Blogia
Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

Contradicciones

Bernardo Kliksberg

El mundo se presenta ante el año 2008 signado por hechos que vulneran la ética más elemental

A inicios del 2008, el mundo se presenta pleno en posibilidades tecnológicas inéditas pero está signado por paradojas que vulneran la ética más elemental.

Entre ellas tenemos:

Las muertes gratuitas

18 millones de personas mueren anualmente por causas evitables. Básicamente por razones vinculadas a la pobreza. Son la tercera parte de todas las muertes anuales. Sólo por agua contaminada mueren 4.300 niños por día.

Las madres en peligro

En el siglo de los progresos prodigiosos en medicina, en el mundo en desarrollo cada minuto muere una madre durante el embarazo o el parto.

Mientras que en Noruega muere una madre cada 14.000 partos en América es una cada 160.

Los niños sin infancia

Uno de cada 6 niños de 5 a 17 años de edad es explotado como mano de obra barata. Según Unicef "180 millones de niños son sometidos a las peores formas de trabajo infantil, a trabajos peligrosos, esclavitud, trabajos forzados, reclutamiento forzado en ejércitos, prostitución, y otras actividades ilegales".

En el 2000 fueron traficados 1.200.000 niños.

Unicef denuncia el problema como "una cicatriz en la conciencia mundial del siglo XXI".

La discriminación de género

Con progresos importantes, el machismo, y la discriminación siguen vigentes. Las mujeres se han integrado al mercado laboral, pero en el mundo en desarrollo son relegadas a tareas menores y a la economía informal. Su remuneración a igual tarea es de un 20% a un 50% menor. Su fundamental labor estratégica en el hogar sigue siendo desvalorizada.

La violencia doméstica continúa. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) mueren más mujeres por violencia en el mundo que por cáncer. El feminicidio es casi impune en algunos lugares.

Inequidades explosivas

Según la Organizacion de Naciones Unidas (ONU) las diferencias de ingreso entre el 20% más rico y el 20% más pobre de la población del mundo que eran de 30 a 1, en 1960, pasaron a 60 a 1 en 1990, a 74 a 1 en 1997, y continúan ascendiendo. El 10% más rico tenía en el 2006 el 85% del capital mundial, el 50% más pobre sólo el 1%.

El calentamiento global

La emisión de dióxido de carbono que envenena la atmósfera es la más alta de los últimos 650.000 años.

Existen soluciones a las paradojas y están al alcance.

En el Diálogo Mundial de las Religiones, todas las creencias del género humano coincidieron en ver "a la extrema pobreza en el mundo actual como una ofensa a la humanidad, y una ruptura de confianza con la familia humana".

 

Indocumentados

SEGUN UNICEF uno de cada 6 niños nacidos en América Latina no existen para la sociedad. No fueron inscritos. Una alta funcionaria social del Perú donde se estima que hay un millón de personas no inscritas resumió: "son personas que pasan por la vida, sin que la sociedad se haya enterado jamás que nacieron, ni que se fueron". Un reciente número de Ideas para el desarrollo en las Américas (publicación del Departamento de Investigaciones del BID) coordinado por Suzanne Duryea y Mia Harbitz aporta evidencias de gran valor sobre el drama de la indocumentación. Es en las áreas urbanas de República Dominicana del 23%, en las rurales 33% , en Brasil 14% y 30%, en Bolivia 21% y 26%, en Colombia 13% y 25%, en Nicaragua 8% y 23%, en Perú 7%, y 8,4%. En Bolivia se estimaba que había entre 750.000 y 2 millones de ciudadanos "funcionalmente indocumentados", y la mayoría de las personas no estaba inscrita en el registro civil.

NO ES UN TEMA meramente burocrático. Estos ciudadanos "invisibles" están casi condenados a una vida al margen. Los niños indocumentados no se pueden inscribir en la escuela, difícilmente podrán conseguir un empleo formal, no pueden abrir cuentas bancarias, ni tener títulos de propiedad, no pueden casarse por el registro civil, no pueden votar. ¿Causas? El estudio del BID señala que "la pobreza es un factor ... los niños de estratos socioeconómicos bajos tienen las mayores probabilidades de estar indocumentados desde el nacimiento hasta los cinco años de edad ... la falta de un refrigerador es un elemento que predice con mucha precisión que el nacimiento del niño no se hará constar en el registro civil". La ausencia de atención médica durante el embarazo también. El 18% de las madres de América Latina no la tiene. Eso incide en que mueran en la región 94 madres de cada 100.000 nacidos vivos, versus 8 en los países desarrollados.

La inscripción suele encontrar obstáculos importantes para los pobres. Un estudio en Colombia mencionado por el BID indica que el 27% de las madres que no inscribieron a sus hijos no lo pudieron hacer porque ellas mismas no habían sido inscritas, 13% señaló que el registro estaba demasiado lejos, 10% de las madres explicaron que no inscribieron a sus hijos porque el registro no tenía el papel oficial necesario.

Se genera un círculo perverso. Los pobres son supuestamente los destinatarios de buena parte de los programas sociales. En muchos casos al no tener documentos no pueden acceder a ellos. También la fal ta de documentos los excluye de la escuela.

NO PUEDE SER que en el siglo de la tecnología de la información las sociedades de la región no puedan enfrentar este grave problema. Cuando se quiere se puede. En el Estado Amazonas, en el Brasil, vive un millón y medio de personas. Sólo se puede llegar allí por el laberinto de vías fluviales que lo recorre. El Gobierno brasileño envía tres embarcaciones especiales que recorren esas vías ofreciendo un amplio abanico de servicios públicos, y registran a los habitantes. Un poblador explico: "un hombre sin documentos no es nada, ni nadie, no es más que un animal en la selva". En el Perú, con tan altos porcentajes de indocumentación, el Municipio Autogestionario de Villa El Salvador, experiencia social modelo de 400.000 pobladores pobres, está entregando actualmente la partida de nacimiento en sólo 10 minutos.

No hay pretextos para justificar que el drama de la indocumentación prosiga en las tierras de América Latina. Es hora de restituir ese derecho, el más básico.

Fuente: www.eluniversal.com

0 comentarios