Blogia
Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

Crearán un registro único de violadores

Por Jesús A. Cornejo
De la Corresponsalía La Plata

LA PLATA.- La Legislatura bonaerense aprobó ayer una ley que crea un registro provincial de violadores y un banco genético, que incluirá las pruebas de ADN efectuadas durante las investigaciones penales en los casos de delitos sexuales, como también de homicidios y secuestros.

La norma fue impulsada por un grupo de senadores del Frente para la Victoria (oficialista) y de la Coalición Cívica y por el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, que ayer estuvo presente en el recinto durante la discusión parlamentaria y la aprobación de la norma.

El registro de condenados por delitos sexuales estará bajo la órbita del Ministerio de Justicia bonaerense. Allí quedarán guardados los archivos con los datos personales de abusadores y violadores condenados con sentencia judicial firme.

"La ley dice que el Poder Ejecutivo debe reglamentar el acceso a la información de este registro. Sin embargo, nosotros hemos declinado esta potestad para que, junto con los senadores que presentaron el proyecto y los diputados que plantearon iniciativas similares, reglamentemos la iniciativa de tal forma que tenga mayor peso institucional", dijo a LA NACION el ministro Casal.

Por Internet

Parte del registro será pública y podrá ser consultada por Internet o en las dependencias del Ministerio de Justicia bonaerense. "Cualquier ciudadano podrá consultar el registro. No creo que pueda perjudicar la imagen pública de nadie. De hecho, hoy hay distintos registros, como el de deudores, que no comprometen a nadie. Eso sí: los que soliciten información tendrán que fundamentar la razón del pedido y, lógicamente, respetar los derechos que establece la Constitución", explicó Casal.

Según fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), en la provincia de Buenos Aires en la actualidad hay 1600 condenados y procesados por delitos sexuales. "Ahora debemos cruzar datos y optimizar la información para comenzar a llenar los ficheros del registro", dijo el funcionario.

La ley está dividida en dos secciones: la primera corresponde al mencionado registro de violadores. La segunda sienta las bases para la creación de un banco genético cuya información sólo estará disponible para los investigadores.

El banco genético será una herramienta fundamental para identificar y buscar delincuentes, sean violadores, homicidas o secuestradores, entre otros. La base de datos dependerá de la Suprema Corte de Justicia de la provincia.

Se incluirán los resultados de los estudios genéticos realizados en todas las investigaciones penales efectuadas en los términos y con las garantías del Código de Procedimiento Penal.

También en aquellas en las que se investiguen delitos contra la vida, la integridad sexual, la identidad o la libertad de las personas.

"Esta sección del registro será secreta, pero su información podrá ser utilizada con previa autorización judicial", sostiene la norma.

La ley fue redactada por los senadores del Frente para la Victoria Elsa Strizzi, Edda Acuña, José Molina (oficialistas) y José Zingoni, de la Coalición Cívica.

"El objetivo de este proyecto es abordar una problemática muy seria y dolorosa no sólo de la provincia de Buenos Aires, sino también a nivel nacional y mundial, como son los delitos contra la integridad sexual", explicó el diputado Strizzi

Violaciones

Datos oficiales mencionados en los fundamentos de la norma indican que en lo que va del año se denunció un ataque sexual cada 150 minutos en las distintas fiscalías del país. En la mitad de los casos las víctimas fueron menores.

"La violación es un tema de gran preocupación cuyo tratamiento fue quedando postergado. No obstante, se ha avanzado en que hoy las víctimas se animan a denunciar más, y el Estado debe acompañar esa iniciativa de las víctimas para contenerlas y para lograr una respuesta en la identificador del abusador sexual", explicó el ministro Casal.

El lunes último, un grupo de mujeres pertenecientes a las Madres del Dolor se reunieron con el ministro para llevarle sus reclamos por dos temas preocupantes: la falta de ley sobre seguridad vial en la provincia y también insistieron en la aprobación de la ley que creó el registro. "Salimos con la promesa de que esta semana iba a haber novedades", dijo a LA NACION Viviam Perrone, tras el encuentro.

"Una cuestión para tener en cuenta y altamente preocupante es que sólo un tercio de los casos son denunciados. De ese porcentaje un escaso y perturbador 10% de las causas termina con los agresores detenidos", se señala en los fundamentos de la ley.

0 comentarios