Blogia
Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

TRABAJO INFANTIL ¿Cuestión Cultural?

   Es habitual ver a niños y niñas trabajando en la zona de los hornos de ladrillos de Allen, Río Negro. Son integrantes de la comunidad boliviana que reside en la Colonia 12 de Octubre, en esa localidad. Algunos chicos llevan adelante diversas tareas que van desde preparar la tierra para armar los pisaderos hasta apilar ladrillos. De este modo, la prohibición por ley de que trabajen las personas menores de 14 años se contrapone con la justificación del cónsul de Bolivia, Juan Carlos Espinoza, acerca de que se trata de una costumbre propia de “la cultura” de su país.
   La secretaria de Acción Social del municipio, Mónica Manozzi, está convencida de que existe trabajo infantil en los hornos de ladrillos y señaló que desde su área y en conjunto con las demás secretarías, se viene analizando cómo abordar el tema desde un aspecto integral. No hay denuncias formales ante organismos estatales, pese a que es frecuente ver a los niños con palas, picos y azadas o empujando carretillas.
   Para Espinoza, “el trabajo infantil muchas veces es confundido”. El cónsul explicó: “Dentro de nuestra misma cultura, nosotros entendemos que cada persona, inclusive los niños desde pequeños, tiene su responsabilidad. Pero no es que ellos hacen un trabajo a la par de un mayor sino aportan con lo que pueden. Se impulsa que asistan a la escuela e inclusive que continúen con los estudios superiores. Hay muchos hermanos y hermanas que ya están en la universidad”.
   (Río Negro – Neuquén/Río Negro, edición digital, 22/04/9)

0 comentarios