Blogia
Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

Casi ninguna provincia recuperará los días de clases perdidos

Dec 3 2009 12:00AM - PERIODISMO EN DEBATE

¿Cómo se recuperarán los días de clases perdidos? Hasta ahora, sólo una provincia –Córdoba- ofreció una respuesta: extendiendo el ciclo lectivo.
El resto de las provincias, aún discute qué hacer. Y todo indica que ocurrirá lo mismo que en los años anteriores: poco y nada.
Según datos del Consejo Federal de Educación, desde su sanción en 2004, la ley de los 180 días nunca se cumplió en la totalidad del país: 12 jurisdicciones la incumplieron en 2004; 16 en 2005; 4 en 2006; 14 en 2007 y 22 el año pasado. En 2009, la situación es parecida y en algunos casos más grave aún: hay provincias que perdieron el 25 por ciento de clases por diferentes razones. 
En este sentido los reclamos gremiales se ponen a la cabeza de las razones de los días sin clases, aunque la Gripe A también fue un motivo de importancia este año para suspender actividad en las aulas de todo el país.
Así surge de una nueva producción conjunta de la Red de Diarios en Periodismo Social, que en esta oportunidad estableció un panorama sobre la pérdida de clases y sus consecuencias en todo el país.
Además de Córdoba, hay otras dos provincias que admitieron la posibilidad de extender los días de clases: Corrientes y Río Negro. Pero eso aún no fue confirmado. 
En el mapa nacional, Formosa y Chubut son las únicas que pueden acreditar los 180 días obligatorios.
La situación es tan preocupante que hasta el propio ministro de Educación, Eduardo Sileoni, no tiene explicación. Ayer señaló que "es más que impactante" la cantidad de días de clases que se perdieron durante este año en las escuelas y remarcó que los conflictos que se desarrollaron durante este fin de año "no traducen la realidad salarial del 2009". Sileoni, además, explicó que el ministerio realiza desde el 2002 un estudio en el que contabiliza los días de clase de los niños cuyos guarismos indicaron que algunas provincias perdieron un ciclo lectivo completo por los paros realizados por los docentes.
Hay algo que está más que claro: la pérdida de días de clases afecta directamente al aprendizaje de los niños y jóvenes argentinos y vulnera el derecho a la igualdad de oportunidades. Frente a ello, la ley prevé que los días perdidos deben recuperarse. Pero cuando se pierden rara vez  se suman más jornadas al calendario  sino que se prioriza el dictado de los temas más importantes. En el país el promedio de días de clases en muchas provincias es de 150 a 160 días.

Provincia por provincia

Los alumnos de Río Negro son los que más han perdido: 52. Esa provincia comenzó las clases 50 días después de lo previsto por la protesta docente. Luego llegó la gripe y una nueva retención de servicios.
Por su lado, entre paros y emergencia sanitaria los alumnos de Corrientes perdieron 39 días de clases y se  extenderían las clases del 4 al 18 de diciembre, según El Litoral. 
Según la Opinión Austral, en Santa Cruz sólo fueron cumplidos los 180 días en los ciclos lectivos 2005 y 2006. En el año 2007 los días sin clases a raíz de conflictos gremiales llevo el número a 51. Durante el 2009 los paros totalizaron 23 días, sumado a esto once días de receso por la gripe A. Sin contar las jornadas de capacitación docente oficial obligatoria y para la cual se suspenden las clases, se  dictaron 146 días de escuela. 
En tanto que El Diario de Entre Ríos precisó que en la provincia se dictaron 153 días, “aunque sobre el final se analiza la posibilidad de adelantar el receso por las inundaciones”. En Entre Ríos se han perdido unos 30 días sin clases por distintas razones: emergencia sanitaria por la gripe A; paros docentes, e inundaciones actualmente.
 En Catamarca, se perdieron más de 35 días de clase por diversos motivos de los 180 días previstos en el calendario escolar. Y los días de clases en el aula llegan a los 145, contó el El Ancasti.
En Neuquén, según el relevamiento del diario Río Negro: entre los días de paro a principios de año y la suspensión de actividades por la pandemia de gripe A, en la provincia de Neuquén sólo se cumplirá con 137 días de clase. Por el paro docente hubo 29 días sin actividad.
En Salta, en 2009 se darán 170 días de clases sobre los 180 que estaban previstos (El Tribuno).
Córdoba, mientras tanto, es una de las seis provincias mejor posicionadas en el cumplimento de esta meta educativa anual. Lo es pese a haber perdido 18 días de clase (11 por paros y asambleas docentes y siete por los virus) y haber extendido el ciclo lectivo hasta el próximo 18 de diciembre. Con lo cual recuperará cinco jornadas. De todas maneras, nunca se cumplieron aquí los 180 días desde que existe la ley.
En Mendoza de los 180 días de clases se perdieron 14, pero en este caso no por paros docentes sino por factores externos a las escuelas: 11 días por gripe “A” y 3 por el Viento Zonda que azotó la provincia en agosto de este año. Sin embargo, el diario Los Andes informó que  las evaluaciones en los distintos niveles dieron mejor que en los trimestres anteriores e incluso del ciclo lectivo 2008.
Santa Fe perdió 22 días de clase y llegará a dictar 152 jornadas. El calendario santafesino arrancó con déficit: se planificaron sólo 174 días de clases, seis menos de los que marca la ley. Hubo nueve paros provinciales, uno nacional y 14 días de suspensión por la gripe.
La Capital Federal concluirá con cuatro días más de clase que la provincia de Buenos Aires. Ambas no llegan a los 180 días. En la Ciudad Autónoma se habían previsto 185, pero aun así se perdieron 16 (13 de ellos por huelgas). Aunque se recuperaron cuatro, totalizan 171.
Los alumnos de Buenos Aires cursarán sólo 167 de los 187 previstos. 2009 es el ciclo escolar que más días de clases perdió en los últimos cinco años. Once jornadas se perdieron por paros y otras nueve por la propagación de la gripe. En las escuelas porteñas, el ciclo lectivo finaliza el 18 de diciembre y, como en la provincia de Buenos Aires, la fecha no se correrá.
Jujuy perdió 32 y Tierra del Fuego, 30, por diversos motivos: se adelantaron las vacaciones y se multiplicaron las huelgas.
 
La escuela pública, el sector más vulnerable

Inés Dussel es doctora en Educación e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). Aseguró al diario El Litoral que “sin duda el sector que más vulnerable se encuentra ante la pérdida de días efectivos de clase es el de la escuela pública. El sector privado tiene otro control sobre los paros, a veces con presiones a los docentes”.
Y agregó: "El punto clave de la pérdida de días de clases está en la interrupción misma del diálogo, de ese vínculo necesario entre profesores y estudiantes con el conocimiento. Imagínese a un profesor que quiere retomar un contenido y les dice a sus alumnos: ‘Bueno chicos, como hablábamos hace dos semanas...’. Esto se contrapone a la necesidad de sostener un in crescendo en el diálogo pedagógico docente-alumnos, con el conocimiento como misión”.
Y agregó: “La población que está en mejores condiciones económicas envía a sus hijos a escuelas privadas, donde además de no haber huelgas tienen más horas extracurriculares, talleres y disponen de herramientas tecnológicas. “Sin duda el sector que más vulnerable se encuentra ante la pérdida de días efectivos de clase es el de la escuela pública. El sector privado tiene otro control sobre los paros, a veces con presiones a los docentes”.

0 comentarios