Blogia
Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

La Niña Coraje

Sabine Dardenne, en 2004, tras conocer el veredicto contra su agresor (Fto: Radio France).
Sabine Dardenne, con sólo 12 años, sufrió 80 días en manos de uno de los pederastas más sádicos de Europa: Marc Dutroux. La entereza demostrada por ella durante el juicio se confirma en un libro donde relata la trágica experiencia a la que quiere poner ya punto final, para poder sepultar su pasado. Sucedió en Bélgica, pero pudo haber sido en América Latina.

(Mujereshoy) El 19 de abril de 2004, cientos de ciudadanos y periodistas de todo el mundo acudieron a un pequeño pueblo belga llamado Arlon. Era un día clave en el proceso del pederasta Marc Dutroux. Por primera vez comparecía ante el tribunal una de sus pocas víctimas vivas, que había sufrido el mayor cautiverio y terribles penalidades.

Sabine Dardenne venció a Marc Dutroux, psicópata egocéntrico y engreído que durante años monopolizó las páginas de sucesos y cayó en la trampa de llevar a la policía hasta el zulo (refugio) y las tumbas de sus víctimas. La vanidad parecía ser su punto débil y confesó, con lujo de detalles, a Michel Demoulin, un hábil inspector.

Sabine tiene ahora 21 años y ha preferido escribir un libro para no tener que enfrentarse más a la prensa ni a un jurado. Quiere sepultar su pasado de una vez por todas y así reclamar justicia. No quiere que vuelvan a liberar a un pederasta por buena conducta, informa la agencia de noticias Servicio Especial de la Mujer, SEM.

En 1996, Marx Dutroux le arrebató a Sabine el tesoro de su infancia. Para entonces, el electricista, que nunca ejerció su oficio, llevaba cuatro años en libertad condicional. Condenado a trece años y medio de cárcel por robos, secuestros y violación de seis menores, su buena conducta le había valido una liberación temprana, tras apenas seis años de cárcel. Volvió a casa y volvió a violar.

Entre 1994 y 1996 violó a dos jóvenes eslovacas; secuestró, violó y asesinó a Julie Lejeune y Melissa Russo, las dos de 8 años de edad; An Marchal, de 17 años; Eefje Lamabrecks, de 19 años. También secuestró y violó a Sabine, de 12 años y a Laetitia Delhez, de 14 años, las únicas dos supervivientes. En un cuarto de apenas seis metros cuadrados encerraba a sus víctimas, entre violación y violación.

Los detalles de esta historia, que incluyen el entierro de dos de las niñas aún con vida y la muerte por desnutrición de otras dos, además de la negligencia y la incapacidad del sistema para proteger a sus propias hijas, han golpeado a la sociedad belga.
Sabine acudió todos los días al tribunal. Los cómplices de Dutroux (su esposa, Michelle Martin, Michel Lelievre y Jean Michel Nihoul) terminaron con 30, 25 y 10 años de prisión. Cadena perpetua para Marc, el pederasta, ahora con 49 años de edad.

Su historia incomoda a muchos. Una gran parte de la sociedad belga sigue sospechando que detrás de Dutroux hubo una organización mafiosa orquestada por altos dirigentes políticos y económicos del país. No se entiende la aparente impunidad de este monstruo belga durante años, pero esto no ha sido probado.

Según datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), un millón de niños, en su mayoría de sexo femenino, son incorporados cada año al mercado del sexo, para el que, según creen muchos, trabajaba Marc Dutroux.


Fuente: SEM.

1 comentario

susana -

por favor yo he encotra el caso de una niña abusa parece en rusia,en un cuarto donde hay un almanaque,paso los mismo horrores de sabine por favor escrbanme si saben de este caso a andina1000@hotmail.com se hace llama valia o irisa