Blogia
Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

Los médicos deberán informar los casos de niños con daños de salud sometidos al trabajo infantil

Los equipos de salud y las emergencias sanitarias tendrán desde ahora obligación de notificar todos los casos de niños accidentados o con daños en su salud, como consecuencia de su condición de víctimas del trabajo infantil (TI), de acuerdo con un convenio firmado por los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y su par de Salud, Juan Manzur.

La iniciativa se basa en la idea incontrastable de que "todo trabajo infantil es perjudicial para la salud", y que, a raíz de esa definición a la que adhiere Argentina, está prohibido por la Ley 26.601 y su práctica debe ser sancionada.

"Es el primer circuito de notificación obligatoria destinado a los equipos de salud para que informen las lesiones o daños vinculados a situaciones de trabajo que pudieran presentar los chicos que acuden a las consultas", indicó María del Pilar Rey Méndez, titular de la Comisión Nacional de Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI).

La medida consistirá en "la obligación de médicos, enfermeros, psicólogos y otros integrantes de los equipos de Salud de registrar en un formulario los casos, y generar un flujo de información interministerial para intervenir", explicó la funcionaria.

El encuentro, que se extenderá hasta este martes en la sede del MInisterio de Trabajo, contó con la participación de María da Gracia Luderitz Hoefel, quien explicó que su país "tiene puesto el foco en sensibilizar al sector de la salud, para que pueda visibilizar los casos de niños en situación de trabajo y actuar en consecuencia".

La especialista explicó que Brasil "intenta avanzar en base a los casos que va mostrando la realidad", y contó el ejemplo de un niño que asistió intoxicado por agrotóxicos a la consulta médica.

"Si es una población con problemas de contaminación por agrotóxicos, hay que detectar si ese niño está afectado por vivir en esa zona o lo está porque al trabajar está en permanente contacto con esas sustancias", informó la experta.

Por eso, Hoefel destacó que es fundamental que los médicos estén perfectamente capacitados para detectar los problemas que tienen que ver con la actividad económica de la región y en ese sentido defendió el trabajo conjunto con las universidades, camo aliados indispensables para acceder a ese conocimiento.

Brasil, con su Estatuto del Niño de 1990, se convirtió en el país pionero de la lucha por los derechos de los chicos en la región, y hoy dicta resoluciónes que le permiten articular con el sector de la Salud.

En el mundo, se calcula que hay 215.000.000 de niños que trabajan mientras que según la Encuesta de Actividades de Niñas, Niños y Adolescentes (EANNA) realizada en 2004 en Argentina se supo que el 6,5% de los niños de 5 a 13 años trabajó en actividades equivalentes al adulto.

Esa misma medición concluyó que el 4,1% de los niños realizó actividades productivas para el autoconsumo y el 6,5% se dedicó a tareas domésticas intensas, sobre todo en el caso de los niños.

Dentro del grupo de adolescentes de entre 14 y 17 años, las cifras aumentan al revelar que el 20,1% trabajó, el 6,6% realizó alguna actividad productiva para el autoconsumo y el 11,4% realizó tareas domésticas intensas.

La medición fue realizada por el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social, el INDEC y el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Tras la firma del convenio, Tomada aseguró que su ministerio "no sólo se preocupa porque haya trabajo, sino por la calidad del mismo; queremos trabajo registrado, ni en negro y mucho menos esclavo, y esto incluye la erradicación del trabajo infantil".

Para el ministro, esta iniciativa "busca detectar tempranamente a los niños que sufren daño como consecuencia del trabajo. Para eso es fundamental seguir en esta tarea conjunta entre Salud, Educación, Desarrollo Social y Trabajo".

Tomada instó a trabajar para que los responsables de someter a los niños a trabajo infantil además de sanciones económicas, tengan sanciones penales.

A su turno, Manzur celebró el día de ayer como un paso más "en el cuidado de la salud de los niños", y recordó que "Argentina hace apenas 10 años atrás no tenía rumbo y hoy, además de tener futuro, se dedica a cuidar ese futuro".

"El trabajo infantil es una enfermedad social que hay que erradicar", enfatizó el titular de Salud.

El convenio se realizó en el marco del XIII Encuentro Nacional de Comisiones Provinciales para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI), integradas por representantes del Estado, de los trabajadores y de los empleadores de cada provincia. Télam

 

PUBLICADO EN INVERSOR SALUD

0 comentarios