Blogia
Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

Jóvenes, el tema descuidado

Bernardo Kliksberg  

Se requieren de políticas públicas combinadas con la sociedad civil para trabajar por la juventud

En los discursos usuales en América Latina la juventud es prioridad. En los hechos en una región tan inequitativa muchos están en los bordes de la sociedad, marginados. Datos recientes:

1. Según CEPAL se necesitan 12 años de escolaridad para acceder a un empleo y no ser pobre. 6 de cada 10 jóvenes de la región no completan el secundario. En el 20% más pobre son 9 de cada 10.

2. Una causa de deserción es el trabajo infantil. 20 millones de niños menores de 14 años trabaja.

3. La desocupación juvenil duplica la desocupación promedio. En muchos países supera el 20%.

4. La presencia de jóvenes en la economía informal ante la falta de otras alternativas es muy alta. Incluye desde vendedores ambulantes hasta empleadas domésticas.

5. Se estima que actualmente hay más de 50 millones de jóvenes que como consecuencia de todo lo anterior están fuera del sistema educativo, y fuera del mercado de trabajo.

Su situación es explosiva. No tienen acceso a un primer empleo. Tampoco a los circuitos educativos y laborales donde se forman las redes de relaciones, el capital social. Tienden a formar grupos de parias, que se sienten acorralados por la sociedad.

6. La criminalidad juvenil aumenta. Las tasas del 2006, de homicidios cada 100.000 habitantes de población por año, duplican las de 1980 (25.1 vs 12.5).

7. La mortalidad juvenil es muy elevada. 134 fallecimientos de jóvenes cada 100.000, tres veces la de España. De cada 100 muertes de varones jóvenes 77 son por causas violentas. La violencia es la principal causa de muerte de jóvenes en varios países de la región.

8. Esta juventud marginada y colocada fuera de la sociedad, pertenece en muchos casos a familias desestructuradas. Sin educación, trabajo, ni familia, es tratada con frecuencia con políticas "mano dura", que no hacen más que profundizar su abismo con la sociedad. Un estudio en Centroamérica encontró que su único vínculo con el Estado es la policía en su expresión más represiva.

9. A todo ello se suman cuadros como la trata de niños, la presión por tentar a los jóvenes vulnerables de los poderosos grupos de la droga, el accionar las bandas de la prostitución.

10. Un elemento adicional, la desnutrición. América Latina produce alimentos para el triple de su población actual. Sin embargo, 53 millones de personas no tienen los alimentos mínimos, y el 16% de los niños tienen baja talla para su edad.

Se requieren políticas públicas muy activas que combinadas con la sociedad civil, y la responsabilidad social de la empresa privada, trabajen sobre la "bomba social" que significa la juventud excluida. Las políticas de juventud han tendido a ser muy débiles, una especie de "cenicientas" de la política social.

Es hora de montar una gran concertación social en torno a la juventud, e intensificar los programas para rescatar desertores escolares, dar oportunidades de primer empleo, propiciar el voluntariado y, en general, incluir a través de la "mano amiga", en lugar de sólo golpear a través de la "mano dura", cuya falta de resultados está a la vista.

 

Debate social en la ONU

El 25% de los jóvenes están fuera del mercado de trabajo y del sistema educativo

Unos 22 ministros y viceministros sociales, 3 vicepresidentes, y personalidades prominentes examinaron en la ONU los dilemas sociales de América Latina convocados por el PNUD para América Latina y la Agencia Española de Cooperación Internacional, y crearon el Foro de Pensamiento Social Estratégico como espacio permanente para trabajar integradamente sobre ellos.

El ´Nobel Amartya Sen, dijo inaugurándolo que "la pobreza y la pobreza persistente son extremadamente complejas y van más allá de la falta de ingresos". Melkert, administrador asociado PNUD llamó la atención sobre las dificultades en la región más desigual de todas para convertir el actual crecimiento en oportunidades para todos. Rebeca Grynspan, directora del PNUD para América Latina quien presidió la reunión advirtió que con avances no se están cumpliendo las metas del milenio en campos como mortalidad materna, educación primaria, saneamiento, género, pobreza extrema. Leire Pajin, secretaria de Cooperación España, destacó que la cooperación española para todo ello se ha duplicado.

Los vicepresidentes y ministros presentaron desafíos y experiencias ejemplares. Casas, vicepresidente de Costa Rica, indicó que 40% de los homicidios del mundo se producen en América Latina, y muchos son de jóvenes; del Castillo, premier del Perú señal´ó la dificultad de hacer retroceder la pobreza dura, en Guatemala y Nicaragua la magnitud de la desnutrición es 48% y 27%, México la existencia de muy diversos méxicos. Fueron temas recurrentes: pobreza dura, rural, género, y la explosividad de la situación juvenil. El 25% de los jóvenes están fuera del mercado de trabajo y el sistema educativo y las políticas para la juventud son la cenicienta, resalta el firmante en el informe de conclusiones que se le encomendó como director del Foro.

¿Soluciones? Ocampo, subsecretario ONU, mencionó la tributación directa para mejorar la equidad, invertir en los activos de los pobres, intervenir más en el mercado de trabajo, hacer visibles los efectos sociales de las políticas económicas. Ananias, ministro Social, Brasil, mostró la reducción de la pobreza que logró Bolsa Familia; Alicia Kirchner, ministra Social, Argentina, los acelerados progresos a través de un enfoque territorial; Suárez, ministra Social del Ecuador, el Programa Socio País con compras aseguradas por el Estado a los pequeños productores; Ovelar, ministro de Educación, Paraguay los radicales avances al convertir la educación en política de Estado.

Fue consenso dar toda la fuerza al nuevo Foro que gestionara el PNUD, y se centrara en temas como juventud, tecnologías sociales innovativas, un Banco de Información Inteligente, y otros esfuerzos conjuntos.

No es hora de triunfalismos. Con progresos, hay en la región 50 millones de jóvenes excluidos, 205 millones de pobres, 80 millones de pobres extremos, 20 millones de niños que trabajan, y altísimos niveles de desigualdad. Las sociedades exigen respuestas, e integraciones de esfuerzos como éstas, orientadas a lo estratégico, y la acción práctica, pueden ser un camino fecundo y esperanzador.

Director del nuevo Foro de Pensamiento Social Estratégico PNUD-AECI

Fuente: www.eluniversal.com

0 comentarios