con dos pisos con una escalera sin medidas de seguridad para la movilidad y el desplazamiento de los mismos.

- Las celdas  son de tamaño reducido para alojar mujeres con hijos.

- El mobiliario no es el  adecuado para el uso de los niños/as. (Mesas, sillas, bancos) y es insuficiente (solo una heladera y una cocina por pabellón). No existen bancos y sillas apropiadas para niños y mucho menos para bebes.

- El hacinamiento en los pabellones produce que las condiciones higiénicas no sean las adecuadas, especialmente para la permanencia de niños y mujeres embarazadas.

- Los baños y duchas no están diseñados ni se encuentran  en condiciones para ser  usados por niños/as.

En entrevistas mantenidas con las autoridades penitenciarias, estas señalaron que:
-  La designación de personal médico especializado en la atención de los niños, no ha aumentado en proporción a la cantidad de niños/as alojados en la Unidad penal.
- La Unidad penal no cuenta con móviles especialmente designados para el traslado de mujeres con hijos. 
 
ANTE ESTA SITUACION EL COMITE CONTRA LA TORTURA LE SOLICITO AL MINISTERIO DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA :
 
1.  Proporcione las condiciones edilicias adecuadas a los fines de garantizar el cumplimiento de los derechos fundamentales de los niños/as y de  sus madres.
 
2. Designe personal medico especializado a los fines de garantizar el acceso a la salud de los niños/as.
 
3. Disponga de móviles especialmente asignados para el traslado de mujeres con  niños/as y mujeres embarazadas
4.Diseñe un programa de promoción y protección de los derechos de los niños/as que residen en prisión junto a sus madres en forma conjunta con el Ministerio de Desarrollo Humano. Ministerio de Salud y Ministerio de Educación a los fines de garantizar el pleno goce de los derechos fundamentales de los niños -  educación, salud, contacto con su madre y familiares, actividades recreativas y culturales- en el marco de un ambiente adecuado. (Artículo Nº 4;  Artículo Nº 23;  Artículo Nº 14 de   Ley 13.298).
Esta situación fue denunciada en :
-  El marco del amparo colectivo a favor de los derechos de los niños que conviven con sus hijso en las unidades carcelarias de la provincia que tramita aun sin resolucion ante el Juzgado Civil y Comercial  Nº 13 de La Plata
- Ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires en el macro del "Habeas Corpus Verbitsky”
- Y ante la Dirección provincial de Educación.
Comité contra la Tortura
 
COMITE CONTRA LA TORTURA
COMISION PROVINCIAL POR LA MEMORIA

 

 

En Bolivia: Más de un millar de niños vive en las cárceles de entre tres y doce años viven con sus padres en las cárceles del país, según un informe difundido  por el ministerio de Gobierno -

Miércoles, 20 de Mayo de 2009 13:20 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Infancia, la aberrante “normalidad”

Infancia, la aberrante “normalidad”

Por Emilio García Méndez *

Los recientes sucesos en el Hogar San José Obrero vinculado con la “obra” del cura Grassi se parecen mucho a aquel cuento de Borges donde un anónimo alertaba a un marido ingenuo sobre las peripecias de su mujer, la cual, “con la excusa de trabajar en un lupanar, vendía en realidad allí géneros de contrabando”. El escándalo perfectamente organizado y orquestado por poderosos de todo pelaje, resistiendo al desalojo denunciado por un obispo y ordenado por la Justicia debido a la evidencia de gravísimas violaciones de todo tipo y tamaño, puso al descubierto una situación donde los hechos más graves se escondían y se esconden en el “normal” funcionamiento cotidiano de la institución. Un funcionamiento “normal” que hasta ahora no ha sido puesto en evidencia, tal vez, porque en esta materia hemos perdido la capacidad de percibir lo obvio. Entre otras cosas, el escándalo puso de relieve que buena parte de los niños abandonados fueron rápidamente recuperados por miembros de su entorno familiar, cuya aparente inexistencia era el único motivo que justificaba su “protección”. No quiero abundar aquí en las falacias y los peligros que esconden las diversas formas de institucionalización para el supuesto amparo de sujetos vulnerables.

¿Hasta cuándo y con qué argumentos el Estado seguirá tolerando estas repúblicas autónomas fundadas en un “amor”, para el que no rigen ni los límites ni los controles de ninguna naturaleza? Espacios de grosera y delictiva manipulación de niños y adolescentes. La experiencia concreta y no una vaga especulación filosófica enseña a distinguir las formas legítimas de las formas ilegítimas y espurias de participación de los menores de edad. En las primeras, simplemente, los niños hablan como niños y los adultos, como adultos. En las segundas, los niños hablan como adultos y los adultos, como niños.

En todo caso, algunos interrogantes permanecen flotando en el aire y dependerá de la voluntad real del poder político (de la Nación y de la ciudad) responderlos adecuadamente. Entre otros, resulta incomprensible la ostensible torpeza de la inacción policial. Un poco más clara parece ser la defensa de la “casita” de los niños situada en terrenos de propiedad del Onabe, cuyo valor lejos está de ser de naturaleza simbólica.

Si de la acción de la Justicia y del coraje cívico y solitario de funcionarios como el Dr. Marcelo Jalil no se extraen consecuencias profundas en términos de reformulación de la política social, sólo habrá que sentarse a esperar un nuevo escándalo, aunque le será más difícil a la dirigencia política mostrar sorpresa y estupor frente a la sociedad.

* Diputado nacional. Presidente de la Fundación Sur Argentina.

Martes, 19 de Mayo de 2009 15:05 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Una nena de 12 años recolectó 5.500 firmas para ocupar la banca del pueblo, en Misiones

   Con el objetivo de lograr una reducción en el costo del boleto estudiantil, que la última vez aumentó un 70 por ciento en su ciudad, una nena de 12 años de Misiones, recolectó 5.500 firmas para poder acceder a la Banca del Pueblo del Concejo Deliberante de Misiones.
   Denesse Flores Onedú es de la ciudad de Oberá y alega que desde el aumento que sufrió el boleto estudiantil –de 30 a 50 centavos—“muchos (chicos) vuelven a sus casas caminando" porque sus papás no tienen cómo pagarlo.
   En ese sentido, la nena comentó que a pesar de las felicitaciones que recibió de parte de sus vecinos, los legisladores locales le habrían negado la posibilidad de acceder a ese lugar porque sólo lo pueden hacer personas mayores de 18 años.
   Por esa razón, les envió una nota y les recordó que "uno de los derechos que asisten a los niños es el de ser escuchados" y aseguró que continuará con su lucha y demostrará de qué manera afecta este incremento en la economía de las familias de la ciudad.
   Por su parte, el presidente del Concejo Deliberante, Daniel Behler, prometió “tratar el tema” pero explicó que la “única” manera de bajar el costo del boleto es que el Gobierno subsidie a las empresas de colectivos de Oberá, al igual que en Posadas.    
   (Clarín, pág. 52, 9/5/09) 

Martes, 12 de Mayo de 2009 09:48 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

“La política de seguridad está ausente”

24-4-2009

A principios de año Sonia Escudero oficializó su salida del bloque oficialista. Ya desde la oposición se queja por el rumbo del Ejecutivo en materia de seguridad y del trato público que le daba el titular del bloque. Resalta el consenso que hay respecto al régimen penal juvenil que, a su juicio, va a contribuir a solucionar los problemas que llevaron al joven a delinquir.

Sonia Escudero fue hasta principios de año la más rebelde del bloque oficialista del Senado. Hasta que, junto a su mentor, Juan Carlos Romero, decidieron irse del FpV y armar su propio bloque. Esto le valió la pérdida de la presidencia de la Comisión de Seguridad Interior y Lucha contra el Narcotráfico. Entrevistada por Parlamentario, la salteña cuenta cómo fue esa medida, cómo se sintió en el bloque oficialista durante los últimos meses y analiza las políticas de seguridad del Gobierno. Además. explica por qué cree que el régimen penal juvenil es una ley garantista.

- ¿Cómo fue el momento en que le pidieron la renuncia a la presidencia de la Comisión de Seguridad Interior y Lucha contra el Narcotráfico?

- El senador Pichetto vino a visitarme a mi despacho y a transmitirme que el Poder Ejecutivo le pedía el cambio en la presidencia de la Comisión.

- ¿Fue con audiencia previa o cayó en el despacho de imprevisto?

- Llamó para decir que quería hablar conmigo, y le dije a qué hora y día iba a estar en Buenos Aires. Fue una reunión muy cordial. En privado tengo un muy buen trato con él y en público no sé por qué siempre me agrede en la sesión y en las reuniones de bloque, cuando yo manifestaba mi opinión.

- ¿En el bloque también lo hacía?

- Sí, en el bloque también. Cada vez que yo planteaba una opinión, decía descalificando que yo siempre estaba en contra del Gobierno. Lo hacía en público, porque en privado siempre hemos tenido buena relación.

- ¿Cómo son las reuniones del bloque?

- Es un bloque difícil de conducir porque son muchos. Los que asistíamos éramos 20 ó 25 de los 40. La reunión del bloque es con el acta de Labor Parlamentaria para explicar qué temas se tratarán en la sesión. Supuestamente el senador o senadora a cargo de la comisión que elaboró el dictamen lo explica. En pocas ocasiones se abre el debate para escuchar opiniones. No había posibilidad de tomar decisiones, las decisiones se tomaban en Olivos. Pichetto comunicaba y ante cualquier sugerencia de cambio, la respuesta era que había que consultarlo en Olivos.

- ¿O sea qué cuando hablaban sólo era para hacer catarsis?

- Sí, a veces se hacían reuniones de catarsis. Pero pocas. Después de lo que sucedió en la reunión con el campo, por ejemplo, no hubo en el bloque un debate a fondo sobre lo que pasó. Los que votamos en contra no pudimos expresar los motivos.
Se decía que sí había habido una reunión. ¿Esto no existió?

- No una reunión abierta. La pidieron algunos. Y al no haberse debatido el tema quedó una situación de malestar en que algunos senadores nos hacían sentir discriminados a los que votamos en contra, o como que no éramos parte de… También era insostenible que yo los martes pedía que incluyeran temas para tratar en la sesión, y sistemáticamente encontraba que esos temas no estaban. De algún modo el bloque me fue expulsando.

- ¿Cómo quedó su relación con el resto?

- Muy buena, como siempre.

- ¿Cómo era dirigir una comisión como la de seguridad interior cuando usted siempre tuvo una posición contraria a la política de seguridad del Gobierno?

-Yo no tuve posición contraria. Tengo una posición diferente con el ministro Aníbal Fernández en los temas vinculados a narcotráfico, tenencia de drogas y precursores químicos. Es una posición contraria a la del ministro pero en coincidencia con la del titular del Sedronar.

- La postura oficial es que la inseguridad es una sensación. ¿Usted acuerda con eso?

- No, obviamente que no. Creo que en materia de seguridad el Gobierno no ha tenido políticas certeras y adecuadas. Y ha habido una política más o menos sistemática de negar la realidad y esconder estadísticas. Cortó los lazos de la Comisión, no permitió que las fuerzas de seguridad vinieran, eliminó los enlaces de las Fuerzas con el Congreso… si hubiéramos trabajado en conjunto se podría haber evitado.

- Usted lo calificó en una oportunidad como el “ministro de Inseguridad”. ¿Por qué?

- Sí, dije que es el ministro de Inseguridad porque la política de seguridad de este Gobierno está ausente.

- ¿Le pareció correcto que la desplazaran de la Comisión?

- Si el Gobierno considera que esta es una comisión política, está bien. Yo no creo que el tema de seguridad debiera estar en manos del bloque mayoritarios, sino que debería ser una política de Estado.

- ¿Por qué vinculó a Fernández con la ruta de la efedrina?

- No, yo no lo vinculé. Lo que dije es que yo trabajé en la Comisión para llenar un vacío que existe en la ley de drogas, que es la penalización del desvío de precursores químicos para la fabricación de estupefacientes. Y el ministro se ha opuesto abiertamente por escrito, presionando para que no se avance. Hay un claro vacío legal sobre el que nosotros avanzamos antes de que se conociera el tema del triple crimen. La legislación de los países que nos rodean sí penaliza.

- Otro tema en el que la comisión avanzó pero hasta ahora no ha habido resultados es la ley de armas. ¿Por qué cree que habría que cambiarla?

-La ley de armas es del 70 con un paradigma distinto. En la Argentina cualquiera podía comprar un arma y andar con ella legalmente. Posteriormente, se creó un registro de armas para que, quien quiera tener un permiso de portación, tuviera que presentar sus antecedentes. Pero vemos que el registro está administrado y financiado por la asociación de fabricantes y comerciantes de armas. Es decir que la industria que tiene más interés en que las armas se vendan, es la que administra el registro. Es un tema en que el Estado debería estar más presente. Necesitamos un registro que determine claramente si la persona debe o no tener un arma. La idea es que el arma deba ser disparada previa a su venta y que el disparo pueda ser registrado para que cuando se cometa un delito se pueda saber de qué arma provino. Podríamos avanzar mucho más rápido en la prevención del delito si avanzamos con esta ley.

- ¿Hay consenso para esto?

- Sí fue firmado por todas las comisiones. Pero no hay consenso por parte del Ejecutivo. El ministro Fernández me pidió que no me apurara con la ley de armas. El trabajo está hecho a favor del país. Pero el Gobierno va siempre muy atrás. Si alguien se sienta y estudia el dictamen lo impulsaría, porque es una ley a favor de la vida. La cantidad de accidentes y delitos cometidos con armas de fuego da la pauta de que hay un descontrol con el tema.

- ¿Por qué cree que el Gobierno no termina nunca de avanzar con programas que lanza?

- El tema es que no hay respuestas rápidas en los problemas estructurales. Esta metodología del Poder Ejecutivo donde no hay reuniones de gabinete limita mucho la posibilidad de acción. En las reuniones de gabinete se comparte lo que está sucediendo y se escuchan propuestas para tomar medidas consensuadas. El kirchnerismo tiene una metodología de trabajo en que todas las decisiones las toman tres personas, y no se puede en ese lapso estudiar todos los proyectos y temas.

- ¿Le falta gestión al Gobierno?

- Le falta velocidad en la respuesta a los problemas.

- ¿Está de acuerdo con la baja en la edad de imputabilidad?

- Eso ya estaba en el petitorio de Blumberg y cuando surgió el tema en la comisión hicimos una serie de seminarios que concluyeron en un dictamen que caducó y luego representamos. El año pasado decidimos unificar los proyectos con (Marita) Perceval. Hay absoluto consenso de que hay que avanzar en un régimen penal juvenil. Hay consenso mayoritario en hacer un régimen de 14 a 16 y otro de 16 a 18. Hay consenso de que tiene que ser para delitos graves. En general los consensos están, pero falta el consenso del Ejecutivo. Es bueno que el Gobierno entienda que esto no es bajar la edad de imputabilidad, porque eso sería equiparar el tratamiento de los menores a los mayores de edad. No es eso lo que estamos haciendo.

- ¿Se garantizan los derechos de los menores con esto?

- Sí. Se garantiza lo que hoy no. Hoy un menor comete un homicidio, es inimputable: el juez de menores tiene derecho a mandarlo a un instituto por tiempo indeterminado. En los institutos se mezclan los que cometieron delitos con los que están en situación de abandono. Y esos institutos terminan siendo escuelas del delito. Hoy en la Argentina quien pasó por ese instituto, en su edad adulta termina en una cárcel. Eso hay que revertirlo y evitar que esas amplias facultades de los jueces de menores terminen institucionalizando la pobreza.

- ¿Esta ley es garantista?

- Es mucho más garantista que la ley vigente, y va a contribuir a solucionar los problemas que llevaron al joven a delinquir.

- ¿Cómo ve el futuro del Gobierno después de las elecciones de junio?

- Esta es una elección como cualquier otra, de medio término en que la sociedad tiene la oportunidad de decirle al Gobierno que corrija algunas cosas o decirle que está todo bien. Espero que el Gobierno escuche el mensaje para que se siente a lograr los consensos para poder tomar decisiones que perduren en el tiempo.

- ¿Ve a Cristina con capacidad de encabezar este proceso?

- La Presidenta tiene la capacidad, pero no sé si tiene la voluntad.

El Parlamentario

 

Lunes, 04 de Mayo de 2009 11:59 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Los niños adoptivos tendrán por ley el derecho a saber sus orígenes

29-4-2009

“Este derecho a conocer los orígenes ha adquirido trascendencia y entidad propia en nuestro país a raíz de la historia reciente y las desapariciones forzadas de personas durante el proceso militar”, concluyó la diputada santafesina socialista Elda Gerez.

El artículo 328 del Código Civil, con la reforma que propone el proyecto de ley de la diputada Elda Gérez, el adoptado podrá “acceder a todos los registros y/o expedientes donde conste información sobre sus orígenes, a partir de los 12 años. El juez podrá autorizar el acceso a los mismos aún antes de alcanzar dicha edad cuando lo considere beneficioso para el niño conforme a circunstancias debidamente evaluadas”.

Con respecto a la identidad de los niños, se reafirma su derecho a “un nombre, a una nacionalidad, a su lengua de origen, al conocimiento de quiénes son sus padres, a la preservación de sus relaciones familiares de conformidad con la ley, a la cultura de su lugar de origen y a preservar su identidad e idiosincrasia”.

Según explicó la legisladora socialista, “A pesar de que la misma fue sancionada en el año 1997, es decir, con posterioridad a la Convención de los Derechos del Niño, (1989),su ratificación por nuestro país (1990) y la Reforma Constitucional del año 1994 que otorga jerarquía constitucional a dicho instrumento, el alcance dado por la Ley de Adopción al derecho a conocer los orígenes, principio integrante del derecho a la Identidad difiere del compromiso asumido con la Convención en su artículo 7 y 8”.

“Este derecho a conocer los orígenes ha adquirido trascendencia y entidad propia en nuestro país a raíz de la historia reciente y las desapariciones forzadas de personas durante el proceso militar”, concluyó la diputada santafesina.
Lunes, 04 de Mayo de 2009 11:36 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

MEDITACIÓN EN LA VILLA

Señor, perdóname por haberme acostumbrado a ver que los chicos, que parecen tener ocho años, tengan trece.
Señor, perdóname por haberme acostumbrado a chapotear por el barro; yo me puedo ir, ellos no.
Señor, perdóname por haber aprendido a soportar el olor de las aguas servidas de las que me puedo ir y ellos no.
Señor, perdóname por encender la luz y olvidarme de que ellos no pueden hacerlo.
Señor, yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no: porque nadie hace huelga con su hambre.
Señor, perdóname por decirles no sólo del pan vive el hombre y no luchar con todo para que rescaten su pan.
Señor, quiero quererlos por ellos y no por mí. Ayúdame.
Señor, sueño con morir por ellos: ayúdame a vivir para ellos. Señor, quiero estar con ellos a la hora de la luz. Ayúdame.

Oración del padre Mugica,
“Meditación en la villa”.
Miércoles, 29 de Abril de 2009 11:33 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Preocupa el aumento de la mortalidad infantil

La diputada nacional en la Coalición Cívica Virginia Linares presentó un proyecto expresando su preocupación por el aumento de la tasa de mortalidad infantil registrado durante el 2007 en nuestro país, la cual aumentó a 13.3 por mil, según un informe publicado por el Ministerio de Salud de la Nación en la IV Reunión Ordinaria del Consejo Federal de Salud (COFESA) que fuera realizada en el mes de noviembre de 2008, y que se diera a conocer recién en el presente mes de abril de 2009.

“La tasa de mortalidad infantil en Argentina se incrementó en el año 2007: mientras en el año 2006 se registraron 12,9 muertes cada mil nacimientos, en 2007 aumentó a 13,3 por mil. No hubo avisos oficiales respecto del tema, sólo silencios. Las cifras oficiales se dieron a conocer recién ahora -abril de 2009-, tarde, en una reunión donde se trataba el tema dengue”, sostuvo Linares.

La legisladora de la Coalición Cívica agregó que “la señora ministra de Salud, Graciela Ocaña, justifica el aumento de la tasa de mortalidad infantil por el duro invierno que se sufrió en 2007, que habría provocado una epidemia de enfermedades respiratorias. Estas declaraciones resultaron indignantes, poco serias y extremadamente reduccionistas para numerosos especialistas en la materia, quienes recordaron asimismo que la extensión de enfermedades respiratorias se encuentran íntimamente asociadas a las condiciones sociales de vida, y que bajo ningún aspecto pueden justificarse a partir de la presencia de un invierno especialmente frío”.

“El crecimiento de la mortalidad infantil en nuestro país no es más que una clara señal del abandono por parte del gobierno del sistema de salud y la aplicación de políticas equivocadas desarrolladas en los últimos años. Es el gobierno quien debe brindar los medios e instrumentos a poner en práctica para disminuir la tasa de mortalidad infantil, la cual ha crecido en la Argentina porque no ha habido, ni hay, políticas sanitarias y económicas redistributivas”, afirmó Linares.

“La suba de la tasa de mortalidad infantil no deja de ser una expresión de la profundización de la inequidad. Las cifras así lo reflejan: mientras la tasa de mortalidad de la Ciudad de Buenos Aires es de 8,4 por mil, en la provincia de Formosa es de 22,9 y en Chaco de 21,2”, finalizó la diputada oriunda de la ciudad de Bahía Blanca.
Jueves, 23 de Abril de 2009 12:36 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

CUENTE HASTA 6 - YA MURIÓ UN NIÑO POR HAMBRE

  
Viernes, 17 de Abril de 2009 11:50

(APe).- Cada seis segundos un niño en algún lugar del mundo muere de malnutrición, informó Olivier De Schutter, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)...


Haga la prueba, cuente hasta seis...
Cuente muchas veces hasta seis...
Cuente millones de veces hasta seis...

En este suburbio del Universo, llamado planeta Tierra, cada vez que usted cuenta hasta seis, se desmorona un pibe mal herido por el hambre, por la marginación, por la pobreza...

Habrá que pensarlo así, haciendo el sombrío ejercicio de contar hasta seis para distinguir la dimensión del genocidio.
Mencione un nombre cada seis segundos...
Piense en una historia truncada, en una mirada, en una risa, en un sueño...
Piense en todo lo que se apaga cada seis segundos...

Existen más de mil millones de personas hambrientas en el mundo, la mayoría de ellas mujeres y niños.


Mientras tanto, los autores intelectuales de tanta agonía se reúnen para destinar un billón de dólares a los organismos financieros internacionales para poder hacer frente a la crisis...
¿Qué crisis?
¿La de los mil millones de hambrientos?
No, nada de eso está en la agenda de los amos del planeta.
Los dineros públicos se empeñan para rescatar de la bancarrota universal a los mismos sectores que la ocasionaron.

Según un informe presentado por la Oxfam Internacional “el dinero comprometido por los países ricos para salvar a sus bancos de la crisis alcanza la suma de 8,4 billones de dólares”. Los cálculos difundidos por la organización aseguran que “esa suma sería suficiente para acabar con la pobreza extrema durante 50 años y significaría un paso gigante para terminar con ella definitivamente”.

Esa es la religión del mercado.
El hambre del mundo no encuentra lugar en la billetera de los amos del planeta.

Por eso, por la desmesura de la injusticia.
Por el destino trágico de tanto grito que nadie escucha.
Porque parecemos una manada de zombis anestesiados.

Probemos contar hasta seis...
Contemos muchas veces hasta seis...
Contemos millones de veces hasta seis...

Es necesario saberlo.
Cada vez que contamos hasta seis, el desprecio, le arranca un gajo al futuro.

Jueves, 23 de Abril de 2009 11:55 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Cansadas de ver cadáveres

22/04/09 -Agencia de Noticias -  Pelota de Trapo

Por Oscar Taffetani

(APe).- Todo se reduce a las formas del relato. Si el relato de la miseria, la degradación y exterminio de los pobres de nuestra patria lo hace un periodista de clase media, de ésos que escriben para los que leen (así hubiera ironizado Santoro), entonces nos encontraremos con frases como las que siguen:

“Sólo por residir en el Conurbano, la vida se acorta dos años”, escribe un cronista de La Nación.

“En los vecinos de la zona norte de la ciudad de Buenos Aires y las zonas pobres del conurbano, hablamos de 10 años de diferencia en la expectativa de vida", declara al cronista el ex subsecretario del Ministerio de Desarrollo Social porteño, Carlos Regazzoni.

“Esos contrastes abarcan también las causas que llevan al cementerio. Si los tumores y los infartos concentran el 41,2% de las muertes en el resto de la provincia, en tajadas casi idénticas pero con una ligera prevalencia de los tumores, en el conurbano dominan por mucho las enfermedades del corazón”.

“¿Por qué la municipalidad no limpia todo esto?”, interroga el periodista, de visita en un barrio que ha sido construido sobre un basural. "Porque en 48 horas estaría peor de lo que está. Es algo cultural", le responde su acompañante.


Un golpe a la mandíbula

Ahora bien, si el relato proviene de las Madres contra el Paco, de los vecinos del Cuartel Noveno, de Ingeniero Budge, del barrio La Madrid, entonces nos encontraremos con algo muy distinto, con algo que nos derribará como un inapelable golpe a la mandíbula:

“Este fin de semana, este último fin de semana -cuenta Silvia con lágrimas en los ojos- juntamos doce chicos muertos, acá en el Cuartel Noveno. Arrinconados. Deshechos. Reventados por el paco”.

“Pero estoy contenta -agrega- porque conseguí internar a un muchacho de 20 que estaba muy mal. No lo querían recibir en el CPA porque no tenía documentos, no tenía identidad. Lo único que tenía era un revólver en el bolsillo, que se lo sacamos y lo tiramos por ahí. Ellos no querían recibirlo, pero armamos un escándalo y al final lo pudimos internar”.

“No puede ser -dice la mujer y vuelve a lagrimear- que los pibes estén tirados por ahí, todas las noches, y que nadie haga nada. Nosotras le pedimos a la Provincia una camioneta, para juntar a esos chicos antes de que se mueran solos, o antes de que los maten”.

“Hablan de que no están los padres, que eso no se puede... qué padres ni padres, les digo yo, al pibe lo subís a la camioneta y te lo llevás, porque si no, lo perdés. Si no te lo llevás, el pibe no pasa de esa noche”.

“Los Centros de Prevención de Adicciones que había creado el secretario Yaría en tiempos de Duhalde -continúa Silvia- primero los pasaron a Salud de la provincia, y ahora los dejan morir de a poco. El ministro Zin, me dijeron, quiere tercerizar todo, quiere dárselo a empresas privadas...”

“En los lugares de internación no hay comida, porque no la mandan. Al personal, hace dos meses que no le pagan. En el SEDRONAR, por el retraso en los pagos, ya los profesionales y el personal están de paro. Además, el único lugar que queda para internar menores es una isla en la provincia de Entre Ríos... ¿a vos te parece? ¡una isla en el río Paraná!”

La lucha desigual

Hay dos relatos, en principio. Uno que enmascara, que se disfraza de buenos sentimientos y se horroriza de que haya gente que viva -o muera- en tan precarias condiciones. El otro es un relato brutal, sin mediaciones, que nos golpea en el rostro y la conciencia, y no da otra alternativa que escucharlo y apretar los puños.

En el medio, vemos al Estado inútil. Al Estado torpe. Al Estado cómplice.

En el medio, lo único que vemos son discursos vacuos, campañas electorales, encuestas, la voz repetida y machacada de esos energúmenos que proponen bajar la edad de imputabilidad, como un deporte; a ver quién es más frío, quién más arbitrario, quién más injusto.

Hay una guerra, una guerra feroz, que ha sido declarada. Pobres de un lado y pobres del otro. Y el exterminio como único horizonte.

Una camioneta, tan sólo una camioneta, piden las madres del Cuartel Noveno. Una camioneta, para recoger a los pibitos cuando todavía respiran, cuando aún pueden volver del infierno. Y no cuando ya son cadáveres.

Jueves, 23 de Abril de 2009 11:52 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

La niña protagonista de 'Slumdog Millionaire', puesta a la venta por su padre

20090420145529-rubina.jpg

LA REALIDAD SUPERA LA FICCIÓN:

El argumento de la película "Slumdog Millionare" parece una profecía autocumplidora. La pequeña protagonista del film (de 9 años de edad) y ganadora de 8 Oscar, fue puesta en venta por su padre. Algo más cruel que el argumento del cine, en donde era su explotador quien intentaría venderla.

 

La niña protagonista de ’Slumdog Millionaire’, puesta a la venta por su padre

Por un precio de 300.000 euros.

Según una página británica, el padre de la niña planea abandonar la pobreza y hacerse millonario vendiendo a su hija de nueve años

20/04/2009

Rubiana Ali, la niña protagonista de la premiada película ’Slumdog Millionaire’, ha sido puesta en venta por su padre por un precio de 300.000 euros.

Rubina Ali participó en ’Slumdog Millionaire’, película ocho veces oscarizada.  Pero a pesar del éxito del film, Rubina  no han tenido mucha suerte. Tiene nueve años y acaba de ser puesta en venta por su padre. Dos periodistas británicos se hicieron pasar por una pareja que quería adoptar a la pequeña actriz. Se citaron en un hotel con el padre y el tío de la pequeña  y negociaron su adopción, según publicó ayer el diario británico «News of the World»,

Rafig Qureshi, padre de la pequeña actriz, asegura que han recibido muy pocos ingresos por el trabajo de la niña y que el "sólo piensa en el futuro de su hija", ha dicho en el diario Daily Mail. Qureshi se queja de que los productores han incumplido sus promesas. "Nos dieron algo de dinero al principio pero nada más, dijeron que nos darían una casa pero lo único que hacen es hablar", ha dicho. Su familia vive en uno de los peores tugurios de Bombay, en la India. Con todas estas penurias y siempre apelando al bien de su hija, Qureshi intentó, al parecer, reclamar hasta 20 millones de rupias (unos 310.000 euros) para la adopción ilegal de la niña.

"Vivimos todos en una habitación, siete dormimos en el suelo. Gano 2 ó 3 libras al día. Tengo que pensar en qué es lo mejor para mí, para mi familia, y para el futuro de Rubina", explica el padre de la pequeña. Sin embargo, Qureshi en ningún momento se interesó por cómo iba a ser la vida de la niña con su nueva familia.

Rubina ha desfilado como modelo y ha protagonizado un anuncio junto a Nicole Kidman por el que ha recibido 2.000 euros. Sin embargo, el progenitor de Rubina, carpintero de profesión, manifiesta no haber logrado sacar a su familia de la miseria en la que viven

La madre de la pequeña ha impuesto una denuncia en la policía después de conocer la noticia, según informa EFE

 

 

Esto aparecía un tiempo atrás, cuando los niños ganaban el Oscar. 

 

Niños de Slumdog pasan de barriada a los Oscar

Los padres del actor Rubina Ali, protagonista de Slumdog Millionaire, ven la entrega de premios Oscar.

Los padres del actor Rubina Ali, protagonista de Slumdog Millionaire, ven la entrega de premios Oscar.

(AP) — Rubina Ali, de 9 años, reía de felicidad junto con los demás protagonistas de “Slumdog Millionaire” en el escenario más sofisticado del mundo, apenas tres días después de dejar a su familia en las condiciones deplorables que marcan su vida en la India.
A 14,500 kilómetros (9,000 millas) de distancia, en la precaria casucha rosada donde vive Ali, su madre, Munni Qureshi, miraba la ceremonia de los Oscar por televisión mientras sus otros tres hijos dormían a su lado en el piso.
En Hollywood, una estruendosa ovación de gente vestida con esmoquins y prendas de diseñadores saludó la selección de “Slumdog Millionaire” como la mejor película.
Frente a la pequeña casita de Mumbai, donde apenas caben tres adultos, una multitud de cámaras de televisión y periodistas registraban los festejos del barrio al compás de “Jai Ho”, uno de los temas más populares de la película.
“Estamos muy contentos. Es como si nos hubiese caído un manto de felicidad del cielo”, declaró Sohail Qureshi, un vecino que dice conocer a Ali desde que nació.
Los astros más pequeños de “Slumdog Millionaire” desbordaron de sonrisas y entusiasmo en la alfombra roja, incluidos los dos niños que fueron seleccionados en un barrio marginal de Mumbai por el director Danny Boyle para trabajar en la historia de un muchacho de uno de esos barrios que sale adelante en la vida. Enfrente de la fila de periodistas, todos ellos lucieron tan elegantes como Angelina Jolie y Brad Pitt.
El filme fue nominado a 10 Oscares, y se llevó ocho honores, incluyendo lo de mejor película, guión y dirección.
“Es fantástico. Va más allá de nuestros sueños”, dijo Tanvi anesh Lonkar, quien hizo el papel del protagonista Jamal, mientras buscaba con la mirada a las celebridades que caminaban por la alfombra roja afuera del Teatro Kodak.
Lonkar es uno de los seis actores que interpretó a los tres personajes principales en tres etapas de sus vidas. El grupo conversó feliz con la prensa acercando sus rostros sonrientes a los micrófonos.
Cuando se le pidió a uno de ellos que bailara, ellos lo hicieron de buena gana, y Tanay Hemant Chheda exclamó: “Todos los indios pueden bailar”.
Cuatro de los seis hablan inglés, y ellos frecuentemente hablaban a la misma vez, pero todos estuvieron de acuerdo que quieren estar en más filmes.
Lonkar admitió que espera conocer a Tom Cruise y decirle, “Hola, soy tu más grande admirador”.
Rubina Ali, de 9 años, quien interpretó a la joven Latika, vive en una barriada pobre, junto con su vecino de 10 años y compañero de filme Azharuddin Ismail. El nunca había estado en un avión o viajado afuera de India hasta que vino a Hollywood.
Ali vistió un vestido corto azul pálido y zapatos blancos de ballet sin taco, con el típico tatuaje indio decorando sus brazos y uñas. Los chicos lucieron esmoquins y Lonkar vistió un vestido rosado pálido.
Rubina y Azhar tuvieron una semana ajetreada para conseguir visas, pasaportes y boletos luego que sus padres decidieran, a último minuto, que querían que sus hijos asistieran a la ceremonia. Todo ocurrió el jueves, y el viernes ellos estaban cruzando Mumbai en una furgoneta con aire acondicionado, haciendo compras de último minuto y recibiendo consejos.
Los actores del filme Dev Patel, de 18 años, y Freida Pinto, de 24, festejaron la acogida de celebridades que disfrutaron los niños.
“Mientras Freida y yo hemos estado acaparando todo, estos chicos son grandes astros”, manifestó Patel. “Este es un reconocimiento que ellos merecen”.

Fuente: Ahora Si

Nota relacionada a la misma temática

"Se vende: virgen de 14 años" 

  • En la ciudad india de Jaipur, cerca del Taj Mahal.
  • En torno a ella ha nacido una guerra de pujas donde se subasta el derecho de ser la primera persona en dormir con ella.

La semana pasada habíamos subido este artículo de Kliksberg al blog, basado en la película. Ahora resulta nimia la denuncia con relación a la realidad....

 

El Oscar fue para los niños pobres

Bernardo Kliksberg (*)

En primer lugar llevó a audiencias masivas a un mundo que no conocen, el de los niños pobres. Jamal, Salim, y Latika, tres huérfanos, son la realidad de la infancia de muchos niños de la India, y otras áreas. Su madre fue asesinada, su subsistencia miserable revolviendo basura, su caída en el infierno al ser robados por una banda que quita los ojos a otro de los niños para que pueda mendigar con “más eficiencia”, su explotación por una mafia criminal, la complicidad de las autoridades, la sordidez abrumadora de su infancia, son vida cotidiana. En la India, el 46% de los niños menores de tres años están desnutridos.

El paisaje humano de SlumDog tiene semejanzas con el de la célebre película brasilera “Estación Central” que también ganó el Oscar. Filma el hall de la estación central de ferrocarril. Una ex maestra está sentada allí escribiendo cartas para los pobres, y analfabetos. A ella llega un niño cuya madre termina de ser matada por un auto, y está solo en el mundo. Lo alberga para venderlo a una banda de traficantes de órganos y comprarse un televisor. La mala conciencia la hace después rescatarlo.

En ambos casos hay un “final feliz”. La realidad no es así. La inmensa mayoría de los niños pobres no ganarán nunca un concurso que los hará millonarios, ni los que entregan niños a las mafias se arrepienten después. Anualmente mueren 10 millones de niños por causas evitables vinculadas a la pobreza.

Las respuestas existen. 3 de los 10 millones, mueren por neumonía. Con 0.35 centavos de dólar tendrían los antibióticos necesarios. 2 millones mueren por malaria. Una red mosquitero que sale 5 dólares la reduciría, 300.000 mueren por sarampión, la vacuna sale 0.30 centavo de dólar.

América Latina es parte de esta problemática. Mueren 30 niños de cada mil antes de cumplir 5 años de edad, frente a 3 en Suecia. En un Continente que produce alimentos para más del doble de su población actual, el 16% de los chicos sufre de desnutrición crónica. Por la altísima inequidad no tienen acceso a ellos. Hay 18 millones de niños menores de 14 anos que se ven obligados a trabajar. Muchos lo hacen en los basureros, en las minas, en los campos, superexplotados, y en riesgos graves de salud. Abandonan la escuela. Sólo uno de cada dos niños de la región termina la secundaria. Después sin secundaria, no van a conseguir trabajo. Uno de cada cuatro jóvenes latinoamericanos está fuera del sistema educativo y del mercado de trabajo. Están expulsados de hecho por la sociedad. En la desesperación pueden ser tentados por la delictualidad.

En una encuesta reciente, sólo el 41% de los latinoamericanos considera que en la región se respeta la dignidad de los niños.

Cómo llegar a un “buen final” en esta región no sólo en la pantalla sino en la realidad. Se necesitan políticas públicas que protejan a las familias pobres, aseguren educación y salud universal, y creen oportunidades de trabajo para jóvenes excluidos. En lugar de rechazarlos hay que tenderles puentes.

Hay experiencias de la sociedad civil que han roto terminantemente el mito de que por ejemplo los niños más sufridos de América Latina, “los niños de la calle” no son redimibles. Desde la mala conciencia se dice con liviandad, que son “niños malos”, están en la calle porque quieren. Nada que ver con la realidad. Son niños excluidos. Su familia se desarticuló por la pobreza, son rechazados por la escuela, la sociedad hace muy poco por ellos. En Honduras se mostró que el 60% sufría de un mal que no es para niños, depresión. Un porcentaje se suicidaba. En la Argentina, Caritas, la Red Social, la AMIA, Periodismo Social, hacen mucho por ellos. Una organización silenciosa “Las mujeres del Anden” trabaja en la provincia de Buenos Aires, con los que viven en las estaciones de trenes. Otra, “Nuestros Hijos” creada por Jabad Lubavtich, en experiencia que documento la Unesco por su valor para la región, ha rescatado el 98% de todos los niños en riesgo que recogió.

En América Latina, y en la Argentina, no basta sentarse en el cine a ver el nuevo Oscar. La cuestión es que hacemos después de verlo.

Esos chicos, están entre nosotros. Basta de racionalizaciones, es hora de reconocer su presencia como un escándalo ético, a cuya solución todos podemos aportar ya.

(*)Asesor Principal de la Dirección de la ONU/PNUD para América Latina. Su más reciente obra escrita con el Premio Nobel de Economía Amartya Sen, el best seller internacional “Primero la Gente” (nueva edición, Temas, Buenos Aires, 2009).

Fuente: Agenda Social

La película SlumDog Millionaire, recibió ocho Oscares 2009 de la Academia de Hollywood. No tuvo publicidad, ni ninguna estrella importante entre sus actores, y fue hecha con recursos muy modestos. ¿Cuál fue el secreto del éxito de este humilde film indio?

Lunes, 13 de Abril de 2009 11:21 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Siete millones de chicos argentinos viven sin cloacas ni agua potable

Siete millones de chicos argentinos viven sin cloacas ni agua potable

Las industrias sin control y el uso de plaguicidas también afectan a la población de hasta 18 años.

En la Argentina siete millones de chicos viven en situación de riesgo ambiental.

“La falta de cloacas y agua potable, las actividades industriales sin control y el uso indebido de plaguicidas son las causas de esta situación, que afecta seriamente la salud de la población de entre 0 y 18 años”, explicó el defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, al presentar las conclusiones de un informe que definió el mapa de la contaminación ambiental en la niñez.

Según la investigación –que fue presentada por el ombudsman junto a representantes de las Naciones Unidas–, el 58% de los menores viven en distritos donde no existen condiciones adecuadas de saneamiento, el 42% habita en municipios con riesgo industrial y el 22% está expuesto a los agrotóxicos.

A partir del análisis de cinco casos de daño ambiental investigados por la Defensoría –cuenca Matanza-Riachuelo, Reconquista, barrio Ituzaingó (Córdoba), Abra Pampa (Jujuy) y los cartoneros– pudieron identificarse “problemas de contaminación que vulneran los derechos de la niñez y ponen en situación de riesgo su desarrollo y calidad de vida”, afirma el documento.

El estudio determinó un índice de vulnerabilidad social de la niñez (IVSN) cuyos valores representan “un llamado de atención sobre algunas regiones del país”. De acuerdo con el relevamiento territorial predominan muy altos, altos o medianos IVSN en las provincias de Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Santiago del Estero, Jujuy, Salta y Tucumán. Lo mismo sucede con diversos departamentos de la Patagonia norte y de los siguientes partidos del Área Metropolitana: Escobar, Ezeiza, Florencio Varela, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Merlo, Moreno, Presidente Perón y San Vicente.

CUATRO GRANDES BOLSONES.
El mayor riesgo por contaminación industrial se concentra en cuatro grandes ciudades con bolsones importantes de pobreza: La Matanza, Rosario, General San Martín y Córdoba. “Esto implica la afectación potencial de 5.113.044 niños menores de 18 años, que residen en estos departamentos”, concluye el informe.

En cuanto al peligro que representa la presencia de plaguicidas para los niños, la denuncia destaca que los departamentos del país con riesgo medio, alto y muy alto son 108, en los cuales residen 2.715.714 menores. Las zonas más afectadas se encuentran en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Chaco, cerca del límite con Santiago del Estero. Se incluyen, además, algunos municipios de Entre Ríos, Santiago del Estero y Tucumán.

En cuanto al riesgo ambiental causado por saneamiento básico insuficiente, los 104 departamentos del país afectados se encuentran en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Mendoza, Misiones, Río Negro, Salta, Santa Fe y Gran Rosario, Santiago del Estero y Tucumán. Allí viven en riesgo 7.117.513 niños y niñas, lo que totaliza el 58% de la población infantil del país.

LA METRÓPOLI.
Un análisis aparte merece el Área Metropolitana, que incluye casos con valores altos en el segundo cordón: Almirante Brown, Escobar, Ezeiza, José C. Paz, La Matanza, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Pilar y Tigre, y muy altos en Florencio Varela y Moreno.
Fuente: Critica Digital
Miércoles, 08 de Abril de 2009 16:40 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

El laboratorio que perdió el juicio

La multinacional Pfizer firmó un acuerdo para resarcir a las familias de los niños que fallecieron o sufrieron disfunciones, en Nigeria, tras haberlos sometido al experimento de una droga contra la meningitis, sin autorización.

Por Daniel Howden *

Lo más excitante que había pasado en el estudio de abogados de Richard Altschuler, en West Haven, Connecticut, era algún caso de divorcio, hasta que sonó el teléfono hace nueve años. Del otro lado de la línea, a un mundo de distancia desde el calor de Nigeria, estaba Eitgwe Uwo, un joven abogado con “una increíble historia sobre Pfizer”, el laboratorio medicinal. El fiscal de Lagos iba a iniciar una demanda sin precedentes contra la empresa farmacéutica más grande del mundo, enfrentando a los padres africanos con el gigante corporativo estadounidense. Y necesitaba ayuda.

Eitgwe había elegido a Altschuler porque, en 1979, el abogado de Connecticut había defendido exitosamente a un amigo de Nigeria. La insólita pareja estaba por embarcarse en un viaje maratónico hacia el mundo de “grandes laboratorios farmacológicos”. Nueve años han pasado y sus esfuerzos finalmente se han visto recompensados con un acuerdo de 75 millones de dólares, cuyos términos probablemente sean dados a conocer esta semana. Si suena como el guión de un éxito de Hollywood es porque esta fue la historia que inspiró a John Le Carré a escribir El jardinero fiel, según Altschuler. Y al cineasta brasileño Fernando Meirelles a filmar la película del mismo nombre, que recibió varios Oscar.

En la vida real ocurrió en Nigeria, no en Kenia, donde el libro sitúa la historia. En 1996, la empresa Pfizer necesitaba hacer pruebas con humanos de lo que esperaba que fuera un éxito farmacéutico, un antibiótico de amplio espectro que podía tomarse en formas de tabletas. La empresa con sede en Estados Unidos envió un equipo de sus médicos a una ciudad-villa miseria Kano, en Nigeria, en medio de una pavorosa epidemia de meningitis, en lo que llamaron una “misión humanitaria”. Sin embargo, los demandantes afirman que fue una prueba sin permiso médico en niños sumamente enfermos. Un equipo de médicos de Pfizer llegó al campo nigeriano justo cuando se había desatado la epidemia que mató a casi 11.000 personas. Se establecieron a metros de un puesto médico dirigido por el grupo de asistencia de Médicos Sin Fronteras, que estaba brindando tratamientos ya probados para aliviar la epidemia. De la multitud que se había reunido en el Hospital de Enfermedades Infecciosas de Kano, se eligieron 200 niños enfermos. A la mitad les dieron dosis de la droga experimental de Pfizer llamada Trovan y los otros fueron tratados con un antibiótico probado de una empresa rival.

Once de los niños murieron y muchos más, se presume, sufrieron posteriores efectos secundarios serios, que iban desde disfunciones de órganos hasta daño cerebral. Pero dada la virulencia de la meningitis, el cólera y el sarampión, el equipo de Pfizer hizo sus valijas y después de dos semanas se fue.

Ese probablemente hubiera sido el final de la historia si no fuera por un empleado de Pfizer, Juan Walterspiel. Unos 18 meses después del ensayo médico, escribió una carta al entonces jefe ejecutivo de la empresa, William Steere, diciendo que el ensayo había “violado las reglas éticas”. Walterspiel fue despedido un día después por motivos “no relacionados” con la carta, insiste Pfizer.

La empresa afirma que sólo cinco niños murieron después de tomar Trovan y seis murieron después de recibir inyecciones de la droga certificada Rocephin. El gigante farmacéutico dice que fue la meningitis lo que dañó a los niños y no el ensayo con la droga. Pero ¿sabían los padres que estaban ofreciendo a sus hijos para un ensayo experimental médico? “No”, dice el padre nigeriano Malam Musa Zango. Afirma que su hijo Sumaila, que entonces tenía 12 años, quedó sordo y mudo después de tomar parte en el ensayo. Pero Pfizer niega esto y dice que habían recibido el consentimiento del Estado nigeriano y de las familias de aquellos tratados. Presentó una carta de permiso de un comité de ética de Kano. La carta resultó haber estado antedatada y el comité había sido establecido un año después del ensayo médico original.

Trovan nunca se convirtió en el éxito que Pfizer había esperado y ya no se produce más. La Unión Europea prohibió la droga y fue finalmente retirada de la venta en Estados Unidos. Parece que Pfizer finalmente puso fin a la pesadilla con el acuerdo del viernes pasado. Pero la batalla de Trovan puede no haber terminado.

A fines de enero de 2009, una corte de apelaciones de Nueva York dictaminó que el caso de Etigwe y Altschuler podría ser revisto en Estados Unidos. El fiscal de Connecticut dice que puede salir. “Nuestro caso está firmemente planteado en Estados Unidos, de manera que el acuerdo nigeriano no cierra nuestro caso. Y estas son muy buenas noticias. Estoy feliz de haber permanecido como el jardinero fiel y poder ver que esto llega a buen término.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère

PÁGINA 12

Martes, 07 de Abril de 2009 11:00 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Atrapados sin salida

Son adolescentes que fueron derivados por hechos puntuales a alguna clínica neuropsiquiátrica y nunca más pudieron salir. Documentos del propio Gobierno de la Ciudad reconocen que están sobremedicados y que no hay motivos para que sigan allí. Tienen el alta médica, pero ningún organismo oficial se ocupa de ellos.

Por Mariana Carbajal

El gobierno porteño mantiene encerrados en una clínica privada neuropsiquiátrica a cuatro chicas adolescentes y un varón de 15 años con historias de profundo desamparo social y familiar, a pesar de que existen expresas indicaciones de profesionales del área de Salud Mental y de supervisores de la Dirección de Niñez del Ministerio de De-

sarrollo Social de que deben ser dados de alta y derivados a casas de medio camino u hogares con talleres terapéuticos, entre otras posibilidades de externación. Una de las chicas, incluso, tiene la posibilidad de vivir con una hermana si su familia recibiera un subsidio habitacional. Sin embargo, la única receta que les ofrecen es más encierro y en algunos casos sobremedicación. Por esos cuidados y esa atención, Desarrollo Social paga por día por cada jovencita entre 100 y 150 pesos. Otros cuatro chicos, de 13 a 15 años, tienen alta médica en el Hospital Neuropsiquiátrico Infanto Juvenil Tobar García y tampoco el gobierno les ofrece una alternativa para dejar esa institución. La Asesoría General Tutelar de Menores e Incapaces, que encabeza Laura Musa, expresó ya su preocupación al gobierno porteño por la grave violación de los derechos de estos chicos y chicas.

Las jovencitas tienen entre 16 y 21 años, vivieron gran parte de sus vidas en institutos, bajo la tutela de juzgados civiles. Llevan internadas en un neuropsiquiátrico privado entre veinte meses y cinco años en condiciones asimilables a la tortura, según describe un informe elaborado por especialistas del Programa de Atención Comunitaria de Trastornos Mentales en Niños, dependiente de la Dirección General Adjunta de Salud Mental, del Ministerio de Salud. El documento, que remitió ese ministerio al de De-

sarrollo Social y al que accedió Página/12, indica que en los últimos meses en la clínica privada Nuestra Señora de Luján, del barrio de Palermo, recibieron diariamente cócteles de varias drogas para mantenerlas dopadas, tuvieron como comida principalmente fideos, no se les ofreció la posibilidad de realizar actividad física ni salir cotidianamente a un patio y mucho menos, a pasear por el exterior. El informe señala que “resulta llamativo lo prolongado del tiempo de las internaciones tratándose de niños y adolescentes”. Muchas de las chicas “previamente estaban alojadas en casas de medio camino” pertenecientes a la misma institución o provenían de otros hogares. “Cuando se pregunta sobre el porqué una vez resuelta la crisis que presentan las adolescentes en el momento de la consulta no regresan al dispositivo anterior, refieren que es porque no se adaptan o principalmente porque no tienen ya el lugar en dicho dispositivo”, afirma el informe. Y advierte que “durante estas prolongadas internaciones en los períodos de estabilización de los pacientes no se trabaja sobre un proyecto de externación”.

Lo más llamativo es que desde hace varios meses están al tanto de esta situación la ministra de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal; la directora general de Niñez y Adolescencia, María Vanesa Wolanik; la presidenta del Consejo de Derecho de Niños, Niñas y Adolescentes, Jéssica Malegarie, y el área de Salud Mental del gobierno porteño. Lucía Quiroga, la última titular de la Dirección Adjunta de Salud Mental, del Ministerio de Salud, renunció hace tres semanas. El cargo continúa vacante.

En la reunión plenaria del Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Cdnnya), que se realizó días pasados, estaba previsto que las autoridades porteñas de Salud Mental presentaran un informe sobre el área de los temas vinculados con niñez. Unos días antes de la fecha se anunció que cambiaba el temario.

“Están cometiendo una privación de la libertad de las adolescentes que tienen que ser externadas. Pero a pesar de conocer la situación el Gobierno de la Ciudad no hace nada. Sabían que la clínica donde las mantuvieron en los últimos años era mala y no tuvieron la capacidad de ubicarlas en otras instituciones, como hogares de medio camino, es decir, de generar otras opciones de vida para ellas”, cuestionó duramente Mabel Bianco, titular de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), vocal del Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la ciudad en representación de las ONG. Bianco señaló que además el gobierno porteño está violando la Ley 448 de Salud Mental, que en su artículo 15º establece que “las personas que en el momento de la externación no cuenten con un grupo familiar continente serán albergadas en establecimientos que al efecto dispondrá el área de Promoción Social”.

Hasta el 18 de febrero, las seis adolescentes estuvieron internadas en la clínica Nuestra Señora de Luján. Un incendio en sus instalaciones obligó al gobierno porteño a trasladarlas. La fatalidad las sacó de una institución que les brindaba una atención siniestra. El convenio con esa clínica fue heredado por el gobierno porteño de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf) a fines de octubre de 2007. Pero a pesar del informe lapidario sobre la atención que brindaba a las seis chicas, el gobierno porteño las mantuvo allí.

“A partir del incendio, las adolescentes fueron enviadas a la clínica psiquiátrica San Jorge, de Lanús Oeste, con la cual la ciudad ni siquiera tenía un convenio firmado que le permitiera al menos controlar y supervisar la atención. Es una barbaridad lo que están haciendo con estas chicas”, dijo a Página/12 José Machain, vocal en representación de la Legislatura del Cdnnya.

“El tiempo de internación (en una clínica psiquiátrica) debe ser el menor necesario y sólo en el momento agudo. Cuando dicho cuadro cede el paciente debe externarse y continuar con su tratamiento en forma ambulatoria”, advirtió a las autoridades de Niñez el equipo del Programa de Atención Comunitaria de Trastornos Mentales en Niños, que inspeccionó la clínica Nuestra Señora de Luján entre septiembre y noviembre. “Por no contar con una familia o un lugar donde vivir ningún niño ni adolescente puede permanecer en internación psiquiátrica, tanto en un efector público como privado, situación que se observa en varias adolescentes que están internadas en la clínica”, alertó. Y denunció que en la Clínica Luján “no se trabaja la inclusión social de los adolescentes” ni “se toma como modalidad el dispositivo de acompañamiento terapéutico especialmente por fuera de la institución ni la inclusión en espacios educativos y/o laborales”.

También advirtió que la única estrategia que se les ofrece a las adolescentes es “el encierro y la medicación”. “Estrategia fallida ya que se ha observado que a mayor encierro, más dosis de psicofármacos y más crisis de excitación o autoagresión, lo que ubica a las jóvenes muchas veces en un sin salida”, apuntan.

El lunes, abogadas de la Oficina de Salud Mental y Derechos Humanos de la Asesoría General Tutelar de Menores e Incapaces realizaron una inspección a la clínica San Jorge. Cuando llegaron, se encontraron con dos preguntas insistentes de las cuatro chicas y el muchachito, que les paralizó el corazón: “¿Cuándo nos vamos? ¿Nos vinieron a buscar?”.

“La situación en la que están estos chicos es muy grave. Es una clínica para adultos, que no está especializada en el trato a niños y adolescentes. No existe escuela ni proyectos de revinculación. Siguen sobremedicados. La misma clínica les informó a los juzgados que intervienen en cada caso, el 9 de marzo, que ese lugar no era el adecuado para mantenerlos, pero ninguno tomó una decisión y tampoco el gobierno porteño”, señaló la abogada Clarisa Adem, de la Asesoría General Tutelar de Menores e Incapaces de la ciudad. Musa le advirtió al gobierno porteño que debe ofrecer a los chicos en forma urgente alternativas para vivir.

“El encierro potencia los cuadros”

Por Mariana Carbajal

El Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes es el encargado de fijar las políticas en materia de niñez con las autoridades del gobierno porteño. A lo largo de 2008, los consejeros se cansaron de reclamar la presencia de la directora de Niñez. María Vanesa Wolanik recién concurrió a dar cuenta de las acciones del área a la reunión plenaria del Cdnnya del 18 de diciembre, donde los consejeros plantearon su preocupación por la situación de las adolescentes encerradas en la clínica Nuestra Señora de Luján. La primera que se refirió al tema fue la vocal del organismo en representación de las Defensorías Zonales de Niños, Niñas y Adolescentes: “Sabemos por la Comisión de Salud Mental que se producen serias violaciones a los derechos de los niños que allí están, y que además han ingresado a tres niños más”, le dijo la vocal a la funcionaria macrista, según consta en el Acta 68 del Cdnnya. Wolanik respondió: “En determinadas ocasiones han derivado a la Clínica Luján porque en situaciones de emergencia intentamos llevarlo al Tobar García o al Alvear, y ante la ausencia de un dispositivo de salud mental, es uno de los lugares que tenemos para estabilizar al chico y luego derivarlo a otro dispositivo. No obstante estamos logrando externaciones”.

La respuesta de Wolanik no coincide con el informe del equipo profesional del Programa de Atención Comunitaria de Trastornos Mentales en Niños, de la Dirección Adjunta de Salud Mental. También supervisores de la Dirección de Niñez en la misma clínica habían ya dado el alerta, según pudo saber este diario. El diagnóstico de los especialistas de Salud Mental da cuenta de que las externaciones no eran política de la institución. El informe fue realizado a partir de visitas a la clínica Luján en los meses de septiembre, octubre y noviembre durante las cuales se entrevistó a pacientes y profesionales. Entre otros aspectos, advierte que todas las adolescentes se encuentran excluidas de una trama social y “con la imposibilidad de pensar un proyecto en el futuro que no sea su permanencia dentro de la clínica”.

Otras observaciones sobre la atención en la Clínica Luján fueron las siguientes:

- “Llama la atención que los planes de medicación contienen psicofármacos de distintos grupos: ansiolíticos típicos variados que provocan efectos adversos importantes (deterioro cognitivo, trastornos metabólicos, entre otros) combinados con estabilizadores del ánimo, sedativos y algún antipsicótico atípico. Todas estas medicaciones se suministran en dosis altas, refiriendo los profesionales que a pesar de ellos los pacientes igualmente presentan crisis de excitación o autoagresión, administrándose en esos casos dosis extras de psicofármacos para ‘tranquilizarlos’ y otros métodos de contención (Ej. contención física, esto referido por algunas jóvenes).”

- “Se evidencia que muchos de los cuadros que motivaron la internación no remiten con la medicación sino que se potencian con el encierro y engruesan un circuito de aumento de la misma.”

- Además, se ha observado “sobrepeso y obesidad en varias de las adolescentes, que manifiestan que la alimentación es poco variada y a base de hidratos de carbono.”

- Con respecto a las características edilicias, “el piso de internación que se visitó, donde las niñas pasan la mayor parte del día, son habitaciones de dimensiones pequeñas, donde duermen tres pacientes y no se observan objetos personales o marcas que expresen alguna singularidad”.

- “No cuentan con espacios de recreación en común dentro del piso. Tienen días y horarios para bajar al patio o al salón de usos múltiples, aunque según lo relatado por las adolescentes, pasan muchos días sin que puedan utilizar esos espacios.”

 

Dos casos para el espanto

Por Mariana Carbajal

Una de las adolescentes lleva tres años de encierro. Cuando estaba internada en la Clínica Luján presentaba frecuentemente “episodios de excitación y autoagresión que no cedían con el aumento progresivo de la medicación”, lo que justificaba su permanencia la institución según los profesionales que la atendían, según el informe del Programa de Atención Comunitaria de Trastornos Mentales en Niños. Sin embargo, desde que comenzó las salidas con un acompañante terapéutico, sugeridas por el Programa, no presentó más crisis y “se solicitó la externación con derivación a un dispositivo de medio camino”. La jovencita, sin embargo, ahora sigue encerrada en otro neuropsiquiátrico.

Sofía, otra de las jóvenes, de 20 años, sufre discapacidad mental. Tiene en su historia clínica una indicación del 17 de octubre de 2007, de una médica, que dice que “no reúne criterios para continuar internada en clínica de agudos” e indica traslado urgente a un hogar. Había ingresado en la Clínica Luján en 2004, según su legajo. Un año y cinco meses después de aquella recomendación de externación, Sofía continúa internada.

Yo señor, no señor

Página/12 intentó hablar con funcionarios del Ministerio de De-sarrollo Social sobre el caso de los chicos internados sin motivo en clínicas neuropsiquiátricas y sobremedicados, pero no contestaron a los requerimientos. El ministro de Salud, Jorge Lemus, deslindó sus responsabilidades en el tema en diálogo con este diario, y dijo que era competencia exclusiva de Desarrollo Social. De acuerdo con la Ley 448, no corresponde al Ministerio de Desarrollo Social realizar convenios con clínicas psiquiátricas, sino al de Salud. Jéssica Malegarie, del Consejo de la Niñez, respondió la consulta de este diario a través de su área de prensa: “La problemática de salud mental en niños y adolescentes es cada vez más compleja –dijo–, los chicos llegan al sistema de protección con patologías psiquiátricas de base con poca o ninguna contención familiar. Y en algunos casos también se agregan las adicciones a las drogas. En este sentido y entendiendo esta grave problemática, el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes designó un equipo interdisciplinario EAC (Equipo de Acciones Centralizadas) para el seguimiento y externación de los chicos. También desde el Consejo se trabaja permanentemente en propuestas que se elevan tanto al Ministerio de Salud como al Ministerio de Desarrollo Social para dar respuestas integrales a esta preocupante situación”.

El destino de la niñez

La encargada de llevar adelante las políticas de Niñez desde el gobierno porteño, María Vanesa Wolanik, llegó al cargo en septiembre último sin antecedentes en el tema. Al único joven que defendió antes de ser designada fue al jugador de fútbol Carlos Tevez en el reclamo por su derecho a jugar en Boca y no en el Sub-20, hace seis años, como oportunamente dio cuenta Página/12. En ese momento, tuvo éxito.

La funcionaria que se ocupa de realizar los convenios con las instituciones a las que son derivados chicos y chicas con historias de desamparo social y familiar es Andrea Bruzos, directora de Coordinación del Programa de Chicos en Situación de Calle. El programa, tal como está planteado por el gobierno, consiste en derivar chicos que deberían ser atendidos por el Estado a las ONG, con fondos del programa. Hasta que llegó a ese puesto, Bruzos era titular de la ONG Pronat, dedicada a la recepción de chicos. Después renunció, dejó a cargo a su marido, que era empleado estatal, y se dedicó a determinar qué ONG estaba en condiciones de recibir fondos, entre ellas la de su marido.

Lunes, 06 de Abril de 2009 17:26 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Excomulgaron a médicos por hacer un aborto en Brasil

La Iglesia de Recife excomulgó a la madre de la chica y a los doctores que realizaron el aborto. La nena, de 9 años, había sido abusada por el padrastro.

El arzobispo de Olinda y Recife, en Brasil, desató una polémica al excomulgar a la madre de una nena de 9 años que había sido violada por su padrastro y a los médicos que le practicaron un aborto. El prelado eximió de la sanción a la menor.

La ley brasileña permite que los médicos realicen abortos a víctimas de violaciones sin necesidad de autorización de la Justicia. De esta forma, en la decimoquinta semana de gestación de los gemelos que aguardaba la niña se procedió a la operación. Para el obispo José Gomes Sobrino, lo acontecido fue un acto de criminalidad. “Se trató de un homicidio contra dos vidas inocentes”, consideró.

El médico Sergio Cabral, director del Centro Integrado de Salud Amaury de Medeiros (CISAM), explicó que “la clínica cumplió su deber de prestar asistencia a una familia pobre, siempre en el marco de la legalidad”. El médico Olimpio Moraes, a cargo de la intervención quirúrgica, confirmó que “si el embarazo continuaba iba a ser peor. El riesgo existiría hasta la muerte o de una secuela definitiva de no poder quedar más embarazada. No podemos dejar que una nena de 9 sea sometida al sufrimiento hasta pagar con la propia vida”.

El obispo conservador afirmó que los castigados no podrán comulgar en las misas ni tampoco recibir sacramentos. “Los excomulgados no se irán al infierno. Mientras haya tiempo para redimirse, el cristiano podrá pedir la absolución, si se arrepiente de verdad y pide perdón”, dijo.

El padre biológico de los gemelos fue arrestado el 27 de febrero pasado y confesó que abusaba sexualmente de su hijastra desde hace por lo menos tres años.

Fuente: Crítica Digital

Viernes, 06 de Marzo de 2009 08:23 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Mi hijo no nació en Marte, no es animal, nació humano

Ver para pensar

Martes, 10 de Febrero de 2009 12:25 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Enfrentar la inseguridad ciudadana

Bernardo Kliksberg

La criminalidad es una de las lacras de América Latina. Para reducir su incidencia, los Estados necesitan intervenir con un enfoque social más efectivo que las simples actuaciones policiales

Publicado por el diario EL PAIS, de Madrid, el 04/01/2009

La población latinoamericana reclama respuestas a la crucial cuestión de la inseguridad ciudadana. En 1995, sólo el 5% de la población consideraba que ése era el problema más importante. Ahora es el 17% (Latinobarómetro, septiembre de 2008). Encabeza el ranking de los problemas, seguido por la desocupación. La tasa de homicidios anuales es de 25,1 por cada 100.000 habitantes, el doble de la de 1980 (12,5), y 25 veces la de los países nórdicos (Noruega, 0,9; Dinamarca, 1,1; Suecia, 1,2). En México hubo este año casi 4.000 muertes por el crimen organizado, y 1,9 secuestros diarios. En El Salvador, con una de las tasas más altas, se aplicaron en las últimas presidencias las políticas denominadas mano dura y supermanodura, y el delito siguió ascendiendo. En Guatemala se multiplicó la seguridad privada, y continuó aumentando.

En Argentina, mientras que la población subió un 8% entre 1995 y 2005, la tasa de encarcelamiento aumentó en un 92%, y sin embargo el delito no disminuyó.

¿Qué se debe hacer? Por lo pronto es fundamental mejorar la calidad de un debate muy simplificador que sólo aborda el tema policialmente, manteniendo la discusión encerrada entre cuestiones como hacer imputables a los niños, crear cárceles especiales para niños y adolescentes, presionar a los jueces por mayores penas y gastar más en seguridad. Dados los limitados resultados obtenidos por estas vías, parece que urge poner la discusión en un marco de análisis más amplio que integre, junto a los temas policiales, muchos otros. Entre ellos:

1. Hay diversos tipos de delincuencia. Es errado aplicarles a todas el mismo tratamiento. En la región se debería diferenciar por lo menos entre el crimen organizado -conformado por las mafias del narcotráfico, el secuestro, la trata de personas, el robo de automóviles- y una delictualidad joven en ascenso conformada por delitos menores de adolescentes y jóvenes que después pueden ir escalando y convertirse en cada vez más graves.

A las mafias debe aplicárseles el máximo peso de la ley. Desarticularlas por todas las vías. Hoy, muchas forman parte de mafias internacionales globalizadas. Se requieren, además de respuestas nacionales, esfuerzos internacionales en áreas como el lavado de dinero, los paraísos fiscales, la corrupción, y otras que permiten a las mafias financiar y legalizar sus ganancias. Se presentan desafíos de alta complejidad como el que está enfrentando México de desbaratar las complicidades entre las mafias y fuerzas policiales.

La delictualidad joven tiene otras lógicas causales. En América Latina, uno de cada cuatro jóvenes está fuera del sistema educacional y del mercado de trabajo. Sólo el 49% de los jóvenes termina la secundaria. Sin ella no hay posibilidad de conseguir ningún trabajo en la economía formal. De todos los presos que hay en las cárceles argentinas, sólo el 5% terminó secundaria. En las uruguayas, el 70% son menores de 30 años y no tienen educación. Cuando se preguntó a jóvenes de las maras centroamericanas por qué estaban en ellas, contestaron: "¿Dónde quieren que estemos, si nadie nos acepta en ningún lado?".

La primera gran simplificación es meter en una misma bolsa todos los tipos de delitos.

2. La culpa es de los jueces. Se argumenta que estarían dejando salir a delincuentes que después vuelven a reincidir. La realidad no es tan sencilla. Muchos de los jóvenes encarcelados llegaron al delito desde la marginación total. Cuando salen con prontuarios penales adicionales están mucho peor que antes para obtener algún tipo de inserción. Si la sociedad no hace nada al respecto, es difícil sorprenderse después. En Estados Unidos se llegó a conclusiones muy claras al respecto. The New York Times editorializa: "Se liberan cada año 650.000 presos, se puede esperar que 2-3 de ellos retornen a la prisión en un plazo de tres años...". Este mecanismo que llama "la puerta giratoria" es antiético, pero además, no financiable. Muchos Estados, aun los más conservadores, no soportan más las cargas económicas de seguir construyendo prisiones. A partir del reconocimiento de estos hechos, el Congreso aprobó casi por unanimidad la ley de la segunda oportunidad (abril de 2008), que convierte la rehabilitación en una meta central del sistema de justicia federal. Los ex reclusos serán apoyados activamente por los Estados y municipios para conseguir casas, seguros de salud, empleos y tratamiento contra la droga. Se estima que el costo es mucho menor que el de los juicios y cárceles.

En América Latina, los intentos en esa dirección han tenido resultados. Así, por ejemplo, en Argentina se creó un centro universitario en una cárcel, Devoto, para que los presos pudieran seguir estudios. Sólo el 3% de sus ex alumnos volvieron a cometer delitos. En Costa Rica, el sistema penitenciario está obligado a dar cursos de alfabetización, escuela primaria, secundaria y Universidad para los presos que lo deseen. La tasa de reincidencia es menor que la regional.

3. Los países exitosos. ¿Por qué países como los nórdicos, que tienen la más baja proporción de policía per cápita del planeta, tienen tan bajos niveles de delincuencia? Su éxito está en que el sistema social incluye. Hay oportunidades reales de educación y trabajo para los jóvenes Estudios como los de Briggs y Cutright (1994), Messner y Rosenfeld (1997) encontraron una sólida correlación entre redes de seguridad económica y reducción de homicidios. Fansilber y otros (1996) encontraron en 45 países que las altas desigualdades -y América Latina es la región más desigual- favorecían los homicidios.

4. La discriminación en acción. Un estudio de USAID (2006) que pone a foco el fracaso de la mano dura en Honduras, El Salvador y Guatemala, muestra que "muchos de los jóvenes jamás han experimentado una interacción positiva con el Estado. Con frecuencia, su única vivencia del Estado es la policía haciendo arrestos y encarcelando personas". El clima social para los jóvenes pobres es bien hostil. En el Latinobarómetro 2008, los encuestados dicen que las personas más discriminadas en América Latina son los pobres, y un 62% dice que la policía es más propensa a detener a un joven que a un adulto. Ser pobres y jóvenes es un estigma muy importante.

5. La desarticulación familiar. En diversos países, 2-3 de los delincuentes jóvenes vienen de hogares desarticulados. La familia es fundamental en la prevención del delito. Da códigos éticos, modelos de conducta y tutorea. Muchas familias pobres se quiebran ante el estrés socioeconómico. Sin embargo, la protección de la familia no está en la agenda de la seguridad ciudadana.

6. Más de lo mismo. En lugar de dar a los jóvenes en riesgo más educación, más trabajo y más familia, la respuesta convencional es "más de lo mismo": represión, encarcelamiento y punición. Se está facilitando así la generación de una mano de obra cautiva para el crimen organizado. Mientras que la sociedad es indiferente a su destino, las mafias les ofrecen incentivos económicos inmediatos. Señala Pineyro (UNAM de México): "La base de apoyo social del narcotráfico comprende a más de 500.000 personas... Mientras no haya una política económica y social para reducir la pobreza, será difícil revertir la situación". La Secretaría de Seguridad Pública estatal estima que uno de los carteles de la droga tiene en Ciudad Juárez el control de 521 pandillas integradas por 14.000 menores de 14 a 17 años.

Un debate con éstas y otras simplificaciones crea el ambiente para la mano dura que agresivamente postulan los sectores más conservadores. A ellos se les suman quienes tratan de conseguir ganancias electorales con el tema. El problema requiere soluciones multicausales. Hay que modernizar, capacitar y recuperar a la policía, que es una institución decisiva para la prioritaria lucha contra el crimen organizado; fortalecer la justicia; reformar el pésimo sistema penitenciario; reducir la tenencia de armas cortas... pero al mismo tiempo, pasar del enfoque sólo policial del problema a uno más amplio que responda a su complejidad. A pesar del sensacionalismo con que se suele tratar el tema y del interés de algunos sectores en ganar votos como sea, una parte considerable de la opinión pública está abierta a una discusión más amplia. Una encuesta reciente en Argentina, donde las ideas mano dura crecen, reveló que el 37% de la población de Buenos Aires atribuía la inseguridad y su propia desprotección a la pobreza, la desigualdad social y la desocupación (Universidad de Belgrano, octubre de 2008). Un 30%, a la lenidad de la legislación. Si se logra elevar la calidad del debate, la sociedad defenderá una respuesta integral y no caerá en la trampa de la represión alegre. En muchos países de la región, políticas públicas acertadas, el esfuerzo de organizaciones pioneras de la sociedad civil y jueces ejemplares han logrado incluir a miles y miles de jóvenes en riesgo. Están en la misma línea que la sugerente experiencia de un juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, que ha logrado una recuperación de un 75% en menores que cometieron delitos. Declaró en una entrevista reciente: "Si no creemos que un chaval de 14 años puede ser reinsertado en la sociedad, estamos perdidos”.

 

 

 

 

Fuente:

Newsletter “Construyendo Inclusión y Gobernabilidad”- Número 8 – Enero 2009

 

Viernes, 30 de Enero de 2009 15:54 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Cruz Roja ha rescatado de la explotación a 2.000 niños africanos desde 2006

Niños beneficiarios del programa 'Dembayá' de Cruz Roja. (Foto: Cruz Roja)

Niños beneficiarios del programa 'Dembayá' de Cruz Roja. (Foto: Cruz Roja)

Así lo ha afirmado el responsable del proyecto en Burkina Faso, Jeremy Wrange, quien ha ofrecido una rueda de prensa en Alicante para presentar esta iniciativa.

Wrange ha estado acompañado por la coordinadora de Desarrollo Comunitario de Cruz Roja Burkinabé, Hortense Sombie; la coordinadora del proyecto en la Comunitat Valenciana, Elsa San José, y el presidente provincial de la Cruz Roja en Alicante, Emilio Bascuñana.

El proyecto 'Dembayá', según Wrange, consiste en una campaña de sensibilización y educación al desarrollo sobre los derechos del niño, con el objetivo de erradicar la explotación infantil en África Occidental.

"Hay diferentes tipos de explotación en África. Uno de ellos se produce en el ámbito doméstico y afecta principalmente a niñas de entre 10 y 13 años. Mientras que el otro es de índole laboral e incide en los niños, un colectivo que en esos países trabaja en los campos de frutos y plantaciones de algodón", ha explicado Wrange.

El responsable del proyecto 'Dembayá' ha recordado que también existe la explotación infantil sexual y la utilización de los 'niños soldados' para combatir en guerras de países africanos vecinos, así como en el 'mundo' de la droga y la mendicidad.

Wrange ha subrayado que 'Dembayá', financiado por la Comunitat Valenciana con 1.200.000 euros, "ayuda a sensibilizar a las familias de África Occidental más vulnerables ante este fenómeno y apoya la escolarización del niño rescatado de la explotación".

"La cifra de 2.000 niños salvados es muy satisfactoria, pero no es suficiente, porque aún hay muchos pequeños que necesitan ayuda", ha recalcado.

Por su parte, San José ha indicado que 'Dembayá' tiene como otro frente de actuación promover una educación en valores solidarios en la sociedad valenciana, "especialmente entre los más pequeños", respecto a la explotación infantil.

Así, el proyecto contempla actividades formativas y de educación al desarrollo en centros de Cruz Roja Juventud, colegios, institutos y universidades de toda la Comunitat Valenciana, ha detallado.

Martes, 27 de Enero de 2009 08:51 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Niñas y niños a merced de vendedores de "paco"

Imaginen de qué tipo de abuso no serán objeto los niños y niñas que frecuentan estas bailantas clandestinas, para conseguir "paco" o algo de dinero o comida....

La venta de paco a niños y adolescentes se oculta en las bailantas clandestinas

Las bailantas clandestinas expandidas en el conurbano bonaerense conforman desde hace unos meses un nuevo espacio en el cual los mercaderes de la droga comercializan paco entre niños y adolescentes. Especialistas en la problemática de las adicciones afirmaron que la falta de control facilita la presencia en esos lugares de niños de menos de 12 años, generalmente de sectores sociales marginados.
Asimismo, sostienen que es inevitable asociar la actividad de estos centros de diversión nocturna a los “guiños” de autoridades municipales y policiales tendientes a facilitar el accionar sin control “oficial” de esta versión bolichera ‘trucha’.
“La mafia de la droga bailantera no es nueva y en ese ámbito el negocio es la venta de paco, que se impone por sobre los ingresos por la entrada y los tragos que se transforman en todo caso en una pantalla para hacer caja con lo otro”, describió el licenciado en criminalística Roberto Locles, para quien un transformación en el mecanismo de distribución de los narcos dio origen a las bailantas clandestinas.

Fuente: (Diario Popular, pág. 14, 4/1/09 – Sergio Tomaro; El Tribuno – Salta, edición digital, 5/1/09)

Lunes, 19 de Enero de 2009 10:07 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

El olvido anda suelto

(APe).- Es madrugada, barrio porteño de Constitución, avenida San Juan y Cochabamba... Un cartonero revuelve la basura en un contenedor...
Hasta ahí no es más que la descripción del paisaje urbano nocturno, desolador y misterioso.
La madrugada siempre sabe a misterio, a trampa y a soledad.
El comienzo de la crónica, bien podría ser la presentación de una canción del poeta rosarino Adrián Abonizio, esa que dice:

 

“La noche en Constitución tiene un aire particular, la lleva la brisa del río la trae los autos al clarear.
Nunca andes solo por ahí que te roban el corazón las brujas del tráfico pintarrajeadas con algo tan oscuro.
Y hay quien ve la luna como por primera vez enganchada en un cartel que dice: ‘No habrá mas penas’”.

Pero la noticia avanza, y entonces, la canción se deshace en un dolor incurable, y uno se descubre con toda la tristeza encima.
La poesía urbana se vuelve espanto, angustia, impotencia...

El cartonero que revuelve la basura del contenedor descubre dentro de una bolsa plástica, envuelto en una frazada, el cadáver de un niño de entre 3 y 4 años, en un marcado estado de desnutrición.
Un jefe de la Policía Federal informó que: "Si bien no tenemos los resultados de la autopsia para confirmar la causa de la muerte, el cuerpo estaba muy flaquito. Todo indica que presentaba fuertes signos de desnutrición".

Ahora el cartel debiera decir: “Sí, habrá más penas”.
Claro que habrá más penas.
Si ni siquiera la información trae el nombre del pibe ni puede determinar claramente su edad.
Si todavía no había aparecido denuncia alguna sobre su desaparición y la noticia desapareció de los diarios al día siguiente.
Claro que habrá más penas.

La canción de Abonizio, trae también un par de líneas donde se presume que el diablo merodea la noche de Constitución.

“Como la capa de un torero, roja y roja es Constitución, la viven gastando las balas del diablo la sangre del alcohol”.

Y cuando no son las balas del diablo, es la voracidad del hambre que nos sigue matando a los pibes. Para ser más claro, los mata la desidia, la desigualdad, la indiferencia...

Y uno busca desesperadamente algún anuncio que distraiga al dolor.
Y solo escucha hablar de tablitas eliminadas para quienes perciben importantes sueldos, planes de salvataje para empresas de electrodomésticos, nuevas posibilidades de comprar un 0 kilómetro o de cambiar la heladera o de viajar en cuotas... A todo esto se le llama paquete de medidas anticrisis o incentivación del consumo...

Mientras tanto, en Constitución, un pibito sin nombre que tendría entre 3 y 4 años, apareció sin vida y desnutrido en un contenedor de basura.
No hay anuncios que hablen de ese pibe que quizás no tuvo tiempo de patear una pelota.
No hay planes de salvataje para los que no tienen nada.

El cartel que cuelga de la luna, ahora, se alcanza a ver desde cada esquina habitada por los pibes abandonados a su suerte; y dice:
“Sí que habrá más penas, mientras ande suelto tanto olvido”.

Publicado en la revista virtual de "Pelota de Trapo"

Fuente de datos:
Diarios La Nación 11-12-08 y Crítica de la Argentina 10-12-08

Edición: 1409

Lunes, 12 de Enero de 2009 09:23 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Se lanzó la Revista MEUDON del IJMBA a la web

Amigos,

 Tengo el agrado de informarles que ya pueden acceder a la revista Meudon del IJMBA accediendo al link:

http://www.institutomaritain.com.ar/publicaciones/portada/14

Allí podrán leer y hojear los artículos de nuestro primer número "Hacia una nueva generación de derechos humanos".

Les adelanto unos párrafos de dos de los artículos para que los vayan leyendo, el primero pertenece a Claudia Santalla y el segundo a Giselle Zarlenga. Los artículos completos se encuentran en la página del Instituto Jacques Maritain de Buenos Aires.

Los niños primero. ¡ Y las niñas también!1

Cuando era chica, existía una canción que me gustaba mucho, aunque no entendía bien por qué y tampoco importaba. Yo la cantaba …“No crezca mi niño, no crezca jamás, los grandes al mundo le hacen mucho mal. El hombre ambiciona cada día más y pierde su tiempo por querer volar. Vuele bajo porque abajo, está la verdad. Esto es algo que los hombres no aprenden jamás”….

Los invito sólo mientras dure este artículo, a bajar su mirada, a descubrir nuevamente el suelo donde pisamos.

¿Logran ver a personas de pequeña estatura?, sí, esas que muchas veces empujamos o golpeamos con nuestros bolsos o maletines cuando caminamos apurados por la calle, esas a las que accidentalmente quemamos con brasa de nuestro cigarrillo en una vereda abarrotada de transeúntes, porque con tanto apuro, no tenemos tiempo de levantar la mano y evitarles la lesión, (¿o lección?).

Esas a las que tampoco les pedimos disculpas, porque tenemos cosas muy importantes que hacer, y después de todo, son niños.

Sé que muchos de nosotros para “nuestros niños” no escatimamos en tiempo y dedicación además de protegerlos con costosos accesorios de seguridad, intercomunicadores, alimentos y productos naturales, educación, esparcimiento y deportes, seguros de salud y de estudio.

Los invito sólo mientras dure este artículo a arrodillarse frente a ellos, a nuestros niños y a los otros niños, mirarlos profundamente a los ojos tratando de comunicarnos y escuchar lo que tienen que decir.Los adultos podemos ser muy temerosos, pues solemos necesitar tener el control total de todos los riesgos y que nada nos sorprenda, pero les pido que lo intenten, tal vez haciéndolo obtengamos la sorpresa que nos resucite como seres humanos, espirituales y trascendentes.
Mientras tanto, quiero contarles brevemente qué hacemos en tanto sociedad y Estado por el bien de todos los niños y niñas en nuestro país. (...)

Lic. Claudia Santalla

artículo completo: http://www.institutomaritain.com.ar/publicaciones/ampliacion/14/33

Crónicas de niños

Había una vez una niña en la fábula de Perrault cuya inocencia le valió ser engañada por un vil personaje encarnado por un feroz lobo. La moraleja del cuento reside en que su ingenuidad y pureza se vio engañada por las artimañas de un timador. No obstante, si la imagen de la pequeña hubiera sido otra, si hubiese tenido la viveza de un Tom Sawyer, nuestra reacción hubiera sido probablemente de menor compasión por su infortunio y de hecho, hasta habría habido algunas personas que excusaran la acción del lobo, para quienes no la habría ingerido intencionalmente, sino que lo habría hecho inducido por los engaños de una niña malintencionada, cuyo deseo era ver en problemas al lobo.

Como vemos, la forma en que se relata un evento o una historia no es indiferente a la percepción que tendrá el público de la misma. Por esto, en vista a la nueva ley de minoridad que últimamente se está debatiendo en la opinión pública y en los medios de comunicación, es de suma importancia que no se realice la división de la niñez en dos universos antepuestos, tal como en los cómics o las fábulas infantiles se presenta a los “buenos” y los “malos”.

Si nos preguntamos si son realmente niños los llamados “menores”, “delincuentes precoces” o “chicos de la calle” se llega a la conclusión de que la figura del niño se ha desvirtuado de acuerdo a su situación socio-económica. Esta diferenciación de terminología para referirse a un niño contenido en un hogar de estrato social medio o alto y a otro careciente, convierte a este último, en un marginado o excluido de la sociedad. Los medios son formadores de opinión y son los que instalan en la agenda pública los temas que serán tratados por el gobierno, que luego se convertirán en políticas públicas para subsanar los problemas. Si se realizan crónicas amarillistas o se da una visión sesgada de las noticias, se atenta contra el futuro de generaciones enteras de chicos por consiguiente, ya que el resto de la población los verá como pertenecientes a una dimensión paralela de la cual sólo se tienen noticias cuando acaecen delitos o hechos de violencia. Auspiciosamente, esta situación se está revirtiendo últimamente en algunos medios, dando voz a los niños y exponiendo la situación crítica y de alto riesgo en que viven. Los medios tienen el poder de dar a conocer los problemas que aquejan a nuestra infancia y demandar acciones a favor de ella, por lo cual es necesario que la visión del niño sea integral, en el marco de una persona plena.(...)

Giselle Zarlenga

artículo completo: http://www.institutomaritain.com.ar/publicaciones/ampliacion/14/34

Miércoles, 07 de Enero de 2009 11:03 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Los Reyes llegaron en avión

La Fuerza Aérea los invitó a pasear en un Fokker F-27. Volaron 15 minutos y llegaron hasta Luján. Tomaron la merienda, saltaron en juegos inflables y recibieron juguetes.
Los chicos de la agrupación Los Principitos de Retiro, de la villa 31, y los del Centro Cultural El Árbol, de Villa Diamante, en Lanús oeste, vivieron una fiesta de Reyes Magos diferente. La Fuerza Aérea los invitó a una tarde que incluyó el primer vuelo en avión para más de 75 chicos, la aparición sorpresiva de Melchor, Gaspar y Baltasar, juegos inflables, una merienda y un cierre con muchos regalos. Ni la demora de más de dos horas en la salida del avión pudo opacar la sonrisa de los agasajados.

“La Fuerza Aérea, a partir del contacto que tiene con comedores infantiles y organizaciones sociales, invita a los chicos para que tengan su vuelo de bautismo. Generalmente, lo hace el Día del Niño o en Reyes Magos, las fechas más significativas para ellos”, describió el vocero de la Fuerza Aérea, vicecomodoro Fernando Rubio. Así fue como 35 chicos de Los Principitos de Retiro y 42 del Centro Cultural El Árbol levantaron vuelo por primera vez.

Juan Domingo Romero, presidente de la asociación civil de Retiro, una entidad que se dedica a la contención y a la prevención de chicos y adolescentes, aseguró que lo ocurrido fue “una iniciativa de la Fuerza Aérea para poder brindarles a los chicos que no conocen lo que es un avión la posibilidad de volar. Sentir la misma sensación que otros chicos, la de que ellos también pueden”.

La música de Disney y tres juegos inflables, sumados a una merienda que consistía en bebidas y sándwiches, divirtieron a los chicos hasta la llegada del gran momento. No obstante, su primer abordaje corrió la misma suerte que la de muchos pasajeros que buscan emprender viaje en este país: la salida del avión que estaba programada para las 18 se efectuó a las 20.45.

¿Y QUÉ PASÓ? Para todos ellos, las sensaciones previas al primer vuelo fueron de lo más diversas.

–El viaje va a estar muy bueno –confió Juan Pablo.

–Creo que vamos a vomitar –gritó una pequeña con una gran sonrisa.

–Me da un poco de miedo –dijo Bryan– pero quiero vencerlo.

–Me imagino a todos los edificios muy, muy chiquitos –describió otro.

Después de la merienda y los saltos en el pelotero, empezó el verdadero regalo. Fue cuando el avión aterrizó. Entonces, en la cara de los chicos se dibujó una sonrisa que todavía se agrandaría más con llegada de una princesa rusa y la aparición de los tres Reyes Magos.

Melchor, Gaspar y Baltasar saludaron a los 75 chicos. A medida que iban siendo recibidos, las azafatas los invitaban a abordar el avión Fokker F-27, con capacidad para 44 personas.

El piloto realizó dos viajes, de 15 minutos cada uno. Llegaron hasta la ciudad de Luján y pudieron ver la Basílica desde la altura. Todos tuvieron una oportunidad única: su cuerpo había volado tan alto como su imaginación.

Cuando la incredulidad de los más pequeños parecía no acabar, los Reyes Magos y la princesa les hicieron los últimos regalos: pelotas de goma, autos de carrera, juegos de mesa y sets de belleza. Ahora sí, la fiesta estaba completa. Así lo entendieron todos. “Esto no lo vamos a olvidar más”, concluyeron.

Fuente: Crítica Digital

Miércoles, 07 de Enero de 2009 10:44 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Plan Nacional de Acción por los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes

"Básicamente, los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la igualdad de oportunidades, al acceso a servicios de calidad y a ser educados en la participación, así como a exigir el cumplimiento de esos mismos derechos"

Plan Nacional de Acción por los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio de Salud de la Nación

 

 

Jueves, 18 de Diciembre de 2008 12:08 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

52,2% DE NUESTROS NIÑOS ES POBRE

20081204151810-nnn-45.jpg

Seis millones de chicos viven en la pobreza

Un informe de CTA sobre datos oficiales señala que en el país el 52,2% de los menores vive en hogares cuyos padres tienen inserción laboral precaria.

Más de seis millones de chicos argentinos viven en la pobreza, de los cuales la mitad pasa hambre. Por día se mueren 25 recién nacidos, 14 por causas que podrían evitarse. Así lo denuncia un documento elaborado por el Instituto de Estudios y Formación de la Central de los Trabajadores de Argentina (CTA).

“Si existe un drama que no debemos dejar de denunciar, es el alto nivel de deterioro que han alcanzado las condiciones de vida de nuestros chicos”, afirmó el economista y diputado nacional Claudio Lozano, uno de los autores del trabajo junto a Ana Rameri y Tomás Raffo.

La investigación –basada en datos estadísticos oficiales y en relevamientos realizados por distintas organizaciones sociales y sindicales– sostiene que, al año 2008, 6,3 millones de menores de 18 años son pobres y 3,1 millones directamente pasa hambre.

Los menores resultan ser los más castigados: mientras la tasa de pobreza a nivel nacional es del 26,9%, para la población que tiene menos de 18 años la misma medición es de, prácticamente, el doble (40,6 por ciento). Algo similar ocurre con la indigencia, mientras a nivel país la tasa de indigencia era del 8,7%, la correspondiente a la población menor era muy superior, del 14,1 por ciento.

“El daño que se les está causando no sólo significa dolor y tristeza, sino que implica hipotecar el futuro de nuestra sociedad; la permanencia de esta realidad resulta incompatible con un desarrollo económico sostenible”, sostuvo el legislador.

Otra de las situaciones que denuncia el informe es la falta de atención médica que sufren los menores. El 47,2% no posee cobertura sanitaria, esto implica que 6,3 millones de chicos no cuentan con una obra social o un plan médico.
“El actual esquema de seguridad social desconoce el derecho de percibir una asignación familiar a nueve millones de chicos, que equivalen al 70% del total de nuestros pibes”, remarcó Lozano.

El informe detalla que “los montos de ingresos por hijo que brinda la ayuda social del Estado equivalen a un tercio de la actual asignación familiar por hijo del sistema de seguridad social y sólo el 44% de los menores en situación de pobreza pueden acceder a ella”.

En la mayoría de los hogares que cuentan con la presencia de menores de 18 años se verifican situaciones de insuficiencia de espacio habitacional. “Cerca de 1,2 millones de menores (el 19,4% de los chicos pobres) viven en viviendas ubicadas en zonas inundables y otro millón de chicos (el 16% de los menores pobres) no tiene agua corriente”, especifica el relevamiento.

Según los datos del informe, el 52,2% –alrededor de siete millones de chicos– vive en hogares donde los padres tienen inserción laboral precaria. “Hasta los 18 años de edad todas las personas deben estar a cargo de un mayor o, por lo menos, deberían estarlo. Una de las cuestiones que esto implica es que hasta esta edad las condiciones de vida tanto materiales, sociales, educativas y culturales están directamente condicionadas por las posibilidades de desarrollarlas que les garanticen sus padres o tutores. Si somos conscientes de que en las sociedades modernas el acceso a estos bienes necesarios para el normal desempeño de la vida se obtienen mayoritariamente a través del ingreso percibido por el trabajo, es interesante analizar el vínculo entre el ya mencionado deterioro de las condiciones de vida de la mayor parte de los menores y la inserción laboral de las personas de las cuales ellos dependen para vivir”, afirmó el economista.

También se destaca que 1,9 millones de menores no asisten o nunca asistieron a un establecimiento educativo. “Esta generación ya cuenta como base con un núcleo duro de fuerza laboral futura que muy probablemente se desenvuelva en puestos de trabajo con inserción precaria. Sin embargo, lo más alarmante de esta ya triste situación es el efecto multiplicador que esto provoca en la desprotección y el desamparo de sus futuros hijos, que son los futuros niños de nuestra sociedad.”

INEQUIDADES PROVINCIALES. Las provincias que evidencian los niveles más alarmantes en el cuadro social de los menores coincide con aquellas que a nivel general presentan las tasas más elevadas de pobreza e indigencia. Esto significa que los chicos son las principales víctimas del hambre y la pobreza, marcando el rasgo central de esta problemática social: “La infantilización de la pobreza”. La extendida pauperización de las condiciones de vida de los menores se verifica en niveles de indigencia para algunas provincias que superan el 20% de la población menor. Las provincias con mayor deterioro infantil del promedio nacional son: Chaco, Corrientes, Formosa, Santiago del Estero, Misiones, Jujuy, Salta, Tucumán, San Juan, Catamarca, Entre Ríos, La Rioja y Buenos Aires.

Las restantes once provincias también muestran cuadros sociales muy deteriorados. En las grandes ciudades como Córdoba, Mendoza y Santa Fe, los niveles de indigencia están cerca del 10 por ciento.

Fuente: Crítica Digital

Jueves, 04 de Diciembre de 2008 11:18 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Murió el joven golpeado por los patovicas en San Miguel

Darío Rojas tenía 21 años y estaba en coma desde la madrugada de ayer. Su padre denunció que el personal de seguridad del boliche lo atacó "salvajemente" y lo dejó abandonado en la vía pública en donde 2 horas después lo encontraron los bomberos.

Darío era padre de tres hijos pequeños y trabajaba en un frigorífico. "Era un chico trabajador que solamente había ido a divertirse", relató su madre a un canal de noticias.

"Darío no tuvo problema con ninguno de los custodios del boliche. Nos pegaron porque sí y lo abandonaron. La policía también nos agredió y cuando pedíamos que envíen una ambulancia se nos reían", relató Roberto, uno de los amigos del joven muerto

Jueves, 27 de Noviembre de 2008 13:34 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos Hay 1 comentario.

Marcha por un adolescente detenido

La CTA-La Matanza convocó para el viernes 5 una movilización en defensa de Brian. El adolescente de 16 años está preso por la muerte de Ricardo Barrenechea.

La Secretaría de Derechos Humanos de la CTA–La Matanza convocó para el viernes 5 de diciembre a las 17 a una marcha en defensa de Brian, el adolescente de 16 años detenido en la causa que investiga el crimen del ingeniero Ricardo Barrenechea.

"Vení, para que los únicos privilegiados sean efectivamente los niños. Para Brian y para todos los pibes reclamamos irrestricto cumplimiento de la ley y efectiva promoción y protección de derechos", sostiene la convocatoria.

La concentración se realizará en la intersección de Arieta y Avenida Juan Manuel de Rosas y los manifestantes marcharán con murgas hasta la Plaza de San Justo, donde se realizará un acto.

A principios de esta semana, la filial gremial y el Colegio de Abogados de Morón se sumaron a las voces que reclaman "justicia" para Brian: "Es un niño pobre, pero no queremos que sea un pobre niño. Brian es alumno de la ESB 141 de La Matanza. Está detenido sin causa. Se lo pretende imputar por ser pobre, niño y vivir en un barrio humilde".

El 14 de noviembre, el juez de San Isidro Fernando Ribeiro Cardadeiro procesó a Brian por el delito de "robo doblemente calificado", pero según la abogada del niño, Florencia Arieto, "no pesa sobre él ninguna imputación por el homicidio" de Barrenechea.

Jueves, 27 de Noviembre de 2008 13:16 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

¿¿¿FELIZ NAVIDAD, FELIZ AÑO NUEVO???

LLEGA NAVIDAD, LLEGA AÑO NUEVO....

¿Y QUÉ HEMOS HECHO CADA UNO DE NOSOTROS PARA EL BIENESTAR DE TODOS?

Música y Letra: John Lennon / Yoko Hono

So This Is Christmas

So this is christmas
And what have you done
Another year’s over
New one’s just begun
So this is christmas
I hope you have fun
The near and the dear ones
The old and the young

A merry, merry christmas
And a happy new year
Let’s hope it’s a good one
Without any fear

So this is christmas
For weak and for strong
The rich and the poor ones
The road is so long
So happy christmas
For black and for white
For yellow and red ones
Let’s stop all the fight

A merry, merry christmas
And a happy new year
Let’s hope it’s a good one
Without any fear

A merry, merry christmas
And a happy new year
Let’s hope it’s a good one
Without any fear

War is over if you want it
War is over if you want it
War is over if you want it

YA ES NAVIDAD,
Y ¿QUÉ HAS HECHO?
OTRO AÑO SE ACABA
Y UNO NUEVO VA A EMPEZAR.
Y YA ES NAVIDAD,
ESPERO QUE TE DIVIERTAS,
EL QUE ESTÁ CERCA Y EL QUERIDO,
EL VIEJO Y EL JOVEN.

Y UNAS MUY MUY FELICES NAVIDADES
Y UN FELIZ AÑO NUEVO,
DAR ESPERANZA ES BUENO,
SIN NINGÚN MIEDO.

Y YA ES NAVIDAD,
PARA LOS DÉBILES Y LOS FUERTES,
PARA LOS RICOS Y LOS POBRES,
EL CAMINO ES TAN LARGO.

Y UNAS FELICES NAVIDADES,
AL NEGRO Y AL BLANCO,
AL AMARILLO Y A LOS ROJOS,
PAREN TODOS DE LUCHAR.

LA GUERRA A TERMINADO,
SI TÚ LO QUIERES
LA GUERRA HA TERMINADO SI TÚ LO QUIERES

LA GUERRA HA TERMINADO
SI TÚ LO QUIERES

..... Demos una oportunidad a la paz

Jueves, 27 de Noviembre de 2008 10:09 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

LAS DUDAS QUE MUCHOS TENÍAMOS

A muchos de nosotros nos resultó altamente sospechosos los "suicidios" de dos adolescentes con diferencia de horas, en el mismo instituto correccional que como todos sabemos lo único que corrige son las buenas conductas de vida y las ganas de sobreponerse a la miseria, el horror y el espanto, sometiendo a más miseria, horror y espanto.

La madre y el padre de uno de los adolescentes fallecidos hace diez días en un instituto de encierro, en el partido bonaerense de La Matanza, sembraron dudas sobre la versión oficial, según la cual su hijo y otro chico se quitaron la vida, y aguardan que la fiscalía a cargo de la causa les permita acceder al expediente, en el que presuntamente consta una carta del adolescente. Estas muertes ocurrieron en medio de la polémica por la iniciativa del gobernador Daniel Scioli de bajar la edad mínima de imputabilidad y el alejamiento de la Subsecretaria de Niñez bonaerense, Martha Arriola, por su oposición al proyecto.
   “Ese lugar fue abierto hace poco tiempo sin las más mínimas condiciones para funcionar. Era realmente un “pozo” y hasta se comenta que no contaba con la correspondiente habilitación. No había médico, ni asistencia social, ni posibilidad de comunicación. Y para el caso de mi hijo, tampoco contaba con medios de transporte para que pudiera ser trasladado a un consultorio para continuar con su tratamiento de recuperación física”, denunciaron Mónica Perilli y José Caballero, los papás de Cristian. Este joven de 17 años estaba desde hacía dos años encontraba privado de su libertad, acusado de robo, y ya había pasado por institutos de encierro de Lomas de Zamora, Cruce Varela y La Plata.
   “Cuando inauguraron el Centro de Recepción de La Matanza, en la localidad de Virrey del Pino, lo trasladaron allí por disposición de la jueza de Morón, Cristina Landolfi, quien en una charla me dijo que eso era lo mejor, ya que si estaba afuera iba a terminar muerto. Entonces, ahora nos preguntamos, si encerrarlo en ese lugar era una garantía y esta claro que no. Sólo nos dijeron que se ahorcó, colgándose con una sábana, siete horas después que se suicidara otro pibe, de 16 años, que era su amigo, pero esa versión tiene muchos cosas poco claras”, contaron sus padres. “Él padecía una lesión irreversible en su brazo derecho, producto de un disparo recibido tiempo atrás. Por esa razón, no poseía movimiento alguno en dicha extremidad, en la que, de hecho, ya no contaba con fibra muscular. De todas maneras, Cristian apareció ahorcado en su celda”, afirmó su tía, Lorena Perilli. “Además, cuando nos entregaron el cuerpo vimos que tenía golpes y raspones”, agregaron los padres.
   El Centro de Recepción de La Matanza había sido inaugurado el 6 de septiembre pasado y albergaba a 16 chicos con distintas causas penales. Tras este episodio, la subsecretaria de Niñez y Adolescencia bonaerense, Cristina Tabolaro, ordenó su desalojo del instituto y el traslado de los chicos que se encontraban alojados a otros establecimientos de la provincia de Buenos Aires.
Fuente: Periodismo Social   (Diario Popular, pág. 16, 25/11/08)

Martes, 25 de Noviembre de 2008 15:28 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Derechos en la infancia

Chicos y chicas de escuelas primarias, jardines de infantes, clubes, centros maternales, munidos de carteles se movilizaron por las calles de Neuquén en la octava marcha por los derechos de los niños y adolescentes que organizaron la Pastoral Social y Movimiento Ecuménico de los Derechos Humanos (MEDH), entre otras instituciones.
   Este año la consigna fue "¿Nos ayudás a que nuestros derechos se cumplan?" y en torno a ella se sumaron otros mensajes, plasmados en lienzos de todos los colores: "Che, paremos con la violencia": "Los chicos de los barrios del oeste también queremos que se respeten nuestros derechos"; "Juguemos que nos hacen muy felices", fueron otras de las consignas de las pancartas.
   Moreno. Una caravana de tres cuadras de chicos y chicas pasó por el Barrio Lomas de Moreno, en provincia de Buenos Aires, para reclamar que se cumplan sus derechos, “que sólo están en los papeles”, y rechazar el endurecimiento de la legislación penal juvenil impulsado por el gobierno bonaerense, el mismo día en que se cumplieron 19 años desde que la ONU firmara la Convención sobre los Derechos del Niño.
   Los cartelitos de los pibes de Chicos del Sur, una organización de Fiorito, Lomas de Zamora, eran elocuentes: “Ropa digna”, “Que no me mate la desnutrición” y “Queremos alimentarnos bien”. “Es una locura bajar la edad de imputabilidad, no se soluciona nada. Ya sabemos lo que pasa con los pibes que caen en los institutos, donde caen en el individualismo de tener que robar una zapatilla o comida. La solución es que ellos vean que sus papás salen de su casa con ropa de trabajo”, graficó Aluminé, del hogar Ruca Hueney, una organización de General Rodríguez miembro del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo.
   Río Negro. Los derechos de los niños que menos se respetan "son los relacionados con el cuerpo" y con "la discriminación", y es en la escuela donde mayormente se advierte este tipo de situaciones, de acuerdo con un relevamiento realizado en 2007 por la Comisión de Niñez del Observatorio de Derechos Humanos de Río Negro entre más de 200 niños y dado a conocer ayer en la inauguración de las Jornadas de Buenas Prácticas en Niñez, Adolescencia y Familia.


   (Río Negro – Neuquén/Rïo Negro, edición digital; Crítica, pág. 22; Páginal12, pág. 21 - Adrián Figueroa Díaz - 21/11/08)

 

Una cámara de celular registró una golpiza de policías a jóvenes

   Una vecina de la zona sur de La Plata capturó con su celular cómo la Policía local detenía y golpeaba en la calle a tres chicos sospechosos de un delito que no habían cometido. El video de la golpiza fue llevado a la Justicia como prueba de la denuncia realizada y para identificar a los culpables.
   Los tres adolescentes estaban desayunando el domingo a la mañana en la calle, luego de salir de un boliche, y fueron interceptados por policías que los acusaron de un robo que sufrió un agente de la Comisaría 5ta.
   “Los policías nos subieron al patrullero a los empujones y nos dijeron que habíamos cometido un robo en Moreno y Gálvez (a 10 cuadras del lugar donde los apresaron). Pero cuando llegamos a Dorrego y Saavedra nos bajaron del auto, nos tiraron al piso y nos empezaron a pegar", denunció uno de los chicos, de 15 años.  
   Cuando el padre de uno de los adolescentes fue a buscarlo a la comisaría, los efectivos cambiaron el discurso. "Tu pibe no tiene nada que ver con el robo", admitieron.
   (La Capital – Santa Fe, edición digital, 21/11/08)

Viernes, 21 de Noviembre de 2008 14:37 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

19 DE NOVIEMBRE - CONTRA EL MALTRATO DE NIÑ@S

NO AL ABUSO SEXUAL DE NIÑ@S

Jueves, 20 de Noviembre de 2008 14:51 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

19 de noviembre - NO AL MALTRATO INFANTIL

Observen en el video la frialdad y crueldad del interlocutor

Jueves, 20 de Noviembre de 2008 14:25 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

19 de noviembre - Día Mundial contra el maltrato, el abuso y la explotación de niñas, niños y adolescentes

NO AL MALTRATO

NO A LA EXPLOTACIÓN

NO A LA DESIDIA

NO A LA INDIFERENCIA

NO A LA INDOLENCIA

 

BASTA DE MALTRATO A NUESTROS NIÑOS EN TODO EL MUNDO!!!!

Jueves, 20 de Noviembre de 2008 14:18 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

NO PERTENECEN A LOS MÁRGENES MÁS HUMILDES DE LA SOCIEDAD

"No hay chicos delincuentes en las familias más pobres del país"

Lo asegura Norberto Cosacov, psicólogo y perito judicial, autor del trabajo más completo que se haya realizado sobre menores que delinquen. Una verdadera radiografía de los "pibes chorros". Jorge Camarasa, desde Córdoba.

En un país donde el problema cada vez más grave de la delincuencia juvenil se discute sin estadísticas ni estudios serios, sino por aproximación, por sensacion térmica o prejuicios ideológicos, el doctor Norberto Eduardo Cosacov tiene el mérito de haber hecho el relevamiento más completo y detallado que se conozca en esta materia. Un equipo de profesionales a su cargo indagó sobre las características personales, familiares, socioculturales y psicológicas de chicos cuyas edades iban desde los 10 a los 19 años. Algo así como una “radiografía de los pibes chorros”. Entre los resultados sorprendentes (ver infografía) hay uno que sobresale: los menores no pertenecen a los márgenes más humildes de la sociedad, lo que sociológicamente se conoce como “indigentes” (menos de 570 pesos mensuales) sino a la franja que va desde la pobreza hasta la clase media baja (ingresos de 600 pesos a 2.500), tal como publicó Crítica de la Argentina en su tapa de ayer. “Es así, no hay delincuencia por debajo de la última línea de pobreza, en las familias más pobres. Tal vez tenga que ver con la necesitad de una infraestructura básica para delinquir. Hace falta una moto para escapar, un lugar donde ocultar el botín, una cobertura para usar como coartada”, explica este psicólogo de 54 años, 25 de ellos como perito judicial y los últimos 12 con trabajo específico en el Equipo Técnico de Menores.

–Su trabajo se basa en entrevistas con 108 menores que pasaron por los cuatro juzgados correccionales de Córdoba. ¿Por qué sostiene que esta estadística provincial puede proyectarse a nivel nacional?

–Porque las variables arrojadas por la encuesta en Córdoba se corresponden a las obtenidas en todas las grandes ciudades del país, sus líneas más generales son aplicables y válidas para zonas como el conurbano bonaerense, Rosario o Mendoza. Son comunes la procedencia social de los menores, sus valores, las características del entorno familiar, los botines obtenidos en los robos y su utilización por los chicos. Puede haber pequeños matices que no invalidan el paralelo. Por ejemplo, en Córdoba, no se registran niveles de consumo de paco, pero siempre pasa que las drogas llegan primero al conurbano y luego se extienden al resto del país.

–¿Cuáles son los motivos que encontró en los chicos para delinquir?

–Sobre todo, la falta de perspectivas y de movilidad social. Están anclados a ese entorno y les resulta muy difícil salir. En la mayoría de los casos, la necesidad de consumir los empuja a robar: quieren comprarse zapatillas o jeans de marca, que para ellos es una forma de integrar grupos a los que por origen social no pertenecen.

–¿Hay contención familiar?

–En general, las familias no apañan el delito, no los mandan a robar, como se cree generalmente. Pero tampoco se hacen cargo de la situación, y las conductas delictivas se adjudican a las “malas juntas”. Una de las conclusiones es que a la mayoría de los chicos delincuentes los educaron sus hermanos. Casi todos ellos provienen de familias numerosas, donde los padres no pueden ocuparse, y los hermanos mayores van criando a los más chicos. Eso se corresponde con un dato que arrojó esta encuesta: cuando hay antecedentes penales en la familia, en el 61% de los casos ese antecedente lo tiene un hermano mayor.

–¿Y que manifiestan los jóvenes con respecto a ese entorno donde están anclados?

–La mayoría dice que quisiera irse de sus hogares para sustraerse a su medio barrial antes que al familiar.

–¿Cuál es el origen del problema?

–Hay datos predictivos que figuran en cualquier bibliografía: cuando aumenta la inflación y la desocupación, aumenta el delito. Lo que no se sabe científicamente es qué pasa cuando esas variables disminuyen. Y después está el problema de las víctimas, porque los mismos pobres son los blancos principales. Y son los que tienen posiciones más duras, los que reclaman hasta la pena de muerte.

–¿Cómo se soluciona?

–Aplicando la ley sin modificarla. Aplicándola con convicción, porque existe la ingeniería jurídica necesaria, pero los jueces no la usan. Los chicos tienen que estar más tiempo detenidos, porque si no van a empezar a aparecer los escuadrones de la muerte.

–¿Qué punto o detalle que no se traduzca en un número lo sorprendió de las respuestas de los menores?

–El nivel de racismo y de fragmentación social. El racismo era palpable en sus comentarios y vocabulario, siendo sensibles no sólo al color de la piel sino también a tener un apellido de origen italiano o criollo, es decir, español. La fragmentación se da en la inclinación a los grupos antagónicos por trivialidades tales como la hinchada de un equipo de futbol, vivir en un barrio y no otro, o ser fan de grupos musicales distintos.

–¿Imaginan un proyecto de vida para ellos?

–Sin caer en generalizaciones, es notable que la mayoría de las respuestas coincidentes manifiestan el sueño de poner un maxikiosco para ayudar a su familia.

Fuente: Crítica digital

Siete de diez dicen que roban para salir o comprar ropa. El 51% dijo que no salió a robar drogado y el 33% asegura que sufrió maltrato infantil. Jorge Lanata.

El Instituto Dr. Luis Agote, el Agote, aloja a 38 chicos entre 18 y 20 años. Nahuel Gallota coordina allí un taller de periodismo deportivo. Un día les preguntó qué querrían hacer si pudieran tener una noche libre, o una vida libre:

–Tener un hijo, llamarlo Taiel, llevarlo a Disney y llevarlo siempre a McDonald’s en una 4 x 4 –le dijo Pedro, de la Isla Maciel.
–¿Y tu noche ideal?
–Quiero llevar a mi novia al McDonald’s.
–Yo quiero ir con mi novia a comer, después ir a bailar a Rimbo o Mónica con mis amigos, y tomar New Age de durazno –respondió Daniel.
–Salir con mi chica –dijo Juan–, después llevarla en un 206 a la casa, dejarla, darle un beso y que me diga que pasó una linda noche.

Todos contaron cómo les gusta comprarse ropa. La mayoría ya están casados, y tienen más de un hijo. Otros soñaron su noche perfecta con Nazarena Vélez o Luisana Lopilato.

La mayoría está condenada por robo y tentativa de homicidio, y algunos pasaron de la tentativa al hecho. Sus “vidas libres” son un sueño vano. Creen que la felicidad se aloja en un Big Mac, un beso, un 206, un trago, una noche perfecta que nunca termina de pasar. ¿No fuimos nosotros, los adultos, quienes les vendimos esos sueños? Matan porque los matan: saben que sus vidas no valen nada e intuyen que las de los demás tampoco. Matar es un flash, una película que sucede en otro lado al que se entra y sale, una pesadilla de puerta giratoria. A ellos no les importa; a nosotros no nos importan ellos, al Sistema no le importan ni ellos ni nosotros, y así. La historia que sigue, en realidad, habla de los adultos todo el tiempo.

LA NARANJA MECÁNICA. El mismo jefe de la Policía Bonaerense que hace un par de años sostuvo la inexistencia del “paco” asegura ahora que “según estadísticas de su fuerza” (?) “los menores cometen un millón de delitos graves por año”. “Tampoco registra la Corte, en los últimos siete años, un alza considerable del delito a cargo de menores, sino que la tendencia fluctuó: en 2000 se iniciaron 23.105 expedientes, en 2006 subió a 31.602 causas, hasta llegar a las 29.371 del año pasado.”

En octubre último Unicef, el Ministerio de Desarrollo Social y la Universidad Nacional de Tres de Febrero presentaron un estudio nacional sobre la cantidad de menores “en conflicto con la ley”, en base a datos de diciembre de 2007: hay 6.294 jóvenes en institutos por orden judicial, el 30% del total está en establecimientos cerrados o semicerrados y el 70% en programas alternativos que no implican privación de la libertad. Hay 11 varones por cada mujer alojada, y el 90% de los chicos “institucionalizados” son hombres.

Como puede observarse en los cuadros que acompañan esta nota (ver edición impresa), la mayoría está preso por robo, y en el 38% de los casos se trata de delitos contra la propiedad sin armas.

Hay en el país 119 establecimientos de privación de la libertad de menores, treinta y nueve de ellos contradicen la Convención de los Derechos del Niño, permitiendo el encierro mayor de 72 horas en comisarías o cárceles de adultos. Se les imparte entre dos a cuatro horas diarias de educación primaria y de dos a cinco de secundaria, y el 40% de los establecimientos tienen talleres de capacitación en oficios.

Las penas para menores están reguladas por dos decretos ley de la dictadura, el 22.278 y el 22.803, que dividen a los adolescentes en dos grupos:

–Menores de 16 años: no son punibles, pero pueden terminar en un instituto por decisión del juez. No se los juzga ni castiga por el delito, sino que se les abre un “expediente tutelar”. El chico es considerado un “incapaz” y el juez asume su tutela. Las categorías del decreto son ambiguas: se habla de “menores en situación de riesgo”, “en peligro moral o material” o en “circunstancias especialmente difíciles”, con lo que se termina equiparando al menor abandonado con el menor delincuente.

–Entre 16 y 18 años: son punibles con restricciones. Se instruye una investigación sobre el delito, pero el chico no cumple condena hasta ser mayor de edad. Es en ese momento cuando el juez decide si la pena se aplica y el chico pasa a una cárcel de adultos.

–Con esta ley se abre la posibilidad a la intervención judicial más discrecional que hay –le dijo a Crítica de la Argentina Laura Musa, a cargo de la Asesoría General Tutelar de la Ciudad–. El chico puede estar encerrado en un instituto tanto tiempo como le plazca al juez. Para colmo, hay mecanismos que facilitan la fuga, necesitan ingresar chicos todo el tiempo.

EL CALVARIO DE LOS GÓMEZ.
En 2002 la familia Gómez, de La Boca, luchaba por sobrevivir a la crisis. El padre, miembro de la clase media caída al precipicio, terminó cartoneando mientras la madre cuidaba a cuatro de sus seis hijos: una nena de cinco y tres varones de seis, quince y dieciséis. Los otros dos hijos de la pareja ya tenían más de veinte años y vida propia lejos de la casa. La señora de Gómez se dejó tragar por un pozo depresivo y casi no se levantaba de la cama. Dejó de mandar sus chicos al colegio, y la escuela formuló una denuncia por abandono de los dos más pequeños. Personal judicial llegó a la casa para hacer una “inspección socioambiental”: informaron la presencia de “olor nauseabundo” (los Gómez acumulaban allí algunos cartones que después vendían) y señalaron que la madre “seguía estando en camisón al mediodía”. “La mujer no materna apropiadamente”, concluyeron. Los dos hijos menores terminaron en un instituto y la crisis emocional de la señora de Gómez empeoró. El nene de quince, en una de las visitas, le pegó a un funcionario judicial. Lo enviaron a un instituto. El mayor, al poco tiempo, se involucró en un robo y también terminó internado. La mala suerte les cayó encima como un alud; en menos de ocho meses los cuatro hijos fueron a parar a un instituto: los dos más chicos en el Alvear y los otros en el Belgrano y el San Martín. Finalmente una de las hermanas mayores, cuatro años más tarde, logró concluir los trámites de adopción de sus hermanos, que no volverían a ser restituidos a su madre. El hermano mayor hoy está preso por robo en una cárcel de adultos.

Mirta Ravera Godoy, jueza del Tribunal Oral 5 de San Isidro, fue testigo de una fuga inducida por el propio centro de detención: la de un chico de 14 años acusado de violación. El menor fue detenido y llevado a un instituto cerrado. Al tiempo, sin notificarle al juzgado, lo trasladan a un centro de régimen abierto del que se fugó. El pasado 4 de enero el chico volvió a entrar a una casa, robó y atacó sexualmente a una mujer. Detenido de nuevo, el chico relató ante la jueza que en el centro de detención le habían sugerido que se fuera.

Raquel Robles, una de las fundadoras de HIJOS, especialista en chicos en riesgo y directora del Instituto de Menores San Martín, que aloja chicos entre 13 y 15 años comentó a este diario el caso de Diego, un chico de La Matanza que está en situación de calle en Capital, entró por primera vez a los 13 años, ahora tiene 15 y ya tuvo treinta ingresos al instituto.

–Lo que me parece es que los chicos tienen una falta de infancia muy profunda –señaló Raquel– y me parece mal que el Estado los trate como si fueran adultos o jóvenes de más edad, que es lo que pasaría si bajan la edad de imputabilidad. Eso no ayuda a restituirles infancia. Eso no significa que el Estado no accione, tiene que poder tener una intervención de los chicos antes de que transgredan.

EL INFORME COSACOV. El perito del Equipo Técnico de Menores del Poder Judicial y docente de la Universidad de Córdoba Norberto Cosacov realizó un pormenorizado estudio sobre los menores que pasaron por los juzgados correccionales de su provincia entre 2006 y 2007. Según Cosacov “las variantes arrojadas en la encuesta de Córdoba se corresponden a las obtenidas en todas las grandes ciudades del país”. El estudio muestra que la mayoría de los jóvenes que delinquen no provienen de hogares indigentes (esto es con ingresos inferiores a 0 mensuales para cuatro personas), sino de hogares pobres y de clase media baja, con ingresos por hogar entre 500 y 2.500 pesos mensuales. Siete de cada diez afirman que no roban para comprar drogas sino ropa y calzado de lujo, financiar salidas y entretenimientos; la mayor parte de los encuestados sostiene que querría irse del barrio que habita, y su sueño más reiterado es el de “poner un maxikiosco”. El 34% admite consumir regularmente alcohol, el 21% marihuana, el 18% pastillas mezcladas con alcohol, el 14% pegamento y el 7% cocaína. El 51% dijo que no salió a robar drogado. El 33% dijo haber sufrido maltrato infantil y el 40% no quiso responder a esa pregunta.

La mitad de los jóvenes entrevistados no supo qué contestar cuando se le preguntó qué harían, de ser jueces, con un caso como el suyo. El 16% dijo que “lo dejaría libre” y el 19% optó por “darle otra oportunidad”. Ninguno de ellos usaba piercing o se teñía el pelo, pero la gran mayoría exhibía sus tatuajes como símbolo de pertenencia y expresaban, tanto en su vocabulario como en los comentarios, un fuerte nivel de racismo.

(Investigación: Jorge Lanata / Jorge Camarasa (Desde Córdoba) / Luciana Geuna / Jesica Bossi)
 

http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=14153

Lunes, 17 de Noviembre de 2008 09:43 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Diputados misioneros piden prisión por las adopciones ilegales

Los legisladores Miguel Ángel Iturrieta y Fabiola Bianco, hablan de un “vació legal” en nuestro ordenamiento jurídico “la entrega de un menor de edad a cambio de una retribución o beneficio no se encuentra en nuestro Código Penal” explica la diputada Bianco.

“El eje central de esta modificación es incluir la mal llamada "compra-venta" de bebes, y decimos mal llamada, porque claramente no podemos otorgarle entidad jurídica a esta conducta; los niños y niñas no son una cosa, no es un bien de propiedad de sus padres, no es un bien transable. Por ello creemos que es fundamental que esta conducta se encuentre tipificada en el Código Penal como un delito. Se trata de alterar la identidad del menor a cambio de una remuneración o un beneficio cualquiera”, comentó Bianco.

“Es así que proponemos que se incluya en el Código Penal un nuevo artículo dentro del Capítulo que establece los delitos contra el estado civil y la identidad, en el cual se fija una pena de dos a ocho años para aquellas personas que entreguen a un menor de edad a cambio de remuneración u otro beneficio, con la finalidad de establecer un vínculo análogo al de filiación”, fundamentan en el proyecto, los diputados Renovadores Miguel Iturrieta y Fabiola Bianco.
Lunes, 17 de Noviembre de 2008 09:13 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Marchas y una consigna:

 

"NO SOMOS PELIGROSOS, ESTAMOS EN PELIGRO"

Organizaciones de defensa de los derechos de los niños, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Abuelas de Plaza de Mayo, organismos de derechos humanos y partidos políticos convocaron hoy a una marcha hacia la Casa de la provincia de Buenos Aires, en capital federal, para manifestarse en contra del proyecto que impulsa el gobierno bonaerense para bajar la edad de imputabilidad. La movilización se hará con la consigna "Scioli: los niños, niñas y jóvenes no somos peligrosos, estamos en peligro".
En tanto, para mañana, miércoles, a las 10.30, está convocada otra movilización desde la República de los Niños hacia la gobernación bonaerense, organizada por el Foro por los derecho de Niñez, la Adolescencia y la Juventud local, para reiterar su reclamo por una Asignación Universal por hijo y la aplicación efectiva de las leyes leyes 13.298 y 13.634, y expresar su rechazo al proyecto oficial para bajar la edad en la que los niños puedan ser imputados penalmente.
   (El Día – Buenos Aires, edición digital, 11/11/08)

 

Un juez dio 10 días para abrir un albergue para chicos en situación de calle
Un juez platense dio un plazo de diez días para que el gobierno de la provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de La Plata adopten las medidas necesarias para el funcionamiento de un "parador" que funcione las 24 horas y brinde a los chicos en situación de calle -en particular, al grupo que prácticamente vive en la Plaza San Martín-, "cobertura básica de alimento, higiene, descanso, recreación y contención". 

Además, el juez del fuero contencioso administrativo Luis Arias -el mismo que hace unos días ordenó a la Policía de la Región abstenerse de demorar a personas menores de edad por averiguación de antecedentes- dispuso que los gobiernos tienen veinte días para habilitar un servicio hospitalario especial para chicos en riesgo y otros cinco días para ampliar el Servicio de Atención Telefónica para la recepción de denuncias por vulneración de derechos de niños y niñas y el plantel de Operadores de Calle. “

Las medidas fueron ordenadas en el marco de una demanda iniciada por las madres de dos chicos del grupo que vive desde hace un año en la plaza ubicada frente a la Gobernación y representantes de organizaciones sociales.

El juez describió que esos chicos "viven y duermen en la calle, salvo momentos excepcionales en los que regresan a dormir a su antigua casa por unos días" y señaló que "no concurren a la escuela; están subalimentados o mal alimentados; su salud es precaria y cargan con innumerables afecciones, algunas de ellas crónicas cuyos tratamientos han abandonado; tienen conflictos con la ley penal; algunos han sufrido abuso sexual infantil por parte de las personas encargadas de su cuidado; y tienen serios problemas de adicciones: inhalan pegamento y nafta; consumen cocaína, marihuana y paco". 

 Además, dijo que tienen "serios problemas de adicciones: inhalan pegamento y nafta; consumen cocaína, marihuana y paco" y denunció que esa situación "evidencia la falta de control, o su escasa eficiencia, de parte de los órganos estatales competentes, sobre la distribución, comercialización y/o facilitación del consumo de alcohol, estupefacientes, sustancias psicotrópicas y otros productos químicos nocivos para los menores de edad".

(El Día – Buenos Aires, edición digital, 11/11/08)

Jueves, 13 de Noviembre de 2008 11:06 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES - CATÁSTROFE ARGENTINA

El nuevo fuero de Responsabilidad Penal Juvenil sigue funcionando a medias

“De los pibes se habla recién cuando delinquen”

Califican de catástrofe la situación de los menores

Por Pablo Morosi - La Nación - Corresponsalía La Plata

LA PLATA.- "Con la estructura actual no estamos en condiciones de enfrentar la catástrofe social que soportan nuestros pibes", admitió la subsecretaria de Niñez y Adolescencia del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, Martha Arriola. En una entrevista con La Nacion, discrepó con el gobernador Daniel Scioli, que propone bajar la edad de imputabilidad de los menores, y no ahorró críticas a los ministerios provinciales de Seguridad y de Salud.

Arriola reconoció que en su dependencia se tomaron medidas de traslado y liberación de menores sin la correspondiente autorización judicial. Por esos hechos, la Suprema Corte de Justicia bonaerense manifestó la semana pasada su "profunda preocupación".

La subsecretaria explicó que esas medidas fueron producto de "un proceso de transición en el que se producen confusiones". Y consideró que es necesario dictar la emergencia en materia de niñez y adolescencia, crear un ente autárquico que dependa directamente del gobernador y triplicar el presupuesto asignado al área.

Dijo que ni ella ni el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, supieron transmitir a Scioli "la hondura de las dificultades de la gestión" ni la propuesta para afrontar la emergencia. Además, cuestionó al Ministerio de Seguridad, al que le atribuye haber difundido datos erróneos sobre la delincuencia juvenil, y al Ministerio de Salud, por no colaborar con la asistencia a jóvenes drogadependientes. Ante una pregunta de LA NACION, Arroyo dijo que "la cuestión no es de autonomía sí o no, sino el fortalecimiento de los recursos", y que el presupuesto del área de niñez y adolescencia pasará el año próximo de 190 a 290 millones de pesos.

Por su parte, la subsecretaria de Atención de las Adicciones del Ministerio de Seguridad provincial, María Gabriela García, negó que en los hospitales bonaerenses se dificulte la atención de menores intoxicados.

LA NACION quiso conocer también la reacción del jefe de la policía bonaerense, Daniel Salcedo, sobre los dichos de Arriola, pero el jefe policial rehusó referirse a ese tema.

 

* * *

 

-Hace unos días, la Corte provincial denunció que funcionarios de su área habían liberado a menores sin consultar a los jueces...

-La entrada en vigor de la ley provincial de promoción de los derechos del niño se encuentra en transición para su efectiva puesta en marcha. Hubo errores. Como en toda transición, se producen confusiones y distintas interpretaciones de la norma. En realidad hubo sólo 20 casos de ese tipo que fueron resueltos. Los jueces reaccionaron de diferente manera: algunos comprendieron, otros denunciaron. Nosotros no estamos para pelearnos con nadie sino para ayudar a los chicos y cumplir con lo que indiquen los magistrados. Es algo superado.

- Otro planteo de los jueces de menores fue por la falta de recursos y de vacantes en institutos.

-Al poco tiempo de asumir advertimos que estábamos frente a una situación de emergencia, un problema de enorme magnitud que no es de este gobierno, sino que lleva décadas. Además, heredamos un presupuesto insuficiente. Lo digo y me hago cargo por los pibes, que son los que soportan verdaderamente todo esto. Pronto llegamos a la conclusión de que, con la estructura actual, no estamos en condiciones de enfrentar la catástrofe social que soportan nuestros pibes y que es necesario dictar la emergencia en materia de niñez y adolescencia, y crear un ente autárquico que dependa directamente del gobernador, además de triplicar el presupuesto del área.

-Si están convencidos de que esas medidas aportarán soluciones, ¿por qué no las instrumentaron?

-Yo elaboré una propuesta y se la elevé al ministro Arroyo, pero quedó ahí. Creo que no le llegó nunca al gobernador. Debimos haber generado suficiente presencia y fuerza para incidir en el tema. No logramos llevar al gabinete la hondura del problema y quedamos desdibujados. En esto somos responsables tanto yo como el ministro. Ninguno logró alcanzar la estatura suficiente ante la dimensión del problema.

-¿Pensó en dejar su cargo?

-Yo estoy como siempre, con todas las pilas. Pese a todos los problemas de los que hablábamos, hemos hecho cosas: hemos puesto un piso, una estructura. Atendimos unos 80.000 casos y establecimos los centros zonales.

-¿Qué opina de la propuesta de bajar la edad de imputabilidad?

-La inseguridad que vivimos no se resuelve criminalizando a los chicos. Es sólo mirar una porción mínima del problema que en el fondo es la desigualdad, la exclusión, la destrucción de la familia. Tenemos una ley de avanzada para trabajar. Habría que profundizar su aplicación para luego pensar en nuevos ajustes. Debemos reconstruir la acción integral del Estado. Es necesario conseguir que, desde el Ministerio de Salud, haya más receptividad cuando llevamos a un pibe intoxicado por la droga. Es preciso que la policía no brinde cifras irresponsablemente, que sólo sirven para que la gente vea a los chicos como peligrosos. La semana en que el jefe de policía [Daniel Salcedo] informó erróneamente que había un millón de delitos cometidos por menores creció fuertemente la presión para internarlos.

-¿Scioli la consultó antes de lanzar su propuesta de bajar la edad para penar a los menores?

-Yo le transmití mi posición al ministro Arroyo y supongo que él se la llevó al gobernador.

-¿Sirve el esquema actual de institutos? La mayoría de los especialistas coincide en que los chicos salen peor de lo que entraron.

-Son necesarias nuevas respuestas. Así como está y frente a esta catástrofe social, el área no puede darlas adecuadamente. La nueva ley se sobrepone a esa situación. De todas formas, es necesario hacer grandes cambios.

"Pronto llegamos a la conclusión de que, con la estructura actual, no estamos en condiciones de enfrentar la catástrofe social que soportan nuestros pibes; hay que dictar la emergencia en niñez y adolescencia, y triplicar el presupuesto del área"

   “Empezamos a hablar de los pibes cuando el pibe aparece armado y comete un delito, y mientras tanto tenemos cientos de miles de pibes en una situación crítica y tenemos que ir por ellos, no cuando la situación se transformó en una situación punible, porque ahí ya perdimos el partido”, expresó la subsecretaria de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires, Martha Arriola. La funcionaria del gobierno de Daniel Scioli, uno de los principales impulsores por estos días de la baja en la edad mínima de imputabildad, señaló que incluso “juristas prestigiosos” toman en cuenta esta posibilidad enmarcada “en un debido proceso”. No obstante, planteó: “Otra parte de la comunidad planteamos que el tema es mucho más profundo, que no se trata de bajar la edad de imputabilidad sino de trabajar para recuperar una vida digna”.
   “Tenemos una ley muy importante, la 13.298, que es la ley marco, el sistema de promoción y protección de los derechos de los pibes que plantea la intervención de todas las áreas para hacerle frente al problema de educación, de salud, prevé la creación de servicios zonales... Avanzamos mucho en la consolidación del sistema, aun con escasos recursos. Cada municipio que hace su adhesión explícita a la ley 13.298, se hace responsable de armar una estructura en el territorio del municipio para tener en cada barrio un servicio que articule con el servicio zonal, para trabajar todas las causas que antes eran judicializables. La gran novedad que trae la 13.298 es que no judicializa más la pobreza”, explicó Arriola. “Este año se asistieron más de 80 mil casos, y los tres motivos predominantes fueron maltrato infantil, abuso sexual infantil, y negligencia de los adultos en el tratamiento de los pibes”, resumió.
   Para Arriola, "entramos en el tema de los pibes mal. Entramos por la arista del delito, entonces planteamos como primera respuesta la baja en la edad de imputabilidad. Mal. Con qué liviandad el jefe de policía Daniel Salcedo sale a decir que los chicos cometen 1 millón de delitos por año”. Además, opinó que “la subsecretaría tiene que tener un instituto autárquico, que pueda disponer de su propio presupuesto y que pueda distribuir los empleados que ahora están burocráticamente concentrados. Se cambió la ley, pero no la estructura de un Estado burocrático que como está no puede dar respuestas rápidas”. En este sentido, advirtió: “Con la estructura actual, no estamos en condiciones de enfrentar la catástrofe social que soportan nuestros pibes y que es necesario dictar la emergencia en materia de niñez y adolescencia, y crear un ente autárquico que dependa directamente del gobernador, además de triplicar el presupuesto del área”.
   Según un informe oficial, la acción de la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia bonaerense alcanza a un total de 250.000 chicos, apenas un cuarto de los que el propio gobierno reconoce en situación de vulnerabilidad social. Además, se admiten las deficientes condiciones de internación, la necesidad de reforzar el trabajo de educación y socialización de los menores y se destaca la estigmatización que implica para los chicos el paso por un instituto. El esquema para abordar esta problemática es el de Promoción y Protección Integral de los Derechos del Niño, ley que incorporó el subsistema de responsabilidad penal juvenil, sancionado hace casi dos años y que entró en vigor, sólo en forma parcial, en julio pasado. La ley dispone que el mes próximo debe ser completado. El fuero penal juvenil funciona ahora en menos de la mitad de los 134 distritos de la provincia.
   La defensa de Scioli. El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, volvió a defender las iniciativas para bajar la edad mínima de imputabilidad, después de que la ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carmen Argibay, considerara “absurda” tal medida. “Dentro de poco van a meter presos a nenes de tres años de jardín de infantes por pegarle a un compañerito con una pelota en el pelotero”, había declarado la magistrada, tras lo que Scioli sostuvo: “No hay que ideologizar el debate sobre la inseguridad. Todos los sectores deberían respaldar” la iniciativa.
   El gobernador, además, aseguró que “las villas son como aguantaderos, lugares de alta peligrosidad, porque salen a robar y vuelven al lugar. En muchos casos no hay que generalizar, porque allí vive también gente que, por una razón u otra, no tiene la casa que quisiera”. Al respecto, el sociólogo Alberto Morlachetti, de la Fundación ‘Pelota de Trapo’, recordó que “las personas realmente peligrosas para este país no viven en la villa. Hoy el paco es un problema muy grave, pero los chicos que lo consumen no lo fabrican y los que se lo ponen en la mano tampoco son de la villa”.
   Corte. La Corte Suprema comunicó el viernes (7/11) su “profunda preocupación” porque funcionarios provinciales estarían liberando a chicos presos sin avisarles a los jueces. Le envió una nota al gobernador Scioli donde le exige una solución y más fondos para los institutos. “Es competencia exclusiva del Poder Judicial la adopción, modificación o extinción de medidas de coerción personal (detención) previstas en material de responsabilidad penal juvenil", argumentó el alto tribunal.
Arriola se refirió a esta nota: “Nos pega y en parte tiene razón y en parte no. Rescatemos a los pibes antes de que delincan, pero mientras, los que ya cometieron un delito que se responsabilicen, que aprendan que se deben responsabilizar, pero con su debido proceso”. Asimismo, subrayó:“Había situaciones de chicos presos y sin dictarles prisión preventiva desde hacía tres años. La situación es ilegal”.

Periodismo Social:  (Páginal12, pág. 12 - Horacio Cecchi; La Nación, pág. 1 - Pablo Morosi -  10/11/08; Noticia ampliamente tratada por los medios - 9 y 10/11/08)

 

   El fuero de Responsabilidad Penal Juvenil debería estar implementado en su totalidad antes del 1º de diciembre. Sin embargo, el gobierno de la provincia de Buenos Aires no podría cumplir con los plazos fijados por la Suprema Corte de Justicia y llegaría a esa fecha con la mitad de los departamentos judiciales sin el nuevo sistema de minoridad en marcha.
   La Corte 'retó' dos veces este año al gobierno bonaerense por las demoras en la implementación del nuevo sistema. Las complicaciones del gobierno provincial para instrumentar el nuevo fuero de Responsabilidad Penal Juvenil arrancaron el año pasado, cuando el sistema, de acuerdo a lo que disponía la ley, debía entrar en vigencia. Ante la imposibilidad de contar con los medios -recursos económicos y humanos e infraestructura- para cumplir con ese plazo, la Legislatura aprobó una prórroga hasta mediados de 2008.
   Pero los problemas no desaparecieron. Por eso, la Corte resolvió fijar un "cronograma tentativo" para la puesta en marcha del nuevo sistema en forma gradual, en tres etapas. Así, se dispuso que el fuero arrancaría "antes del 15 de julio" en los departamentos judiciales de La Plata, San Martín, Quilmes, Necochea y Trenque Lauquen. En tanto, "durante los meses de agosto y septiembre", el fuero juvenil debía implementarse en los departamentos judiciales de Azul, Mercedes, Pergamino, San Nicolás, Bahía Blanca, Dolores, Junín, La Matanza, Morón y Zárate-Campana.
   La tercera etapa del cronograma fijado por la Corte preveía que "durante los meses de octubre y noviembre" se pusiera en funcionamiento en Lomas de Zamora, Mar del Plata y San Isidro. Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido, el gobierno provincial no pudo completar ninguna de las dos primeras etapas y se encamina a incumplir con el plazo fijado para poner en marcha la tercera.
   En el caso de la primera etapa, aún resta implementar el fuero de Responsabilidad Penal Juvenil en Trenque Lauquen, mientras que en la segunda el panorama es mucho más complicado, ya que todavía no se pudo poner en marcha en Bahía Blanca, Dolores, Junín, La Matanza, Morón y Zárate-Campana.
  

Periodismo Social: (El Día – Buenos Aires, 10/11/08 – edición digital)

Una ayuda que llega a sólo el 25%
En total, casi un millón de chicos se encuentra en riesgo social

LA PLATA.- Según un informe oficial al que tuvo acceso LA NACION, la acción de la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia bonaerense, conducida por Martha Arriola, alcanza a un total de 250.000 chicos, apenas un cuarto de los que el propio gobierno reconoce en problemas.

Es que en la provincia, según una estimación del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, hay un millón de chicos en situación de vulnerabilidad y riesgo social debido a los efectos de la exclusión y de la marginalidad que soportan. Además, unos 400.000 jóvenes, de entre 14 y 20 años no estudian ni tienen trabajo.

El esquema para abordar esta problemática es el de Promoción y Protección Integral de los Derechos del Niño, ley que incorporó el subsistema de responsabilidad penal juvenil, sancionado hace casi dos años y que entró en vigor, sólo en forma parcial, en julio pasado. La ley dispone que el mes próximo debe ser completado.

El fuero penal juvenil funciona en menos de la mitad de los 134 distritos de la provincia. En algunos de los 61 distritos que lo instrumentaron, que se corresponden con ocho de los 18 departamentos judiciales -Necochea, Azul, La Plata, Quilmes, San Martín, Mercedes, San Nicolás y Pergamino- no se ha logrado aún su aplicación completa y efectiva.

Infraestructura

En materia de infraestructura, la provincia posee 851 plazas para menores acusados o condenados por delitos y que, según disposición judicial, requieren medidas de encierro. Esos lugares se distribuyen en ocho centros de régimen cerrado, 17 de contención y tres centros de recepción. A ello se suman los 19 centros de referencia donde se aplican medidas alternativas a la privación de la libertad.

Además, hay 770 plazas en clínicas psiquiátricas y comunidades terapéuticas, y 5000 chicos alojados en instituciones por convenio. Así, viendo los casos de protección y restitución de derechos a los niños y las causas penales, el sistema atiende en forma directa a unos 16.000 chicos y, según informaron oficialmente, "se están incorporando otros 15.000 más".

Los centros zonales y locales atienden los problemas asistenciales. Se estima que este año darán tratamiento a unos 120.000 casos. También existen los centros de día que articulan medidas para unos 10.000 chicos.

En un informe de la dependencia conducida por Arriola, se admiten las deficientes condiciones de internación, la necesidad de reforzar el trabajo de educación y socialización de los menores y se descata la estigmatización que implica para los chicos el paso por un instituto.

Según el citado trabajo, hay actualmente 522 adolescentes alojados en institutos cerrados y otros 1838 chicos cumplen medidas alternativas a la privación de la libertad. La mayor parte de los casos penales responden a robos y hurtos. En lo que respecta a delitos graves (homicidio, violación, secuestro), sólo ingresa el 3 por ciento de los menores.

En tanto, entre los expedientes asistenciales, donde los niños son víctimas, sobresalen las causas por violencia física, adicciones y abusos sexuales.

Martes, 11 de Noviembre de 2008 07:32 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Esperando el PREMIO FOTOS UNICEF 2008

20081107160615-ninospremio3.jpg

El tercer lugar fue para Hartmut Schwarzbach, un fotógrafo el alemán que captó a una niña malnutrida, Annalyn, saltando arriba de un sillón, cerca de su hogar en Manila.

Viernes, 07 de Noviembre de 2008 12:06 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Una pequeña aldea para recuperar el valor de la familia

Alojan a chicos alejados de sus afectos - Lunes 3 de noviembre de 2008
Por Cynthia Palacios - De la Redacción de LA NACION

Cuando mañana se inaugure oficialmente la cuarta aldea en nuestro país, decenas de chicos habrán conseguido lo que tanto necesitaban: vivir en familia.

Porque la apertura formal de la aldea de Luján es ni más ni menos que la posibilidad para muchos niños de recuperar el clima familiar. Ya existen en Oberá, Misiones; en Córdoba y en Mar del Plata, así como en 132 países: hay 1766 Aldeas Infantiles SOS dispuestas a recibir a los chicos que buscan una casa donde crecer en paz.

Esta organización internacional, que desembarcó en nuestro país hace más de 28 años, brinda un modelo de atención familiar a miles de chicos que, por distintos motivos, no pueden vivir con sus familias de origen. En Argentina, cerca de 300 chicos viven en las cuatro aldeas.

No importa en qué idioma se hable, la filosofía es la misma en cualquier latitud: basadas en la Convención de los Derechos del Niño, buscan el mejor camino para cada chico. La inauguración oficial contará con la presencia del presidente de Aldeas Infantiles SOS Internacional, el doctor, Helmut Kutin.

Y para asegurarles esa oportunidad de crecer con amor, respeto y seguridad, las aldeas están formadas por pequeñas "familias", donde menos de diez chicos conviven con una mujer cuidadora. Sin demasiada formalidad por el cargo, todos los chicos las llaman "tías". Se trata de un modelo de acogimiento en el que se favorece los vínculos entre los chicos y que asegura que los hermanos biológicos se mantengan juntos.

Ofrecen algo que muchas familias no están en condiciones de dar: una relación emocional estable y segura, alimentación y educación que permitan un desarrollo sano de los pequeños. "El objetivo de Aldeas Infantiles tiene que ver con el valor de la familia, con crecer en familia como un derecho fundamental de cada chico", asegura la asesora de Programas, Mercedes Ansaldo.

Si bien los niños pueden quedarse todo el tiempo que sea necesario, en las aldeas se trabaja para que vuelvan a sus orígenes. Con mamá y papá, si se puede, o con otro familiar si la primera opción no es posible. Y para prevenir futuras separaciones, Aldeas Infantiles SOS también desarrolla programas de fortalecimiento familiar para aquellas que están en riesgo de resquebrajarse.

Los programas de desarrollo comunitario tiene, al menos, cuatro objetivos que no pierden de vista: los chicos, a los que se les da acompañamiento durante el día, alimentación, salud y educación; la mujeres, a las que se ofrece alfabetización y capacitación laboral, además de apuntalar su autoestima; la familia, a la que se acompaña en la construcción de un proyecto de vida; y la comunidad, que se organiza para salir adelante.

"Estamos a favor de la vinculación del chico con su familia. Si bien en este momento no pueden estar juntos, la idea es que puedan volver a hacer y trabajamos para eso", cuenta el presidente de Aldeas Infantiles SOS Argentina, Josef Schwald. "Por eso es fundamental trabajar en las comunidades donde se detectó una vulneración de derechos", agrega el director de la aldea de Luján, Cristian Cóceres.

La estrategia es en todos los casos la misma: un abordaje integral a la problemática de cada chico y cada familia. "Aunque la organización tiene muchos lineamientos, el sistema de monitoreo no pierde de vista la relación de uno a uno necesaria: el proceso de vida de cada chico", explica Mercedes.

Vida de familia

Las chicas secaban los platos y Valeria terminaba de repasar la cocina cuando la puerta se abrió. Entusiasmados con la visita, los siete chicos de la casa querían hacer de guías, querían mostrarnos todo y se atropellaban para explicar quién dormía dónde y qué prefería hacer cada uno.

Con 31 años y ningún hijo propio, de pronto Valeria "tiene" siete. No le pesa esta maternidad múltiple: "Se portan bien, colaboran y me ayudan", dijo con dos nenas colgadas del cuello. Rápidamente se pusieron a hacer dibujos, a leer cuentos a los periodistas y a mostrar cada rincón de la casa de ladrillos a la vista y madera.

Está todo listo para el corte de cinta y la foto. Pero la aldea de Luján funciona desde principios de año. Hoy viven 72, de entre tres y 16 años, y la aldea tiene capacidad para 120. Además de las 14 viviendas individuales, cuenta con un salón de usos múltiples y una plaza abierta a la comunidad.

El verdadero proceso empezó en 2005 con dos actividades simultáneas: la construcción edilicia y la humana, como la capacitación de personal y el trabajo social que permitió llegar a los chicos más vulnerables. Desde octubre del año pasado, varios grupos vivían en casas alquiladas en Luján.

Cada aldea tiene entre 10 y 14 casas. Los chicos llegan a través de algún juzgado de menores o de algún servicio de protección de derechos.

El acompañamiento sigue: cuando los jóvenes se mudan de la aldea y comienzan su vida independiente, la organización los apoya dándoles la posibilidad de vivir en las Comunidades Juveniles, donde reciben apoyo humano y económico.

La fundación nació en Austria, durante la posguerra, cuando un médico visionario vio la posibilidad de unir dos dramas: el de miles de chicos que habían quedado huérfanos y el de mujeres que habían perdido a sus familias.

Para sostener toda la obra, la organización recibe el aporte de pequeñas sumas de dinero de miles de personas que colaboran con Aldeas Infantiles SOS. En www.aldeasinfantiles.org.ar o en el 5352-2002 se puede recibir información de cómo ayudar a la entidad.

En nuestro país, como en otras aldeas del mundo, también existen las Escuelas SOS Hermann Gmeiner, en Oberá y en Mar del Plata, a las que asisten casi mil alumnos.

 

Miércoles, 05 de Noviembre de 2008 15:00 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos Hay 1 comentario.

Ser mujer, ser aborigen, ser niña: tres historias de discriminación y justicia ausente

   La discriminación que las mujeres indígenas y pobres sufren en la Justicia se encarnó en tres historias singulares: dos niñas violadas, revictimizadas por los responsables de reparar el daño, y una cacica condenada por reclamar su derecho a la tierra. Así fue el comienzo del Encuentro Interprovincial de Mujeres de Pueblos Originarios para debatir sobre Acceso a la justicia en Casos de Violencia de Género, organizado por el Instituto de Género, Derecho y Desarrollo (Insgenar) y Qomlasherolga, una ONG de la comunidad qom, liderada por Ofelia Morales. "Este día es un hito importante. Damos inicio a la formación de una Red de Mujeres de Pueblos Originarios para garantizar el acceso a la Justicia. Vamos a poner nuestro granito de arena para que se termine la impunidad", propuso Susana Chiarotti, presidenta de Insgenar. La primera mesa convocó a tres mujeres de comunidades indígenas.
   Vacas regaladas. La encargada de abrir el fuego fue una de las anfitrionas. Ofelia fue portavoz de la historia de L. N. P, una mujer del pueblo qom que vive en El Espinillo, en Chaco, en el noroeste del país. En 2003, cuando era una niña de 15 años, L. N. P fue violada por tres criollos. Aunque ellos suelen resolver (silenciar) el abuso con el "regalo" de una vaca, en esta ocasión la víctima, su madre y la comunidad se pusieron firmes. Debieron pedalear 80 kilómetros, instalarse en la comisaría e insistir para que les tomaran la denuncia. Las lesiones se constataron, los testimonios fueron contundentes. Pero las pruebas fueron desestimadas. Sobre el daño físico, los jueces consideraron que podía tratarse de "la violencia propia de una relación sexual consentida", y también provocaron nuevos daños: mandaron a averiguar en el pueblo si la víctima ejercía la prostitución y desestimaron a los testigos qom por "la animosidad hacia los criollos". Así, con argumentos sexistas y racistas, la Cámara Segunda en lo Criminal de Roque Sáenz Peña absolvió a los agresores. Esta sentencia, paradigmática, fue llevada a organismos internacionales. Los estados nacional y provincial analizan una indemnización para la víctima, y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación impulsa el juicio político a los magistrados. Pero esta denegación de justicia provocó además una serie de acciones. El Encuentro de la semana pasada, en Rosario, fue una de ellas.
   Sin garantías. La segunda historia se desarrolló en la comunidad mocoví de Colonia Dolores, en el centro de la provincia de Santa Fe. Con 610 habitantes, es el primer asentamiento indígena de la provincia, y en 1994 fue reconocido como comuna por el Estado provincial. La jefa comunal se llama Dora Salteño. Eso sí, el 3 de noviembre de 2006, cuando un vecino violó a una niña de 9 años, la jueza de menores de Santa Fe Susana Giordano de Bilich decidió separarla de su familia y enviarla a la Casa de la Niña, lejos de su pueblo. Argumentó que "la comunidad no ofrecía garantías". Además, entregó a la niña en adopción a una familia de Buenos Aires. El experimento duró pocos días, porque la niña no pudo adaptarse al ambiente de la Recoleta, tan distinto a su pueblo natal. Entonces, la jueza la volvió a internar en la institución. Quiso hacer lo mismo con una hermanita de cuatro, pero cuando recibieron la notificación de que también ella sería sacada de su familia, el pueblo la escondió. Toda Colonia Dolores, con Dora a la cabeza, batalló sin bajar los brazos, para recuperarla. Intervinieron la Defensoría del Pueblo, la Secretaría de Derechos Humanos y -especialmente- los medios de comunicación. Después de cinco meses de desarraigo, la niña volvió a su casa. "Hoy está bien, con su familia y todos sus hermanos. Va a la escuela", relató Dora, que es presidenta comunal desde hace ocho años. "Nosotros no veíamos por qué no ofrecíamos garantías. Somos una comunidad donde todos somos todos, le pasa algo a alguien y es como si nos pasara a todos. En Santa Fe hay violaciones todos los días. Por qué nosotros fuimos tratados de manera diferente a otras comunidades, donde los chicos continúan en sus hogares", expresó Dora cuando terminó la charla.
   La tierra o la cárcel. Leonarda Chavarría fue impetuosa en su descripción. En un momento, la cacica guaraní, de 51 años, se paró, se levantó la blusa naranja y mostró una cicatriz. "La depresión me provocó esto. Los médicos creyeron que tenía cálculos en la vesícula y me abrieron para operarme. Pero no tenía nada, sólo la angustia que me hicieron pasar", contó. Ella puso el cuerpo al reclamo por el derecho a la tierra, y la justicia de Salta la procesó. "Son nada más que cinco hectáreas, para vivir con mis paisanos. Somos 96 familias", abundó después. La Constitución nacional la avala. "Somos las raíces, el origen. Y luchamos por nuestra madre, la tierra", argumentó. Pero el juez Ricardo Martocchia la echó de su despacho, le dijo que ése no era un lugar para indios, que eran hediondos, y prometió represalias. Llegaron muy pronto. Otro juez salteño, Nelso Aramayo, la condenó a un año y seis meses de prisión. Leonarda cumple con un régimen de libertad condicional. Ni siquiera pudo concurrir a un encuentro con sus hermanos en Cochabamba, Bolivia, porque tiene prohibido salir del país. "Aramayo me dio a elegir entre la tierra o la cárcel. Yo estoy reclamando la tierra. Todos los caciques de Salta estamos procesados", relató Leonarda, que vive en asitataguasocoenpi, tal el nombre que dijo muy lentamente en guaraní, cuya traducción criolla es Lucero del Alba.
   Un proyecto más ambicioso. El Encuentro fue el puntapié inicial de un proyecto mucho más ambicioso. "Queremos armar una red de capacitación de líderes de cada una de las ocho etnias que vinieron, para formar mujeres fuertes, capacitadas para defenderse a sí mismas, a las mujeres de su pueblo, y a toda su comunidad", indicó más tarde Chiarotti, que también integran el Comité de América Latina y el Caribe por la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem) y también del comité de expertas de la OEA sobre violencia de género. El programa de capacitación diseñado por Insgenar tiene cinco módulos, que incluyen tanto derechos humanos como derecho indígena y de ciudadanía, y también un mapa. "Ahí graficamos quién es quién en el Estado provincial, en la Nación y a quién se debe recurrir para reclamar cada derecho, cómo se consolida, cómo se ejerce", abundó Chiarotti. Esta actividad se desarrollará el año próximo, entre Insgenar y organizaciones de mujeres indígenas de las seis provincias que asistieron al Encuentro realizado la semana pasada en Rosario.
   (Páginal12 – Suplemento Las/12, pág.14, 31/10/08 – Sonia Tessa)

Fuente: Periodismo Social

Viernes, 31 de Octubre de 2008 22:23 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Cuatrocientos mil

Son un ejército de fantasmas. No tienen educación. No tienen trabajo. No tienen abrazos. No tienen futuro. Son los pibes sin calma. Reynaldo Sietecase para Crítica Digital
Son un ejército de fantasmas. No tienen educación. No tienen trabajo. No tienen abrazos. No tienen futuro. Son los empachados de hambre. Son los pibes sin calma. Mueren como moscas. Viven como moscas. Algunos de ellos, con la cabeza rota por el paco y el alcohol, a veces matan. Sólo en ese momento se hacen visibles para el resto de la sociedad.

En la provincia de Buenos Aires, según el gobernador Daniel Scioli, suman cuatrocientos mil. De esa cantera del desamparo salen “ladrones y asesinos” cada vez más pequeños. Las soluciones propuestas por la dirigencia política tienen una simpleza que espanta. “Hay que encerrarlos.” Hay que evitar que “entren por una puerta y salgan por otra”. Esas cosas dicen los que dicen que saben. Todos opinan desde lejos, como si esos chicos fuesen parte de un imprevisto proceso inmigratorio que invadió en los últimos meses el territorio nacional. Como si esos pibes no fueran el producto del deterioro social, la injusticia y la violencia. Como si no fueran nuestros y no sufrieran la falta de políticas de inclusión.

Cuatrocientos mil chicos que no estudian ni trabajan. Esa cifra, en lugar de promover un debate profundo sobre la inequidad o una declaración de emergencia social con medidas urgentes apuntadas a la infancia, sólo generó propuestas para bajar la edad de imputabilidad y reclamos de mayor dureza judicial. Un estudio realizado el año pasado por el Barómetro de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina señala que seis de cada diez niños o adolescentes viven en hogares vulnerables; tres de cada diez se desarrollan en familias que no pueden atender su salud y cuatro de cada diez están en hogares que tienen problemas para alimentarlos. Cuatrocientos mil chicos que no hacen nada de nada. Con esa cifra es un milagro que los ataques no sean muchos más.

“Nunca hubo la violencia que existe en este momento. Las calles están llenas de chicos armados, alcoholizados, drogados. Las casas están llenas de chicos maltratados y abusados física y psicológicamente.” La frase le pertenece a Rodolfo Brizuela, desde hace catorce años juez de menores en La Matanza. Brizuela habla por su experiencia pero también por su historia; hijo de madre soltera, cuando era niño estuvo dos años internado en un Instituto de Menores. Alguna vez contó que a la hora de llegar ya le habían pegado. Para el juez, los lugares de contención que existen en Buenos Aires son un desastre: “No están mal, están peor que mal”, y asegura que la problemática de los delitos juveniles tiene que ser abordada también como una cuestión de salud pública: “En el noventa y ocho por ciento de los casos violentos que pasan por mi juzgado está la droga”.

La discusión, en lugar de ser amplia y profunda, es maniquea y tramposa. Algunos exponentes de la derecha paleolítica exigen que se trate a los pibes que delinquen como si fuesen adultos y, del otro lado, los abolicionistas de manual aseguran que no se les puede asignar ninguna responsabilidad penal a los menores. Estamos entre Blumberg y Zaffaroni. En el medio, se pueden encontrar las posturas más sensatas. Emilio García Méndez, diputado por Solidaridad e Igualdad y destacado especialista en menores y adolescentes, recordó que la Argentina es el único país de América Latina que no tiene un sistema de responsabilidad penal juvenil.

En la actualidad, los menores son tratados según un decreto de la última dictadura (22278/80). Cuando tienen entre 16 y 18 años se los somete a un tratamiento tutelar que, si da resultado, habilita a que se los entreguen a sus padres, y si no funciona quedan demorados en algún instituto y se los juzga como adultos, a los 18 años, por los delitos que cometieron siendo menores. El contenido del tratamiento tutelar es un misterio, pero a la luz de los resultados se puede afirmar que para que dé resultado hay que tener dinero. Entre los 1.800 menores en custodia del Estado no hay ninguno de clase media o alta.

“Un sistema de responsabilidad penal juvenil, como existe en Colombia, Ecuador o Brasil, habilita a que los chicos que cometen un delito grave –como un asesinato– se los juzgue con un debido proceso. Es decir, con un fiscal que los acuse, un abogado que los defienda y un juez que les dicte sentencia. Con esta norma, los menores (por ejemplo de 14 a 18 años) que cometan un delito grave deben hacerse cargo ante la Justicia, pero no serán tratados como adultos”, explica García Méndez. En Brasil, por ejemplo, la responsabilidad penal va de los 12 a los 18 años, se aplican trabajos comunitarios para los delitos menores y la pena máxima de prisión es de tres años.

Hay una veintena de proyectos en el Congreso que prevén algún tipo de sistema de responsabilidad penal para jóvenes que delinquen. Casi todas las bancadas políticas presentaron alguno. Los proyectos existen, pero no se tratan. La CTA, el Movimiento de los Chicos del Pueblo y el ARI, entre otras organizaciones, tienen propuestas de subsidios universales para la infancia. Hay propuestas pero no se discuten. Las aguas parlamentarias sólo se agitan cuando se produce un hecho criminal con amplia repercusión mediática. Mientras tanto, en el tiempo que demoraste en leer esta nota alguno de esos chicos abandonados a su suerte tomó un arma y no hicimos nada para detenerlo.
Jueves, 30 de Octubre de 2008 10:03 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

¿Quién comete el Delito?

"El descuido de la vida que nace, nació y crece, lo pagamos con menos vida" Claudia Santalla

¿Los chicos delincuentes, no sufrieron desde su nacimiento los delitos de un Estado responsable de satisfacer sus necesidades básicas y de una familia que no supo o no pudo contenerlo y tampoco recibió la ayuda para hacerlo?

Los niños ladrones, ese espejo incómodo

Al inicio, les tuvimos piedad. Ahora, inspiran terror y muchos de los que les tuvieron compasión, hoy los quieren ver entre rejas. Norma Morandini.

Fueron apareciendo de a poco. Con sus caritas de niños, ellos estrenaron miseria y nosotros perplejidad. Al inicio, les tuvimos piedad. Ahora, inspiran terror y buena parte de aquellos que ayer sintieron compasión, hoy quieren ver entre rejas a esos niños-ladrones.

Esos “pivetes” que vi por primera vez en Brasil en el inicio de los ochenta. Lula era un operario y el general en la presidencia, João Figueiredo amenazaba, “al que se oponga a la democracia, lo reviento”. Ninguno de los argentinos que vivíamos la última parte del exilio imaginaba siquiera que vería en la Argentina lo que allí nos horrorizaba: una infancia que amenaza porque nació amenazada. Entonces, en la Praça da Se, equivalente a nuestro Plaza de Constitución, en San Pablo, un “desembargador”, un juez camarista, mató a bastonazos a un “pivete” que robó una cadenita de oro del cuello de una mujer. El juez fue absuelto, y la clase media se enfureció con el obispo Dom Paulo Evaristo Arns porque osó rezar una misa por el alma del niño-ladrón.

Hoy, los brasileños identifican la brecha social como una causa de la violencia, a las mafias como expresión del Estado ausente y aprenden que sólo con derechos se combate la desigualdad. Nostros ya tenemos a los “niños ladrones” integrando el paisaje urbano. Viven en lo que abandonamos, la calle, ese falso espacio de libertad, donde sin la tutela de padres o maestros, juegan a ser adultos, matan jugando porque son reclutados como soldados de la droga. Es el mundo al revés. Lejos de protegerlos, los adultos no sentimos rehenes de los adolescentes, sin saber como tratarlos porque ya nacen maltratados.

¿A qué edad se deja de ser niño? ¿Cuándo se pierde la inocencia porque se gana conciencia? ¿Cuándo se los juzga por delitos de adultos?

Si la soberbia de creernos tan particulares no nos impidiera mirar más allá de nuestras narices constataríamos que en todas las sociedades que se anticiparon a ese odioso fenómeno de los niños-ladrones, los expertos advierten que no hay ninguna característica psíquica que pueda distinguir a un adolescente asesino. Los especialistas culpan a la droga, el crack, a la desprotección familiar y sobre todo a las imágenes que desde el cine o la televisión presentan a la violencia no sólo como un hecho natural sino como vanagloria.

La mayoría de los adolescentes pobres de la provincia de Buenos Aires no estudian ni trabajan. Es la sociedad desigual que nunca forma parte del análisis cuando los televisores se llenan de miedo y dolor en ese falso debate de poner a las víctimas para encontrar soluciones. No porque no tengan derecho, sino porque el dolor resiente. Es cierto que la identificación con ese dolor nos humaniza, pero el miedo, también, bestializa. Por eso se impone que se convoque a los expertos, a los estudiosos que por obligación y responsabilidad son los que pueden poner racionalidad en un debate que debería ser amplio, plural, con todos los sectores de la sociedad. No sólo con la policía.

Parece una verdad de Perogrullo. Si los niños son lo que imitan de los adultos, la violencia adolescente es un incómodo espejo. Y es más sencillo clamar por castigos que enfrentar el problema. Más fácil tapar el espejo que mirar lo que refleja.

* Escritora y periodista, actual diputada nacional por Córdoba.

Para ver comentarios a esta nota, click aquí: http://www.criticadigital.com.ar/index.php?secc=nota&nid=13215&pagina=1

Miércoles, 29 de Octubre de 2008 13:43 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Ley Penal Juvenil

Desempleo, pobreza y el debate sobre imputabilidad

En la provincia de Buenos Aires, 400 mil jóvenes entre 13 y 17 años no estudian ni trabajan. Elías Neuman: "Bajar la edad es pura demagogia".

En la Argentina, según datos del Barómetro de la Deuda Social de la UCA, casi el 40% de los adolescentes de entre 13 y 17 años pertenece a hogares de estrato socioeconómico muy bajo, un 45% vive hacinado, un 48% no tiene cobertura de salud y un 12% no asiste a la escuela. Mientras el gobernador bonaerense Daniel Scioli aboga por la baja de la imputabilidad y la presidenta Cristina Kirchner se diferencia de él diciendo que la inseguridad no se combate con leyes más duras –“esto no se hace con leyes más duras, lo digo como abogada, los jueces tienen instrumentos para denegar libertades, para defender a los ciudadanos que necesitan el valor de la seguridad”, dijo–, los especialistas coinciden en que existe una realidad común a los adolescentes judicializados que excede toda norma: la exclusión social.

Más allá del descrédito de los datos del INDEC, según el cual la pobreza se redujo un 17,8% en el primer semestre del año, Sergio Balardini, miembro del Programa de Estudios de Juventud de FLACSO, aclara: “No hay que vincular pobreza con delito, sino hacer hincapié en la desigualdad y, en este punto, la famosa distribución social de los bienes no se modificó”.

A partir de esta premisa, Juan Carr –líder de la Red Solidaria– sentencia que la postergación de los chicos en situación de pobreza es la generadora del delito. Y delinea un perfil de estos jóvenes en riesgo: “Los chicos en las villas, por ejemplo, están tan marginados que hablan su propio idioma. Además, están mucho tiempo en los pasillos sin hacer nada y como sienten que algo tienen que hacer, a veces surge la oportunidad de comprar un arma. Ahí viene el delito, unido al paco y la violencia. Pero los primeros que sufren esto son ellos, por eso se trata de un problema social. Yo creo que aquel que quiere que los menores vayan presos, es aquel que vio por primera vez en su vida un chico pobre cuando éste lo apuntaba con un arma”.

María Palenzuelos, asistente social, completa: “En general, los chicos que llegan al delito vienen de familias totalmente desestructuradas, sin contención, donde es común la violencia y el uso de armas. A eso hay que sumar que por las condiciones en las que viven, el resentimiento hacia el mundo exterior es grande. Por eso salen de la marginación de su barrio para robar y para cumplir con exigencias de consumo que la sociedad les impone”.

En la provincia de Buenos Aires, según datos del Ministerio de Desarrollo, unos 400 mil jóvenes de 15 a 24 años no estudian ni buscan trabajo. “Los adolescentes de hoy tenían 7 años en el 2001 y vieron cómo en vez de pesos había patacones, cómo su barrio se destruía, su padre se quedaba sin trabajo y tenían que ir al club del trueque para comer”, resume Daniel Arroyo, a cargo de la repartición, quien señala que además del estigma de padres desempleados que no transmitieron la cultura del trabajo, el consumo es otro factor de presión. “Lo que genera violencia es la ñata contra el vidrio. Los chicos pobres apuntan tanto al consumo y a la tecnología como los chicos no pobres. Para ellos el celular y las zapatillas son parte de su consumo básico para pertenecer, y entonces juzgar a alguien porque quiere tener esas zapatillas para sentirse incluido es absurdo”, completa.

Los especialistas coinciden en que la única manera de reducir la delincuencia es a través de medidas concretas de inclusión, como becas y apoyos laborales. Con una mirada esperanzadora, el sociólogo Gabriel Kessler concluye: “Los últimos estudios internacionales demostraron que los delitos de juventud no son indicadores de que ese chico cometerá delitos en la adultez. Excepto que entre en el sistema de judicialización: ahí sí aumentan las probabilidades de ser futuros delincuentes. Por eso es importante trabajar con estos jóvenes ahora de manera preventiva”.

CIFRAS CUESTIONADAS. Según cifras del gobierno de la provincia de Buenos Aires, la participación de chicos de entre 16 y 18 años en delitos aumentó casi un 80% en el último año. Sin embargo, el organismo que contabiliza la cantidad de menores involucrados en acusaciones penales, la Procuración General, no posee datos de 2008. Por eso, una alta fuente judicial cuestionó: “Hay perplejidad sobre estas cifras. No son datos del Poder Judicial y llama la atención ese nivel de aumento del delito porque no coincide con las estadísticas confiables”.

 

ELÍAS NEUMAN Y LOS MENORES DELINCUENTES

“Bajar la edad es pura demagogia”

El reconocido criminólogo sostiene que el verdadero problema es el de los menores excluidos y la falta de políticas públicas. Opina que nadie sale a robar con el Código Penal bajo el brazo. Fernanda Nicolini.

Más allá de las aclaraciones por parte del Ministerio de Justicia bonaerense acerca de impulsar la idea a nivel nacional de reducir la edad de imputabilidad sólo para algunos delitos, Elías Neuman, reconocido criminólogo, profesor de la UBA y autor de decenas de libros, es tajante: “Bajar la edad de imputabilidad suena a medida demagógica y sin mayor sustento. Porque ése no es el problema, ni nunca lo fue. El problema es la carencia de políticas criminológicas con respecto a niños y jóvenes”.

–¿Por qué algunas personas creen que sería una solución?

–Porque creen que la pena disuade. Pero el chico o el adulto que va a cometer un delito no lleva el Código Penal bajo el brazo. Voy a poner un ejemplo: en el país existe la pena de muerte extrajudicial, es el llamado gatillo fácil, que sucede tanto en la calle como dentro de las cárceles. A pesar de que el delincuente sabe que si sale a robar y las cosas resultan mal puede recibir la muerte instantánea, adentro o afuera, sale igual. El problema de fondo es otro.

–¿Cuál?

–El problema con los chicos, algo que el gobernador Scioli debería saber antes de ponerse a hablar de estas cosas, es que son en su mayoría, diría en un 98 por ciento, excluidos sociales. En el sentido de falta de un lugar digno para vivir, falta de educación, de nutrición adecuada y, quien lea las historias clínicas de los presos adultos que están hoy en las cárceles, verá que esas historias te hablan de hogares disociados y eyectores. El chico no gana la calle o el paco por deporte, es una respuesta al hecho de que tiene una verticalidad terrible sobre sí y sobre todo falta de amor. Entonces cuando los políticos piensan en un programa dicen algo facilongo como “achicamos la edad”. Pero no hablan de la única solución que baja el delito como el pleno empleo, por ejemplo. Quizás es porque cierta gente les dejó de interesar. En el capitalismo industrial, aunque no quiero decir que haya sido muy bueno, el ser humano interesaba porque era un eslabón de la cadena de producción. Hoy no, es un capitalismo financiero y de servicios, entonces ¿qué interesan esas personas?

–¿En otros países se ha bajado la imputabilidad como medida?

–Hay países que son un aquelarre, como México, donde yo también trabajo. Allí hay 32 estados y cada uno tiene un estatuto de menores y cada cual le pone la edad que quiere, de modo que si cometés un delito en un estado a los 15 años, sos imputable, y si cometés el mismo a poquísimos kilómetros cruzando la frontera, no sos imputable. No cambia nada. Por eso no es con un cambio numérico como se solucionan estas cosas. En un país donde la mayor tragedia es el hambre, éstos no son problemas jurídicos sino sociales. Porque para que se cumplan las leyes, lo primero que hay que hacer son políticas de prevención y no de represión, porque con la represión se llega a un punto en el que lo único que importa es la venganza. Además, la pena de prisión ya no es la que restringe la libertad deambulatoria o locomotiva, la pena de prisión hoy aniquila la identidad y la dignidad de la persona, que es el principal derecho humano. Habría que llamarla pena de martirio.

–Hoy por hoy, cuando un menor de 16 delinque, ¿qué sucede?

–Queda a criterio del juez y puede terminar en uno de los muros de estos reformatorios que en realidad son deformatorios absolutos. Lo que ocurre en ellos es terrible porque allí estos chicos subrayan sus resentimientos. Son verdaderas cárceles de menores, no otra cosa. El encierro implica días calcados, derechos de piso que hay que pagar que muchas veces son escabrosos; es lo más lejos que hay de la reeducación, sólo sirven para sacar de ahí a un delincuente de verdad.

–¿Cuál sería un modelo de reeducación?


–Paradójicamente, en la provincia de Buenos Aires también hay sitios y fundaciones para chicos que funcionan muy bien. Y pongo como ejemplo Pelota de Trapo, en Avellaneda, en donde trabajé. Scioli lo tiene muy cerca y lo puede ir a ver. Hay chicos de la calle que vivieron ahí y hoy son profesores de Computación, estudian Derecho, Psicología. Y a estos chicos nadie les pregunta si delinquieron o no.

–Pero frente a la hipótesis de que se baje la imputabilidad, ¿qué pasaría?

–Nada, no pasaría nada. El delito va a continuar porque, vuelvo a insistir, la pena no disuade. ¿Desde cuándo disuade una pena? Por supuesto que soy partidario de estudiar la temática empezando a pensar de qué chicos se trata: son chicos de abajo y excluidos sociales. Por eso habría que hacer un análisis si la inseguridad social no es en realidad un paradigma del modelo neoliberal. ¿No será que el miedo social es industrializado ahora políticamente para reproducir el sistema?

–¿Y quién se beneficia de esta politización del miedo?

–Yo escribí un libro algo surrealista que se llama Los que viven del delito y los otros, la delincuencia como industria. Y ahí estudio: si el delito fuese un hecho normal y no fuera algo disvalioso, imputable y punible, ¿quiénes dejarían de trabajar? En este momento vos no estarías trabajando y yo no estaría hablando. Desaparecería la industria de la seguridad, de las casas en los countries, la policía, los jueces, los abogados. Y si esto es una industria, ¿cuál es la materia prima? Son los chicos, esos mismos chicos a los que se los vacían en los grandes silos que son las cárceles o reformatorios y se los moldea con una proyección de resentimiento absoluta. Por eso después cometen los delitos que cometen. Y esto me lleva a otra pregunta: ¿por qué siempre que se habla de violencia social se enfoca el delito de abajo? Yo no voy a negar que es dramático porque víctima y victimario se ven, gritan, matan, mueren. Pero ¿qué ocurre con los delitos económicos? Yo puedo asegurar que un solo delito de corrupción tiene un coste social y económico para el país ciento de miles de veces más grande que aquel detrimento económico causado por los que están en prisión

Fuente: Crítica Digital

Miércoles, 29 de Octubre de 2008 13:31 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Por amor a nuestros niños

 

No a la baja de edad de imputabilidad (27/10/08)

Los accionistas de los niños descalzos piden bajar la edad para penalizar a los pibes. Como si los responsables de la pobreza y la inseguridad que vive nuestro país fueran esos pequeños hambrientos de miradas oscuras que piden un poco de amor aunque sea de segunda mano.

Los destinatarios de la Convención de Naciones Unidas sobre Derechos del Niño, nacida para proteger alimentar acariciar al cachorro humano recorren las calles tirando de sus carritos cargados con los despojos de una felicidad ajena y descartable.

Los hacedores de leyes duras y penas de acero no salieron en otros momentos a alentar rebeliones, cuando el menemismo saqueaba nuestro país con privatizaciones impuras mientras  amontonaba pobres a la intemperie.

Hoy el 60 por ciento de los pibes son pobres. Mientras el hambre -asesino serial- anda suelta por las calles matando 25 niños por día en un sistema patrocinado por el odio, que se empeña en enfatizar la “inutilidad” social de los excluidos, intentando bajar la edad de punición, para someterlos a drásticos procesos de encierro, para que no prediquen el evangelio de su disidencia, ni siquiera en el gráfico y terrible lenguaje de las paredes de un calabozo.

Quieren que la vida no valga nada. Una semilla de mijo en un granero. Pero que vayan sabiendo que la dignidad no se mide por el tamaño de los patrimonios, sino por aquellos benditos esperanzados que caminan a través de los siglos detrás de la utopía.

Adolfo "Fito" Aguirre
Coordinador Provincial

Alberto Morlachetti
Coordinador Nacional

Miércoles, 29 de Octubre de 2008 12:05 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Los medios y la niñez

Empezaron las jornadas Niñez, Adolescencia y Periodismo: tres días para debatir y reflexionar

Hubo chicos, decenas de chicos, hubo expertos, hubo periodistas, estudiantes y muchas personas interesadas en debatir y reflexionar sobre el lugar que ocupa la infancia en los medios de comunicación. Fue ayer, en el inicio de las Primeras Jornadas Nacionales “Niñez, adolescencia y Periodismo”, organizadas por el Capítulo Infancia de Periodismo Social y sus socios estratégicos Unicef, Fundación Arcor y Fundación C&A, con el auspicio de Fundación Telefónica-Proniño, Fundación La Nación y Petrobras.
   Y la primera actividad cumplió ese primer gran objetivo: darle la palabra a los chicos. Escucharlos. Conocer qué opinan y cómo se ven reflejados por los medios. Fue ayer a las 16, en el panel en el panel “Cómo nos muestran las noticias”, moderado por la periodista y psicóloga Liliana Hendel. Allí se reunieron cerca de 20 adolescentes, de diferentes barrios de Capital y gran Buenos Aires, que pidieron que no se los estigmatice, que se de más espacio a los trabajos que realizan los jóvenes para mejorar su comunidad, exigieron ser tratados con respeto por los cronistas cuando son entrevistados y reclamaron más contenidos sobre salud sexual y reproductiva, educación y prevención de adicciones.
   Todo esto, con motivo de un número que explica por qué los chicos reclaman ser más escuchados por los medios de comunicación argentinos: sólo el 4 por ciento de las fuentes consultadas por los principales diarios de nuestro país en las notas sobre infancia y adolescencia corresponden a voces de niños, niñas o adolescentes. Apenas el 4 por ciento, según el informe “Niñez y adolescencia en la prensa argentina”, realizado por el Capítulo Infancia de Periodismo Social. La presentación de este monitoreo, que analiza cómo y cuánto aparecen los chicos en las noticias, se realizó también ayer por la tarde.
   Qué dijeron los chicos. Fabiana Seles vive en Bajo Flores y participa de un programa en una FM, desde donde se rebela sobre los estereotipos que transmiten algunos medios. “Los medios marcan una diferencia entre los chicos por las clases sociales” y agregó: “Los medios de comunicación siempre muestran las caras negativas de los barrios más pobres. No muestran a las organizaciones como las que yo participo. Tenemos situación de vulnerabilidad, pero no todos somos así y las madres se ocupan de ellos, el Estado no”.
   Y también opinaron sobre las tribus urbanas, tan en boca de todos los medios en los últimos tiempos, y confesaron lo lejos que se sienten de ese fenómeno: “A diferencia de los emos y los floggers, nosotros en los barrios somos todos iguales y cada uno trabaja por reivindicar lo que hacemos. En nuestros barrios pasan otras cosas, más graves, que quizá no se ven, pero a los medios eso no les interesa”.
   Pablo vive en La Cava, el barrio que ocupó la escena mediática en los últimos días tras el asesinato de un hombre en San Isidro. “En La Cava nos sentimos atacados por los medios, que nos señalaban y nos culpaban por ese asesinato y tuvimos que salir a defendernos. A nosotros los medios nos demonizan, pero el 90 por ciento estudiamos y trabajamos. Por una cosa así se tiró por la borda todo el trabajo que realizamos. Me siento muy orgulloso de vivir en La Cava y le pedimos al intendente que nos pida perdón”. Y agregó: “A mí me entrevistaron y en todo momento sentí que los periodistas me faltaban el respeto”.
   Y en el panel también hubo tiempo para la reflexión sobre el tema más actual: el proyecto del gobernador bonaerense Daniel Scioli para bajar la edad de imputabilidad. “Hay que visibilizar el tema de la imputabilidad, la solución no es poner preso a un chico de 14 años. Por qué no se preguntan cómo vive, por qué roba, si tiene trabajo”, aseguró Cynthia, que trabaja en Radiográfica, de Barracas, en el predio de una fábrica recuperada.
   También los chicos hablaron sobre la necesidad de que haya más campañas mediáticas y campañas especiales para hablar sobre educación sexual y se preguntaron por qué los programas solidarios o de divulgación se emiten en horarios marginales en la televisión argentina y todos expresaron la misma queja: “Cada vez que nos entrevistan sale algo distinto a lo que dijimos….no respetan nuestra opinión, nuestra palabra”. Del panel participaron jóvenes de la FOC, Fundación Kine, Grupo Al Borde., programa Lazos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y estudiantes de secundarios porteños.
   La infancia tiene otros 13 periodistas amigos. Trece profesionales de los principales medios de comunicación del país fueron distinguidos como Periodistas Amigos de la Infancia. Fue ayer, antes del inicio de las Jornadas Nuñez, Adolescencia y Periosmo.
   El Periodista Amigo de la Infancia se trata de una iniciativa la Red ANDI América Latina y del Capítulo Infancia de Periodismo Social, junto a sus socios estratégicos UNICEF Argentina, Fundación Arcor y Fundación C&A, que reconoce públicamente a los profesionales de prensa comprometidos con la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, que influyen en el pensamiento del público y colaboran en la construcción de nuevos valores en la sociedad.
   El proyecto busca además establecer una red de profesionales comprometidos con el tema, ubicados en medios diversos y en distintas regiones del país. Desde su implementación, en el año 2005, ya fueron distinguidos más de treinta profesionales en el país y otros 80 en Latinoamérica, con lo cual esa red -integrada por periodistas dispuestos a mantener y profundizar su compromiso de colaboración en el cumplimiento de los derechos de niñas, niños y adolescentes- ya es una realidad en constante crecimiento.
   El acto fue presidido por representantes del Capítulo Infancia de Periodismo Social y de UNICEF en Argentina, la Fundación Arcor y la Fundación C&A. Y resultó la actividad previa a la apertura de las Jornadas Infancia, Adolescencia y Periodismo, que se desarrollarán hasta el miércoles 29 de octubre.
Estos son los profesionales distinguidos este año:
Pilar Ferreyra (Clarín)
Leo Vaca (Clarín)
Evangelina Himitián (La Nación)
Cristian Alarcón (Crítica)
Zulema Usach (Los Andes)
Eduardo Videla (Página 12)
Griselda Acuña (El Territorio)
Antonio Oieni (El Tribuno)
Ariel Arrieta (El Ancasti)
Teresita Carabajal (La Gaceta)
Rodolfo Chávez (Río Negro)
Alfredo Leuco (Radio del Plata / Perfil)
Sandra Russo (Páginal12)
   Las actividades para hoy. Las jornadas Niñez, adolescencia y periodismo continúan este martes 28, también en el  Centro Cultural Borges (Viamonte y San Martín). Desde las 14 horas está prevista la mesa “Educación y explotación laboral de niñas y niños”, con la participación de Pilar Rey Méndez (presidenta de la Conaeti),  Marcela de la Fuente (de la parroquia Nuestra Señora de Itatí, de Virreyes) y un representante de Unicef.
   Luego, a las 16, cuatro periodistas de Clarín, Página/12, El Territorio (Misiones) y El Tribuno (Salta) contarán sus experiencias en la mesa “Cómo hacer noticiable el trabajo infantil”. La moderación será del reconocido periodista y docente universitario Washington Uranga.
   Finalmente, el miércoles 29, las actividades empezarán a las 14, con la presentación de los resultados del tratamiento periodístico de la Violencia y la Educación, que dará paso a una mesa redonda de discusión. Participarán Laura Piñero (directora del área de Desarrollo de Conocimientos de FOC), Gabriel Michi (presidente de Fopea) y Mara Brawer (Coordinadora de programas para la construcción de ciudadanía en las escuelas, del ministerio de Educación de la Nación).  Luego, desde las 16, tendrá lugar la mesa “Empresas de medios por la Educación”, con la participación de María Julia Díaz Arcaya (dirección de Relaciones Externas del grupo Clarín), Micaela Urdinez (Coordinadora periodística de Fundación La Nación), Diego Manusovich (Director general de Foro 21) y Sonia Jalfin (por Telefe). Modera: Juan Bautista Peña (Director ejecutivo de Fundación El Otro).

Miércoles, 29 de Octubre de 2008 10:47 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Mientras nos debemos la ley penal juvenil

"Se lo está culpando por su color de piel, por su pobreza y su extracción social"

   A cuatro días de la detención del supuesto responsable (según el fiscal Gastón Garbus) del crimen del ingeniero Barrenechea, los docentes del chico detenido salieron públicamente a denunciar que la vara de la Justicia está inclinada y no precisamente sobre la ley sino sobre el lomo del adolescente. Los maestros, además de informar que el perfil del chico no coincide en absoluto con el de un criminal, aseguraron que “se está distorsionando su historia, se lo está culpando por su color de piel, por su pobreza y por su extracción social”.
   Como más dato, aseguraron que “es falso que tenga 18 años, tiene 16”. Ante la consulta, fuentes judiciales respondieron que “el fiscal tiene la convicción de que tiene 18, pero de todos modos se está investigando por otros canales para chequear lo que denuncian los maestros y los padres”. En síntesis, si los maestros no hablaban la convicción hubiera convencido.
   Tema álgido el de la edad, como si por sí solo resolviera algo. “El proyecto se malinterpretó en los medios –susurró ayer, preocupada, una fuente cercana al gobernador bonaerense Daniel Scioli–. Que no se confunda con mano dura. No es bajar la edad de imputabilidad sino debatir la responsabilidad específica para los menores de 18.”
   Horas antes, la procuradora general bonaerense, María del Carmen Falbo, había señalado su posición: “En 2004 pidieron endurecer las leyes, ¿y qué arreglaron?”.
En una carta que enviaron a los medios, una de las maestras sostuvo que “lo que exigimos, como pueblo, a nuestros gobernantes es que se encuentre al asesino. Sin embargo, el sistema, presionado por los medios de comunicación, lo resuelve encontrando ‘a un asesino’, y no ‘al asesino’”.
   La palabra de Scioli. En La Plata, Scioli dijo a los medios que “la visión que tengo es que la inseguridad se la combate desde el Estado de derecho con las armas que puede tener una democracia que es la mejor educación, la mejora del espacio público, ir actualizando las leyes en base a las nuevas formas y tipos de delitos”. Había puesto un cambio y reducido la marcha. Argumentó: “Los medios malinterpretaron la idea –aclaró una fuente gubernamental–. No queremos que se confunda con mano dura. Estamos lejos de eso. Sí queremos que se debata en forma amplia y nacional. La propuesta es trabajar y debatir para una ley de responsabilidad específica para la edad de 14 a 18 años.”
   La palabra de Aníbal Fernández. El gobierno nacional salió anoche a poner freno al proyecto de bajar la edad de imputabilidad de los chicos menores de edad. A través del ministro de Justicia, Aníbal Fernández, fustigó, sin dar nombres, a "charlatanes que venden recetas mágicas y que le mienten a la gente". Las definiciones de Fernández cobran una fuerte trascendencia política, ya que quien impulsa esa medida es el gobernador Daniel Scioli, quien a través de sus ministros iniciará hoy contactos con diputados nacionales en busca de que el Congreso apruebe esa reforma al Código Penal para que los chicos menores de 14 años puedan ser juzgados penalmente.
   Pese a sus dichos filosos, el ministro aclaró que "no quiero confrontar" con aquellos que opinan distinto y señaló que bajar la edad de imputabilidad "sólo generará que haya más pibes detenidos". "Hay que atacar la causa y no el efecto", sostuvo el ministro y expresó que "hay que tener una ley adecuada para la delincuencia juvenil". Y tras remarcar que desde el ministerio "hacemos muchísimo para mejorar la seguridad, como las inversiones en personal y elementos tecnológicos modernos", indicó que "hay que seguir trabajando para mejorar las políticas preventivas".

Miércoles, 29 de Octubre de 2008 10:41 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Tiene 16 años, robó golosinas y podrían condenarlo hasta 10 años de cárcel

Un adolescente de 16 años podría ser condenado hasta diez años de prisión por robar golosinas y galletitas por un valor de 150 pesos en un almacén y un maxikiosco del barrio porteño de Villa Urquiza. El acusado espera el juicio en libertad, pero podría terminar en la cárcel. La Sala VI de la Cámara del Crimen porteña confirmó ayer (8/10) su procesamiento por el delito de “robo agravado en poblado y en banda”.
   El adolescente está acusado de robar los dos comercios tras romper los vidrios. El hecho habría ocurrido en 2007. Es decir, no usó armas ni amenazó a los empleados. En los dos hechos estuvo acompañado por dos cómplices que lograron escapar y nunca fueron detenidos. El valor del botín de los ladrones no alcanzaría para pagar las fotocopias del expediente: dos cajas de Tita, dos de Rhodesia, tres de Bon o Bon, una de alfajores Dulce Reina, tres bolsas de caramelos Arcor, cinco paquetes de galletitas Sonrisas, cinco de Merengadas, cinco de Mellizas y cinco de Diversión.
   La Sala VI de la Cámara del Crimen es la misma que en febrero de este año confirmó el procesamiento de un joven que había robado un Mantecol y una colonia en un mercado.
   Ultimo recurso. “Según la Convención de los Derechos del Niño, la privación de la libertad de un chico debería ser la medida de último recurso y del menor tiempo posible. Esto siempre y cuando se trate de un delito grave del sistema penal. Un reciente informe oficial revela que en el país hay 6.294 adolescentes acusados de cometer delitos. El 29% está detenido”, dijo a Crítica de la Argentina Gimol Pinto, especialista en Protección de Derechos de Unicef Argentina.
   “Cuando se trata de delitos contra la propiedad privada y no hubo homicidio, se debe buscar una salida alternativa. Para ello existe la probation, indicada para la suspensión de juicio a prueba y otorgar una respuesta más humana en la justicia penal. Al menor no hay que criminizarlo”, opinó Diego Freedman, abogado especialista en derecho penal y juvenil. El abogado constitucionalista está de acuerdo con el procesamiento: “Me parece correcto porque apoderarse de bienes ajenos es un hecho ilícito, pero no significa necesariamente que esa persona tenga que ser condenada. Si demuestra que su conducta respondió a una razón justificable no debe ser condenado. No significa que la pena tenga que consistir en una privación de la libertad pese a que objetivamente se cometió un delito”.
   Restitución de derechos. “Que se procese a un adolescente por robar golosinas me parece una locura. Hay que generar programas de restitución de derechos en los chicos, a quienes hay que resocializar en lugar de castigar”, dijo Jorge Toro, director de Niñez de San Juan, quien colaboró en el informe sobre los derechos humanos de los adolescentes en el sistema penal argentino, elaborado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Unicef y la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref).
   La ley penal juvenil. El diputado del ARI Autónomo Emilio García Méndez, especialista en minoridad y presidente de la Fundación Sur Argentina, opinó que la resolución de la Cámara del Crimen es consecuencia del funcionamiento del sistema judicial. “Lo que ha ocurrido es un verdadero despropósito. Desde el sentido común y desde pensar la política criminal, incluir, si efectivamente ésta es la acusación, y poner en movimiento la gigantesca máquina de la Justicia para una bagatela como ésta, como es robar chocolates, deberían darles vergüenza a los jueces por no reflexionar un poco sobre la desproporción entre costos y beneficios que están produciendo. Además se le está dando un mensaje a la sociedad: con los ladrones de cuello blanco no hay problemas, pero los menores que roban golosinas no se escapan de la Justicia. Es grotesco. Hay otros casos como éstos. Eso es lo peor. Hay muchos jóvenes que están privados de la libertad y no se impulsa una ley penal juvenil.”
   Un despropósito. David Funes es director de Niñez de Mendoza. Aseguró que “el fallo es un despropósito y un sinsentido porque, en lugar de darle al menor un abordaje penal hay que tratarlo, reeducarlo, ver sus vínculos familiares y reintegrarlo a la sociedad. Que lo hayan procesado por sustraer golosinas, lo que podría llevarlo a la cárcel por diez años, es una agravante. No puso en riesgo la vida de nadie ni usó un arma de fuego. Por eso fue importante el informe realizado por el Gobierno y Unicef. He participado en ese estudio que trata de trazar una radiografía del sistema penal en los adolescentes imputados por delitos. Creo que la solución no es penar, sancionar o procesar a un chico que tiene este tipo de conductas delictivas. Los menores que delinquen no hacen más que reflejar el problema de una sociedad que los está dejando a un lado. Hay que reforzar programas sociales y darles una salida que no sea punitiva”.
   (Crítica de la Argentina – pág. 22, 9/10/08 – Rodolfo Palacios)

Martes, 14 de Octubre de 2008 13:17 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

DETENIDA POR OBLIGAR A SUS HIJAS A PROSTITUIRSE

Se trata de tres menores de 11, 14 y 16 años oriundas de Misiones. La denuncia la realizó su ex marido. Los detalles.
Una mujer que obligaba a sus hijas de 11, 14 y 16 años a prostituirse fue detenida esta madrugada junto a un hombre, en el partido bonaerense de Tres Febrero, informaron hoy fuentes policiales.

Los operativos fueron realizados en dos bares ubicados en la calle Santiago al 2100 y al 9600 de Pablo Podestá, partido bonaerense de Tres de Febrero por personal de la División Trata de Personas de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal.

Según se supo, en agosto pasado, el padre de las niñas realizó una denuncia en la delegación Puerto Iguazú de la Policía Federal, dando cuenta de la situación de las niñas de 11 y 14 años, luego de que la mayor de ellas se escapó y lo puso en aviso.

En esa presentación, el hombre dijo que su mujer lo abandonó en febrero último, para radicarse en el conurbano bonaerense, donde se habría comenzado a prostituir. En ese contexto, la mujer dijo al hombre, según la denuncia, que le enviara a las niñas a Buenos Aires, para que trabajen como niñeras.

En agosto llegaron las tres chicas, que fueron obligadas a prostituirse por su madre. Interviene en la investigación el Juzgado Federal de Eldorado, provincia de Misiones, Mario Hachiro Dol.

Fuente: DyN.

Miércoles, 08 de Octubre de 2008 20:32 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

ADOLESCENTES EN LA CARCEL

Adolescentes en el sistema penal argentino: Cuántos son, quién los contiene

 Segun un trabajo realizado entre julio y diciembre del año pasado, "... en el país son casi 6.300 los niños, niñas, adolescentes y jóvenes infractores y presuntos infractores incluidos en dispositivos para el cumplimiento de medidas judiciales.
   De ese total, el 71 por ciento está contenido en programas y el otro 29 por ciento está alojado en alguno de los 119 establecimientos de privación de la libertad que existen, en donde las cosas no son tan sencillas. ¿Por qué? Al menos el 33 por ciento de ellos no son especializados para adolescentes, sino que permiten el encierro (mayor a 72 horas) en comisarías (21%) o en servicios penitenciarios de adultos (12%), en contradicción con la Convención sobre los Derechos del Niño y la Ley Nacional de Protección Integral.
   La recopilación de la información fue realizada en forma conjunta por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF - Oficina Argentina) y la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) y describe la situación de los adolescentes infractores y presuntos infractores de la ley penal en nuestro país con datos estadísticos que dan cuenta de la cantidad y características de los adolescentes, los tipos de delitos que se les imputan y su acceso a derechos; asimismo hace referencia a las distintas modalidades de programas y establecimientos en los cuales se encuentran incluidos, dependencia y regímenes de esos dispositivos, cantidad y funciones de su personal.

   Los que siguen son los puntos centrales de la investigación, la más completa que se haya realizado hasta el momento en el país: 

¿Dónde están alojados? La mayoría de los establecimientos que alojan a niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAyJ) son de tipo penal juvenil. Se trata de instituciones que han sido diseñadas para alojar exclusivamente a NNAyJ con causas penales, que se encuentran imputados por la posible comisión de un delito. Estos lugares representan el 83 por ciento del total de los establecimientos informados. El 17 por ciento restante corresponde a establecimientos de tipo mixto o asistencial, y en ellos se aloja tanto a NNAyJ infractores y presuntos infractores como a niños/as y adolescentes que son institucionalizados como respuesta a problemáticas diferentes de la infracción de la ley penal (de protección, de salud, otras). La proporción de ocupación de los institutos alcanza el 79 por ciento de la capacidad total de alojamiento disponible.
 
¿Cómo es el régimen? El 55 por ciento del total de los 119 establecimientos detectados posee un régimen cerrado: tienen barreras, alambrados, muros, puertas cerradas, personal de seguridad -armado o no-, que impiden la salida voluntaria de los chicos y chicas allí alojados. El 43 por ciento del total presenta un régimen semi-cerrado; es decir, se trata de establecimientos que cuentan con barreras de seguridad de menor intensidad que en el caso de los cerrados y donde los chicos pueden salir de los mismos solos o acompañados por personal que no sea de seguridad.

¿De quién dependen esos establecimientos? Todos dependen de áreas gubernamentales. No se registra en el país la existencia de establecimientos penales juveniles gestionados por organizaciones no gubernamentales. 
Sin embargo, cabe destacar que el 21 por ciento del total de los institutos informados depende de las policías provinciales. En todo el territorio nacional existen al menos 25 establecimientos policiales con chicos y chicas infractores y presuntos infractores. Por otro lado, el 12 por ciento de los institutos informados depende del Servicio penitenciario. Es decir, que la gestión cotidiana del 33% de los lugares que alojan a chicos y chicas infractores y presuntos infractores se encuentra en manos de áreas no especializadas: organismos que carecen de preparación, controles, normativas y recursos humanos capacitados para el trabajo con dicha población.

La educación, la salud y otros derechos.
Con respecto a los derechos de los chicos y chicas encerrados en los establecimientos relevados, se observa que la oferta educativa formal es despareja según los establecimientos (de 2 a 5 horas diarias; hay que tener en cuenta que los chicos están alojados allí durante todo el día). De todos modos, la existencia de la oferta educativa formal no garantiza en forma suficiente el acceso al derecho por parte de los chicos y chicas.
Por otra parte, con respecto a la educación no formal, se observa que sólo el 40 por ciento de los establecimientos relevados ofrece actividades vinculadas a la formación laboral y el 53 por ciento talleres relacionados con la educación artística. Otro tanto ocurre con las actividades de recreación –deportes y juegos- que se ofrecen en un 53 por ciento y un 36 por ciento respectivamente, de los lugares visitados.
La mayor parte de los instutitos del país cuenta con personal docente propio. La oferta formal de horas por parte del personal docente perteneciente a los establecimientos oscila entre las 6 y las 30 horas semanales, es decir, que algunos lugares aseguran con personal propio una oferta diaria de una hora de clase, mientras otros informan una oferta de seis horas diarias (sin considerar el receso del fin de semana).
La mayoría de los institutos relevados ofrece atención básica en salud. Sin embargo, también en este rubro se observa una oferta despareja con respecto a la atención de la salud sexual reproductiva, especialmente en aspectos preventivos.
En lo relativo al derecho a la identificación, al menos el 21 por ciento de los chicos y chicas alojados en los institutos no posee DNI y se desconoce la situación de otro 21 por ciento.
 
 ¿Quién los cuida, quién los contiene? El personal con el que cuenta el total de los establecimientos visitados es de 3.152 personas. En promedio, cada uno de los lugares cuenta con una planta funcional conformada por 44 personas. Y existe una relación aproximada de dos personas adultas por cada niño, niña, adolescente o joven. Con respecto a la función que desempeña el personal, se observa que el 32 por ciento cumple tareas de seguridad, el 27 por ciento son operadores que acompañan a los chicos y chicas en sus actividades cotidianas, y el 9 por ciento desarrolla tareas docentes.

¿Quiénes son? ¿Qué edad tienen? El 90 por ciento de los chicos y chicas institucionalizados en estos establecimientos son varones. En su gran mayoría (más del 80 por ciento) los niños, niñas, adolescentes y jóvenes alojados en los institutos del país son argentinos. En una proporción significativamente menor, se encuentran niños provenientes de países limítrofes (1,2 por ciento del total).
Respecto de las edades: 1.290 eran mayores de 16 años de edad. Esto implica que, en la medida en que los delitos imputados fuesen de acción pública y con pena mayor a dos años de prisión, alrededor de un 72 por ciento de los adolescentes y jóvenes alojados sería “punible”. También, el informe destaca que al menos 298 niños y adolescentes alojados eran menores de 16 años de edad al momento del relevamiento. Es decir que, al menos el 17 por ciento de los niños y adolescentes alojados en establecimientos del país, en función de su edad, sería “no punible”. 

¿De qué se los acusa? Con respecto a la obtención de este dato, el informe aclara que las fuentes a las que se recurrió fueron los directores de los establecimientos, quienes no tienen la obligación de conocer ni de registrar las carátulas de los expedientes judiciales. Se obtuvo información sobre el 75 por ciento del total de los chicos y chicas encerrados y, sobre ese total, los porcentajes indican que la mayor frecuencia recae en los delitos contra la propiedad. Así, si se suman las categorías Delitos contra la propiedad con y sin armas, se obtiene que estos delitos representan el 70 por ciento del total de hechos delictivos imputados a los chicos y chicas encerrados.
De estos delitos, el mayor porcentaje recae en los delitos contra la propiedad sin armas, que representan el 38 por ciento del total, mientras que los delitos contra la propiedad con uso de armas representan el 32 por ciento. Alrededor de un 15 por ciento de chicos y chicas alojados en institutos ha sido imputado por el delito de homicidio (porcentaje que incluye las tentativas).
Siguen en importancia las infracciones a la ley de estupefacientes, con un 5 por ciento sobre el total, y los delitos contra la integridad sexual que representan el 4 por ciento del total de delitos imputados.

¿Cuánto tiempo permanecen en los establecimientos? De acuerdo con la información obtenida, es posible establecer que el 29 por ciento de los chicos y chicas permanecen alojados en los establecimientos entre 1 y 4 meses. El 15 por ciento se ubica en el rango de hasta 30 días y otro 15 por ciento en el rango de entre 7 meses y 1 año. El 4 por ciento de la población de chicos y chicas se encuentran hace más de 2 años encerrados en establecimientos.

¿Hacia dónde van? Las vías de egreso más frecuentes de los chicos y chicas de los institutos son, en primer término, con la familia de origen y en segundo lugar, la derivación a otros programas (de protección y penales). El 16 por ciento de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes es trasladado a otros establecimientos: penales, asistenciales o de salud.

¿Y qué pasa con los chicos incluidos en programas? Es muy notoria la ausencia en todo el país de registros de información relativa a su sexo y edad, situación procesal, delito que se les imputa y tiempo de permanencia en programas no privativos de la libertad. En general, esto se debe a la falta de especialidad penal juvenil de los dispositivos.
Sin embargo, se pudo establecer que la cantidad de niños, niñas, adolescentes y jóvenes infractores y presuntos infractores incluidos en estos programas entre los meses de agosto y diciembre de 2007, era un total de 4.495. Con relación al sexo, la diferencia es abismal: son 9 los varones por cada mujer incluida en un programa.
Respecto de las edades: 1.290 tenían 16 años o más al momento de la investigación. En cambio, 334 niños y adolescentes contaban con menos de 16 años de edad, es decir que al menos el 7 por ciento de los niños y adolescentes incluidos en programas del país resultan no punibles conforme la normativa vigente.

¿Hay alternativas al encierro? El relevamiento arrojó dos datos muy importantes. Por un lado, que hay muchas jurisdicciones que carecen de manera absoluta de dispositivos de intervención que no sean de privación de libertad. Por el otro, que en aquellas jurisdicciones que cuentan con programas o intervenciones no privativos de la libertad, los mismos raramente se constituyen en una verdadera “alternativa” al encierro (en el sentido de una oferta que le disputa sujetos a la medida potencialmente más perjudicial), sino como un acompañamiento cuando el encierro ya cesó.

La especialización de las instituciones, un desafío pendiente. Los datos obtenidos en el relevamiento señalan la escasa cantidad de programas alternativos a la medida de encierro que se especializan en la problemática de los adolescentes infractores y presuntos infractores de la ley penal, pese a la gran proporción de población que atienden (4495 chicos, el 70 por ciento del total). 
También indican que una proporción importante de los dispositivos en los que son alojados los adolescentes, dependen técnica y operativamente de los servicios penitenciarios y de las fuerzas de seguridad. “Esta situación obliga -señala el informe- a definir en primera instancia, la necesidad de que cada provincia identifique con claridad cuál es el área de gobierno especializada, con formación específica en derecho penal juvenil y en disciplinas vinculadas al abordaje de las problemáticas de la infancia y la adolescencia, que puede tomar a su cargo el proceso de adecuación necesario”. Y recomienda como prioridad “avanzar en el camino de la especialización de las instituciones que intervienen con los adolescentes infractores y presuntos infractores de la ley penal. Desde el poder administrador, la especialización supone al menos dos aspectos: avanzar progresivamente en el sentido de que la gestión de los dispositivos penales juveniles se encuentren a cargo de áreas gubernamentales y personal especializados en la problemática; y establecer como eje principal de la intervención dirigida a los jóvenes infractores o presuntos infractores incluidos en los dispositivos, la promoción de capacidades para el ejercicio de sus derechos en el marco del respeto al derecho de los otros”.

Qué dicen los diarios sobre el tema: poco y nada

   Los principales diarios nacionales y provinciales de Argentina cada vez les dan menos espacio a las noticias acerca del tratamiento hacia chicos y chicas infractores o presuntamente infractores de la ley penal. Esos contenidos, el año pasado, representaron sólo el 0,4 por ciento de las notas sobre infancia publicadas. En 2006, habían sido el 0,5; en 2005, el 0,8; y en 2004, el 1,8 por ciento.
   Esta sostenida disminución de lugar ocupado por esta temática en la prensa nacional va en contra de la prioridad que la Fiscal General de Política Criminal, Derechos Humanos y Servicios Comunitarios de la Procuración General de la Nación, Mary Beloff, reclama: “instalar una discusión inexistente en nuestro país sobre una política criminal basada en la prevención en clave de derechos humanos; en otras palabras, qué debe hacer el Estado para garantizar a los niños y jóvenes vidas dignas en condiciones que los preserven de la violencia y el delito”. 
   Cuando el periodismo prestó atención a este asunto, habitualmente lo hizo estimulando el debate en torno a la edad mínima de imputabilidad penal, a partir de casos puntuales en que los chicos aparecen en la noticia reflejados como “precoces delincuentes”.
   Situación penal fue el año pasado, en efecto, el tema con más presencia de expresiones despectivas hacia los niños: están en el 47,6 por ciento de las noticias publicadas. El ejemplo más claro es la utilización del término “menor”, con el que muchos profesionales de prensa insisten en diferenciar a los chicos infractores de la ley de aquellos a los que no los ha tocado el sistema judicial.
   En cuanto a las voces consultadas para construir estas coberturas, en primer lugar se ubicaron los poderes públicos (42,4 por ciento de las fuentes identificadas). En especial, se escuchan las voces del Poder Ejecutivo, del Judicial y de la Policía, y en menor medida el Legislativo. Las organizaciones sociales constituyeron el 10 por ciento de las fuentes".



Fuentes informativas recomendadas:

Mary Beloff 
Fiscal General de Política Criminal. Profesora de derecho penal juvenil 
(011) 4372-1896 / 4372-9673

Diego Freedman 
Docente de la Facultad de Derecho de la UBA- Especialista en derecho penal juvenil.
(011) 15-5497-7072

Diana Conti 
Diputada Nacional. Miembro de la Comisión de Legislación Penal Congreso de la Nación 
(011) 15-6271-7974

David Funes 
Director de Niñez de la Provincia de Mendoza 
(0261) 15-622-6823

Jorge Toro 
Director de Niñez de la Provincia de San Juan 
(0264) 15-482-8767

Gabriel Lerner 
Subsecretario de Derechos para la niñez, Adolescencia y Familia (SENAFF) 
(011) 4338-5825 
glerner@senaf.gov.ar 

Gustavo Piantino 
Director Nacional para Adolescentes Infractores a la Ley Penal (SENAFF)
(011) 4338-5823 
gpiantino@senaf.gov.ar

Gimol Pinto 
UNICEF Argentina. Especialista en Protección de Derechos 
(011) 5093-7100 / 7153
Prensa:
-Paula A. Chinellato. Oficial de Prensa. Cel: (011) 15-5745-2824 / Tel: 5093-7100 i. 144 / pchinellato@unicef.org 
María José Ravalli. Responsables de Comunicación y Relaciones Externas / Tel: (011) 5093-7100 int. 154 / mjoseravalli@unicef.org

Redacción: Patricio Suárez y Gisela Grunin - Periodismo Social
Edición: Adrián Arden 

 


Sigue demorada la sanción de un régimen de responsabilidad penal juvenil
   El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, dispuso en junio, a través de una resolución, la creación de una comisión para estudiar una reforma legal en ese sentido. Pero hasta ahora no designó a sus integrantes. Mientras tanto, en ambas cámaras del Congreso hay diversos proyectos de ley de responsabilidad penal juvenil, sin que se avance en su tratamiento.
   El diputado Emilio García Méndez, de Solidaridad e Igualdad, autor de una de las primeras iniciativas que se presentaron en la Cámara baja explicó el régimen vigente: “según el decreto 22.278, de la última dictadura militar, los menores de 16 años son imputables y no punibles. Cuando la policía imputa un delito a un menor de 16 queda a disposición de un juez, que cierra el expediente penal y abre un expediente tutelar. En base al artículo 1º de ese decreto, el juez puede disponer de ellos para hacerles estudios y mantenerlos para ello encerrados en institutos. Entre los 16 y los 18 años, el juez ordena un tratamiento tutelar: si da resultado el chico se entrega a los padres o responsables. Puede durar media hora o cuatro meses. Estoy seguro de que entre los más de 6000 adolescentes institucionalizados ninguno es de clase media. Sólo los pibes pobres están recluidos. Si ese tratamiento no da resultado, a los 18 años lo juzgan por los delitos que cometió siendo menor de 18 años y mayor de 16”.
   El legislador y presidente de la Fundación Sur contó los ejes principales de su proyecto: “Hoy la imputabilidad es a partir de los 16 años. Yo propongo que se suba a los 18 y que entre los 14 y los 18 años haya un régimen de responsabilidad penal juvenil. La privación de libertad está prevista solo para los delitos graves como acceso carnal violento, secuestro extorsivo, robo con violencia u homicidio doloso, por ejemplo. En esos casos, el proyecto establece penas de 3 años para los chicos de 14 a 15 años y de un máximo de 5 años para los que tienen entre 16 y 17 años. Para el 85 por ciento de los delitos que cometen los menores, que son vandalismo, robo, hurto, destrucción de la propiedad pública, propongo que presten servicios a la comunidad. Es decir, ni pasarles la mano por la cabeza ni privarlos de la libertad”.
   Hábeas Corpus. Desde la Fundación Sur y en forma conjunta con una serie de organizaciones, entre ellas el CELS, García Méndez presentó un hábeas corpus colectivo por alrededor de 45 chicos que estaban encerrados en el Instituto San Martín, que depende de la Nación, y que está ubicado en la ciudad de Buenos Aires. La Cámara de Casación hizo lugar al pedido, pero la Corte Suprema suspendió la ejecución del fallo sin pronunciarse sobre el fondo del asunto..
   (Páginal12, pág. 20 y 21 – Mariana Carbajal; La Nación, pág. 17 – 8/10/08)

 

Miércoles, 08 de Octubre de 2008 16:06 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Cada tres segundos, muere en el mundo un niño por causas evitables

   Diez millones de niños al año, uno cada tres segundos, mueren en el mundo antes de cumplir los 5 años, la mayoría de las veces por causas que podrían prevenirse. El 99 por ciento de estos menores vive en países en desarrollo, según recuerda el último estudio de Save the Children. Un informe anterior de la FAO hablaba de seis millones de muertes al año.
   El informe “Salvar vidas en tiempos de crisis” repasa la situación de la infancia y alerta sobre la incidencia que podría tener una posible reducción de los aportes al desarrollo, no sólo por parte de los donantes particulares y gobiernos, sino también los que realizan las empresas y entidades bancarias.
   Enfermedades como la malaria, el sarampión, el sida, la diarrea y la neumonía son las cinco causas fundamentales del 90 por ciento de las muertes de estos niños, la mitad de las cuales se producen en India, Nigeria, República Democrática de Congo, Etiopía, Pakistán y China.
   Muchas de las enfermedades son evitables con vacunas o material sanitario de bajo costo, explicó al detallar el informe María Jesús Mohedano, responsable de Save the Children, quien lamentó que se mire con “resignación” la muerte cada año de estos 10 millones de niños.
   Con el cambio climático, los desastres naturales se han multiplicado por cuatro respecto a los años ’70, lo que provocó un aumento de los desplazamientos y de las migraciones, que han incidido en el aumento de estas enfermedades, dice el informe. Además, recuerda que la subida de precios de los alimentos empujará a 100 millones de personas hacia la pobreza extrema.
   (La Voz del Interior – Córdoba, edición digital, 7/10/08)

Martes, 07 de Octubre de 2008 13:55 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Chicos atrapados entre el paco y la muerte en una villa porteña

   Cinco personas fueron asesinadas a balazos, entre ellas dos adolescentes, en la villa 21 de la Ciudad de Buenos Aires, ayer (6/10) a la madrugada. En principio, fuentes del caso afirmaron que habían sido asesinados por el control de la venta de cocaína y paco en la zona. “En el último año creció mucho el consumo de paco entre los jóvenes del lugar y también se instalaron precarios laboratorios clandestinos”, comentó un integrante de una organización que trabaja hace tres años en la villa. “A estos chicos los conocíamos todos, no eran ‘una banda’ ni nada por el estilo. Robaban adentro de la villa para comprar paco”, señaló el encargado de un comedor.
   Una fuente de la investigación estimó que el problema sólo era con dos hombres, hallados muertos, y que la chica de 15 años y el muchacho de 18 “tuvieron la mala suerte de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado”. En la Villa 21, en el barrio de Barracas, viven 35.000 personas, en apenas un puñado de manzanas apiñadas junto al Riachuelo. Sin escuelas ni otro tipo de espacio que les brinde contención, los vecinos cuentan que hay chicas y chicos explotados sexualmente a cambio de unas monedas, normalmente destinadas a conseguir alguna dosis de ‘paco’.
   (Noticia ampliamente tratada por los medios – 7/10/8)

Martes, 07 de Octubre de 2008 13:46 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Organizaciones que luchan contra el hambre denuncian ataques y amenazas

   Aunque el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, prometió el jueves (2/10) investigar los ataques a algunos miembros que llevan adelante la campaña ‘El hambre es un crimen’, al día siguiente una docente del Hogar de Niños y Adolescentes Juan XXIII fue seguida y amenazada desde un auto. Otro educador de esa institución de la orden de Don Orione, en el sur del gran Buenos Aires, fue secuestrado y golpeado durante 40 minutos; poco antes, un chico de 15 años, del mismo hogar, fue amenazado, y en julio un chico de 16 había sido secuestrado e intimidado.
   Además, en abril, un grupo comando de ocho personas con armas cortas y handies había copado una imprenta de la Fundación Pelota de Trapo. El Hogar y la Fundación integran el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, que viene denunciando la vigencia de la desnutrición infantil en la Argentina. “El mensaje que les daban los secuestradores a sus víctimas era: que terminen con esa campaña”, precisó una fuente judicial. “A quién le puede molestar tanto que digamos que, en la Argentina, un montón de pibes se mueren por hambre”, se preguntó el cura Luis Espósito, director del Juan XXIII. Alberto Morlachetti, coordinador nacional del Movimiento, observó que “Don Orione y Pelota de Trapo dan alimento, cuidado y atención médica a muchos chicos de la zona: son respetadas y queridas, no hay conflictos locales”.
   Para Gustavo Arnaiz, abogado de Pelota de Trapo, denunciar el hambre de los chicos “puede molestar al Poder: mientras algunos funcionarios andan por Europa diciendo que podemos producir alimentos para 500 millones, acá no se puede resolver la malnutrición de millones de chicos”. La investigación por los atentados contra el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo se desarrolla en la Fiscalía Nº 4 de Avellaneda, a cargo de Guillermo Castro, quien reunió todos los hechos en una sola causa. Además, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió informes al gobierno argentino sobre los atentados y amenazas al Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo.
   Salta. Dos niños de corta edad murieron el sábado (4/10) por una desnutrición severa, en el paraje Caraguatá, ubicado al este de Tartagal, en Salta, donde vivían con su familia en una comunidad wichí. Esta sociedad, tradicionalmente recolectora y cazadora, sustenta su alimentación en lo que recoge de los montes y está siendo cada vez más afectada por el avance de la frontera agropecuaria.
   (Páginal12, págs. 14 y 15, 6/10/08 - Pedro Lipcovich; El Tribuno – Salta, edición digital, 5/10/08)

Lunes, 06 de Octubre de 2008 16:13 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

El riesgo de ser joven en Argentina

   Casi la mitad de los jóvenes argentinos corre algún tipo de riesgo: está expuesto a situaciones que pueden interrumpir su desarrollo o reducir su potencial. Lo afirma un informe del Banco Mundial que fue elaborado con la colaboración del Gobierno argentino y de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, que hizo una encuesta sobre Condiciones Sociales de la Juventud.
   Según sus datos, el 46% de los chicos y chicas de entre 15 y 24 años tiene una "alta probabilidad de involucrarse en conductas de riesgo". Hablamos de casi 3 millones de jóvenes, de los cuales el 31% "ya ha tenido conductas riesgosas" y el 15% está o ha estado "expuesto a factores de riesgo" que "dificultan su transición exitosa a la adultez".
   Es más: el informe advierte que "las probabilidades de que un joven de 15 años muera antes de cumplir 60 años son mayores que las esperadas para un país con los ingresos de Argentina".
   Los expertos analizaron las cinco transiciones que, según un esquema aplicado en el Informe de Desarrollo Mundial, marcan un antes y un después en la vida de los jóvenes: finalización de la escuela y continuación del aprendizaje, inserción en el trabajo, estilo de vida saludable y formación de una familia, entre otros.
"Existe un grupo numeroso de jóvenes que corre el peligro potencial de involucrarse en conductas riesgosas como la deserción escolar temprana, el desempleo, la inactividad, el uso y abuso de drogas, los accidentes de tránsito, la actividad sexual riesgosa, la paternidad temprana, la poca participación cívica y los problemas de delincuencia", reza el informe.
Los puntos más críticos de la situación de los jóvenes según el informe:
Educación: un tercio de los escolarizados está retrasado en sus estudios. Los especialistas destacan que la repitencia y la deserción desencadenan otros problemas.
Empleo: casi 1 de cada 10 chicos de entre 7 y 14 años trabaja y no estudia. El desempleo en los jóvenes triplica al de los adultos y que les pagan menos.
Alcohol y tabaco: "El 20% de los varones jóvenes beben en exceso los fines de semana, una conducta fuertemente relacionada con una mayor propensión a cometer delitos", enfatiza el informe. Otros datos que consideran señales de mayor riesgo tienen que ver con el tabaco. "La juventud, y sobre todo las mujeres, empiezan a fumar cada vez más temprano".
VIH/sida: los niveles preocupan: "Son entre un 100 y un 200% más altos que los de sus pares uruguayos y chilenos".
   (Clarín, pág. 38, 2/10/08 – Georgina Elustondo)

Fuente: Periodismo Social

Jueves, 02 de Octubre de 2008 14:41 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Abandono de persona

30/09/08 - Por Oscar Taffetani

(APe).- Lo contrario de la solidaridad, se nos ocurre, es la insularidad: hombres y mujeres como islas, librados a su suerte, separados por un mar de prejuicios, leyes, temores, comodidades.

Cuando falta la solidaridad (hermana de aquella buena voluntad que preconizaba Kant), entonces falta todo. Cuando falta la solidaridad no es posible garantizar la continuidad del género humano.

¿Podemos entender a un maestro que piense que su responsabilidad termina en la puerta de la escuela?

¿Podemos entender a un médico que se preocupe más por llenar un formulario que por auscultar el dolor, el quejido o el mínimo suspiro del paciente?

¿Para qué sirve una escuela que expulsa, que se desprende del escolar, que lo des-escolariza?

Y el hospital, cuando no es hospitalario... ¿para qué sirve?

El Estado, una entidad supranatural que paga los sueldos de docentes, médicos, enfermeros, jueces y policías, debería volver a hacerse ciertas preguntas.

¿Quién mató a Emmanuel?

"Yo cuidé a mi hijo y afronté los costos del tratamiento", declaró Norma Almeida (33) a un periodista del diario El Territorio, al ser interrogada por la negligencia y abandono de persona que le costaron la vida a Emmanuel, el quinto y más pequeño de sus hijos.

El Hospital Samic de Eldorado tuvo al bebé de Norma internado 30 días, con un cuadro clínico desolador: desnutrición grave, meningitis, bronqueolitis, dermatitis, infección cutánea...

Al cabo de esos 30 días (donde cualquiera puede imaginar que el bebé seguía en situación crítica), el hospital dio el alta y mandó a la madre con el niño a su casa, no sin antes prescribir vitaminas, medicamentos y hasta una leche especial cuyo costo -declaró Norma- era de por lata.

¿Pensaba el hospital (o los funcionarios del hospital) que en el nido de pobreza donde se gestó Emmanuel había recursos para comprar las vitaminas, los medicamentos, la leche especial de 45 pesos?

Como era de prever, Norma dejó a Emmanuel y a sus cuatro hermanitos al cuidado de una hermana, también madre, que vivía (o sobrevivía) en Panambí, y viajó a Entre Ríos a trabajar, para poder pagar los alimentos de todos y los remedios para Emmanuel.

Fue en esa situación cuando se produjo la muerte de Emmanuel. Al enterarse de la noticia, el Hospital Samic, por iniciativa del subdirector Julio Antueno, se apresuró a denunciar a Norma por "abandono de persona".

Ahora, un estrado judicial, el Juzgado de Instrucción número 1 a cargo del juez Horacio Saldaña, es el escenario en donde continúa, de manera absurda, la tragedia de Norma Almeida y de sus hijos.

Acusadores de papel

La nota publicada en El Territorio recuerda que en febrero de 2005 un tribunal de Oberá condenó a cuatro años de cárcel de cumplimiento efectivo a una chica de 23 años por haber dejado "en total estado de abandono" a dos de sus hijas.

También menciona el caso de Librada Figueredo, joven mujer de Puerto Iguazú que fue encarcelada en 2002, luego de que dos de sus hijos murieran por desnutrición. Dos años después, un Tribunal Penal absolvió a la acusada. (No consta en el expediente que se le haya devuelto la parte de su vida arrebatada).

"Más de 1.500 niños de bajo peso -termina la nota de El Territorio- viven actualmente en Eldorado, según registros de los centros de atención primaria de la salud de este año. La falta de compromiso de los padres en los controles, las constantes migraciones internas de la población, las demoras en la distribución de la leche de los programas, mamás muy jóvenes y mal alimentadas y hábitos alimentarios fuertemente arraigados son algunas de las causas que enumeran los responsables de los centros de salud..."

Es notable que los periodistas, acompañando dóciles la mirada y la opinión de los funcionarios, señalen con el dedo acusador a esas "madres-monstruo" capaces de "abandonar" a sus hijos, sin advertir que esas madres y esos padres han sido abandonados antes, mucho antes, por un Estado que no cumplió con sus deberes.

Para ese abandono de persona no hay justicia, en esta tierra.

Fuente: Agencia del Movimiento Nacional Los Chicos Del Pueblo

Jueves, 02 de Octubre de 2008 09:56 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

"Tenemos el triste récord de 230 menores desaparecidos"

20081001153112-899874.jpg

Juan Carr, de Red Solidaria, afirmó a lanacion.com que cada 12 horas se recibe una denuncia; esta tarde repartirán volantes en la casa de la provincia de Tierra del Fuego por la búsqueda de la nena de tres años.

El caso de Sofía Herrera es síntoma de una problemática cada vez más preocupante. Cada 12 horas, Missing Children recibe una denuncia por desaparición.

"Tenemos un triste récord de 230 menores perdidos", afirmó Juan Carr, de Red Solidaria a lanacion.com . "Nunca tuvimos un momento asi, la situación es durísima", expresó.

Para intensificar la búsqueda, la organización repartirá volantes en la puerta de la Casa de Tierra del Fuego, provincia donde Sofía fue vista por última vez.

"El silencio en estos casos es perverso. La clave es no cesar en la búsqueda para hacer hablar a los que saben algo", afirmó.

En Baradero también se viven días de angustia por la desaparición de Andrés Martín, el joven de 21 años del que no se sabe nada desde el Día de la Primavera.

"El caso de Andrés tiene otro componente: desapareció con el auto. Es evidente que una o más personas saben qué sucedió", dijo Carr.

Pero el drama no sólo afecta a menores. En este momento, además, se desconoce el paradero de 41 jóvenes de entre 21 y 31 años y de 71 adultos.

"En total, 340 familias buscan a un ser querido. El mayor de ellos tiene 92 años", concluyó Carr.

Miércoles, 01 de Octubre de 2008 11:31 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Día de la prevención del maltrato infanto juvenil

Fue instituido por la Legislatura porteña el 27 de septiembre fue como "Día de Prevención del Maltrato Infanto-juvenil" (ley 617/01) fecha que coincide con el día en que la Argentina ratificó y convirtió en ley nacional la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, en 1990.

Miércoles, 01 de Octubre de 2008 09:52 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

"Disparaban a los niños"

BOLIVIA: nos rodearon no nos dio tiempo, dispararon a los niños, cómo morían, con tiros en el corazón como lloraban esos niños, con esas ametralladoras.

"... Yo estuve de la comunidad Nuevo Triunfo, llegamos al Puente Pozo menor de cinco metros, ahí estábamos cuando amaneció nos dijeron mejor que retrocedan y nos siguieron… seguimos adelante y los policías nos detuvieron, vamos a ver cómo pueden, esperamos nadie nos regalaba agua, nos rodearon no nos dio tiempo, dispararon a los niños, cómo morían, con tiros en el corazón como lloraban esos niños, con esas ametralladoras....."

Escapaban por el monte y ahí se largaban los tiros, había una mujer que no sabía nadar con sus niños, como lloraban… ¡mamá no quiero que te maten! no tenían compasión de nosotros”, concluyó una de la sobrevivientes.

No deje de ver nota completa con los testimonios y su audio en http://www.erbol.com.bo/noticia.php?identificador=2147483913427&id=1

Jueves, 18 de Septiembre de 2008 13:01 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Sin palabras

20080917161317-israelpalestina.jpg

17/09/2008

Israel - Soldados israelíes detienen a un joven palestino mientras patrullan la ciudad de Hebron, en Cisjordania | AFP

Miércoles, 17 de Septiembre de 2008 17:47 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Mi hijo Julián cumplió 18. Son pocos años y mucha vida. Julián va a una escuela de educación especial, porque es especial.

Por María Sucarrat -  fuente: Crítica digital

Mi hijo Julián cumplió 18. Son pocos años y mucha vida. Julián va a una escuela de educación especial. Allí llegó, llegamos, después de tocar muchas puertas, de caminar muchas cuadras, de preguntar muchas veces. Él necesita una educación especial porque es especial. Hay cosas que le cuestan mucho. Otras no le cuestan nada. Le cuesta mucho hablar, le cuesta menos leer, no le cuesta nada ubicarse. Puede fotografiar con sus ojos marrones todos los carteles de todas las calles de Buenos Aires para nunca perderse. Puede levantarse solo, bañarse, vestirse, tomar el colectivo, ir a la escuela y volver. Puede ir a comprar al chino de la vuelta y jamás equivocarse con el vuelto. Puede discutir y obstinarse. Puede manejar su celular, su mail, su messenger. En el último examen, logró un cinturón azul en aikido. Y va por más. Lo que le cuesta a Julián es hablar. Los neurólogos no lo pueden explicar y después de muchos años, llegamos juntos a la conclusión que nos tocó ésta. Esta realidad, este camino, esta parte de la vida. Y acá estamos.

Como Julián, hay muchos otros chicos en la escuela. Todos son especialmente especiales. Y necesitan una educación así de especial. Algunos tuvieron más suerte porque en su camino se cruzó Julia, una maestra hermosa que les llega a los chicos a la mitad del pecho. Ella se las ingenia y les da tareas como juntarse en grupos para ir a ver películas al cine y después reunirse en alguna casa para hacer un trabajo sobre lo que vieron.

Y ellos van al cine y se reúnen, porque muchos, como Julián, van a cumplir 18 años. Y todos, como el resto de los chicos de esa edad, quieren salir solos a dar una vuelta o a tomar algo, caminar, juntarse en una esquina. Quieren pero no pueden. O pueden pero no es posible. Será porque los otros, los que somos más comunes, normales, tenemos miedo. O espanto. Sucede que es muy difícil que un chico, y mucho más una chica, que necesita educación especial pueda estar solo en la calle. No hay lugares adonde llevarlos, y dejarlos, sabiendo que nada les va a pasar.

Julián y todos esos chicos y muchos otros a los que no conocemos, tienen un papel que se entrega en un único lugar, que queda en la calle Ramsay, en el barrio de Núñez. El papel se llama “certificado de discapacidad”. Se supone que con ese documento, las personas con necesidades particulares podrán, por ejemplo, viajar en colectivo sin pagar, entrar a un recital o a una función de teatro porque debe estar previsto un lugar para ellos, tener cobertura médica, cobrar una pensión cuando quien los tenga a cargo ya no esté para darles todo lo especial que necesitan.

Ramsay, por cierto, es un lugar penoso. Todas las personas con alguna dificultad del orden de un impedimento físico o intelectual, deben pasar por allí si quieren tener su papel sellado. Ir a Ramsay es como vivir en un mal sueño. Llegar a tener un número para tener un turno es una cuestión de fe. La salita de recepción es demasiado chica y está unos escalones por encima del suelo. Tiene rampa, claro. Pero adentro hay diez sillas. De esas pegadas por un fierrito, de las que cuando uno está en el medio y quiere salir obliga a todos a correr las piernas. Y para muchos de los que esperan, no es tan fácil moverse.

La revisión médica es un capítulo aparte. Ahora que están tan de moda las cámaras ocultas, sería muy revelador usarlas para acompañar a alguien que debe obtener ese papel.

Para Julián no fue fácil pasar por allí. Hablamos mucho antes de ir. Él tuvo su papel hace varios años y pudimos esperar caminando por los patios, comprando alguna golosina. Julián tuvo suerte. Otros chicos, y grandes, están ahí por horas, con la plata justa para volver a su barrio o a su provincia.

Una vez que las personas tienen ese certificado en la mano, si tienen manos o pueden usarlas, deberían sentirse aliviadas porque existen convenios con las empresas que les aseguran un trabajo con el que ganarse la vida. Es que todas las compañías, y en este punto acepto las correcciones del caso si es que me equivoco, tienen la obligación de contratar personas con necesidades especiales.

Es cierto. En el 99,9% de los casos esa regla se ignora. Andrés, el director de colegio de Julián, dice que la escuela cumple su objetivo cuando puede insertar a sus alumnos en la vida laboral. Yo no quiero contradecirlo a Andrés. Ni minar su ilusión. Pero la verdad es que poco de eso pasa. ¿O sí? Quizá no nos enteramos.

Por suerte mi hijo Julián, que hace unos días cumplió 18 años, ya casi es carpintero. Es muy bueno con el torno. Puede hacer muletas, bastones, unas cajas preciosas. Además, su abuelo le regaló muchas colmenas. Como 40. Y más adelante van a aprender juntos a producir miel y eso es algo ¿no? Pero él está un poco preocupado por su futuro. Le gustaría tener un sueldo para pagar sus gastos. Es orgulloso Julián. Muy orgulloso. Yo le digo que no se preocupe. Que todo va a salir bien. Y aprieto los ojos y pienso en todas las personas que todos los días llegan a Ramsay para tener su papel. Y entonces me digo: “Qué suerte tenemos. Qué guapo es Julián, cómo se la banca” mientras él me mira, me sobra y me pega con su mano un golpecito en la cara.

Miércoles, 10 de Septiembre de 2008 21:11 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Entre Ríos: .50 es lo que Nación y Provincia destinan por día para alimentar a los chicos

   La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) presentó una nota al director de Comedores Escolares, Miguel Barboza, donde requiere información acerca de los descuentos al pago mensual de la partida para comedores escolares y para el Refuerzo Alimentario Nacional (RAN). El funcionario admitió que se descontó “por los días de paro docente” y ahora el sindicato evalúa realizar una denuncia ante la Justicia.
   Durante la mañana de ayer (2/9), Agmer recibió llamados de directores de escuelas de varias localidades de la provincia que les hicieron saber su malestar por los descuentos. “Esto es una aberración, recortar así el alimento para los chicos, que no tienen nada que ver con el conflicto, porque las cocineras concurrieron, y si bien en algunas escuelas los alumnos no fueron a clases, sí concurrieron al comedor”, aseguró César Baudino, secretario de Organización y de Administración del sindicato, y comentó que Barboza les informó que “el descuento había sido de aproximadamente un 30  por ciento para todos los comedores escolares de la provincia, universalizando la medida”.
   Centavos. Apenas 60 centavos por día y por chico es la partida para el Refuerzo Alimentario, de los cuales 48 centavos aporta la Nación y 12 la provincia de Entre Ríos. 1,25 peso es la partida por día y por chico para comedores escolares, que pasará a ser 1,50 en septiembre.
   Córdoba. Una escuela de San Agustín, en el Valle de Calamuchita de Córdoba, y tres de esa zona rural no recibían hasta ayer (2/9) la mercadería del Paicor, el programa de asistencia alimentaria que brinda desayuno, almuerzo y merienda a cientos de alumnos, debido a una demora en el pago a los proveedores. La coordinadora del Paicor en Calamuchita, María Elena Bustos, señaló que sólo fue un problema de un día, y se mostró confiada en que hoy la situación se normalice.

 
   (El Diario – Entre Ríos, edición digital; La Voz del Interior – Córdoba, edición digital – 3/9/08)

Miércoles, 03 de Septiembre de 2008 15:24 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Rania Ibrahim, una niña iraquí de 15 años drogada y manipulada por su madre para ser Kamikazee

20080902204220-rania.jpg

La nota original que se encuentra al finalizar esta traducción.

BAQOUBA, Irak - la muchacha de 15 años tenía los mofletes de un niño que no había perdido su redondez de bebé cuando fue detenida el domingo por un policía a quien su actitud despertó sospechas. Alrededor de su pecho tenía un chaleco con explosivos. El policía la encadenó a las barras de una ventana, y al quitar su vestido, encontró el chaleco y desactivó la bomba. Si él no hubiera intervenido, Rania habría sido el terrorista suicida número 31 de este año en Irak. 

Un día más tarde, Rania habló aturdida sobre la gente que la llevó a esta situación: los parientes que la forzaron a usar el chaleco y al parecer la drogaron.

Su marido, quien la policía acusa de ser a un miembro del grupo Qaida Al-en Irak, y su madre, quien pareció jugar un papel central en la vuelta de Rania en una bomba humana, pero a quien ella contempló(buscó) como un salvador.

Sentando en la oficina del Ministerio de asuntos interiores, Rania relató un cuento que de vez en cuando alternaba con situaciones sumamente improbables.

Ella dijo en una entrevista el lunes con McClatchy que ella no sabía que el chaleco de alambre era una bomba. Pero también dijo que ella lo sospechoba a partir del momento en que las primas de su marido le dijeron llevarlo. La policía no proporcionaría sus nombres, ni ella en su presencia. 

Rania tiene reumatismo, y las primas le dijeron que el chaleco la ayudaría con su espalda, ella dijo.

¿Pregunté, ’ Es ello el explosivo? ’ y ellos dijeron "No", " dijo ella, su pelo y cuerpo cubierto en un abaya largo, negro que muchas mujeres Musulmanas llevan.

¿" Pregunté, ’ Qué son estos cables? ’ Ellos me dijeron esto no explotaría, que ’No tocara nada ni jugara con los cables, y esto no explotaría."

Según cuenta Rania, luego de esto, la más vieja de las mujeres le dio su jugo de melocotón, que la hizo marear, y luego anduvieron alrededor de la plaza. Durante tres horas, ella dijo, que vagó calles transversales tratando de encontrar a su madre para darle el chaleco porque ella no sabía qué hacer, antes de que la policía la detuviera.

 

" Agradezco a Dios que me deshice de este chaleco, " dijo ella. " Tuve miedo que yo explotara"

 

Según General de Brigada. Gral Abdel Kareem Khalaf del Ministerio de asuntos interiores, quien arregló la entrevista, el chaleco tenía un botón detonador amarillo, cubierto por la cinta de conducto, pero Rania dijo que ella no sabía estaba allí.

 

Como ella dijo su historia en la presencia de Khalaf, miró desconcertada.

Rania, una novia infantil, es de una familia pobre de la capital de la provincia Diyala, al norte de Bagdad. Ella dejó la escuela en el quinto grado y se casó a la edad de 14 años. Apenas puede leer o escribir, y su acento es muy cerrado y difícil de entender para un forastero.

Según su madre, Bassaad Salman, que se sentó con Rania y la entrenó durante la entrevista, milicias chiítas Musulmanas habían desplazado a  la familia Sunita. Salman dijo que milicias chiítas habían secuestrado al padre de Rania.

 

La policía dijo, sin embargo, que la madre, soltera, de cinco era un "emira", una princesa o el líder en Al Qaida en Irak. Ella dijo que ella no tenía ninguna conexión al grupo.

Su historia ha variado con cada narración, según la policía. Un día después de la narración de la policía dijo que ella no tuvo ni idea quiénes eran las mujeres que le pusieron el chaleco a Rania. Rania dijo a McClatchy que ellos eran los primos de su marido.

 

Según Salman, el marido de Rania necesitaba el dinero para tratamientos de fertilidad y planificó tomarlo prestado de los mismos primos que le pusieron el chaleco a Rania. El hombre no estaba allí cuando la policía fue a su casa.

 

Rania admitió que ella no había querido casarse. “ No lo acepté, pero no tenía opción. Era contra mis deseos, " dijo ella. " Mi madre y tío lo quisieron.... Pero él fue bueno conmigo" dijo ella.

 

También dijo que ella y su familia habían descubierto recientemente que su marido era de Al Qaida -en Irak, (que se piensa, es la organización que está detrás de la mayor parte de los coches bomba y bombardeos suicidas realizados por civiles).

 

" Yo no lo sabía, pero hace pocos días conocí quién era él, " dijo ella y agregó que no sabía si su marido había planificado que ella muriera ese día. Pero ella insistió que él se preocupaba para ella.

 

" Él no sabía que ella salía, " su madre rápidamente corrigió.

 

" Él no sabía que yo salía, " resonó la muchacha.

 

Rania miró hacia el piso abajo y colocó su cabeza en sus manos. Ella había sido interrogada todo el día por fuerzas iraquíes y fuerzas de coalición.

 

" No quise explotar, " dijo ella. " No quise morir. "

" Muero 100 veces cuando pienso en esto, " añadió su madre. " Pienso que si ella tuviera cáncer sería mejor que morir como esto. "

Como ellos se pusieron a punto para volver al interrogatorio, Khalaf interpeló a Salman. Con ira, él le dijo que él sabía que ella estuvo implicada y que él sabía que ella había hecho esto a su hija.

¿Conoce usted a Dios? " él preguntó. ¿" Dónde está Dios en esto? "

" No le traje el chaleco para matar a la gente, " dijo Salman. " No traje el chaleco para mí o para matar a la gente. "

" Le mostraré lo que la ley dice sobre su caso, " gritó él. " Le mostraré. Le mostraré. "

" Solamente hable conmigo. ¿Por qué no habla usted conmigo? " Salman le dijo.

 

" Tenemos toda la información sobre usted. Usted es una princesa. Ellos le llaman la princesa, " dijo él.

"Como los Americanos están aquí usted tiene una lengua larga".

 

Ella trató de interrumpir.

"Caso cerrado, y yo mismo enviaré los archivos al tribunal criminal y le colgaré, " dijo él. " No usará su lengua por mucho tiempo otra vez. Sabemos todo sobre usted ... y los que han sido asesinados, sabemos de todos ellos. "

Con respecto a Rania, Khalaf dijo que no estaba seguro qué hacer con ella, ni si ella sabía lo que hacía o era solamente una niña que había sido drogada y manipulada en ser a un asesino.

 

El policía joven, Sabah Mohammed Khalaf, que se lanzó sobre Rania cuando se dio cuenta que ella llevaba un chaleco explosivo de aproximadamente 4,200 dólares no sólo previno la pérdida de vida inocente,  también salvó a Rania de su destino.

 

" Agradezca a Dios que he terminado con este chaleco, " dijo ella. " Me deshice de este chaleco. No exploté".

 

Nota original

BAQOUBA, Iraq — The 15-year-old girl had the chubby cheeks of a child who hadn’t lost her baby fat when she was arrested Sunday by an alert policeman. Around her chest was a vest packed with explosives. The policeman chained her to the bars of a window, stripped off her dress, found the vest and deactivated the bomb. Had he not intervened, Rania would have been this year’s 31st suicide bomber in Iraq.

A day later, Rania seemed in a daze as she spoke about the people who put her up to it: the relatives who forced her to don the vest and apparently drugged her, her husband, whom police accuse of being a member of the group al Qaida in Iraq, and her mother, who seemed to play a central role in turning Rania into a human bomb but whom she looked to as a rescuer.

Sitting in the office of the Ministry of the Interior, Rania narrated a tale that at times was wrenching, at times highly improbable. She said in an interview Monday with McClatchy that she didn’t know that the wired vest was a bomb. But she also said she was suspicious from the moment her husband’s female cousins told her to wear it. The police would not provide her full name, nor would she in their presence.

Rania has rheumatism, and her cousins told her that the vest would help her back, she said.

"I asked, ’Is it explosive?’ and they said ’No,’ " she said, her hair and body cloaked in the long, black abaya that many Muslim women wear to cover themselves. "I asked, ’What are these wires?’ They told me it won’t explode. They said, ’Don’t touch anything. Don’t play with the wires, and it will not explode.’"

By Rania’s account, the older women gave her peach juice, which made her dizzy, and they walked her halfway to the square. For three hours, she said, she wandered side streets trying to find her mother to give the vest to her because she didn’t know what to do, before police detained her.

"Thank God I got rid of this vest," she said. "I was afraid I would explode."

According to Brig. Gen. Abdel Kareem Khalaf of the Interior Ministry, who arranged the interview, the vest had a yellow detonator button, covered with duct tape, but Rania said that she didn’t know it was there.

As she told her story in Khalaf’s presence, she looked bewildered. Rania, a child bride, is from a poor family in the capital of Diyala province, north of Baghdad. She quit school in the fifth grade and married at age 14. She can barely read or write, and her accent is thick and difficult for an outsider to understand.

According to her mother, Bassaad Salman, who sat with Rania and coached her during the interview, Shiite Muslim militias had displaced the Sunni Muslim family. Salman said that Shiite militias had kidnapped Rania’s father.

Police said, however, that the single mother of five was an "emira," a princess or leader in Al Qaida in Iraq. She said that she had no connection to the group.

Their story has varied with each telling, according to police. One day after telling the police that she had no idea who the women were who put the vest on her, Rania told McClatchy that they were her husband’s cousins.

By Salman’s account, Rania’s husband needed money for fertility treatments and planned to borrow it from the same cousins who put the vest on Rania, her mother said. The man wasn’t there when police went to her home.

Rania admitted that she hadn’t wanted to get married.

"I didn’t accept it out of choice. It was against my wishes," she said. "My mother and uncle wanted it. . . . But he was good to me," she said.

She said that she and her family had discovered recently that her husband was with al Qaida in Iraq, which is thought to be behind most of the car bombs and suicide bombings directed at civilians.

"I didn’t know, but in the last few days I learned that he was," she said. She said she didn’t know whether her husband had planned for her to die that day. But she insisted that he cared for her.

"He didn’t know she was going out," her mother quickly corrected.

"He didn’t know I was going out," the girl echoed.

Rania looked down and placed her head in her hands. She’d spent all day being questioned by Iraqi forces and coalition forces.

"I didn’t want to explode," she said. "I didn’t want to die."

"I die 100 times when I think about this," her mother added. "I think if she had cancer it would be better than to die like this."

As they readied themselves to return to their interrogation, Khalaf walked over to Salman. Angrily, he told her that he knew she was involved and that he knew she’d done this to her daughter.

"Do you know God?" he asked. "Where is God in this?"

"I didn’t bring her the vest to kill the people," Salman said. "I didn’t bring the vest for myself or to kill the people."

"I will show you what the law says about your case," he yelled. "I will show you. I will show you."

"Just speak with me. Why don’t you speak with me?" Salman said to him.

"We have all the information about you. You are a princess. They call you the princess," he said. "Because the Americans are here you have a long tongue."

She tried to interrupt.

"Shut up, and I will send the files myself to the criminal court and I’ll hang you," he said. "Don’t make your tongue long again. We know everything about you . . . and those who have been killed, we know about all of them."

As for Rania, Khalaf said he was unsure what to do with her, unsure whether she knew what she was doing or was just a child who’d been drugged and manipulated into being a killer.

The young police officer, Sabah Mohammed Khalaf, who threw himself at Rania when he realized she was wearing an explosive vest was awarded the equivalent of about ,200.

His commander, Col. Ali Ismail Fatah, said he thought that Rania didn’t know what she was doing.

"She wasn’t in her right mind," he said. "She did not seem to understand she was doing something terrible."

The young policeman not only prevented the loss of innocent life but also saved Rania from her fate.

"Thank God I am finished from this vest," she said. "I got rid of this vest. I didn’t explode." 

 

Martes, 02 de Septiembre de 2008 15:47 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

La patria se lava las manos en Guantánamo

Por Am Johal - Jueves 24 de julio de 2008

VANCOUVER (IPS) El canadiense Omar Khadr, hoy de 21 años, es el prisionero más joven en la cárcel que Estados Unidos administra en su base naval en la bahía de Guantánamo, Cuba. Tenía 15 años cuando fue trasladado allí. El gobierno de su país no hace nada por defenderlo.

Activistas canadienses destacan el caso de Australia y Gran Bretaña, aliados de Estados Unidos en su "guerra contra el terrorismo" que presionaron para que sus ciudadanos presos en Guantánamo por vínculos con la red extremista Al Qaeda sean procesados en sus países.

En cambio, del primer ministro de Canadá, el conservador Stephen Harper, no hizo nada por Khadr.


Harper ha sido categórico en su apoyo a las cortes marciales formadas por Estados Unidos para juzgar a los detenidos en su enclave naval en Cuba.


Fue infructuoso el llamado formulado por el ex jefe del gobierno canadiense Paul Martin, del Partido Liberal, para que Harper interceda por Khadr.


La difusión del registro en vídeo de un interrogatorio realizado en 2003 por el Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad (CSIS, por sus siglas en inglés) vuelve a encender el debate sobre la responsabilidad de Canadá en la situación de este joven.


En el interrogatorio, difundido por orden de tribunales canadienses, el joven, entonces un niño, lloraba y pedía por su madre, y clamaba por que los funcionarios de su país lo asistieran.


La polémica no está libre de acusaciones de racismo y de doble discurso.


El vídeo pudo verse por televisión y por la red informática Internet. La divulgación del caso elevó el tono de las críticas contra el gobierno canadiense por instigar violaciones del derecho internacional humanitario, que rige el tratamiento a los prisioneros de guerra.


Fiscales estadounidenses se han encontrado en una posición legal vidriosa para argumentar que Khadr era un combatiente ilegal.


Khadr es el único detenido de origen occidental que queda en Guantánamo. El gobierno canadiense no pidió su repatriación, a pesar de las campañas de organizaciones de derechos humanos y de partidos opositores.


El joven es acusado de haber asesinado en 2002 a un comando estadounidense y haber dejado ciego a otro, al arrojar una granada en Afganistán, el país donde creció. Su padre era, según diversas versiones, financista de Al Qaeda.


Una encuesta realizada por la encuestadora Angus Reid indica que 38 por ciento de los canadienses entrevistados están de acuerdo con que Khadr sea juzgado en Guantánamo, mientras 37 por ciento preferiría su repatriación a su país de origen.


"En la filmación, las autoridades están hablando con un niño sometido a privación de sueño y otras tácticas (crueles) por parte del ejército estadounidense", dijo a IPS Michael Byers, profesor de derecho internacional de la canadiense Universidad de Columbia Británica.


"Espero que las cintas resuenen en el público canadiense de un modo que impulse al gobierno a cambiar su posición", agregó.


Byers agregó que la negativa del gobierno canadiense a intervenir coincide con la intención de Harper de priorizar su relación con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, frente a la violación de los derechos humanos.


Esto deja en entredicho el rol histórico de Canadá en la defensa de los derechos de sus ciudadanos en problemas judiciales en el exterior.


Según Byers, el gobierno de Harper ha sido persistente en "su fe en el gobierno de Bush respecto de asuntos de derechos humanos como éste, incluida su negativa de presionar por la clemencia de los canadienses condenados a muerte" en Estados Unidos.


"Canadá también extraditó a Robin Long, un soldado estadounidense que se resistía a participar en posibles crímenes de guerra (en Iraq). Se trata de una actitud muy diferente de la que tuvo durante la Guerra de Vietnam", dijo.


Este país brindó refugio a jóvenes estadounidenses que se resistían a alistarse en el ejército durante la guerra de Vietnam (1960-1975). En cambio, Long, quien había huido a Canadá hace dos años, fue deportado a Estados Unidos la semana pasada.


Frente a la situación de los británicos y australianos repatriados a pedido de Londres y Canberra, Ottawa ha hecho muy poco, según críticos como Byers y organizaciones como Human Rights Watch y Amnistía Internacional.


Los abogados defensores de Khadr alegan que el gobierno canadiense actuó ilegalmente al enviar a su asesor y a agentes del CSIS a Guantánamo para interrogarlo, y luego entregar sus conclusiones a los fiscales de la corte marcial que lo juzgará.


El Departamento (ministerio) de Asuntos Exteriores también supo sobre el interrogatorio con anticipación y fue criticado por no ser más enérgico en los primeros días de la detención de Khadr.


En 2007, el Tribunal Federal de Apelaciones ordenó al gobierno canadiense entregar sus antecedentes relacionados al tiempo de Khadr en detención, luego que el juez Richard Mosley constató que Canadá había violado el derecho internacional.


El gobierno apeló a la Corte Suprema de Justicia en 2008, con el argumento de que, en el caso de Khadr, sólo estaba buscando información, y que revelar sus respuestas sobre la lucha en Afganistán pondría en peligro la seguridad nacional.


El 23 de mayo último, la Corte Suprema falló por unanimidad que el gobierno había actuado ilegalmente al violar la sección 7 de la Carta de Derechos y Libertades, y ordenó que se difundieran los vídeos del interrogatorio.


El ex primer ministro canadiense Paul Martin también exigió la devolución de Khadr a Canadá.


El senador Roméo Dallaire, general retirado que integró la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ruanda, dijo en mayo a un subcomité parlamentario que si Canadá no actúa para proteger los derechos humanos de Khadr, el país no es mejor que los terroristas.


"En el momento en que uno empieza a jugar con los derechos humanos, con las convenciones y con las libertades civiles, y a decir que lo hace para protegerse a sí mismo, uno no es mejor que el tipo que no cree para nada en esos principios", sostuvo.


David Crane, fiscal estadounidense en los juicios por crímenes de guerra en Sierra Leona, también se manifestó en enero a favor de que Canadá intervenga.


"Ésta es la primera vez en la historia en que un niño es juzgado por crímenes de guerra. Esto es simplemente horrible. Deberíamos concentrarnos en proteger a los niños, como hizo la ONU en muchas iniciativas, para erradicar a los niños soldado", señaló Crane.


Este profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Siracusa dijo creer que la reputación internacional de Canadá cayó por su apoyo al juicio estadounidense contra Khadr.


A este prisionero "le lavaron el cerebro y lo enviaron a luchar contra las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Pienso que todos reconocemos que eso es profundamente problemático para los canadienses", explicó el dirigente opositor Bob Rae.


"La cuestión es: ¿acaso no es adecuado que Canadá se haga responsable por el señor Khadr?", añadió.


Steve Staples, presidente del Instituto Rideau de Asuntos Internacionales, declaró a IPS que "es atroz que el gobierno sea indiferente en un asunto que tiene implicancias tan importantes".


"Canadá podría aprender de otros aliados de Estados Unidos y reclamar que Khadr sea devuelto al país", afirmó.

Fuente: Terra Viva

Viernes, 25 de Julio de 2008 10:58 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Denuncian 6 niños muertos por protocolos de investigación en Santiago del Estero

"Privatización de la Salud y las multinacionales farmacéuticas"

Los médicos y profesionales de la salud de Santiago del Estero nucleados en la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) denunciarán públicamente un escándalo sanitario en esa provincia por los protocolos de vacunas experimentales promovidas por las multinacionales farmacéuticas en Hospitales públicos santigueños sin control alguno del Estado ni con los requerimientos éticos mínimos. De los niños que recibieron la vacuna experimental, 6 fallecieron en las últimas semanas sin poder definirse aún la causalidad. Asimismo, se denunciará la privatización del Hospital de Niños santiagueño. Estos hechos se ampliarán en conferencia de prensa este martes 8 de julio a las 08:00 hs. en la sede del sindicato FESPROSA (Av. Directorio 506). 
La grave denuncia refiere a la situación en Santiago del Estero respecto de la implementación de un programa de investigación en fase 3 ( aplicación sobre humanos) de una vacuna contra el neumococo, investigación que tiene características muy particulares y que es otro icono de lo que hace la globalización a través de empresas farmacéuticas multinacionales en este caso de Bélgica (laboratorio Glaxo Smith Kl.) que fue puesta en "práctica" en Hospitales y centros de salud púbilicos de la provincia de Santiago del Estero.

Prensa CICOP - BR Comunicación

Jueves, 10 de Julio de 2008 12:23 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos Hay 1 comentario.

Línea 102 - la línea de los chicos

¿Qué es?

La línea 102 es gratuita y funciona las 24 horas durante todo el año. Los operadores se encuentran capacitados para brindar a toda la comunidad la posibilidad de realizar denuncias de violación de derechos de niños, niñas y adolescentes y de recibir información y orientación.

¿Para quién es?

La línea telefónica gratuita, 102, brinda a niños, niñas, adolescentes y adultos la posibilidad de realizar consultas y denuncias vinculadas a la vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes. Funciona las 24 horas del día, todos los días del año, poniendo al servicio de los vecinos todas las posibilidades que ofrecen los programas sociales del Gobierno de la Ciudad.

¿Cómo funciona?

Circuito de la línea 102:
  1. Una persona denuncia o consulta a la línea 102.
  2. Desde la Línea 102 se brinda la información requerida, o bien se deriva al programa o persona correspondiente.
  3. Todas las consultas se tienen en cuenta para la elaboración de políticas públicas adecuadas.

El equipo de la Línea 102 está integrado por operadores sociales que atienden consultas y reciben denuncias sobre problemáticas diversas, como la falta de cobertura a necesidades básicas, el maltrato físico o psicológico, el abuso y la explotación, el incumplimiento de las responsabilidades de los adultos, situaciones de violencia familiar, social e institucional, discriminación, atención a niños y niñas con discapacidad, problemas de adicciones, entre una amplia variedad de temas.

Martes, 01 de Julio de 2008 16:39 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Debate por la asistencia letrada para menores

En defensa de los derechos procesales
Martes 1 de julio de 2008

Riguroso, vehemente y con algunos consensos básicos alcanzados. Así podría describirse el debate realizado ayer en el Salón San Martín de la Legislatura porteña, donde representantes del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, del gobierno porteño; la Asesoría General Tutelar, del Ministerio Público de la Ciudad, e integrantes de distintas ONG vinculadas con la infancia, debatieron la instrumentación de la figura del abogado del niño.

Sancionada por el Congreso en 2005, la ley 26.061, de protección integral de la infancia, establece en su artículo 27 la obligatoriedad de la asistencia letrada para menores en procesos judiciales o administrativos que los afecten. Simultáneamente, reafirma para ellos los derechos y garantías del debido proceso, consagrados en la Constitución nacional y ratificados en la Convención Internacional de Derechos del Niño y en los tratados internacionales.

Pero aquella figura, sin embargo, aún no ha sido implementada, y sus alcances tampoco se encuentran definidos con la rigurosidad y relevancia que el derecho reclama, coincidieron ayer el centenar de especialistas y funcionarios públicos que discutieron el tema.

"En la práctica, los jueces se resisten a esa figura y siguen dictando medidas tutelares, sobre todo en los fueros penales, al juzgar a los niños como incapaces o bien señalar que tienen en sus padres a sus representantes legales", argumentó ayer la asesora general tutelar Laura Musa.

Ver nota completa

Martes, 01 de Julio de 2008 11:36 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

La estadística impune

24/06/08

Por Oscar Taffetani

(APe).-
“Cuando concibo una cosa mediante predicados, cualesquiera sean su clase y número, nada se añade por el mero hecho de decir esto es”, nos dice Kant en el segundo libro de su Crítica de la razón pura.

Y añade, al respecto, una colorida anécdota sobre los cien táleros (ancestro del dólar que circulaba en Prusia) con los que él había soñado, y que luego había enunciado, pero que finalmente... no estaban en su bolsillo.

Eso es filosofar: el pensar honesto sobre un objeto que puede ser el mismo pensamiento, sin segundas intenciones ni dobleces ni mentiras.

Pero cuando ciertos gobernantes anuncian entusiastas que ha bajado a un dígito la tasa de desempleo, que se redujo enormemente la mortalidad infantil y la deserción escolar, dan ganas de replicarles, de kantiano modo, que no por decir que algo es, debemos pensar que eso es cierto o que corresponde a una realidad exterior y objetiva.

Porque si echamos la mano al bolsillo de la realidad (usemos la metáfora kantiana) buscando fábricas y plantas industriales funcionando a pleno, buscando un piberío travieso y bien alimentado en los barrios, o buscando aulas repletas en escuelas de los suburbios, lo más probable es que no los encontremos.

No los vamos a encontrar porque no están allí. Son como aquellos cien táleros soñados por Kant. Son la dibujada estadística y el dibujado registro de una supuesta realidad que nos ofrecen los gobernantes, en estos tiempos de discurso, de imagen corporativa, de política comunicacional... y de hambre.

Tucumán, a la vanguardia

La Dirección de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) -dependiente del Ministerio nacional- dio en 2007 un informe maravilloso sobre la situación sanitaria en Tucumán. Aquel informe decía que mientras en 2002 se habían registrado 24,3 muertes de menores de cinco años por cada mil, para 2006 la tasa había descendido a 13,5. Un milagro.

La alegría del DEIS se contagió al entonces ministro Ginés González García. “No conozco experiencia más rotunda donde se haya bajado a la mitad los índices de mortalidad infantil en cuatro años”, dijo, invitando a copiar el modelo estadístico tucumano.

Claro que no faltaron los desconfiados; no faltaron los funcionarios kantianos que se llevaron la mano al bolsillo (metafórico) para constatar si esa fantástica realidad comunicada por el DEIS estaba verdaderamente allí. Y no lo estaba, claro. El falso milagro se había producido por la astucia (malévola astucia) de no computar como muerte infantil los decesos de criaturas nacidas con 500 gramos de peso.

La epidemióloga Evelyna Chapman, revisando historias clínicas de los fallecidos menores de un año para registrar los casos y establecer las causas de muerte, detectó un crecimiento de casi 100% en los casos de mortalidad fetal en Tucumán, al comparar la tasa de esa provincia con las de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Allí estaba la trampa.

Descubrir el fraude oficial le costó a Evelyn su puesto. Con Ángela Zóttoli, jefa del Departamento de Series Demográficas de la Dirección de Estadísticas del gobierno tucumano, quien colaboró con la comisión nacional investigadora, fueron más benignos: la desplazaron del Departamento y la pusieron al frente de una biblioteca.

Máscaras y distracciones

Para la Organización Mundial de la Salud “nacido vivo es la expulsión o extracción completa del cuerpo de la madre, independientemente de la duración del embarazo, de un producto de la concepción que, después de dicha separación, respire o dé cualquier otra señal de vida, tal como latidos del corazón, pulsaciones del cordón umbilical o movimientos efectivos de los músculos de contracción voluntaria, tanto si se ha cortado o no el cordón umbilical y esté o no desprendida la placenta”.

Esa es la definición que han adoptado los ministerios de Salud argentinos. En virtud de esa definición es que el cómputo de un recién nacido de menos de 500 gramos que no logre sobrevivir, debe ser considerado muerte infantil, sin apelación ni atenuantes.

De cualquier modo (sigamos aprendiendo de Kant) no permitamos que la discusión sobre esa estadística impune tucumana, o sobre los índices fantásticos que nos muestran el Indek y otras oficinas, nos distraigan de la insoportable realidad -percibida en las calles, en los barrios y los hospitales- de madres flacas y desnutridas, en precario estado de subsistencia, que darán a luz criaturas condenadas, niñitos que no serán más que la repetición de un largo dolor, niñitos que van a señalar con una indeleble marca de sangre humana a los responsables, a los inocultables responsables del crimen del hambre.

Fuente: Fundación Pelota de Trapo

Jueves, 26 de Junio de 2008 09:22 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Lanchas y Teléfonos celulares

Denuncias falta de transporte y carencias de higiene

Desde entonces, la Asociación Gremial del Magisterio (Agmer) viene exigiendo al Gobierno que garantice condiciones de higiene y salubridad en escuelas de esta zona, que cuando no los aquejan las lluvias -y los consecuentes mosquitos, víboras, ratas u hormigas-, los complica como ahora, el humo de la quema de pastizales.

El 40 % de las 18 escuelas isleñas debieron suspender las actividades. Según informó Agmer, “de las 18 embarcaciones escolares con las que contaba el Consejo General de Educación (CGE), funcionan sólo 15, aunque de éstas, 6 han sido vedadas al servicio por Prefectura, y 1 está en reparación, pero con pronóstico incierto: todavía no hay partidas para pagar su arreglo. O sea, sólo 9 operan”.

Ya el año pasado, por falta de partidas para abastecerse de agua potable y contar con elementos para desinfectar debido a la proliferación de bichos, se habían movilizado exigiendo respuestas y prontas soluciones y en cuatro establecimientos debieron suspender las clases.

Fuente: El Día

 

Entregarán teléfonos celulares a escuelas rurales
En zonas bonaerenses

Con ese objetivo, las casi 1.800 escuelas rurales e isleñas de la Provincia de Buenos Aires quedarán definitivamente comunicadas, ya que se las dotará de teléfonos celulares de última tecnología. En efecto, el Gobierno provincial entregará 1.200 aparatos y, en el segundo semestre, las 600 escuelas restantes recibirán su equipamiento telefónico.

Esta acción apunta a favorecer el acceso a las nuevas tecnologías para aquellos establecimientos educativos ubicados en zonas alejadas geográficamente. De esta manera, se resuelve en lo inmediato la conectividad de estas escuelas.

Fuente: Dirección General de Cultura y Educación - Portal ABC

Lunes, 09 de Junio de 2008 10:52 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Proyecto de ley nacional a favor de la inclusión de niños con necesidades educativas especiales

Se pide la capacitación docente en las escuelas comunes, agregando una materia en el magisterio sobre los transtornos de la infancia.

Un grupo de padres de niños con esta problemática se reúne para juntar firmas para llevar adelante un proyecto de ley a favor de la inclusión de estos niños. Para ello es necesaria la capacitación de los docentes en las escuelas comunes para lograr un mejor vínculo entre los niños, el docente y los demas niños. Esto sería posible agregando una materia en el magisterio sobre los transtornos de la infancia.

Por otra parte es fundamental reglamentar las leyes en todo el país para garantizar la inclusión de los niños a las escuelas comunes.

Con respecto a las Obras Sociales, se pedirá que se nomenclen los tratamientos médicos, en la superintendencia de la salud , que actualmente no lo están, obligando a los padres a realizar recursos de amparo para obtener el tratamiento dejando al niño durante todo ese período sin tratamiento.

Proyecto de ley :

Fundamentación:   La escuela es una institución nacida con el surgimiento de los estados nacionales modernos, con la expectativa de que, por medio de la educación se lograra integrar a la cultura nacional a poblaciones dispersas y diferenciadas económica, social y culturalmente, y a grandes masas de inmigrantes, y de formar a los ciudadanos que debían participar crecientemente de la vida política.   Es por ello que, desde su misma creación recibieron un mandato homogeneizador, dentro del cual se implantó la graduación por edad cuyo propósito es hacer gobernable la natural heterogeneidad etaria y organizar los niveles de instrucción.   Sin embargo, en diferentes documentos tanto nacionales como internacionales ya desde hace varios años se promueve un cuestionamiento a esta pretensión de universalización homogeneizadora y la ley de Educación Nacional vigente en nuestro país como la propuesta provincial de Buenos Aires retoma la inclusión de la persona con discapacidad como propuesta educativa incuestionable.   Si queremos, entonces respetar que las escuelas sean para todos, se hace necesario que los sistemas educativos aseguren a través de sus docentes que todos tengan acceso a un aprendizaje significativo   En el espíritu de la ley de Educación Nacional 26 206 se incluyen principios contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y también en la Declaración y Convención de los Derechos del Niño que garantizan lo mencionado con anterioridad.   La Ley propone a la escuela atender a las diferencias, esto mantiene grandes expectativas sobre la inclusión de niños con Necesidades Educativas Especiales (NEE) a la educación común. Paralelamente en los ámbitos educativos se gesta el debate sobre las escuelas para la diversidad surgiendo reflexiones específicas de pensadores, técnicos y docentes. Se comienza a dudar de premisas incuestionables que siempre habían reinado en las instituciones y se promueven políticamente la necesidad de superar toda barrera discrimatoria.   El maestro debe observar la individualidad de cada chico y atender a las estrategias de cada uno para aprender., esto genera amplios debates buscando mejorar la enseñanza no sólo del niño con necesidades especiales, sino fundamentalmente de la sociedad en general. Esto despierta diferentes sensaciones en los docentes, viviéndolo, en algunos casos, como un desafío a superar, una propuesta para capacitarse y, en otros, con un temor casi paralizante.   Además, más allá de una particular carga genética con la que nacemos y que nos define, cada uno de nosotros transita por el mundo construyendo su propia historia en un contexto social específico que nos hace diferentes a cada uno.   Sin embargo, las instituciones,  no parecen haber tomado en cuenta este dato tan obvio y se empeñan en promover una cultura homogeneizadora de dar a todos lo mismo.   Esto sucede a pesar de que teorías que deberían guiar las prácticas docentes actuales aseguran que el aprendizaje es una construcción asimétrica entre sujetos, por lo tanto cuanto mas amplia es la interacción mayor será la riqueza del conocimiento adquirido.   La diversidad considerada como valor implica orientar la educación  hacia los principios de igualdad, justicia y libertad, y todo ello para establecer un compromiso permanente con las diversas culturas y grupos socioeconómicos.   Esta práctica lleva un proceso complejo y dificultoso que requiere un cambio en las convicciones culturales, sociales y educativas en toda la sociedad. Implica una visión crítica de la escuela y no una mera readaptación de cambios institucionales.   Esta postura supone cuestiones curriculares y organizativas, y plantea un cambio de actitud de los docentes y también de su formación. Se requiere una pedagogía opuesta a la selección jerárquica, que proponga de manera explícita el desarrollo de todos los alumnos dentro de un contexto escolar respetuoso y comprensivo de la diversidad personal y colectiva.   Los seres humanos somos diferentes unos de otros y nuestras diferencias se expresan en las diversas formas de sentir e interpretar el mundo que cada uno construye dentro del marco histórico social y cultural en el que se desarrolla su existencia.   En tanto el discapacitado y su familia no vea reflejada en la escuela su inclusión plena, estamos ante la negación del principio de igualdad de oportunidades.   Esto no significa dar a todos lo mismo, sino a cada uno lo que necesita. Un niño con discapacidad, debe ser comprendido desde todos sus aspectos por profesionales de la educación capacitados en un marco antropológico que acepte esta realidad como inapelable e ineludible.   El niño discapacitado es un niño diverso, no debe ser entonces objeto de dádivas o destinatario de impulsos de caridad, es un sujeto de derecho y eso implica que debe ser educado dentro de la escolaridad común tal como se lo considera en las tendencias teóricas y en las legislaciones actuales.   La escuela debe integrar las diferencias como lo genuino de una sociedad que se pretenda pluralista, democrática y socializante. Esto implica un reto para generar y sostener condiciones y estrategias que proporcionen a cada niño la atención pedagógica que necesite tanto en lo personal como lo sociocultural y experiencial.   Si se concibe la educación con sus posibilidades transformadoras, el hecho de que los alumnos no lleguen  a la escuela en las mismas condiciones, es interpretado como “diversidad” y no como desigualdad.                                                

BIBLIOGRAFÍA Documentos  

    Declaración de Salamanca y Marco de Acción para las Necesidades Educativas Especiales. Salamanca, España. 1994 Ley Federal de Educación. Argentina.1993 Acuerdo Marco para la Educación Especial. Ministerio de Cultura y Educación de la Nación. Argentina. 1998 Anexo I. Integración de alumnos con necesidades educativas especiales en el contexto de una escuela inclusiva.Provincia de Buenos Aires.2003 Libros Anijovich (2004). Una introducción a la enseñanza para la diversidad. FCE Antúnez – Gairín. (1996) La Organización escolar. Prácticas y fundamentos. Graó Barcelona. Arnaiz Sánchez. (1996). Las escuelas son para todos. Madrid. Siglo Cero, Barreiro. (2000) Conflictos en el aula. Novedades Educativas. Buenos Aires. Borzone (2000) Leer y escribir entre dos cultura , Aique. Buenos Aires. Bruner. (1995) Acción, pensamiento y lenguaje, Alianza, Madrid. Devalle – Vega . (1999) Una escuela en y para la diversidad. Aique. Buenos Aires. Dubrovsky.(1998) Colección Ensayos y Experiencias. Los atrasados escolares. Número 25.  Novedades Educativas. Buenos Aires. Dubrovsky (2005) La integración como desafío profesional. Novedades Educativas. Buenos Aires Filmus. (1994). Para qué sirve la escuela. Buenos Aires. Norma Korinfeld.  (1998). Ensayos y Experiencias. Desafíos para una escuela inclusiva. Número 26. Novedades Educativas. Buenos Aires. Kozulin ( 2000) Instrumentos Psicológicos , Paidós, Buenos Aires Lus. (1995). De la integración escolar a la escuela integradora, Piados. Buenos Aires. Newman. (1991).  La zona de construcción del conocimiento. Editorial Morata. Madrid. Perrenoud. (1990). La construcción del éxito y el fracaso escolar. Morata. Madrid. Ramallo. (1989). Historia de la Educación Política Argentina. Rogoff. (1998). Aprendices del pensamiento, Paidós, Buenos Aires. Artículos Frigerio. (2004) “De la gestión educativa al gobierno de las instituciones” en Revista Novedades Educativas. Número 159. Novedades Educativas. Buenos Aires.   Páginas de Internet www.ahoraeducación.com.ar. Tedesco. (2005) Educación y equidad social www.uoc.edu. Tedesco. (2003) Los pilares de la educación del futuro    
    Fuente: La Nación
Jueves, 15 de Mayo de 2008 17:50 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

BASTA DE NIÑOS MURIENDO DE HAMBRE EN ARGENTINA. BASTA POR DIOS!!!!

20080513132905-hambreninotucuman.jpg

Este título no significa que nos importen más unos niños que otros frente al dolor que todos están sufriendo. Es que la proximidad geográfica en la que se encuentran algunos, nos permite ayudarlos inmediatamente sin tener que dejarlo todo para salvarlos.

NUESTROS CHICOS EN ARGENTINA

ESTÁN MURIENDO DE HAMBRE

YA NO JUEGAN

YA NO PUEDEN MOVERSE

YA NO HABLAN

YA NO LLORAN

YA NO GIMEN

YA NO PUEDEN ABRIR SUS OJITOS.

YA SU CORAZÓN DEJA DE LATIR.

YA SE VAN,

SE ESTÁN YENDO

SE VAN NUESTROS BEBÉS A POQUITO DE NACER

EL HAMBRE LOS DEVORA POR DENTRO

EL HAMBRE LOS DEVORÓ

YA SE FUERON..

Y no hicimos nada, nada!!!!.

SOMOS CÓMPLICES DE ASESINATO, 

"INFANTICIDIO POR INACCIÓN"

Y eso que no necesitábamos dejarlo todo y partir a rescatarlos a otros continentes.

Y eso que no necesitábamos reunir una pequeña fortuna para salvarlos.

Tan sólo requería restringirnos

en una salida menos al cine

en una bijouterie menos

en un cosmético menos

en un almuerzo fuera de casa, menos

POR FAVOR, HAGAMOS ALGO PARA QUE NUESTROS CHICOS NAZCAN,

CREZCAN Y VIVAN!!!!.

Cómo le explicaremos a nuestros hijos que su generación fue aniquilada por el hambre a poquito de nacer y nosotros sus papás y mamás no hicimos nada para evitarlo.

Lic. Claudia Santalla

La situación en varios lugares de nuestro país es desesperante, como la califica en Chaco el Centro Nelson Mandela. 

Ver el informe de este Centro, presentado a la COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS - ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

Extravíos

08/05/08  -  Por Alberto Morlachetti  - Fundación Pelota de trapo

(APe).- La pobreza se mensura de muchas formas. Pero en cualquiera de sus mediciones no pierde su esencial fuerza interpeladora y su intrínseca condición objetiva negadora de la dignidad. La indigencia no solo es penuria, también es un crimen.

La muerte de niños en los dos últimos meses en la provincia del Chaco pertenecientes a los pueblos Tobas, Wichís, Matacos, nos habla de que son empujados a extinguirse en un país cuyo relato tiene aliento a infortunio.

Para Rolando Núñez -Coordinador del Centro de Estudios Sociales Nelson Mandela- la situación es de verdadero desastre humanitario o genocidio étnico.

-I-

Contemporáneamente buena parte del pensamiento y de la praxis gubernamental forman una atmósfera, que se asemeja a una nube radiactiva que convierte nuestra cultura en algo irrespirable, apoyados en esa parte del país que gravita en torno de un modelo de enriquecimiento personal y de consumo que no vacila en abrirse paso a los codazos, aunque su bienestar no tarde en irse en el carruaje amarillento de las hojas.

El flaco prestigio de la palabra oficial ya no soporta el peso de las quimeras: un tren bala -erigido en medio de la pobreza- que nos llevaría a 300 km. por hora a un estadio superior de la humanidad, no deja de ser un perfecto extravío.

-II-

Pero no hay un balance que dé razón del pasado para entender cómo reaccionar en el presente. Es como si cada quién hubiera sufrido por su cuenta escribe Rossana Rossanda. Los movimientos, que dicen apuntar a una sociedad más justa, responden dividiéndose; deriva clásica de las derrotas. La indagación de las culpas respectivas va a toda máquina. El intento de poner en el centro de la discusión el qué hacer, y no el recíproco ajuste de cuentas, parece fallido, aunque tengamos el corazón intacto de urgencias. Nunca ha sido tan débil e inadecuada la representación política de los trabajadores ocupados o no, nunca tan débil las formas de resistencia a la mercantilización total de los seres vivos.

Rossanda afirma que la democracia representativa no producirá nunca una revolución, pero las formas de represión que puede producir son muchas. No saldremos sin daño los próximos años.

Martes, 13 de Mayo de 2008 09:29 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Haciendo Memoria

Acceda a las opiniones de los candidatos a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, campaña 2007.

Hagamos memoria, considerando que ya han pasado varios meses desde el triunfo del actual Jefe de Gobierno.

Reflexionemos

Si le interesa ir más allá, aquí tiene otra opción:

Qué piensan los candidatos presidenciales sobre la infancia y la adolescencia. Año 2003  

Martes, 06 de Mayo de 2008 14:49 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Después de una larga batalla judicial una niña víctima de abuso por parte de su padre fue restituida a su mamá

 
Después de largos meses de luchas, reclamos y movilizaciones, el pasado miércoles 9 de abril a la noche, la nena de 7 años víctima de abuso por parte de su padre fue restituida a su mamá por decisión del Dr. Marcelo Jalil, el Defensor de Menores a cargo del caso, después de escuchar las palabras de la niña.
 
 
La mamá de la nena había presentado la denuncia ante la Justicia en 2003 y aún cuando una médica legista constató las lesiones, el acusado resultó sobreseído en segunda instancia. El año pasado EL JUEZ RICARDO GÛIRALDES RESPONSABLE DEL JUZGADO NACIONAL CIVIL Nº 6, además le otorgó la tenencia al abusador y en un proceso plagado de irregularidades y violaciones a sus derechos la nena fue sacada de la casa que compartía con su mamá y sus hermanos para vivir con el hombre acusado de abusar de ella. Desde entonces fue privada de su libertad y del vínculo con su madre y sus hermanos.

El Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CASACIDN), con el apoyo de la Hermana Martha Pelloni y de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), venía acompañando el reclamó de la mamá, expresa hoy su satisfacción por la decisión del Defensor que respetó los derechos de la niña al escucharla.

Esta restitución pone fin, por ahora, a una historia de violaciones a los derechos de la nena, no sólo víctima de abuso sino también de maltrato institucional, situación que con frecuencia es padecida por los chicos y chicas víctimas de violencia y abuso cuando quienes deben protegerlos no los escuchan, los estigmatizan, los abandonan y los exponen a situaciones tan violentas como las que originaron su llegada a la Justicia.

El reconocimiento de la voz de los chicos y chicas víctimas de abuso sexual es indispensable para proteger y restituir sus derechos.


CASACIDN - 11 de Abril de 2008
Antecedentes - Nota de Marzo de 2008
Pedirán justicia para Valentina, la niña de 7 años abusada por su padre
El Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (CASACIDN), junto a la hermana Martha Pelloni, convocan a participar del acto de repudio bajo el lema “Justicia para Valentina”. La niña de 7 años fue víctima de abuso sexual por parte de su padre biológico, el abogado Germán Emilio Fernández Pescuma, y abandonada por los jueces de la Nación. Este viernes 28 a las 10 hs., frente al Palacio de Justicia reclamaremos la restitución inmediata de Valentina a su mamá, María Daniela Vallejos y pedimos juicio y castigo para su padre abusador.
 
 
La hermana Martha Pelloni, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y Presidenta Honoraria de la Red Alto a la Trata y al Tráfico de Niños, Niñas y Adolescentes, recordó que “el 20 de noviembre de 2007 Valentina fue ’secuestrada judicialmente’ y entregada a su padre abusador, por orden del juez Miguel Ricardo Guiraldes, en un operativo plagado de irregularidades".

Se desconoce actualmente el paradero de Valentina, quien tuvo un solo y breve contacto con su madre y sus hermanos desde esa fecha, el día 27 de diciembre donde habría narrado a su hermano Francisco que siegue siendo abusada por su padre.

Por orden del juez Guiraldes, responsable del Juzgado Nacional Civil 6, Valentina está en estos momentos en manos de su abusador y privada de su libertad. La nena corre grave riesgo de ser abusada nuevamente.

Esperamos su apoyo, no sólo por Valentina sino por todos los niños y niñas víctimas de abuso sexual y no protegidos por la justicia Argentina.

CASACIDN - 26 de Marzo de 2008

Martes, 06 de Mayo de 2008 14:19 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Un Consejo para proteger los derechos de niños y adolescentes

Se creó en Neuquén

El gobernador Jorge Sapag en su discurso reseñó que “recién en 1989 se consagraron los derechos del niño a nivel internacional” y que diez años después en Neuquén se sancionó la 2.302. “Pasaron otros diez años y estamos creando el Consejo. Hay que hacer que las cosas pasen, ese es otro desafío y para eso hay que trabajar intensamente”, señaló.

Destacó las bondades de la norma legal y en modo particular la tarea desplegada por los funcionarios del ministerio de Desarrollo Social que comanda Wálter Jönsson, para conformar el nuevo organismo, y la participación de los otros sectores, tanto oficiales como particulares.
 
El ministro de Justicia, Trabajo y Seguridad, César Pérez, señaló que el nuevo Consejo tendrá un ámbito físico de reuniones, aunque no precisó dónde. Particularmente destacó que "se invitará a los municipios a trabajar en los consejos locales, de la misma manera que nosotros hacemos desde el Consejo Provincial de Seguridad. Todos pueden aportar sus ideas".
 
Fuente: Educared

Lunes, 05 de Mayo de 2008 09:27 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Veinte por ciento de los jóvenes no va ni podrá ir a la secundaria

Según en trabajo realizado por Ctera

Otro trabajo del sindicato da cuenta de que para universalizar la enseñanza es necesario crear 1,1 millón de vacantes, lo que equivale a mil quinientos establecimientos de jornada simple, según el déficit de bancos estimado por los educadores.

Inicial
La obligatoriedad de la enseñanza tampoco se honra en el nivel inicial, ya que dos de cada diez chicos de 5 años no asiste al Jardín de Infantes. El dato surge de otro de los análisis de la Ctera, en donde se denuncia que al menos 150 mil chicos no concurren al preescolar, porcentaje que sube al 47 por ciento si el enfoque se amplía a la franja de 3 a 5 años, incluyendo aquellos segmentos no obligatorios.

Fuente: Página 12

Lunes, 05 de Mayo de 2008 09:24 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Chaco: Revolución Infantil

20080430175221-1178900545milo-lockett-03.jpg

“La Revolución de los Niños” por cuarto año se realizará esta propuesta movilizadora donde los niños y jóvenes pintarán sobre un lienzo de 800 metros que rodeará la plaza con los colores de nuestra bandera, el evento será el miércoles 30. “La Revolución de los Niños” tiene como destinatarios a alumnos de instituciones educativas públicas y privadas se realizará el miércoles 30 de 9,30 a 11,30 en la Plaza 25 de Mayo, con la coordinación general de Milo Lockett y el Profesor Dante Arias, Director de Artes Visuales.

La actividad comprende una intervención urbana planteada desde niños y jóvenes para reafirmar derechos, los espacios públicos, el juego, la expresión y la comunicación abordado desde el sistema del arte.

En esta ocasión “La Revolución de los Niños” se realizará en la Plaza 25 de Mayo, porque representa el “corazón” de la ciudad. Los niños y adolescentes protagonistas pintarán sobre un lienzo de 800 metros que rodeará la plaza con los colores de nuestra bandera. Esto implica una experiencia primordialmente vivencial y simbólica, con fuerte significado y compromiso social.

“Queremos mediante este gesto ratificar por un lado la importancia de este símbolo patrio y el respeto de lo que significa, al mismo tiempo que afirmamos que este tipo de encuentro contribuye al crecimiento como ciudadanos sanos en los valores que los mismos exteriorizan, tales como el trabajo en equipo, la solidaridad, la lealtad, la libertad, la responsabilidad compartida, el respeto a la propia persona y por los demás” señaló Milo Lockett.

Es por esto la importancia de seguir trabajando con los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ODM- promovidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Declaración del Milenio:

Los Objetivos del Milenio son:
1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
2. Alcanzar la educación básica universal.
3. Promover el trabajo digno.
4. Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.
5. Reducir la mortalidad infantil.
6. Mejorar la salud materna.
7. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
8. Asegurar un medio ambiente sostenible.

OBJETIVOS de la Revolución de los Niños:

• Propiciar un espacio, donde sea posible integración, la igualdad de oportunidades, la creatividad, el compartir, la polémica, el humor, el juego y consecuentemente el crecimiento sano de los niños y jóvenes; que permita el acercamiento al Arte, a través de un intercambio entre ellos, con otras comunidades educativas y con los artistas.
• Promover el conocimiento de los Objetivos del Milenio para colaborar con su cumplimiento hacia el año 2.015.
• Posibilitar la expresión de una posición frente a la vida y la necesidad de reafirmar espacios y derechos.

Material y técnicas:
El material a utilizar se les proveerá en el momento. Las técnicas empleadas serán: dáctilo-pintura y pintura pincel. Tendrán que llevar pincel o el elemento que elijan para pintar, trapos, potes para colocar la pintura, tazas o vasos para el refrigerio.

Inscripción:
Se realizará en: el Museo Provincial de Bellas Artes René Brusau Telef. Nº 453007, Jardín Maternal y de Infantes Nº 32 “Manuela Ortiz de Vera Ortega” Telef. Nº 449978, Universidad Popular Telef. Nº 425450, Jardín de Artes Telef. Nº 438027, Pequeño Hogar Nº 1 “Ex Casa Cuna” Telef. Nº 427879, U.E.P N º 72 Escuela Bilingüe Intercultural” Cacique Penacho” Telef. Nº 469881, U.E.P. Nº 109 Colegio Integral “Dr. Carlos P. López Piacentini” Telf. N º 434991, C.E.P Nº 29 “Esther Machicote de Díaz” Telef. Nº 409222, E.N.S. Nº 73 463090.


El Ministerio de Educación a través de la Resolución N°731/08 Declaró de interés el proyecto “La Revolución de los Niños”.

“No hay nadie que pueda oponerse para trabajar en dirección a estos objetivos: debatir en el aula de clases las causas de la pobreza y las trabas para la mejor distribución de la riqueza; introducir en la escuela la educación sobre la igualdad, la inclusión social, sobre los derechos de los pueblos indígenas o acciones de combate al trabajo infantil; impulsar una cultura de la No-discriminación, organizar una huerta comunitaria; luchar por la mejora de la educación, romper los prejuicios contra los que son distintos y el uso de la mujer como estímulo para el consumismo; concientizar sobre el aumento de las enfermedades provenientes del desequilibrio ecológico”, precisó Darío Gómez.

Es preciso movilizar a la sociedad en su conjunto en torno a acciones concretas que nos permitan construir "otro mundo posible". Y priorizar, en pleno neoliberalismo que asola al planeta, valores antagónicos al individualismo y a la competitividad, como lo son la ciudadanía y la solidaridad.

¿Qué hemos hecho para cambiar el mundo? ¿Qué hace usted, su escuela, su comunidad religiosa, su movimiento social, su empresa? Quejarse es fácil y reclamar no es difícil. El desafío es actuar, organizar, concientizar, transformar.

Debemos y podemos cambiar nuestra sociedad y el mundo. Basta con pasar de las intenciones a las acciones.

 Milo Lockett por Milo Lockett

"No enseñamos a dibujar, respetamos el lenguaje personal que tiene cada niño; tratamos de dejar intacta una forma de expresión que en algún momento se contamina con la televisión y los juguetes. Vengo de una provincia pobre y me hincha vender pobreza", dice con algo de disgusto. Reconoce la pavorosa desnutrición que padecen algunos grupos tobas y se molesta con la manipulación de la situación con fines políticos.

Miércoles, 30 de Abril de 2008 13:52 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Ciudad Educativa, un proyecto de jóvenes estudiantes porteños

Solidaridad y compromiso

“Se van a juntar escuelas públicas y privadas para debatir asuntos que a los chicos les interesan y de esos debates saldrán proyectos para toda la ciudadanía. Por ejemplo, una ley de adicciones surgió a partir del trabajo de los chicos”, explicó José María del Corral, coordinador de Ciudad Educativa.

Como parte de la iniciativa, una camioneta (bautizada Sarmientomóvil) recorrerá las plazas de la ciudad con la idea de formar a jóvenes que se encuentren allí. “Se implementará con la formación de jóvenes vecinos para que generen más participación y mayor control. La idea es que todos generamos educación e impactamos en las conductas de los chicos”, opinó Del Corral.

Daniel Wizenberg, uno de los estudiantes que impulsó la propuesta, dijo que el proyecto “surge de la sociedad civil y generó un marco normativo que después fue aprobado por la Legislatura”.
  
Fuente: Página/12/ Crítica de la Argentina

Lunes, 28 de Abril de 2008 09:57 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Alumnos ayudan a mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad

Confeccionan elementos adaptados

En principio, los pedidos son derivados desde el Hospital Infantil, institución elegida por la propia escuela para colaborar y proveer los productos necesarios. En tanto, cualquier particular puede recurrir al establecimiento solicitando la construcción de alguno de estos dispositivos.

Las personas interesadas sólo deben comprar los materiales necesarios para la elaboración, siendo éstos los únicos gastos a solventar, por lo que los precios disminuyen considerablemente en relación a los existentes en el mercado. Además, los aparatos son construidos a medida, teniendo en cuenta las necesidades y características particulares de cada caso.

La iniciativa surgió en 2007, cuando el colegio firmó un convenio a nivel nacional con el apoyo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), la Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas (Conadis) y el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (Inet).

El Programa Productivo Tecnológico y Social tiene por objeto incentivar a los alumnos en la construcción de dispositivos de ayuda para las personas con discapacidad. El proyecto ya fue implementado en unos 70 establecimientos de educación técnica de todo el país.
 
Fuente: La Voz del Interior

Lunes, 28 de Abril de 2008 09:52 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Quejas de los chicos discapacitados por su imagen en los medios

Por:  Mariana Iglesias Los chicos discapacitados no se ven para nada reflejados en los medios de comunicación. Es más, dicen sentirse ignorados o incluso denigrados, ya que "no es común que la televisión muestre a personas con discapacidad en una posición digna".

Son las conclusiones de una investigación realizada la Agencia de Noticias por los Derechos de la Infancia en Argentina, Paraguay y Brasil. Participaron 67 niños, niñas y adolescentes con diferentes tipos de discapacidad (intelectual, visual, auditiva y física y múltiple), la mayoría de entre 11 y 13 años de edad.

Entre los entrevistados, el 53,1% pasa más de tres horas al día viendo la televisión; el 46,9% nunca lee los diarios; el 30% nunca escucha la radio y sólo el 8% lee revistas.

Los chicos con discapacidad se ven poco a sí mismos en la programación convencional de las emisoras de televisión. Se quejan del exceso de violencia y de la "chabacanería" reinante y, si pudieran, interferirían positivamente en la definición de pautas que le prestasen la debida atención a la vida de las personas con discapacidad.

Aseguran que las únicas personas con discapacidad que aparecen en TV son ciertos personajes de algunas telenovelas. Básicamente ciegos, personas en sillas de ruedas y aquellas con síndrome de Down. La aversión a la presencia de la violencia real en la pantalla que manifestaron es un eco de una opinión idéntica de adolescentes sin discapacidad.

Una de las conclusiones del trabajo es tajante: "Como la realidad cotidiana de la gente con discapacidad tiene lugar lejos de la pantalla, los adolescentes se ven poco a sí mismos en ese universo. Su percepción consiste en que la TV podría ser un espejo, aunque actualmente todavía funciona más como una ventana o una vidriera. Por esta razón, no es raro que las miradas de los participantes hayan buscado más directamente los problemas sociales y humanos que en los suyos propios. Los adolescentes de este estudio se compadecen más de los niños en situación de calle, de las niñas que sufren abusos, de la miseria y pobreza. Como si los derechos de los demás fueran más violados que los suyos ".

Fuente: clarín

Miércoles, 16 de Abril de 2008 15:39 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Jóvenes, el tema descuidado

Bernardo Kliksberg  

Se requieren de políticas públicas combinadas con la sociedad civil para trabajar por la juventud

En los discursos usuales en América Latina la juventud es prioridad. En los hechos en una región tan inequitativa muchos están en los bordes de la sociedad, marginados. Datos recientes:

1. Según CEPAL se necesitan 12 años de escolaridad para acceder a un empleo y no ser pobre. 6 de cada 10 jóvenes de la región no completan el secundario. En el 20% más pobre son 9 de cada 10.

2. Una causa de deserción es el trabajo infantil. 20 millones de niños menores de 14 años trabaja.

3. La desocupación juvenil duplica la desocupación promedio. En muchos países supera el 20%.

4. La presencia de jóvenes en la economía informal ante la falta de otras alternativas es muy alta. Incluye desde vendedores ambulantes hasta empleadas domésticas.

5. Se estima que actualmente hay más de 50 millones de jóvenes que como consecuencia de todo lo anterior están fuera del sistema educativo, y fuera del mercado de trabajo.

Su situación es explosiva. No tienen acceso a un primer empleo. Tampoco a los circuitos educativos y laborales donde se forman las redes de relaciones, el capital social. Tienden a formar grupos de parias, que se sienten acorralados por la sociedad.

6. La criminalidad juvenil aumenta. Las tasas del 2006, de homicidios cada 100.000 habitantes de población por año, duplican las de 1980 (25.1 vs 12.5).

7. La mortalidad juvenil es muy elevada. 134 fallecimientos de jóvenes cada 100.000, tres veces la de España. De cada 100 muertes de varones jóvenes 77 son por causas violentas. La violencia es la principal causa de muerte de jóvenes en varios países de la región.

8. Esta juventud marginada y colocada fuera de la sociedad, pertenece en muchos casos a familias desestructuradas. Sin educación, trabajo, ni familia, es tratada con frecuencia con políticas "mano dura", que no hacen más que profundizar su abismo con la sociedad. Un estudio en Centroamérica encontró que su único vínculo con el Estado es la policía en su expresión más represiva.

9. A todo ello se suman cuadros como la trata de niños, la presión por tentar a los jóvenes vulnerables de los poderosos grupos de la droga, el accionar las bandas de la prostitución.

10. Un elemento adicional, la desnutrición. América Latina produce alimentos para el triple de su población actual. Sin embargo, 53 millones de personas no tienen los alimentos mínimos, y el 16% de los niños tienen baja talla para su edad.

Se requieren políticas públicas muy activas que combinadas con la sociedad civil, y la responsabilidad social de la empresa privada, trabajen sobre la "bomba social" que significa la juventud excluida. Las políticas de juventud han tendido a ser muy débiles, una especie de "cenicientas" de la política social.

Es hora de montar una gran concertación social en torno a la juventud, e intensificar los programas para rescatar desertores escolares, dar oportunidades de primer empleo, propiciar el voluntariado y, en general, incluir a través de la "mano amiga", en lugar de sólo golpear a través de la "mano dura", cuya falta de resultados está a la vista.

 

Debate social en la ONU

El 25% de los jóvenes están fuera del mercado de trabajo y del sistema educativo

Unos 22 ministros y viceministros sociales, 3 vicepresidentes, y personalidades prominentes examinaron en la ONU los dilemas sociales de América Latina convocados por el PNUD para América Latina y la Agencia Española de Cooperación Internacional, y crearon el Foro de Pensamiento Social Estratégico como espacio permanente para trabajar integradamente sobre ellos.

El ´Nobel Amartya Sen, dijo inaugurándolo que "la pobreza y la pobreza persistente son extremadamente complejas y van más allá de la falta de ingresos". Melkert, administrador asociado PNUD llamó la atención sobre las dificultades en la región más desigual de todas para convertir el actual crecimiento en oportunidades para todos. Rebeca Grynspan, directora del PNUD para América Latina quien presidió la reunión advirtió que con avances no se están cumpliendo las metas del milenio en campos como mortalidad materna, educación primaria, saneamiento, género, pobreza extrema. Leire Pajin, secretaria de Cooperación España, destacó que la cooperación española para todo ello se ha duplicado.

Los vicepresidentes y ministros presentaron desafíos y experiencias ejemplares. Casas, vicepresidente de Costa Rica, indicó que 40% de los homicidios del mundo se producen en América Latina, y muchos son de jóvenes; del Castillo, premier del Perú señal´ó la dificultad de hacer retroceder la pobreza dura, en Guatemala y Nicaragua la magnitud de la desnutrición es 48% y 27%, México la existencia de muy diversos méxicos. Fueron temas recurrentes: pobreza dura, rural, género, y la explosividad de la situación juvenil. El 25% de los jóvenes están fuera del mercado de trabajo y el sistema educativo y las políticas para la juventud son la cenicienta, resalta el firmante en el informe de conclusiones que se le encomendó como director del Foro.

¿Soluciones? Ocampo, subsecretario ONU, mencionó la tributación directa para mejorar la equidad, invertir en los activos de los pobres, intervenir más en el mercado de trabajo, hacer visibles los efectos sociales de las políticas económicas. Ananias, ministro Social, Brasil, mostró la reducción de la pobreza que logró Bolsa Familia; Alicia Kirchner, ministra Social, Argentina, los acelerados progresos a través de un enfoque territorial; Suárez, ministra Social del Ecuador, el Programa Socio País con compras aseguradas por el Estado a los pequeños productores; Ovelar, ministro de Educación, Paraguay los radicales avances al convertir la educación en política de Estado.

Fue consenso dar toda la fuerza al nuevo Foro que gestionara el PNUD, y se centrara en temas como juventud, tecnologías sociales innovativas, un Banco de Información Inteligente, y otros esfuerzos conjuntos.

No es hora de triunfalismos. Con progresos, hay en la región 50 millones de jóvenes excluidos, 205 millones de pobres, 80 millones de pobres extremos, 20 millones de niños que trabajan, y altísimos niveles de desigualdad. Las sociedades exigen respuestas, e integraciones de esfuerzos como éstas, orientadas a lo estratégico, y la acción práctica, pueden ser un camino fecundo y esperanzador.

Director del nuevo Foro de Pensamiento Social Estratégico PNUD-AECI

Fuente: www.eluniversal.com

Viernes, 11 de Abril de 2008 16:55 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Niños en peligro

Bernardo Kliksberg

El discurso de que los niños son la primera prioridad debe procurar hechos concretos

En Suecia la probabilidad de un niño de morir antes del primer año es de 0.5%, en Bolivia en los hogares pobres, 20 veces más, un 10%.

Estas situaciones no son fatales. Dependen de lo que hagan las políticas públicas y la sociedad.

El reconocido programa "60 Minutos" mostró en su última edición un ejemplo concreto. En Niger uno de los países más pobres del planeta millones de niños perecían por desnutrición. "Médicos sin Fronteras" les está proporcionando un alimento que sintetiza lo que necesitan, tiene muy buen sabor y cuesta un dólar diario. El programa mostró cómo muchos de los niños casi apagados y al borde de la muerte, se convirtieron en poco tiempo en alegres, y llenos de vida.

En Estados Unidos está empezando a dar resultados la acción de los distritos escolares y los estados frente a un problema grave de salud infantil. El 17% de los niños y jóvenes estadounidenses de 2 a 19 años son obesos. El doble que hace 10 años. Entre las causas centrales está la ingestión de "comida basura" a través de las expendedoras de alimentos ubicadas en las escuelas, y las papas fritas en las cafeterías.

Entre el 2000 y el 2006 pasó de 4 a 30% el números de distritos escolares que prohibieron a sus escuelas vender comida basura y se redujeron, de 40 a 19% el número de escuelas que ofrecen papas fritas, aumentaron del 31 al 46% las cafeterías escolares que utilizan quesos con pocas grasas, subieron al 55% las que remueven la piel de los trozos de pollos antes de cocinarlos, y del 30 al 46% las que venden agua embotellada. Los niños pueden encontrar ahora con facilidad ensaladas, frutas y yogures en las cafeterías. A ello se suma que pasaron de 46 a 64% las escuelas que han prohibido el ciga- rrillo.

La sociedad resolvió que los mercados requerían regulación en cuestiones tan decisivas para la salud de los niños, y cambio el curso cada vez más regresivo que estaba tomando la situación.

En la misma dirección un panel del más alto nivel de la agencia reguladora de medicamentos termina de proponer que se retiren de los estantes los productos para resfriados de niños menores de 6 años de edad porque no tienen ningún efecto, y en algunos casos han causado daños.

En América Latina tienen alta presencia problemas como algunos de los mencionados, desnutrición (16% de los niños tienen una talla inferior a la que deberían tener según su edad), y promoción entre los niños de comida basura o con grasas trans dañinas para su salud.

La Organización Panamericana de la Salud, pionera en enfrentarlos llamó recientemente a los grandes productores de alimentos a erradicar el contenido de grasas trans.

Las políticas públicas, la sociedad, y la responsabilidad social de las empresas deberían formar un frente común para que el discurso de que los niños son la primera prioridad se transforme en hechos concretos, lo más delicado de todo es la protección efectiva de su salud.

Fuente: www.eluniversal.com

Viernes, 11 de Abril de 2008 16:48 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Niños en peligro

Bernardo Kliksberg

El discurso de que los niños son la primera prioridad debe procurar hechos concretos

En Suecia la probabilidad de un niño de morir antes del primer año es de 0.5%, en Bolivia en los hogares pobres, 20 veces más, un 10%.

Estas situaciones no son fatales. Dependen de lo que hagan las políticas públicas y la sociedad.

El reconocido programa "60 Minutos" mostró en su última edición un ejemplo concreto. En Niger uno de los países más pobres del planeta millones de niños perecían por desnutrición. "Médicos sin Fronteras" les está proporcionando un alimento que sintetiza lo que necesitan, tiene muy buen sabor y cuesta un dólar diario. El programa mostró cómo muchos de los niños casi apagados y al borde de la muerte, se convirtieron en poco tiempo en alegres, y llenos de vida.

En Estados Unidos está empezando a dar resultados la acción de los distritos escolares y los estados frente a un problema grave de salud infantil. El 17% de los niños y jóvenes estadounidenses de 2 a 19 años son obesos. El doble que hace 10 años. Entre las causas centrales está la ingestión de "comida basura" a través de las expendedoras de alimentos ubicadas en las escuelas, y las papas fritas en las cafeterías.

Entre el 2000 y el 2006 pasó de 4 a 30% el números de distritos escolares que prohibieron a sus escuelas vender comida basura y se redujeron, de 40 a 19% el número de escuelas que ofrecen papas fritas, aumentaron del 31 al 46% las cafeterías escolares que utilizan quesos con pocas grasas, subieron al 55% las que remueven la piel de los trozos de pollos antes de cocinarlos, y del 30 al 46% las que venden agua embotellada. Los niños pueden encontrar ahora con facilidad ensaladas, frutas y yogures en las cafeterías. A ello se suma que pasaron de 46 a 64% las escuelas que han prohibido el ciga- rrillo.

La sociedad resolvió que los mercados requerían regulación en cuestiones tan decisivas para la salud de los niños, y cambio el curso cada vez más regresivo que estaba tomando la situación.

En la misma dirección un panel del más alto nivel de la agencia reguladora de medicamentos termina de proponer que se retiren de los estantes los productos para resfriados de niños menores de 6 años de edad porque no tienen ningún efecto, y en algunos casos han causado daños.

En América Latina tienen alta presencia problemas como algunos de los mencionados, desnutrición (16% de los niños tienen una talla inferior a la que deberían tener según su edad), y promoción entre los niños de comida basura o con grasas trans dañinas para su salud.

La Organización Panamericana de la Salud, pionera en enfrentarlos llamó recientemente a los grandes productores de alimentos a erradicar el contenido de grasas trans.

Las políticas públicas, la sociedad, y la responsabilidad social de las empresas deberían formar un frente común para que el discurso de que los niños son la primera prioridad se transforme en hechos concretos, lo más delicado de todo es la protección efectiva de su salud.

Fuente: www.eluniversal.com

Viernes, 11 de Abril de 2008 16:36 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Contradicciones

Bernardo Kliksberg

El mundo se presenta ante el año 2008 signado por hechos que vulneran la ética más elemental

A inicios del 2008, el mundo se presenta pleno en posibilidades tecnológicas inéditas pero está signado por paradojas que vulneran la ética más elemental.

Entre ellas tenemos:

Las muertes gratuitas

18 millones de personas mueren anualmente por causas evitables. Básicamente por razones vinculadas a la pobreza. Son la tercera parte de todas las muertes anuales. Sólo por agua contaminada mueren 4.300 niños por día.

Las madres en peligro

En el siglo de los progresos prodigiosos en medicina, en el mundo en desarrollo cada minuto muere una madre durante el embarazo o el parto.

Mientras que en Noruega muere una madre cada 14.000 partos en América es una cada 160.

Los niños sin infancia

Uno de cada 6 niños de 5 a 17 años de edad es explotado como mano de obra barata. Según Unicef "180 millones de niños son sometidos a las peores formas de trabajo infantil, a trabajos peligrosos, esclavitud, trabajos forzados, reclutamiento forzado en ejércitos, prostitución, y otras actividades ilegales".

En el 2000 fueron traficados 1.200.000 niños.

Unicef denuncia el problema como "una cicatriz en la conciencia mundial del siglo XXI".

La discriminación de género

Con progresos importantes, el machismo, y la discriminación siguen vigentes. Las mujeres se han integrado al mercado laboral, pero en el mundo en desarrollo son relegadas a tareas menores y a la economía informal. Su remuneración a igual tarea es de un 20% a un 50% menor. Su fundamental labor estratégica en el hogar sigue siendo desvalorizada.

La violencia doméstica continúa. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) mueren más mujeres por violencia en el mundo que por cáncer. El feminicidio es casi impune en algunos lugares.

Inequidades explosivas

Según la Organizacion de Naciones Unidas (ONU) las diferencias de ingreso entre el 20% más rico y el 20% más pobre de la población del mundo que eran de 30 a 1, en 1960, pasaron a 60 a 1 en 1990, a 74 a 1 en 1997, y continúan ascendiendo. El 10% más rico tenía en el 2006 el 85% del capital mundial, el 50% más pobre sólo el 1%.

El calentamiento global

La emisión de dióxido de carbono que envenena la atmósfera es la más alta de los últimos 650.000 años.

Existen soluciones a las paradojas y están al alcance.

En el Diálogo Mundial de las Religiones, todas las creencias del género humano coincidieron en ver "a la extrema pobreza en el mundo actual como una ofensa a la humanidad, y una ruptura de confianza con la familia humana".

 

Indocumentados

SEGUN UNICEF uno de cada 6 niños nacidos en América Latina no existen para la sociedad. No fueron inscritos. Una alta funcionaria social del Perú donde se estima que hay un millón de personas no inscritas resumió: "son personas que pasan por la vida, sin que la sociedad se haya enterado jamás que nacieron, ni que se fueron". Un reciente número de Ideas para el desarrollo en las Américas (publicación del Departamento de Investigaciones del BID) coordinado por Suzanne Duryea y Mia Harbitz aporta evidencias de gran valor sobre el drama de la indocumentación. Es en las áreas urbanas de República Dominicana del 23%, en las rurales 33% , en Brasil 14% y 30%, en Bolivia 21% y 26%, en Colombia 13% y 25%, en Nicaragua 8% y 23%, en Perú 7%, y 8,4%. En Bolivia se estimaba que había entre 750.000 y 2 millones de ciudadanos "funcionalmente indocumentados", y la mayoría de las personas no estaba inscrita en el registro civil.

NO ES UN TEMA meramente burocrático. Estos ciudadanos "invisibles" están casi condenados a una vida al margen. Los niños indocumentados no se pueden inscribir en la escuela, difícilmente podrán conseguir un empleo formal, no pueden abrir cuentas bancarias, ni tener títulos de propiedad, no pueden casarse por el registro civil, no pueden votar. ¿Causas? El estudio del BID señala que "la pobreza es un factor ... los niños de estratos socioeconómicos bajos tienen las mayores probabilidades de estar indocumentados desde el nacimiento hasta los cinco años de edad ... la falta de un refrigerador es un elemento que predice con mucha precisión que el nacimiento del niño no se hará constar en el registro civil". La ausencia de atención médica durante el embarazo también. El 18% de las madres de América Latina no la tiene. Eso incide en que mueran en la región 94 madres de cada 100.000 nacidos vivos, versus 8 en los países desarrollados.

La inscripción suele encontrar obstáculos importantes para los pobres. Un estudio en Colombia mencionado por el BID indica que el 27% de las madres que no inscribieron a sus hijos no lo pudieron hacer porque ellas mismas no habían sido inscritas, 13% señaló que el registro estaba demasiado lejos, 10% de las madres explicaron que no inscribieron a sus hijos porque el registro no tenía el papel oficial necesario.

Se genera un círculo perverso. Los pobres son supuestamente los destinatarios de buena parte de los programas sociales. En muchos casos al no tener documentos no pueden acceder a ellos. También la fal ta de documentos los excluye de la escuela.

NO PUEDE SER que en el siglo de la tecnología de la información las sociedades de la región no puedan enfrentar este grave problema. Cuando se quiere se puede. En el Estado Amazonas, en el Brasil, vive un millón y medio de personas. Sólo se puede llegar allí por el laberinto de vías fluviales que lo recorre. El Gobierno brasileño envía tres embarcaciones especiales que recorren esas vías ofreciendo un amplio abanico de servicios públicos, y registran a los habitantes. Un poblador explico: "un hombre sin documentos no es nada, ni nadie, no es más que un animal en la selva". En el Perú, con tan altos porcentajes de indocumentación, el Municipio Autogestionario de Villa El Salvador, experiencia social modelo de 400.000 pobladores pobres, está entregando actualmente la partida de nacimiento en sólo 10 minutos.

No hay pretextos para justificar que el drama de la indocumentación prosiga en las tierras de América Latina. Es hora de restituir ese derecho, el más básico.

Fuente: www.eluniversal.com

Viernes, 11 de Abril de 2008 15:13 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

TRÁFICO: El tráfico infantil en la mira

Los niños y niñas son cada vez más víctimas del tráfico de personas (Foto: hetnet.nl).
 
Con el fin de visibilizar el cada vez más grave problema del tráfico infantil en la zona fronteriza de Tacna y Arica, ciudades de Perú y Chile, respectivamente, las organizaciones no gubernamentales IDEIF (Perú) y Raíces (Chile) realizaron el Primer Encuentro Interfronteras para Prevenir el Tráfico de niños y de niñas.


(Mujereshoy) El problema del tráfico y trata de personas es un tema poco abordado por los distintos países de América Latina, aun cuando las cifras de esta actividad criminal aumentan año a año a nivel mundial.

Cerca de 700 mil personas son transportadas anualmente entre las fronteras para ser objeto de trabajos forzados y explotación sexual, en su mayoría mujeres y niños/as, de acuerdo a la Oficina Contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas (ONUDD).

James Shaw, asesor en asuntos del crimen organizado de la ONUDD, afirma que el crimen organizado recibe, por concepto de tráfico de personas, más de 7 millones de dólares en ganancias.

Para hacer frente a esta realidad, la Fundación Terre des hommes-Alemania impulsa en América Latina la Campaña internacional “Alto al tráfico de niños, niñas y adolescentes”.

Organizaciones de la sociedad civil de Bolivia (INFANTE), Colombia (Fundación Esperanza), Chile (ONG Raíces) y Perú (Instituto de Estudios por la Infancia y la Familia, IDEIF), realizan desde el 2001 diversas actividades para poner de relive y sensibilizar a la ciudadanía sobre este tema.

Es, en este marco, que se realizó el “Primer Encuentro Interfronteras para Prevenir el Tráfico de niños/as: Perú-Chile”. El evento se desarrolló el día 14 de marzo en la ciudad peruana de Tacna y el día 15 de marzo 2005, en la ciudad chilena de Arica.

El propósito de esta actividad era lograr la coordinación de acciones preventivas en este ámbito por parte de la sociedad civil, además de promover la participación de diversas autoridades de los dos países para iniciar conversaciones tendientes a establecer normas de cooperación y colaboración bilaterales, para hacer frente al tráfico y trata de niños, niñas y adolescentes en la zona de frontera.

Durante las dos jornadas que duró el encuentro, representantes de organizaciones internacionales, de ambos, del poder legislativo y de organismos no gubernamentales expusieron distintos aspectos del tráfico y la trata de seres humanos.

En este Primer Encuentro participaron, entre otras personas, Isa Ferreira, Directora para América Latina y el Caribe de la OIT; Ana Salvadó, Coordinadora Sub Regional sobre Tráfico y Trata de personas de Save the Children-Suecia; James Shaw, Asesor en Asuntos del Crimen Organizado de la ONUDD; Elizabeth Patiño, Viceministra de Niñez, Juventud y Tercera Edad de Bolivia; María Antonieta Saa, diputada chilena; José Alvarado de La Fuente, Director de ONG IDEIF y Coordinador América Latina de Campaña “Alto al Tráfico de Niños” y Denisse Araya, Directora de la ONG Raíces.

Tráfico y trata de seres humanos

Uno de los aspectos más complejos para enfrentar el tráfico y la trata de personas, es el de aunar criterios en la definición de dichos conceptos.

La ONUDD establece que el tráfico tiene como objetivo facilitar la entrada ilegal a un país (no obstante la existencia de fraude y/o engaño). La trata de personas, en cambio, tiene como objetivo la explotación –laboral, sexual, entre otras– a través del fraude y/o engaño (aunque la entrada al país de destino sea legal).

Ambos conceptos están presentes en dos Protocolos que complementan la Convención de Palermo y, cuyos objetivos son similares:

• La identificación y desarticulación de redes del crimen organizado.

• Tipificar las distintas formas del crimen organizado.

• Proteger a las víctimas.

• Promover la cooperación entre Estados (reconociendo que estos crímenes traspasan las fronteras).

Agentes que facilitan el tráfico y la trata de seres humanos

La pobreza, la falta de trabajo o la búsqueda de una vida mejor, son algunos de los factores que exponen a miles de personas a la posibilidad de ser traficadas. Ana Salvadó, especialista en el tema, destacó otras situaciones que favorecen el tráfico y la trata, entre las cuales se pueden mencionar las siguientes:

• El desconocimiento del fenómeno en las autoridades y en la opinión pública.

• La falta de capacitación a los operadores de frontera, que permita la identificación de las víctimas.

• La gran cantidad de puntos ciegos en las fronteras sobre los que no hay control.

• La escasez de personal para realizar patrullajes terrestres y marítimos.

• Poca o nula coordinación entre oficiales de Migración y Policías, entre otras.

Para Isa Ferreira, de la OIT, es necesario activar mecanismos para frenar el tráfico de personas, tales como incluir el tema en las políticas de protección a la infancia a través de la creación e implementación de un Plan Nacional; promulgar leyes comprensivas con las víctimas y que enfrenten, de forma eficaz, la corrupción y la impunidad; establecer acuerdos bilaterales; capacitar al funcionariado del Estado y de organizaciones no gubernamentales; incluir a las ONG en los planes para enfrentar el tráfico y la trata, entre otros.

Denisse Araya, Directora de ONG Raíces, considera que en Chile el tráfico y la trata de personas son temas emergentes que aún no son reconocidos como un problema social.

Prueba de ello es que Chile no cuenta aún con una legislación que penalice el tráfico y la trata de seres humanos o, la venta de niños/as aun cuando ya ratificó el Protocolo Facultativo de la Convención de los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños/as en la pornografía y, suscribió, desde agosto de 2002, los dos protocolos complementarios de la Convención de Palermo, actualmente en segundo trámite constitucional, sin urgencia.

Otro aspecto que muestra el poco interés que concita el tema en Chile es la falta de un registro estadístico de niños/as o personas perdidas y los insuficientes recursos destinados a las dos estructuras policiales dedicadas a la búsqueda de personas perdidas.

La ONG Raíces, en tanto sede de la Campaña “Alto al Tráfico de Niños, Niñas y Adolescentes” en Chile, ha concentrado su accionar en la sensibilización, difusión, prevención y búsqueda de mejoras legales para hacer frente al tráfico infantil en coordinación con distintas ONG que se preocupan de la infancia, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unesco), organismos gubernamentales y policías.

En el 2001, Raíces realizó el sondeo “Diagnóstico descriptivo de comercio y tráfico sexual infanto-juvenil”, trabajo que permitió identificar características y tipos de tráfico, tales como el secuestro, la esclavitud y el rapto temporal y, formas de reclutamiento, entre ellas la seducción y el engaño.

Por su parte, la diputada chilena María Antonieta Saa dio a conocer el proyecto de ley que presentó ante la Cámara de Diputados en diciembre de 2004, el cual tipifica el delito de tráfico de personas y establece normas para su prevención y más efectiva persecución criminal.

Este proyecto, que cuenta con el co-patrocinio de nueve diputados de diversas tendencias políticas, aborda los vacíos legales en esta materia, y tipifica como delitos la venta de niños/as, la trata y el tráfico de seres humanos, además de establecer normas de atención y protección para las víctimas.


Fuente: ONG Raíces.
Miércoles, 09 de Abril de 2008 18:09 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos Hay 1 comentario.

Pedir acciones para proteger a las niñas en contexto de guerra es un acto de humanidad básica”

“Esta forma de violencia no es colateral”, dijo Rima Salah, es un crimen de guerra por el que los agresores deben ser juzgados bajo la ley internacional.

En Sierra Leona casi 60 por ciento de menores secuestrados eran niñas que se hallaban como “esposas” de los soldados.

Grave situación de niñas en medio de conflictos armados.

 
(Mujereshoy) Alejada de su característica diplomacia, Carol Bellamy, directora saliente del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) rechazó la apatía que rodea a mujeres y hombres de poder para evitar la violación de niñas en medio de conflictos armados.

En un contexto en el que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha sido señalada por las agresiones sexuales cometidas por cascos azules, Carol Bellamy afirmó que la ONU tiene responsabilidad no solamente para atender a los hijos que los agresores abandonan a su paso, sino para prevenir que las agresiones ocurran.

En conferencia de prensa sobre su balance a diez años de la Cuarta Conferencia de la Mujer, Bellamy consideró que hoy el tema más importante sobre la situación de las niñas en el mundo es el uso de ellas como botines de guerra, esclavas sexuales y en algunos ejércitos, como una especie de “bono” por buen desempeño.

La agresión sexual a niñas y adolescentes se utiliza como una táctica para desmoralizar y humillar a las comunidades, detalló.

Lo más grave es que mientras hay programas para rehabilitar a los niños soldados, poco se hace para prevenir las agresiones sexuales a las menores.

“He sido acusada de ser una feminista radical y de dar preferencia a las niñas”, indicó la funcionaria de origen estadounidense, cuyo mandato frente a Unicef coincidió con los primeros diez años de la Plataforma de Acción signada por 186 países a favor de las mujeres y con un capítulo especial sobre las niñas.

Pedir acciones para proteger a las niñas en contexto de guerra “no son actos radicales sino de humanidad básica”, sostuvo.

Rima Salah, directora para África Central y Oriental de Unicef, añadió que desde Liberia a la República del Congo hay conflictos con un hilo común: la guerra, que es particularmente brutal si se es mujer.

En el Congo, donde se usa la violación como arma de guerra, ésta se convierte en una sentencia de muerte puesto que 27 por ciento de las mujeres agredidas son seropositivas. En Sierra Leona casi 60 por ciento de menores secuestrados eran niñas que se hallaban como “esposas” de los soldados.

“Esta forma de violencia no es colateral”, dijo Rima Salah, es un crimen de guerra por el que los agresores deben ser juzgados bajo la ley internacional.


Fuente: Miriam Ruiz, enviada de Cimac a Nueva York.

 

 

Etiquetas:

Miércoles, 09 de Abril de 2008 16:53 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Mutilación genital afecta a 135 millones de mujeres

La violencia de género provoca más muertes en mujeres de entre 15 y 44 años que el cáncer, denunció el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Los actos de violencia incluyen la mutilación genital, una práctica quirúrgica que se realiza en alrededor de 28 países de África y Medio Oriente y que mutila anualmente a dos millones de niñas.

(Mujereshoy) Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la mutilación genital femenina o ablación afecta a más de 135 millones de mujeres en el mundo y va por más: dos millones de niñas son mutiladas por año. El objetivo principal de la ablación es marcar el paso de la niñez al estado adulto de las mujeres, pero se practica también en niñas de entre cuatro y 12 años de edad. Además, se conocen casos de mutilación entre recién nacidas y mujeres a punto de casarse, informa Diana Rosenfeld, de Artemisa Noticias.

La ablación consiste en la eliminación total o parcial de los órganos genitales femeninos y puede realizarse de tres formas distintas: la clitoridectomía (extirpación total o parcial del clítoris); la escisión, que cercena partes o todos los labios menores; y la infibulación, una extirpación de los labios mayores donde se crean superficies de carne viva que después se cosen o se unen para que, al cicatrizar, tapen casi completamente la vagina.

La edad en la que se practica es variable, pero oscila entre los cuatro y los ocho años de edad, y es común también en la etapa de la pubertad.

“La excusa que ponen los pueblos es que la mujer infibulada se inmuniza y se hace más fuerte contra las enfermedades genitales o venéreas y tienen mejores posibilidades de dar a luz”, afirma María Elena Magaz, antropóloga de la Universidad de Buenos Aires.

Europa es uno de los continentes que posee la mayor cantidad de comunidades de inmigrantes africanas. En este marco, el Reino Unido, Holanda y España, están avanzando legalmente para que se prohíba la práctica dentro y fuera de sus países.

“Muchas niñas africanas que viven en Europa son mutiladas durante las vacaciones de invierno, cuando vuelven a su país de origen especialmente para la ceremonia”, cuenta Magaz. Los gobiernos europeos decidieron intervenir desde que se realizó el Primer Encuentro de Tolerancia Cero en el Día Mundial contra la Mutilación Genital Femenina, el 6 de febrero del año pasado. Las chicas inmigrantes que pedían ayuda a sus profesores del colegio ante el temor de que sus familias las obligaran a operarse fue lo que impulsó al Reino Unido a penalizar las ablaciones fuera de su territorio.

Si bien desde 1985 la mutilación está prohibida en la isla británica, ahora el castigo de 14 años de cárcel salta los límites fronterizos y se impone en el extranjero para los parientes de las niñas que las llevan a su país de origen para mutilarlas.

Holanda, como nación que cuenta con el mayor número de refugiados de Somalia y Sudán –donde la cantidad de mujeres mutiladas supera el 75 por ciento– está realizando una campaña desde hace dos años para prohibir definitivamente la práctica dentro y fuera de su país.

Por su parte, el Instituto de la Mujer de España diseñó un proyecto para conocer el número de casos de mutilación en el país y buscar mecanismos para detener esta práctica en los países de origen. De esta forma, el pasado10 de julio se lanzó el Boletín Oficial de Estado que publicó la ley que permitirá a los tribunales españoles perseguir por el delito de mutilación a los ciudadanos que residan en España y se encuentren en el extranjero. El proyecto fue apoyado por la Comisión Islámica en España.

Origen y tradición

La mutilación es una práctica que comenzó en las antiguas religiones animistas, las cuales afirman que los espíritus habitan las cosas y dan poderes a los objetos de la naturaleza, no en el Islam, “en oposición a lo que muchas veces se cree”, explica el arquitecto y especialista en la cultura islámica Hamurabi Noufouri.

Como es un acto que define la pertenencia e identidad en un grupo, las mujeres que no son intervenidas sufren exclusión social y hasta pueden ser consideradas como impuras o indignas del matrimonio.

Si bien su origen sigue siendo desconocido, las investigaciones actuales indican que la ablación ya era popular en Egipto en el siglo IV AC y se practicaba antes del matrimonio. Los primeros romanos y árabes la aplicaron por razones cosméticas, además de que en ocasiones se podía implementar como una forma de subordinar o esclavizar a las mujeres.

Antes de la ceremonia, los ancianos se reúnen para seleccionar a las candidatas, a la madrina y la fecha indicada para la operación. Las chicas son preparadas psicológicamente para superar la práctica con valentía y, llegado el día, son atadas, se pronuncia una oración y se realiza la cirugía en condiciones precarias. La ceremonia debe ser silenciosa; la niña no puede quejarse para no deshonrar a sus padres.

La ablación puede llevar a estados de depresión, psicosis y ansiedad. Además, la utilización de cuchillos o pedazos de vidrio sin anestesia provoca serias complicaciones en la salud. “Puede haber daños en los tejidos cercanos a la vagina, problemas menstruales, aparición de cálculos en la vesícula y la uretra, daños en los riñones e infecciones pélvicas”, señala la ginecóloga María Luz Grippo.

Los motivos

Las culturas africanas justifican la ablación desde distintas perspectivas “basadas en la ignorancia, la superstición y la dominación patriarcal”, según la antropóloga Magaz. Entre los defensores de la mutilación, las explicaciones se centran en una problemática religiosa: el dogma exige la mutilación con un argumento higiénico, como ocurre con la circuncisión masculina en el judaísmo.

Las argumentaciones psicológicas, en cambio, manifiestan que la práctica hace a las niñas más dóciles y sumisas y les permite resguardar “el buen juicio y el accionar de la mujer”. De este modo se diferencia la masculinidad de la feminidad. Asimismo, la ablación es una forma de garantizar la castidad femenina y de preservar la tradición antigua.

Las razones médicas sostienen que se pretende evitar el crecimiento del clítoris a un tamaño anormal; también se cree que se reducen las secreciones vaginales y que la protección del bebé y del marido está totalmente garantizada.

“Estas son argumentaciones que encubren el mando patriarcal signado por la dominación del hombre. Si bien el patriarcado se da en todas las sociedades actuales para someter y controlar a la mujer, con la mutilación femenina se llega a extremos violentos e insalubres”, comenta la antropóloga.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia exigió a principios de este año a los países africanos que prohíban la mutilación genital femenina. Asimismo, durante la sesión especial de la ONU sobre la Infancia, que fue realizada en 2002, los países miembros de las Naciones Unidas se fijaron como meta la eliminación total de este tipo de mutilación para 2010.



Fuente: Artemisa Noticias.
Miércoles, 09 de Abril de 2008 16:35 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

10º Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos DerHum ALC

20080409154556-barra1.jpg

10º Festival Internacional  de Cine de Derechos Humanos DerHum ALC

Del 8 al 14 de Mayo se realizará en Buenos Aires.

Invitado Especial será Andre´s Veiel, Alemania.

Andres Veiel nació el 16 de octubre de 1959 en Stuttgart. Se recibió de psicólogo en 1988 con la convicción de no trabajar jamás en esta profesión. Entre 1985 y 1989 estudió dirección y dramaturgia en el marco de los seminarios internacionales del Künstlerhaus Bethanien bajo la dirección de Kieslowski. Enseñó en diversas universidades de cine, entre otros en la Universidad Libre de Berlín, las universidades de Zürich, Johannisburgo y Nueva Delhi. Es miembro de la Academia de Cine alemana y europea. Escribe obras de teatro, guiones y dirige documentales. Actualmente vive en Berlín.
Actualmente trabaja en su primer película de ficción según el libro de Gerd Koenen: Vesper, Ensslin, Baader , la historia de Gudrun Ensslin y Andreas Baader, la pareja fundadora de la guerilla alemán, basada en testimonios propios y de amigos. Ambos dejaron atrás a sus familias para fundar la Fracción Armada Roja y pusieron en jaque a la democracia alemana de los años 70 y ochenta.

 El martes 29 de abril a las 19.30hs. se proyectará en el auditorio del Goethe-Institut la película The Kick, con la presencia del director y de las autoridades del festival.
Av. Corrientes 319.
Entrada libre y gratuita.

En el Festival se expondrán también filmes y documentales sobre los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, realizandose las siguientes actividades:
-Teatro por la Identidad
-Muestra Iconoclasistas www.iconoclasistas.com.ar
-DJ Sursystem (dj con música latinoamericana de contenido social)
- Muestra: selección del películas del Festival Infanto Juvenil “Nueva Mirada”
- Charla – presentación: Nueva instancia de juvetud en el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
- Perfomrances callejeras para difusión del Festival

http://www.derhumalc.org.ar/festival/acerca_sp.html

Publicado por Giselle Zarlenga.

Estamos en tratativas de hacer un programa de radio con la gente del Festival. Si está interesado envíenos un mail a cieloytierraenfm@yahoo.com.ar

Miércoles, 09 de Abril de 2008 11:46 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Niños en la calle : veinte años después.

Emilio García Méndez.

Nada hay en el campo de la política social que la distinga, en es en cia, de la política a secas. En ambos casos, los errores conceptuales presupon en invariablem en te costos considerables. Además, en el campo específico de la política social los problemas teóricos no saldados se conviert en en recurr en tes. Fantasmas que no pasan. Pocos ejemplos resultan mas ilustrativos de esta situación, que el tema de los “niños de la calle”. En América Latina, el desarrollo del concepto ti en e una historia que proyecta su sombra e influ en cia hasta el pres en te y que aquí me propongo reconstruir en forma breve y esquemática.

Brasil resulta en este caso la refer en cia ineludible. A fines de la década del 70 del siglo XX, la m en ción a la exist en cia de niños, que escapando de la escuela y la familia, es decir, de sus redes naturales de cont en ción, hacían de la calle su lugar habitual de vida, constituía una forma (arriesgada por cierto en aquellos días) de mostrar la cara obsc en a del boom económico del que se jactaba la dictadura militar brasileña. Como manifestación de las contradicciones del sistema capitalista ( en la versión laica de izquierda) o como Cristos que presagiaban un nuevo mundo ( en la versión de la teología de la liberación), la pres en cia de niños en la calle era, paradójicam en te, positivam en te valorada. Lo bu en o es lo malo que esto se esta poni en do, rezaba el axioma del “cuanto peor mejor” de la época. Pero en el fragor del debate, se perdió de vista la emerg en cia de este f en óm en o como consecu en cia directa de la brutal retracción del gasto público en materia de salud y educación. Los niños de la calle adquirieron una dim en sión mucho mas antropológica que social. Mucho más una catástrofe natural, que una catástrofe política.

En un contexto de inexist en cia de cualquier canal de comunicación en tre el gobierno (inevitablem en te confundido con el estado) y la sociedad civil, en Brasil la oposición al autoritarismo curiosam en te glorificaba el objeto de su d en uncia.

En la contracara de todas y cada una de las características de la política social de los militares, se dibujaba junto a la incipi en te protesta el esbozo de una política social alternativa. Al verticalismo autoritario, burocrático y c en tralizador que privilegiaba la institucionalización de los niños como respuesta a cualquier “desajuste social”, se oponía una perspectiva democrática y desc en tralizada que privilegiaba pequeños proyectos, invariablem en te de carácter piloto, con fuerte cont en ido comunitario. En ese marco, los proyectos de niños de la calle parecían capaces de articular una respuesta, al mismo tiempo efici en te y progresista. Bi en distinto fue, sin embargo, el impacto real de estos proyectos. Desde un punto de vista cuantitativo fue precisam en te en Brasil, país de dim en siones contin en tales, donde se puso en evid en cia la gigantesca desproporción en tre la en orme magnitud de los problemas y la insignificante cobertura de estos pequeños y fragm en tarios programas. Pero fue desde un punto de vista ideológico cualitativo que el impacto negativo de estos proyectos resultó más considerable. En un marco ideológico donde se ubicaba groseram en te a la escuela como un “aparato ideológico” del Estado, los proyectos de “niños de la calle”, se configuraron (objetivam en te) como un peligroso int en to de vaciar y debilitar la institución y la cultura escolar.

Casi veinte años han pasado desde los hechos arriba m en cionados hasta el día de hoy. En los poquísimos casos en que éstos proyectos, alternativos a lo público, lograron ponerse realm en te en marcha, su “éxito” resultó, paradójicam en te, en un increm en to del fracaso de las políticas básicas de salud y educación. Sin un objetivo claro de reintegración escolar y familiar (única finalidad legitima posible de programas de esta naturaleza), la oferta fragm en tada de este tipo de servicios, se constituye en un atractivo ulterior para aum en tar tanto el número cuanto la int en sidad de la pres en cia en la calle de niños, que, lejos de ser pequeños cristos o expresión positiva de las contradicciones del sistema, resultan en realidad víctimas de la miopía para en t en der la verdadera naturaleza de estos problemas sociales.

La persist en cia del f en óm en o mas de veinte años después, no debería automáticam en te significar la persist en cia en el error de la respuesta. La insist en cia en responder hoy de manera puntual y fragm en taria (precisam en te cuando ha cambiado radicalm en te el tipo de relación en tre el gobierno y la sociedad ) a problemas de carácter estructural, se explica en bu en a medida por la aus en cia de un debate profundo que arroje mas claridad sobre el tipo de vínculo que une a la política social (universal o focalizada), con la emerg en cia de problemas sociales como es el caso de los niños de la calle.

No siempre hay mala fe en toda respuesta equivocada. Sin embargo, nunca está de mas reiterar que los problemas complejos no admit en soluciones simples.
Miércoles, 09 de Abril de 2008 11:30 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Reclusiones Perpetuas a Menores de edad: ¿política de gobierno?

Emilio García Méndez.

FUNDACIÓN Sur-Argentina.

Las sentencias de reclusión perpetua a menores de edad siguen dando que hablar en la Argentina. Esta vez, en ocasión de un Dictamen del Procurador Fiscal ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En rigor de verdad nada nuevo dice el dictamen en términos sustanciales, ya que el mismo prácticamente se limita a reiterar casi textualmente los argumentos que hace tres años expresó un fallo de la Cámara Nacional de Casación Penal, que establecía la conformidad de la imposición de sentencias de reclusión perpetua a menores de edad, con la Convención Internacional de los Derechos del Niño -tratado internacional de derechos humanos que, en el contexto latinoamericano, sólo en la Argentina posee explícito rango constitucional-.

Esta “nueva” interpretación bastarda y descontextualizada de un articulo de la Convención que según algunos (que sorpresiva y selectivamente se presentan como supuestos interpretes rigurosos de la letra chica de la Convención, mientras durante años ignoraron la flagrante inconstitucionalidad deesperpentos jurídicos, derogados pero vigentes, como la ley de Patronato 10.903) legitimaría la imposición de reclusiones perpetuas a menores de edad, no es novedosa por lo que dice sino por quién lo dice.

Lo que realmente llama la atención del mencionado dictamen es lo que implica como toma de posición política. Una toma de posición doblemente preocupante, primero porque insiste explícitamente en el argumento de la “peligrosidad” del menor (repugnante concepto positivista reñido con los principios más básicos del Estado Democrático de Derecho) y segundo, porque contradice abiertamente la posiciónconciliadora que el gobierno ha asumido, para cerrar las denuncias que contra el Estado argentino tramitan en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Por lo demás, llama la atención que a todo lo largo del dictamen, el fiscal se refiera a la “ley” 22.278, sin la más mínima mención al hecho que se trata de un espurio decreto de la dictadura militar que más de 20 años de democracia no han conseguido derogar.

La propuesta de política criminal contenida en este dictamen del Fiscal, no sólo contradice el sentido común sino también las posiciones serias y responsables de aquellos que situados en lugares de alta responsabilidad en la política de seguridad (como el Ministro Arslanián, por ejemplo), no se cansan de recordar que no es precisamente la brutalidad de las respuestas lo que se constituye en disuasivo para la comisión de delitos.

El tiempo pasa y la Argentina continua aumentando su triste record de constituir el único país de América Latina con reclusiones perpetuas a menores de edad: once hasta el día de hoy.

Fuente: Fundación Sur Argentina

Miércoles, 09 de Abril de 2008 11:20 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Argentina: hija desaparecidos desea máxima pena para apropiadores

lunes 31 de marzo, 6:26 PM

BUENOS AIRES (AP) - La primera hija de desaparecidos que llevó a juicio al militar que la secuestró tras su nacimiento en cautiverio y a sus padres adoptivos, confía que el tribunal que juzga a los tres los castigue con la máxima pena cuando se conozca la sentencia el viernes.

María Eugenia Sampallo Barragán, de 30 años, hija de una pareja de desaparecidos durante el régimen de facto de 1976 a 1983, es la querellante en el juicio contra el ex capitán del ejército Enrique Berthier y sus padres "apropiadores", Osvaldo Rivas y María Cristina Gómez Pinto, por los delitos de sustracción de menor, falsificación de documento público y supresión de la identidad.

 

Son llamados apropiadores por no haber seguido un curso legal de adopción de los menores y haberse quedado con ellos en complicidad con quienes los secuestraron.

 

"Ellos no son mis padres", dijo Sampallo el lunes en conferencia de prensa en la sede de las Abuelas de Plaza de Mayo, mientras levantaba las fotos en banco y negro de Rivas y Gómez Pinto.

 

"Son mis secuestradores", aseguró la joven, que solicitó al tribunal a través de su abogado una pena de 25 años contra los tres acusados.

 

"No siento nada. Ningún vínculo emotivo me une a ellos", agregó Sampallo Barragán, secundada por una docena de hijos de desaparecidos durante la última dictadura militar.

 

Este no es el primer proceso judicial por la apropiación de menores nacidos en cautiverio, pero es la primera vez que la víctima decide demandar a sus padres adoptivos.

 

La sentencia de una corte federal se conocerá el viernes tras semanas de audiencias a puertas cerradas.

 

La joven luego mostró las fotos de sus padres biológicos, Mirta Mabel Barragán y Leonardo Rubén Sampallo, activistas de izquierda que fueron secuestrados el 6 de diciembre de 1977 y permanecen desaparecidos. Su madre estaba embarazada de seis meses en ese entonces.

 

"Estos son mis padres", dijo firme María Eugenia, con lágrimas en los ojos.

 

Estela de Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, calificó de "heroicos" los esfuerzos de Sampallo por llevar a juicio a sus apropiadores.

 

De Carlotto dijo que 88 niños nacidos en cautiverio durante la dictadura descubrieron su verdadera identidad, principalmente gracias a análisis de ADN. La dirigente estima que hay otros 400 que aún desconocen su verdadero origen, pero tal vez tengan sospechas y confía que el caso de Sampallo los anime someterse a las pruebas.

Fuente: Associated Press

Viernes, 04 de Abril de 2008 09:16 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

B'TSELEM - Centro de Información Israelí sobre Derechos Humanos en los Territorios Ocupados

El siguiente es una crónica en video de la situación por la que atraviesan hijas e hijos de prisioner@s palestinos en cárceles israelíes.

Segun datos del informe, alrededor de 9000 palestinos se encuentran en estas condiciones y contrario a todas los tratados y leyes internacionales, miles de ellos no pueden ser visitados por sus parientes mayores de 16 años.  En esos casos son niñas y niños de 4 a 15 años los que asisten a las visitas a la cárcel, con todo lo que ello implica, cuidando además de llevar todos los pases requeridos.

¿Imaginan a un niñito de 4 años haciendo ese viaje hacia la cárcel y con el cuidado de no perder ni un papel, pues de lo contrario nunca podrá volver a su hogar?

http://www.btselem.org/English/Video/200610_Prisoners_Children.asp

Jueves, 13 de Marzo de 2008 16:34 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Thousands of Palestinian orphans protest Israeli army looting of their food

From Khalid Amayreh in Hebron

13_pict0092_300_0.jpg

March 13, 2008


Thousands of Palestinian orphans on Tuesday took to the streets in this southern West Bank town to protest recent raids by the Israeli occupation army of their orphanages and boarding schools.

Hundreds of Israeli troops, backed up by armored carriers, raided the Islamic Charitable Society in downtown Hebron earlier this week , vandalizing property and looting hundreds of thousands of dollars’ worth of food materials, clothes, shoes and furniture donated by local and foreign donors for the benefit of the orphans.

The charitable society, the largest in Palestine, runs two orphanages and several boarding schools, which cater for as many as 7000 children who have lost either or both parents.

"Israel is treating us the way Nazi Germany treated the Jews,’ read one of the placards carried by the protesters. "Israel represents the Nazis of our time," read another sign. A third placard read "We shall triumph."

Demonstrators marched nearly one kilometer through the Ein Sara street, one of the Hebron’s main thoroughfares, as Palestinian police escorted them.

One of the protesters, Ahmed Natshe, accused Israel of wanting to "annihilate Muslims"

"Israel seeks to justify these criminal onslaughts on Palestinian orphans by citing alleged links with Hamas. However, Israel has utterly failed to present any credible evidence to corroborate these baseless allegations. Israel is acting as judge and plaintiff and policeman combined."

Natshe said he was sure "a thousand per cent" that the charitable society has "totally and absolutely" no connections with Hamas or any other Palestinian political party.

"They are not stupid. They knew from the very beginning that connections with Hamas would get them in trouble. Hence, they meticulously made sure that no such connections existed."

Asked why the charity wouldn’t challenge the Israeli army in court, Natshe said "are you serious? It is pointless to appeal to a Zionist court if one is not Jewish."

"Non-Jews cannot receive justice at a Zionist court. Besides, the entire Israeli justice system is subservient to the Israeli military establishment, which means that Palestinians are guilty even if proven innocent."

On 6 March, Israeli army troops stormed buildings containing food and clothes inventories, looting large amounts of frozen food, dairy products, clothes and shoes as well as refrigerators and kitchen appliances, local officials and eyewitnesses said.

The looted material were to be used to feed and cloth the orphans.

Ahmed Farrah, a charity official, denied vehemently Israeli insinuations that the charity was run by Hamas.

"We are a charitable society. We have nothing to do with politics. We have been functioning since 1964, before the Israeli occupation, and the Israeli army and intelligence services investigated us numerous times and they never found any evidence suggesting any illegal activities.

"So, the real reason for this hateful campaign is that they want to torment us and weaken the Palestinian society. I think it is an expression of hatred toward Islam and Muslims. Israel today spearheads an ugly war against our religion."

Last month, the Israeli army stormed and took over several buildings and businesses and other premises owned by the Islamic Charitable Society in the Hebron region.

The army confiscated property, including an orphanage, two schools, a supermarket and several multi-story buildings as well as four buses.

The army brought in huge trucks for moving the looted materials, including computers, cabinets, chairs, kitchen appliances and teaching aids to a nearby army base.

One female student taking part in the demonstration on Tuesday, who speaks English fluently, accused the state of Israel of "conducting itself in a barbarian manner."

"Who but barbarians would storm orphanages and steal donated food for the orphans? This is a question I put to Jews who have conscience and morality."

Hejazi al Jabari, a civic leader in Hebron, told protesters he hoped that "your ordeal will be resolved very soon."

"We are making contacts with government and organizations inside and outside Palestine. We hope to be able to exert sufficient pressure on the Israeli government to cancel these barbaric measures."

Al-Jabari described Israeli charges that the charitable society was linked to the Hamas organizations as "sheer lies from A to Z."

"We challenge the Israeli government to produce an iota of evidence proving their charges."

One local writer and poet accused the Palestinian Authority of Ramallah of "conniving and coordinating with Israel to close the orphanages and boarding schools."

"I have no doubt that (PA interior minister) Abdul Razzak al Yahya is behind all of this," said the man who asked for anonymity.

"They are acting like quislings for Israel. Otherwise why are they silent while 7000 orphans are being dumped onto the streets?"


:: Article nr. 41954 sent on 13-mar-2008 04:21 ECT

 

www.uruknet.info?p=41954

Link: www.palestine-info.co.uk/en/default.aspx?xyz=U6Qq7k%2bcOd87MDI46m9rUxJEpMO%2bi1s
   7MJ3PVKUPOGeUpZ1zd2ESA8yxYQHWyNq6NmR73LmkxLjpzvDWINOPXiCRa7po2a3g
   a9DMiB87vdg%2fD%2fkKCuP2TrOmqNkIR900SrerSr0dDYQ%3d


:: The views expressed in this article are the sole responsibility of the author and do not necessarily reflect those of Uruknet .

Jueves, 13 de Marzo de 2008 15:15 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Bush Tied to Child Prostitution - Resignation or Impeachment Expected!

Bob Fertik

 

March 12, 2008

George Bush has been tied to a prostitution ring involving as many as 50,000 women and girls and is expected to resign or be impeached, according to Congressional sources.

The prostitutes, some as young as 13, are among the 1.2 million desperate Iraqis who fled to Syria after Bush's invasion of Iraq in 2003, according to the U.K. Independent.

Bush's invasion destroyed the Iraqi government and unleashed a wave of political and sectarian violence that has killed over 1 million Iraqis and forced 4 million to become refugees, according to the UN.  

Facing starvation, as many as 50,000 women and girls have been forced into prostitution in Syria alone, according to Hana Ibrahim of the Women's Will Association.

"70 percent to 80 percent of the girls working this business in Damascus today are Iraqis," 23-year-old Abeer told the New York Times. "The rents here in Syria are too expensive for their families. If they go back to Iraq they'll be slaughtered, and this is the only work available."

According to the Times, "inexpensive Iraqi prostitutes have helped to make Syria a popular destination for sex tourists from wealthier countries in the Middle East. In the club's parking lot, nearly half of the cars had Saudi license plates."

Driving women and girls into prostitution violates numerous human rights agreements, including the Convention on the Rights of the Child, the Convention on the Elimination of All Forms of Discrimination Against Women, and the Protocol to Prevent, Suppress and Punish Trafficking in Persons, especially Women and Children. George Bush himself denounced sex trafficking at the United Nations in 2003.

Bush's invasion of a country that posed no threat to the U.S. was illegal under both U.S. and international law, according to legal experts. Bush has been convicted of war crimes by citizen tribunals around the world, including New York, Paris, Tokyo, and Istanbul. Just las week, the towns of Brattleboro and Marlboro Vermont voted to indict and arrest Bush and Cheney.

In 2002 and 2003, Bush led a propaganda campaign to defraud Congress, the American people, and key allies into believing Iraq was a threat. Bush claimed Iraq had stockpiles of chemical, biological, and nuclear weapons to use against the U.S., and was sharing them with Al Qaeda.

Speaking near Rochester NY, Bush later admitted, "See in my line of work you got to keep repeating things over and over and over again for the truth to sink in, to kind of catapult the propaganda."

According to a recent study by the Center for Public Integrity, top Bush Administration officials told at least 935 lies about Iraq on 532 separate occasions. These included 259 lies by Bush, 254 lies by Secretary of State Colin Powell, 109 lies by Defense Secretary Donald Rumsfeld, 109 lies by Press Secretary Ari Fleischer, 56 lies by National Security Advisor Condi Rice, and 48 lies by Vice President Cheney.

The lies about Iraqi WMD's were manufactured by the White House Iraq Group (WHIG), which included the most senior White House staff: White House Chief of Staff Andy Card, Condi Rice, Stephen Hadley, Karen Hughes, Mary Matalin, Jim Wilkinson, Nick Calio, Michael Gerson, and Vice President Cheney's Chief of Staff, Scooter Libby.

In July 2003, former Ambassador Joseph Wilson exposed Bush's lie that Iraq sought uranium from Niger in a New York Times op ed. Libby secretly sought retribution against Wilson by revealing the name of his wife, covert CIA operative Valerie Plame, to several reporters. The scandal led to the appointment of Special Prosecutor Patrick Fitzgerald, who won conviction of Libby for perjury and obstruction of justice. Libby was sentenced to to 30 months in prison and fined 0,000, but his jail sentence was commuted by President Bush at the urging of Vice President Cheney to prevent Libby from telling Fitzgerald the truth. 

According to George Mason, the "father of the Bill of Rights," it was unquestionably an impeachable offense for a President (or Vice President) to "pardon crimes which were advised by himself."

WHIG was chaired by Bush's propaganda mastermind Karl Rove, who admitted under harsh questioning at the University of Iowa on Monday, "I fully expect to be indicted by the end of the year."

After the invasion, 1,400 experts in the Iraq Survey Group scoured Iraq for WMD's but found none. Charles Duelfer wrote the ISG's final report in September 2004 and concluded Iraq ended its WMD program in 1991.

This publicly confirmed what the CIA had privately known since 1995, when Saddam Hussein's son-in-law, Gen. Hussein Kamel, defected to Jordan and told the CIA he had personally overseen the complete destruction of Iraq's WMD after 1991 Gulf War.

In May 2005, the Times of London published the "Downing Street Memo" which revealed Bush's pre-war intelligence was a deliberate fraud, according to Sir Richard Dearlove, head of Britain's MI6 spy agency, who met with George Tenet in July 2002. "The intelligence and facts were being fixed around the policy" of invading Iraq, Dearlove told a secret meeting of Tony Blair's war cabinet on July 23, 2002, eight months before Bush invaded Iraq.

This publication of the "Downing Street Memo" led to widespread calls for the impeachment of Bush and Cheney. John Conyers and other Democrats held preliminary impeachment hearings in the basement of the Capitol on June 16, 2005. In 2006, Conyers published his explosive findings in "George W. Bush Versus the U.S. Constitution: The Downing Street Memos and Deception, Manipulation, Torture, Retribution, Coverups in the Iraq War and Illegal Domestic Spying."

After Democrats won Congress in 2006, Conyers became Chairman of the Judiciary Committee, and has met repeatedly with impeachment advocates. Despite widespread reports that Speaker Pelosi is blocking Conyers from starting impeachment, Conyers recently declared, "I don't know who's ever stopped me before, I don't know why Pelosi's going to stop me now."

In 2007, Rep. Dennis Kucinich introduced three Articles of Impeachment against Dick Cheney for his role in the Iraq War lies. Kucinich's bill, H.Res. 333, has 26 co-sponsors.

The bill was debated on the House floor last November the House voted 251-162 to refer it to the Judiciary Committee for further action, rather than kill the bill. (The bill was renamed to H.Res. 799.)

Last December, Rep. Robert Wexler and two other members of the House Judiciary Committee urged Conyers to begin hearings on the impeachment of Vice President Cheney. Wexler posted an online petition and collected over 230,000 signatures.

Rep. Kucinich ran for President in 2007 and his calls for impeachment were enthusiastically received by voters. Last week, Kucinich fended off a primary challenge in his Congressional district and is expected to introduce the first Articles of Impeachment against George Bush.

But some in Congress believe Bush and Cheney will resign before they are impeached. "When the American people finally learn the truth about Bush's crimes, Bush and Cheney will have to resign, just like Richard Nixon and Spiro Agnew," said a key Congressional Democrat. "The pressure on Eliot Spitzer is nothing compared to what we'll see for Bush and Cheney," he added.

The latest polls by Newsweek and AP-Ipsos put Bush's approval rating at 30%, a record low. His disapproval rating is over 60%, a record high, and suggests more Americans now favor Bush's impeachment than in earlier polls which showed strong support for impeachment.

 


:: Article nr. 41967 sent on 13-mar-2008 06:28 ECT

 

www.uruknet.info?p=41967

Link: www.democrats.com/bush-tied-to-child-prostitution

:: The views expressed in this article are the sole responsibility of the author and do not necessarily reflect those of Uruknet .
Jueves, 13 de Marzo de 2008 15:04 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Anti-siege campaign calls on int'l community to save Palestinian patients

Palestinian Information Center

 

13_gaza-child3_300_0.jpg

March 13, 2008

GAZA, (PIC)-- The international Palestinian campaign to break Gaza siege appealed to the international community to intervene to save hundreds of Palestinian patients who are at risk of dying because of the Israeli suffocating siege imposed on Gaza more than nine months ago.

Dr. Eyad Al-Seraj, the head of the campaign, stated that the Israeli siege is an unjust mass punishment and affected economic, social, educational and health sectors, adding that Gaza hospitals suffer an acute shortage of all kinds of medical supplies especially medicines and appliances.

In another context, the Palestinian scholars league called on Wednesday on the Islamic nation's scholars to respond to the Jewish rabbis' twisted religious edicts which called for killing Palestinian activists who are defending the Aqsa Mosque against Judaization schemes.

In a press statement received by the PIC, the league stated that the Jewish rabbis' invitation represents a kind of development in the Zionist culture, as the call for murder found a place in the religious Jewish books by rabbis inciting and planning for crimes.


:: Article nr. 41973 sent on 13-mar-2008 18:23 ECT

 

www.uruknet.info?p=41973

Link: www.palestine-info.co.uk/en/default.aspx?xyz=U6Qq7k%2bcOd87MDI46m9rUxJEpMO%2bi1s
   7ulFuXoXAs25dq4hzbe6Y1RJ1q2q9Dh93uTgDu%2bcIsJOeWcrI58Fby3rKz5VF60
   WVsQdvl3mSiGV0DnFwSJBh2u5Y25uHRClJ1PnWJw%2fQ7rM%3d



Jueves, 13 de Marzo de 2008 14:48 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Promocional de MTV prohibido por el gobierno de los Estados Unidos de América

20080313132501-mtv2.jpg

1. Texto junto a las torres:

"2.863 personas murieron"

2. Texto junto al niño:

"824 millones de personas mueren de Hambre en el mundo"

3. Texto junto al logo MTV:

"El mundo unido contra el terrorismo debería también unirse contra el HAMBRE"

Necesitamos Solidaridad

Ayuda, Dona, Patrocina

Este promocional está prohibido pero no por eso debe ocultarse

Gracias. MTV

Etiquetas:

Jueves, 13 de Marzo de 2008 09:25 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

Verguenza Pública y Nacional.

Por Lic. Claudia Santalla 

La práctica de inaugurar imágenes, decorado, escenografía, es una práctica habitual y antiquísima en la República Argentina.

Se han inaugurado edificios para hospitales, que parecían impecables, pero nunca pudieron ser habitados, como es el caso del Hospital Infantil Juvenil Carolina Tobar García, cuyo nuevo edificio había sido terminado con un pequeño olvido, no contaban con cloacas, electricidad ni caños para el gas. Bueno, un olvido lo tiene cualquiera. Por suerte el personal de salud que trabaja en el viejo edificio del Neuropsiquiátrico Juvenil, único en el país por sus características y tipo de atención terapéutica logró vencer el miedo y poco a poco se reunieron grupos que hicieron oir su voz a la sociedad.

No fue gratis, sufrieron apremios, persecusiones, castigos laborales, y la indiferencia cobarde de senadores, diputados, legisladores.

Finalmente parece que la justicia dictaminó a favor de la protección de los chicos, que sufrieron hacinamiento y condiciones de vida miserables por meses.

La infraestructura de los hospitales es deplorable, el gobernador Scioli ha dictado la "emergencia sanitaria". Creo que muchas otras provincias deberían hacerlo, pero callan.

En la Ciudad de Buenos Aires la Facultad de Medicina de la UBA fue noticia por su estado de abandono.

Las escuelas no se quedan atrás en esta lista. Montadas junto a basurales como en el caso de una ciudad cercana a Rosario, o en un parque con aguas servidas aflorando a través de la precaria construcción de chapas frente a la nueva escuela que sigue consumiendo presupuestos de construcción y hace años que no recibe un sólo ladrillo nuevo, en la ciudad de La Plata.

Desde la década pasada, gran cantidad de computadoras formaron parte de la escenografía del "nuevo año lectivo" en diversos colegios del país, mientras el funcionario de turno inauguraba las clases del período. Pero los chicos y sus padres, presenciaban minutos después de finalizado cada acto, cómo volvían a embalarlas, con destino incierto. Los decorados oficiales son montados en los parajes más insólitos.

El viernes 7 de marzo de 2008, en nuestro programa de radio, entrevistamos a dos padrinos de escuelas rurales de "El Impenetrable Chaqueño", que nos contaron su experiencia y trajeron fotos de su última visita a las escuelas apadrinadas. 

En niguna de ellas hay electricidad, pero una cuenta con una enorme antena de Direct TV (señal de televisión satelital), que se yergue orgullosa en el techo.

La antena de Direct TV se ve en las fotos, la electricidad que falta, no.

Los chicos van descalzos a la escuela, atravesando el monte, pero en las fotos de prensa nos se los ve, o para ese día seguro que les "prestan" unos zapatos por un rato.

Hablando de zapatos, cabe recordar otra práctica común de los candidatos a algun puesto político en Argentina, es la de dar a chicos y grandes una zapatilla, y sólo después de que el adulto vote a ese canditato, tal vez con suerte le entregarán la otra zapatilla para formar el par.

¿Cómo se organizarán luego del trajín de la campaña y el resultado electoral para entregar la zapatilla que coincida en número y color con la otra para formar el par?.

Existen al menos dos posibilidades, o cuentan con un "sistema de organizado de entrega de migajas, perdón zapatillas", o niños y adultos esperan a que su suerte esquiva les permita recibir en la próxima elección una zapatilla para el otro pie. 

Ahora entiendo por qué siempre son partidas de zapatillas todas de un mismo color. El talle no se ve en las fotos tanto como el color.

¿Hay otras alternativas, cuál se le ocurre a Ud.?

Tampoco tienen agua corriente ni de pozo. Sólo juntan la de lluvia, (en el impenetrable escasean las lluvias y se producen casi exclusivamente durante el verano). Maestros y alumnos recogen del pozo de lluvia el agua para beber. El pozo lo comparten con los sapitos o renacuajos.

Inobjetablemente, es mucho más agradable compartir los recursos con un anfibio inocente, que con los funcionarios que montan decorados para una prensa que los transmite por TV y calla luego. Creo yo que esa prensa también forma parte del decorado y se adquiere y reemplaza de la misma forma que las computadoras con las que inaugurar las escuelas.

¿Hasta cuándo permaneceremos en el mundo mágico de las imágenes reemplazan a cualquier palabra e incluso a la razón?

Para ejemplo, sólo estas nota:

Una escuela recibió útiles sólo por un día

Después del acto de Scioli (gobernador de la provincia de Bs. As), los retiraron

LA PLATA.- Era el primer día de clases. Y durante una hora y media, los alumnos de la Escuela Media N° 5 de Longchamps, en el partido bonaerense de Almirante Brown, se ilusionaron con que ese día recibirían guardapolvos, útiles escolares, libros y zapatillas. Pero no fue así.

Los elementos que hasta allí habían llegado para el acto oficial que encabeza el gobernador Daniel Scioli sólo eran una muestra anticipada del plan de equipamiento escolar y, para sorpresa de los docentes y padres de alumnos, apenas finalizó la ceremonia fueron retirados del colegio en una camioneta.

Las autoridades provinciales reconocieron que es habitual llevar a los actos oficiales kits de útiles escolares, zapatillas, libros y guardapolvos para promocionar la entrega de este material escolar.

"Mañana [por hoy], los chicos de la Escuela Media N° 5 recibirán 150 kits de útiles escolares", prometió un vocero de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, en diálogo con LA NACION. Al referirse a la exhibición de útiles que luego no dejan en la escuela, explicó: "Es una práctica que ya se ha repetido. Son muestras para que la comunidad educativa conozca la calidad de las cosas que se entregan".

La estrategia generó malestar en sectores de la comunidad educativa que no quisieron identificarse y que recordaron la propaganda política que el ex gobernador Carlos Ruckauf llevó adelante cuando entregó 800.000 zapatillas con su firma impresa en el calzado.

Consultado por LA NACION, el director de la Escuela Media N° 5, Aniceto Rodríguez, admitió que vio los útiles y libros en el acto. Pero aclaró: "En ningún momento me habían avisado que iban a dejar útiles escolares. Me extrañó ver guardapolvos, porque se trata de una escuela secundaria, en la que los chicos no llevan delantales".

El director explicó que el edificio de la escuela, que alberga a 750 alumnos, fue inaugurado recientemente y que las clases empezaron con problemas de luz. "Lo que más me preocupaba era conseguir una bandera de ceremonia, ya que la que teníamos en el precario edificio que antes ocupábamos fue robada el año pasado."

Rodríguez comentó que durante el acto oficial de apertura del ciclo lectivo hubo mucha tensión. "No se respetaba el protocolo y había muchos militantes políticos. Incluso una mujer se llevó los globos que decoraban la escuela diciendo que eran para festejar el cumpleaños de su hijo. Ahora falta comprar mobiliario para la dirección y los útiles para los chicos", explicó.

Un vocero de la Dirección General de Cultura y Educación precisó que el gobierno bonaerense tiene un plan de entrega de útiles. "Vamos a otorgar dos millones de libros, un millón de guardapolvos y otro de zapatillas y 1.350.000 kits de útiles escolares. Para todo esto se hace un cronograma de entrega, que es enviado a los consejos escolares y desde allí se remite el material a cada escuela", explicó la fuente oficial.

Por Jesús A. Cornejo
De la Corresponsalía La Plata . LA NACIÓN

El derecho a la educación vulnerado por problemas edilicios

Medicina, sin gas por el deterioro edilicio

  • En el límite. Los años de desinversión en la Universidad de Buenos Aires (UBA), sumados al uso intensivo de sus edificios, ya tienen efectos visibles. Desde hace un mes, la Facultad de Medicina de la UBA no tiene suministro de gas por el deterioro de las instalaciones, con pérdidas en varios sectores del edificio de Paraguay 2155. Con las clases empezadas para algunos cursos -que irán extendiéndose al resto durante este mes-, la situación se hace ya insostenible para muchos investigadores de la facultad, que empiezan a pensar en discontinuar sus trabajos, y hará casi imposibles muchas clases prácticas.

    La situación es más generalizada: las facultades de Derecho e Ingeniería tampoco tienen gas, y las de Farmacia y Bioquímica y de Odontología, que comparten la manzana con Medicina, ven peligrar el suministro.

    Esta semana, en una reunión de decanos en el Rectorado, se planteó el tema y hasta hubo quien pidió una declaración pública de la emergencia de infraestructura, pero la decisión sólo se tomaría en la primera reunión de Consejo Superior del año, el miércoles próximo.

    "No se puede dejar la investigación de lado. Si caen esos trabajos, cae la docencia, sin contar que en invierno, sin calefacción, no va a ser posible dar clases", dijo a LA NACION Yamila Aparicio, presidenta del centro de estudiantes de Medicina.

    La facultad recibe $ 30.000 por mes para todo el mantenimiento y allí calculan que necesitarían $ 7 millones para reparar toda la instalación de gas del edificio, por el que circulan unos 35.000 alumnos. Por ahora, como plan de contingencia, se están reparando paneles eléctricos para sostener la calefacción eléctrica.

    El problema no es nuevo en la facultad. El edificio de Uriburu al 900, que comparte con Ciencias Sociales y con dependencias del Rectorado, no tiene gas desde hace dos años.

    * * *

    En el Rectorado, en tanto, se admitió el problema y se están haciendo gestiones para conseguir fondos del Estado que permitan solucionarlo. "Hay un deterioro que no se ha atendido por años, así que la infraestructura es bastante débil", dijo Hernán Piotti, secretario de Hacienda de la UBA.

    Según contó, durante el año pasado se armaron proyectos y pliegos para las reparaciones de gas y electricidad, tal como lo pide el Ministerio de Planificación para otorgar recursos para estas obras. Cada proyecto tiene un costo que pagó la UBA. Algunos se presentaron; otros están en proceso y, según admitió Piotti, para hacer los que faltan "no hay presupuesto". El Rectorado estima en $ 22 millones los recursos necesarios para reparar y controlar sólo las instalaciones de gas de 1.300.000 metros cuadrados que tiene en total la universidad.

    Por ahora, en el Rectorado no se piensa en financiar planes de contingencia en las facultades. "La contingencia ha sido la norma, pero nosotros vamos por un plan de fondo que solucione estos problemas de una vez", dijo Piotti.

    Raquel San Martín para La Nación
  • Miércoles, 12 de Marzo de 2008 10:01 Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

    Comer de la basura y la bandera de Don Manuel

    20080307145414-guayasamin-con-ternuta45.jpg

    05/03/08 

    “Las criaturas” perdidas de los “pobres panchos” siguen pululando en las calles de la ciudad en donde hace ciento noventa y seis años Belgrano inventó la bandera rebelde y prohibida por los que aspiraban a tener permanentes relaciones carnales con el imperio que sea.

    Carlos del Frade

    (APe).- Hace ciento noventa y seis años, sobre la cintura cósmica que dibujan las aguas marrones del Paraná en las barrancas rosarinas, un general desobediente, hecho militar por imperio de sus pasiones y en contra de la comodidad personal, Manuel Belgrano, inventó la bandera como herramienta que sirviera para acalorar a los fríos e indiferentes, mientras comandaba una tropa de mil quinientos desesperados.

    Esas fueron las palabras que eligió Don Manuel a la hora de hacer su descargo frente al secretario del Triunvirato, el despreciable Bernardino Rivadavia, que lo sancionó por semejante acto de libertad: la creación de los colores que identificaran el sueño de un pueblo soberano sobre la faz de la Tierra.

    Desde hace algunos años a esta parte, Rosario, ciudad que goza de una gran promoción nacional e internacional por el supuesto boom inmobiliario que no llega más allá del macrocentro, ha intentado revitalizar el conocimiento sobre su historia y en estas últimas semanas el poder oficial reparó en Belgrano y la bandera.

    Sin embargo, como suele suceder en la Argentina, la visión del pasado es la que impuso la historiografía liberal, la mitrista. De allí que se reivindique el gesto y no las ideas, se enaltezca al hombre y no a la decisión colectiva y se corten amarras con aquellos orígenes que marcaron el proyecto de las mayorías con el presente que sigue siendo equivalente a un sálvese quien pueda.

    Pero ya que está de moda pensar en Belgrano, bien podrían las autoridades políticas rosarinas, santafesinas y argentinas, leer sus letras desesperadas.

    Esas palabras que describían a las familias de “pobres panchos” que al no tener trabajo tienen “criaturas” a las que todo les falta. Para Belgrano, la independencia, la bandera celeste y blanco solamente tenían sentido si el Estado y la nueva nación eran capaces de brindar trabajo y educación para todos y no solamente para unos pocos.

    “Las criaturas” perdidas de los “pobres panchos” siguen pululando en las calles de la ciudad en donde hace ciento noventa y seis años Belgrano inventó la bandera rebelde y prohibida por los que aspiraban a tener permanentes relaciones carnales con el imperio que sea.

    Cerca de aquellas barrancas de belleza mágica, hoy violentadas por la voracidad inmobiliaria, las noticias informaron que un pibe que se alimentaba de la basura se desmayó por el estado en descomposición que tenían esas sobras.

    Al muchacho lo tuvieron que llevar al Hospital Centenario, un nosocomio provincial cuyos médicos cobran algo más de mil pesos mensuales, para que lo reanimaran y atendieran.

    El pibe vive en la zona norte de la ciudad, en la villa La Cerámica, muy cerca de la emblemática fábrica Cerámica Alberdi, justo en el camino que alguna vez tomaran los granaderos de San Martín para el primer combate de aquella epopeya popular que fue la liberación continental, en San Lorenzo.

    Más allá de las coincidencias y de los gritos históricos mal interpretados que florecen en la geografía rosarina, la bandera de Belgrano, sus urgencias, su desesperación, no tienen vigencia real en la vida cotidiana de la pibada que habita los arrabales del Paraná. Mientras haya chicos que necesitan comer de la basura, la bandera de Don Manuel seguirá siendo una excusa barata y vacía que remitirá a una nación que todavía no existe.


    Fuente de datos: Diario Rosario3.com 25-02-08

    Etiquetas:

    Viernes, 07 de Marzo de 2008 10:54 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

    Más del 50% de chicos menores de 14 años son pobres

    20080303154349-chicossendra.jpg

    Pibes condenados y la “Juanito Laguna”

    03/03/08

    (APe).- Les habían robado los padres. Fue durante la noche carnívora.

    Apenas los conocieron. Sin embargo, ellos, las hijas e hijos de los que se jugaron por la revolución en los años setenta, no solamente quisieron saberlo todo, sino también hacer un camino en relación a los otros.

    En la ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz, puerto preciso durante décadas cuando todavía la electricidad era una quimera y estas tierras aparecían en los dibujos de los españoles, las riquezas quedaron en pocas manos y los tiempos felices participan de la vidriera íntima de la melancolía de los más viejos.

    En ese lugar, capital del segundo Estado argentino, surgió una organización social llamada “Juanito Laguna”, que buscó abrazar a las pibas y pibes de las calles.

    Pusieron amor, belleza y el dinero que vino de las indemnizaciones que pagó el Estado por aquellos padres que ya no están.

    Esos hijos continuaron, a su manera, un sueño colectivo inconcluso: inventaron patios, mesas, dulce de leche, pan, baño tibio y colchones para las chicas y chicos despreciados por la impune riqueza santafesina.

    Hay que ver a los que participan de la “Juanito Laguna”, mirarles las miradas, compartir una pizza, escucharlos... Ellos vienen del desprecio y encontraron cariño, alegría y cosas lindas. De la mano de los que no pudieron disfrutar a sus padres.

    Son ellos los que dicen que cada vez que una piba o un pibe santafesino se cruza a Paraná, la capital de Entre Ríos, para hacerse un peso, es porque sienten mucha angustia, demasiada soledad.

    Eso hicieron cuatro chicos santafesinos que tienen entre nueve y doce años. Llegaron a la escuela República de Chile de la capital entrerriana y comenzaron a sacar cosas. Sin mayor lógica, sin mucho sentido comercial, eran instrumentos musicales, dijo un policía.

    Como a fines del siglo diecinueve, cuando los diarios del sistema condenaban a los inmigrantes de sacarle el trabajo a los criollos, ahora, a principios del tercer milenio, la policía entrerriana sentencia sobre “la constante llegada de menores que vienen a Paraná, algunos a realizar acciones de supervivencia y otros a delinquir”.

    Ya detectaron a cuarenta, dicen los pretores del orden del sistema. Es necesario pararlos en Santa Fe, prohibirles la llegada a Paraná, clama el ignoto oficial.

    Mientras tanto, los pibes sirven de excusa para simular una supuesta sensibilidad social. Los diarios dicen que “las relaciones entre Santa Fe y Entre Ríos se tensaron el año pasado, cuando por el mismo problema hubo fuertes cruces entre funcionarios que se acusaron mutuamente de no hacer nada frente al problema de los niños que se trasladaban hacia Paraná, incluso en medio del debate se mencionó la desaparición de Fernanda Aguirre”.

    En Santa Fe, mientras tanto, el nuevo intendente, ex rector de la Universidad Nacional del Litoral, Mario Barletta, ha dicho que “es la ciudad más pobre y marginada del país”, y que “más del 50% de chicos menores de 14 años son pobres”.

    Poco se sabe qué cosa hicieron entrerrianos y santafesinos poderosos para darles casa, abrigo, comida, alegría y belleza a las pibas y pibes angustiados y solitarios. Lo que sí se puede constatar es que, más allá de las fingidas actuaciones de funcionarios entrerrianos y santafesinos, organizaciones como la “Juanito Laguna” reactualizan la perdida humanidad que muchos dan por desaparecida.


    Fuentes de datos: El Once Digital - Paraná 29-02-08 y La Capital -Rosario 18-02-08

    Etiquetas:

    Lunes, 03 de Marzo de 2008 11:43 Lic. Claudia Santalla #. Derechos Humanos No hay comentarios. Comentar.

    Blog creado con Blogia.
    Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

    Contrato Coloriuris