Blogia

Derechos Humanos en la Infancia y Adolescencia.

ARGENTINA - TRABAJO INFANTIL

El trabajo infantil afecta al 17,6 por ciento de los chicos argentinos

El 17,6% de los niños argentinos de 5 a 17 años realiza algún tipo de trabajo. El número es un promedio de lo que ocurre a nivel nacional en grandes centros urbanos, pero hay regiones, como el Gran Tucumán, en donde la situación es mucho peor: allí llega al 24,6 por ciento.

Los datos son del segundo semestre de 2010 y surgen del Observatorio de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA), que midió a seis mil hogares de todo el país para abordar la temática del trabajo infantil en las grandes ciudades de Argentina. Fueron difundidos en la última Nota Conjunta de la Red de Diarios en Periodismo Social, al recordarse el pasado domingo el Día de la Lucha Contra el Trabajo Infantil. 

El universo de chicos que trabajan se divide en dos grupos: los que realizan actividades domésticas en forma intensiva (limpian, lavan, cuidan  a los hermanos, hacen la comida todos los días, juntan agua, leña), o actividades económicas (ayudan a sus familiares u otras personas en un trabajo, hacen alguna actividad para ganar dinero por su cuenta como empleado a aprendiz) y existen contrastes según la edad: entre los 14 y los 17 años el promedio de chicos que trabajan es de 32,4 por ciento, mientras que entre los chicos de 5 y 13 años, ese número es del 10,6 por ciento.  

La investigación resume datos referidos al trabajo infantil urbano en el país, quedando afuera la realidad de los chicos que trabajan en ámbitos rurales, donde la situación en general es más preocupante y donde se encuentran más a menudo casos de explotación laboral. Una situación que hace más urgente la aplicación de políticas públicas para prevenir y erradicar un problema que, como se ve en este informe, afecta a miles y miles de chicos y adolescentes en todo el país.

La inclusión educativa y el rezago: los efectos de trabajar

El trabajo en la niñez y adolescencia afecta la inclusión educativa, aumenta la probabilidad de rezago educativo y de ausentismo escolar. Tanto es así que entre los 5 y 17 años, período en que la escolarización es obligatoria, la no asistencia a la escuela alcanza a nivel nacional el 9,1 por ciento entre los niños y adolescentes trabajadores, mientras que entre los no trabajadores es de 3,9 por ciento.

Es decir, que la propensión a no asistir a la escuela es de más del doble entre los niños y adolescentes que trabajan. La situación más preocupante es en los adolescentes: entre ellos, la no asistencia a la escuela es del 14 por ciento entre los trabajadores, frente al 8,6 por ciento de sus pares que no trabajan, según cifras a nivel nacional.

Las desigualdades son mayores cuando se trata de rezago educativo, esto es la probabilidad de repetir de grado u año y transitar el ciclo educativo con mayor edad que la correspondiente al año en curso. Entre los niños/as de 5 a 14 años la probabilidad de rezago educativo se duplica entre los niños/as trabajadores respecto de sus pares que no trabajan, mientras que entre los adolescentes no llega a duplicarse pero pasa de 21% entre los adolescentes que no trabajan a 35% en los trabajadores.

Cómo se profundiza el problema en los sectores más pobres

Por otro lado, también la investigación asegura que un niño/a o adolescente entre los 5 y 17 años en el estrato muy bajo (25% inferior) registra 4,7 veces más “chance” de tener responsabilidades domésticas intensas que un par en el estrato medio alto (25% superior). Dicha brecha regresiva para la niñez en situación de pobreza es de 6,7 veces en el caso de los niños/as entre los 5 y 13 años y de 4,9 veces en el caso de los adolescentes entre los 14 y 17 años.

A nivel mundial, la situación sigue siendo gravísima: aún existen 218 millones de niños, niñas y adolescentes, de entre 5 y 17 años, que trabajan, de los cuales 190 millones realizan labores peligrosas. De ellos, 20 millones son latinoamericanos.

El trabajo doméstico en adolescentes bajó en los últimos años

Sin embargo, no todas las noticias son malas: la evolución de los últimos años muestra que, en términos generales, el trabajo infantil urbano bajó en el ámbito nacional hasta llegar al 17,6 por ciento de promedio actual. 

Adolescentes. las cifras de adolescentes de 14 a 17 años que realizan “trabajo doméstico intensivo” bajaron de 19,7 por ciento en 2007 a 16,6 por ciento en 2010. Y el “trabajo en actividad económica” descendió de 23,5 por ciento a 19,8 en el mismo período.

Niños. Entre los más pequeños (de 5 a 13 años), las cifras no son tan alentadoras. En el primer tipo de trabajo (doméstico), la cifra bajó (de 4,3 por ciento a 3,7) pero en el segundo tipo de trabajo (actividad económica) prácticamente se duplicó (de 3,4 por ciento a 6,7).

Según ley 26.390, está prohibido el trabajo de los menores de 16 “en todas sus formas, exista o no relación de empleo contractual y sea éste remunerado o no”.

En los grandes centros poblados, la situación más complicada

En, según lo publicado por el diario La Voz del Interior, el cordón conocido como Gran Córdoba tiene mucho por plantearse y mejorar: es el segundo peor lugar de Argentina para los chicos. Es que el 23,3 por ciento de los cordobeses de 5 a 17 años que vive allí, trabaja.

Mendoza, a su vez, en lo referido a trabajo relacionado con cuestiones económicas, supera a la media nacional, que es de 12,3%, de acuerdo a lo que publicó el diario Los Andes. De ese total, 8,1% son niños y niñas de 5 a 13 años mientras que 21,2% son adolescentes de 14 a 17 años. Todos ellos, hacen alguna actividad por su cuenta para ganar dinero o tiene un trabajo como empleado o aprendiz.

En Tucumán, la situación empeora. Dos de cada 10 niños y adolescentes (de entre cinco y 17 años) que residen en el Gran Tucumán-Tafí Viejo (el principal aglomerado urbano provincial), realizan un trabajo doméstico intensivo y/o desempeñan actividades económicas, según el informe del diario La Gaceta.

Además, el 10,9% de la niñez y adolescencia realiza tareas domésticas de modo intensivo: 7,7% en el grupo de edad de cinco a 13 años y 18.5% en los adolescentes entre 14 y 17 años.

El trabajo en cualquiera de sus formas (doméstico o en actividades económicas) alcanza al 24,6% en la niñez y adolescencia entre los cinco y 17 años (36,7 % entre los 14 y 17 años y 19,6 %, entre los cinco y 13 años) cualitativamente, el informe de la UCA demuestra que, el trabajo infantil está naturalizado en las zonas rurales (es una costumbre), y en la necesidad de las familias de dejar a cargo de las tareas domésticas a sus hijos para salir a trabajar.
 
En Santa Fe, la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) concluyó que en 2009, 5 de cada 100 niños de entre 10 y 17 años, residentes en los grandes aglomerados urbanos de la provincia declararon tener una ocupación, de acuerdo a lo publicado en el diario El Litoral.
Según la socióloga Virginia Trevignani, no aparecen los niños en sectores de la economía donde hay controles del Estado. “Ya no son contratados por un empleador, sino que la situación de niños trabajadores tiene más que ver hoy con la utilización de chicos en comercios propios de la familia o en trabajo familiar de los múltiples tipos. De esta manera, las situaciones de trabajo infantil se dan en sectores menos regulados y de carácter íntimo”, indicó la especialista

En La Rioja, en tanto, la única aproximación que existe en materia estadística se dio este año, con la detección de 13 adolescentes menores de 16 años, que se encontraban trabajando en las cosechas. Según el diario La Nueva Rioja, las infracciones se cometieron en fincas de Chilecito y Arauco, donde las empresas fueron multadas. Así lo afirmó la encargada de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, Liliana Espinoza. De acuerdo a lo informado por la funcionaria, los chicos de entre 16 a 18 años, para trabajar en la época de cosechas en la Provincia, deben presentar un aval que se tramita en esa oficina. Sin embargo, en estos 13 casos no se encontró esta documentación, por lo cual, las empresas fueron debidamente sancionadas. La COPRETI logró durante 2010 que 300 chicos que estaban trabajando en la calle pudieran volver a sus hogares "y reinsertarlos en el lugar donde deberían estar, en las escuelas", explicó Espinoza.
 
En la ciudad de Buenos Aires, en tanto, el Programa Contra toda Forma de Explotación del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes detectó 340 chicos trabajando en las calles de porteñas en 2010. La coordinadora del Área de Trabajo Infantil del Gobierno de la Ciudad indicó que esta es la modalidad más frecuente y en los casos en que los chicos trabajan a puertas cerradas es más difícil de detectar y no tienen estadísticas al respecto. En esta jurisdicción existe la línea telefónica 102 que está destinada a recibir consultas o denuncias de y sobre los chicos. Funciona las 24hs y depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En Salta no hay estimaciones confiables sobre cuántos chicos podrían estar ocupados, pero nadie desconoce el problema. “Es muy difícil tener un relevamiento sobre el trabajo infantil. El niño empleado en un campo o una empresa siempre está oculto. La única forma de detectarlo es por denuncias o de manera fortuita durante una inspección”, señaló el secretario de Trabajo de la Provincia, Eduardo Costello al diario El Tribuno.

En Catamarca, según publicó el diario El Ancasti, en lo que va de 2011, la Comisión Provincial de Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI) detectó 25 casos de niños en esta situación, fundamentalmente como vendedores ambulantes y limpiavidrios, pero también a dos nenas que realizaban trabajos domésticos. En 2008, la cifra era de apenas 10. Sin embargo, no son números definitivos, dado que se presume que hay más niños trabajando. Desde el organismo sostienen que de nada sirve tener muchos números y nombre de niños si no se les puede hacer un abordaje.

En Río Negro, en el Alto Valle, las formas de trabajo infantil no están tan implicadas con la economía formal. Es en la actividad agrícola donde se detectan los mayores niveles de mano de obra infantil, relacionados a tareas de cosecha donde participa todo el grupo familiar, según se informó desde la Dirección Regional Austral del Ministerio de Trabajo de la Nación, que detectó unos 64 casos durante los últimos tres años. Este número se correspondió con el trabajo agrícola y, en menos medida, con el rubro comercial. Roca fue una de las ciudades donde se detectaron más casos, siendo un total de 21 los niños rescatados de esta situación en el último operativo verano, de acuerdo al informe del diario Río Negro.

En Santa Cruz no existen registros de casos de trabajo infantil, con una alta tasa de escolarización, sólo en el ámbito rural y bajo normas acotadas se pueden dar registros de chicos menores de edad trabajando, ya que una ley permite a partir de los 16 años realizar dicha tarea, aunque son escasísimos esos casos.
“Nuestra tarea es preventiva” dijo Miguel Ángel Díaz a La Opinión Austral, responsable de la Secretaría de Trabajo ante la COPRETI, en ese sentido, ante la ausencia, afortunada, de problemáticas de trabajo infantil.
De hecho en un mapa del trabajo rural realizado a nivel nacional Chubut, Santa Cruz, Neuquén y Tierra del Fuego fueron las únicas provincias que declararon no tener esta modalidad de trabajo infantil en sus territorios, informa La Opinión Asutral.

Actividades en las provincias

Este domingo se realizaron actividades en muchas ciudades para recordar un día de lucha contra este flagelo que resta oportunidades a niños y niñas.

Entre Ríos. A propósito del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la Comisión Provincial de Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti), junto a organizaciones no gubernamentales de Paraná, ha organizado funciones de cine para niños. Este viernes más de 250 chicos paranaenses disfrutaron de una función de cine como una de las actividades que la busca ofrecer a los niños para que tengan la posibilidad de integrarse y disfrutar de una propuesta que reivindica la niñez. Y, más allá de esta actividad puntual, la Copreti busca “sensibilizar y concienciar a la sociedad en general sobre esta problemática”, manifestó el secretario de Trabajo, Aníbal Brugna. “Los niños deben jugar y estudiar para luego tener un trabajo digno y la conmemoración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil es para la reflexión y concientización de toda la comunidad”, insistió.
Fuente El Diario

Misiones. Alumnos del cuarto al séptimo grado de las escuelas número 9, 379 y 67 del Paraje Bella Vista de San Vicente participaron el jueves de una jornada inolvidable de actividades recreativas, clases de baile, teatro, dibujo y peloteros para los más pequeños.
Fuente: El Territorio

Santiago del Estero. Alumnos del tercer año del Profesorado de la Escuela Normal Dr. José Benjamín Gorostiaga realizaron ayer una campaña para generar conciencia sobre el rechazo del trabajo infantil. Para ello, reunió a decenas de chicos frente a la estación de trenes, donde desarrollaron actividades que forman parte del programa de estudio de una de sus asignaturas. 
Fuente: El Liberal

Publicado en Capítulo Infancia

Redacción: Equipo Capítulo Infancia
Edición: Adrián Arden @adrianarden

"Los casos de pederastia salpican al cardenal Bertone La jerarquía protegió a un cura que abusó de menores"

REPULSIVO

 

Los casos de pederastia salpican al cardenal Bertone

La jerarquía protegió a un cura que abusó de menores y les dio cocaína

"Personalmente no condeno las relaciones entre adultos y menores. Depende del niño. No se debe nunca entrar en su espacio personal si el niño no quiere. Pero hay niños que indican que es admisible. En ese caso el contacto sexual es posible". (Declaraciones del líder de la orden Salesiana en Holanda)

Los escándalos de pederastia clerical siguen sucediendo y tocando al núcleo de la curia vaticana. En los últimos días, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, se ha visto directamente interpelado por dos casos. El primero es la detención del cura italiano Riccardo Seppia, un párroco de Génova que está en la cárcel acusado de intento de violencia sexual, inducción a la prostitución y cesión de cocaína. Con él han sido imputados un ex seminarista y un joven egipcio de 18 años.

Según el diario de Génova Il Secolo XIX, Seppia, que hoy tiene 50 años, nunca escondió sus libertinas aficiones y la curia genovesa sabía de su agitada vida sexual desde hace al menos dos décadas. Pese a ello, los tres últimos arzobispos de la ciudad, Dionigi Tettamanzi (hoy arzobispo de Milán), Tarcisio Bertone (número dos del Vaticano) y Angelo Bagnasco, líder de la Conferencia Episcopal Italiana, solo abrieron investigaciones informales contra el cura y se limitaron a ordenar su traslado de parroquia en parroquia sin tomar medidas disciplinarias, ni canónicas ni civiles.

Los investigadores han descubierto que el primer párroco de Seppia, Piercarlo Casassa, comunicó a la curia genovesa en los años noventa sus sospechas sobre el vicepárroco e incluso contó a sus superiores que "los monaguillos y los boy scouts sentían un fuerte malestar cuando Seppia se les acercaba".

Aunque fuentes vaticanas alegan que nunca recibieron noticias de abusos a menores ni de posibles delitos, otro dato parece desmentir esa versión: un médico de Génova presentó en 1994 una denuncia a la policía contra Seppia porque este acosaba telefónicamente a sus hijos, dos niñas de 10 y 13 años y un chico de 15. El cura fue entonces trasladado de parroquia por sus superiores, y las llamadas cesaron. Seppia, que ha declarado a la policía que es seropositivo, se encuentra detenido desde hace tres días en la sección de predadores sexuales de la cárcel de Sanremo.

El segundo escándalo ha sucedido en Holanda, dentro de una investigación que afecta a miles de menores abusados en instituciones de los Salesianos, que ha puesto en estado de máxima alerta a la congregación a la que pertenece el secretario de Estado, Tarcisio Bertone.

La orden anunció ayer que había decidido cesar de su cargo a su Superior holandés, Herman Spronck, y apartar del sacerdocio al padre Van B., del que solo ha trascendido la inicial del apellido. La razón es que Van B., de 73 años, es militante de la asociación Martjn, un grupo legal en Holanda que defiende abiertamente la pederastia como una actividad "perfectamente legítima"; el cura arrastraba además dos condenas por exhibicionismo ante menores.

Pese a ello, el líder holandés de los Salesianos admitió en una entrevista a RTL News que estaba al corriente de una cosa y de otra, y comentó: "Personalmente no condeno las relaciones entre adultos y menores. Depende del niño. No se debe nunca entrar en su espacio personal si el niño no quiere. Pero hay niños que indican que es admisible. En ese caso el contacto sexual es posible".

El Papa deberá decidir ahora si Spronck puede o no seguir siendo cura.

Diario EL PAÍS - 25/05/2011

NI PC NI LIBROS

Más de la mitad de los chicos no tiene PC ni libros en su casa

27/05/11

Lo afirma un estudio entre 6.400 estudiantes primarios y secundarios de todo el país. Según expertos, este acceso debe ser “un derecho”. El problema es más grave entre los que van a escuelas públicas.

Educación Ampliar
n casa no hay Internet ni computadora. Tampoco un estante con libros a los que recurrir para hacer la tarea o encontrar una buena novela. En la Argentina 2011, los chicos que no tienen una computadora propia o conexión a Internet son muchos. Más de la mitad de todos los que tienen entre 5 y 17 años. Y suman tantos como los que tampoco saben lo que es crecer con una biblioteca en el living.

De acuerdo a la última edición del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina, el 53,7 por ciento de los adolescentes del país vive en hogares en los que no hay una computadora . El estudio determinó también que 66,7 por ciento de los chicos que tienen entre 13 y 17 años no tiene acceso a Internet en su casa.

Para el Barómetro, estos dos elementos – computadoras e Internet – representan “activos importantes en los procesos de formación” . Pero tan fundamentales como ellos resulta también el poder contar con una biblioteca en el hogar, algo a lo que no acceden el 59,8 por ciento de los adolescentes argentinos.

Con porcentajes similares, el cuadro se repite entre los niños de entre 5 y 12 años: “El 54,6 por ciento de la niñez en el nivel primario no tiene en el ámbito de su hogar acceso a una biblioteca familiar, 50,2 por ciento no tiene una computadora y 63,3 por ciento no tiene acceso a Internet”.

Axel Rivas, director del programa de Educación de CIPPEC, asegura: “Hay muchísimas evidencias de cómo estos factores condicionan el desempeño educativo , los chicos que provienen de hogares de menos recursos, tienen más dificultades para seguir los contenidos educativos. Hoy el acceso a una computadora o Internet es un principio básico”.

Rivas pone como ejemplo lo que ocurre en La Rioja, donde todos los niños de las escuelas primarias tienen su propia computadora y pueden acceder a Internet desde cualquier plaza de la provincia. “Lo que está ocurriendo es que se cambia el entorno cultural de toda la familia, porque es toda la familia la que empieza a usar Internet. Entonces, es ahí cuando se puede comprender fácilmente por qué este acceso es un derecho”.

El nuevo informe del Barómetro, adelantado en exclusiva por Clarín , se realizó en base a las encuestas realizadas a los padres de 6.400 chicos. En total, fueron relevados 3.181 hogares en el área metropolitana y los principales centros urbanos de todo el país: Córdoba, Rosario, Mendoza, Salta, Tucumán, San Juan, Chaco, Neuquén y Tierra del Fuego.

El Barómetro traza un mapa de la educación en la Argentina. Y en ese sentido, destaca que la situación social y económica es determinante en el acceso a una mejor calidad educativa: “Los problemas de exclusión y rezago educativo se incrementan a medida que desciende el estrato social de los niños y adolescentes”. En el caso concreto de los recursos con que disponen en su casa, el Barómetro señala que la posibilidad de poder contar con ellos “guarda estrecha relación con el estrato social de pertenencia”. Por ejemplo, nueve de cada diez niños de un estrato social más rico cuentan con una computadora en casa. La proporción es inversa entre los más pobres, donde sólo uno de cada diez tiene computadora .

El informe agrega que existen diferencias entre quienes van a escuelas privadas y públicas: “Los niños que asisten a escuelas de gestión pública tienen menos probabilidad de contar con los recursos de referencia en sus hogares” . Así, el 63,2 por ciento de los niños que estudian en escuelas públicas no tienen una computadora propia, mientras que ese porcentaje desciende al 30 por ciento en los colegios privados.

Clarín intentó hablar ayer con los especialistas del Ministerio de Educación de la Nación, pero allí prefirieron no contestar.

Fabio Tarasow, coordinador académico del PENT Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías de Flacso Argentina, es cauto sobre la importancia de estos recursos y plantea otra lectura: “El ‘empobrecimiento’ de acceso a las ideas y la generación de un espíritu crítico no es un problema exclusivamente asociado a los sectores más vulnerables. Por el contrario, poseer acceso a tecnologías y a libros no nos asegura que generemos nuevas generaciones que consideren al conocimiento o a las artes como metas deseables en sus vidas.

Podemos preocuparnos por algunos indicadores, pero, ¿acaso como sociedad valoramos y estimulamos el conocimiento?”.

El año pasado el gobierno nacional lanzó el programa Conectar Igualdad” y 567.000 estudiantes secundarios tienen su netbook. El programa busca repartir 3 millones de computadoras. El Barómetro destaca que tanto este programa como el hecho de que en 2010 el presupuesto destinado a educación haya superado la meta inicial del 6% del PBI – fue de 6,47 %–, o la implementación de la asignación universal por hijo, sirvieron para combatir las falencias.

Clarín: 27/05/11

FIERAS AL ACECHO, ASECHAN A NUESTROS NIÑOS - PARTE II

asechar: tr. Intentar engañar, poner asechanzas.

acecho:m. Vigilancia o espera cautelosa

 

Cacería de un pedófilo

LO HALLARON EN PALERMO, TRAS TENDERLE UNA TRAMPA POR INTERNET

Acorralaron a uno de los presuntos raptores de Marino P, el chico de Berazategui quien desde hace un año parece habérselo tragado la tierra cuando fue arrancado de su hogar en Berazategui. El pedófilo fue ubicado en la zona de Palermo, en la capital federal. Se trató se un seguimiento de muchos días donde al sujeto, un artista plástico, Francisco Javier Rodríguez, de 37 años se le tendió una trampa a través de un Chat donde comenzó la caceria del abusador.

Uno de los secuestradores de Marino Hernán Pierepiechay, de 14 años, quien desde hace un año parece habérselo tragado la tierra cuando fue arrancado de su hogar en Berazategui, fue ubicado en las últimas horas, en la zona de Palermo, en la capital federal. El hecho periodístico se consumó a través de una investigación que realizó Documentos América, el programa de televisión que conduce el periodista Facundo Pastor. Se trató se un seguimiento de muchos días donde al sujeto, un artista plástico, Francisco Javier Rodríguez Ocampo, de 37 años se le tendió una trampa a través de un Chat.
Allí, uno de los productores del programa de TV se hizo pasar por un menor de 14 años y logró conectarse con Rodríguez Ocampo, donde después de varios días de contacto por la Web, fijaron una cita en un local de comidas rápidas ubicado en la calle Coronel Díaz del barrio de Palermo. Y el pez, el presunto integrante de de la nada de pedófilos, mordió el anzuelo.
Allí se produjo un cinematográfico seguimiento que culminó cuando el individuo logró darse a la fuga, en medio de los abucheos de los indignados transeúntes que le gritaban ¡no huyas, violador!.Por momentos Rodríguez Ocampo, que ha cambiado su fisonomía, se vio acorralado por las preguntas del periodista que lo acusaba de pedófilo y que devuelva a Marino, el chico secuestrado hace más de un año.
CAYO EN LA TRAMPA
La detección del artista plástico, Francisco Rodríguez Ocampo comenzó cuando un periodista del canal de TV, después de varios rastreos a través de la Web, logró tomar contacto con el sujeto. Allí comenzó la cacería. El periodista se hizo pasar por un chico de 14 años, la presa apetecible. Después de varios días de chatear con el individuo, éste lo fue llevando al camino de una cita. No sin antes, vía Internet, preguntar datos personales, en torno a si se sentía contenido por su familia. Si estudiaba, como eran sus características físicas (pelo castaño y ojos verdes, con pecas).
Rodríguez Ocampo preguntaba si se sentía solo y tenía necesidad de ayuda espiritual, a lo que el interlocutor le respondía de manera afirmativa. Así, fueron transcurriendo los días, hasta que el artista plástico entró en su camino predilecto: el del sexo. En uno de sus contactos le preguntó al presunto menor, si tenía tatuajes.
La respuesta fue negativa, por lo que ¨el lobo¨, comenzó a mostrar los dientes.¨Hay chicos que se tatúan todo el cuerpo y hasta el pene. Yo te puedo mostrar fotos, pero tenemos que fijar una cita¨.
CAMINO AL ENCUENTRO
El periodista, siempre mostrando la apariencia de ser un menor, comentó que tenía que hablar con sus padres, porque el fin de semana estaba en penitencia y no lo dejaban salir. Así fue como pactaron encontrarse un día de semana a las l5, en una casa de comidas ubicada en la calle Coronel Díaz, en la zona de Palermo.
El supuesto menor dijo que iría vestido con una remera azul de Rever Pass y llevaría una mochila. Rodríguez Ocampo se describió como rubio, de pelo largo y llevaría puestos anteojos oscuros.
El equipo de América TV preparó sus cámaras y su equipo de colaboradores, para acorralar al presunto pedófilo.
UNA FIERA ACORRALADA
Rodríguez apareció a la hora señalada, portando una mochila y cubriendo sus ojos con anteojos oscuros. La supuesta víctima era un productor del programa que excedía la edad que había manifestado tener durante el chateo. Por lo que hubo titubeos, donde Rodríguez Ocampo se paseaba como una fiera acorralada por la vereda. En determinado momento, la supuesta víctima al verlo pasar delante suyo le grito: ¨yo soy fulano, vos sos mengano¨, a lo que Rodríguez Ocampo inmediatamente se acercó a hablar con él.
¿Pero vos no tenes 14 años?, preguntó.
Te mentí, por temor a que me rechaces…En esos momentos apareció el periodista Facundo Pastor con el camarógrafo.
¡Vos sos Rodríguez Ocampo, tenés una causa penal por pedofilia!. ¿Dónde está Marino, el chico que secuestraste hace un año?
Visiblemente nervioso, Rodríguez Ocampo empezó con evasivas, negando su identidad y comenzó a correr, con el afán de huir de la trampa periodística. Así fue como logró subir a un taxi, mientras el periodista Facundo Pastor le pedía al chofer que no lo llevara, que se trataba de un pedófilo, un sujeto buscado por la justicia.
TENAZ PERSECUSION
Rodríguez Ocampo bajó presurosamente del rodado y comenzó a correr por la calle, hasta lograr ascender a otro taxi y así sortear el asedio. Pero el periodista Facundo Pastor paró a un motoquero y con una pequeña cámara en mano logró que lo llevara. Allí comenzó una tenaz persecución, seguido del móvil de América. En determinado momento, el taxi que llevaba al presunto pedófilo, fue localizado en la zona del botánico, donde se le practicó una encerrona. Al artista plástico no le quedó otra que bajar el rodado y correr a pié unos metros. Facundo Pastor gritaba a viva voz frente a los azorados transeúntes. ¡Párenlo, es un pedófilo con antecedentes penales, secuestro un chico!.
En esos instantes la gente se aglomeró y puso contra las rejas del botánico al artista plástico, gritándole violador y degenerado. A todo esto, Facundo Pastor hizo que las cámaras lo enfocaran en primer plano, mientras le gritaba: ¡vos sos Rodríguez Ocampo, tenés causas con la justicia por pedofilia, admitilo!.
El sujeto entonces logró desembarazarse del tumulto y se dio a la fuga. Cruzó corriendo la avenida y tomó otro taxi, logrando finalmente desaparecer.
Lo cierto es que ahora los videos están en manos de la justicia y es la que debe determinar los pasos a seguir para lograr liberar a Marino, el chico secuestrado hace un año.
HISTORIA DE TERROR
Marino Hernán Pierepiechai, de 14 años, desapareció de su casa en Ranelagh hace un año, en confusas circunstancias.Infosur tuvo acceso al expediente de la causa por, donde se entremezclan con la historia de Marino, los nombres de dos personas mayores, Francisco Javier Rodríguez Ocampo, el personaje ahora localizado por las cámaras de TV y Leonardo Jorge Fulquin.Ambos con anterioridad habían sido condenados por corrupción de menores, el primero a 10 años y Fulquin a 20 años de prisión. La madre de Marino sospecha que lo tienen secuestrado desde hace un año una red de pedófilos que funciona como una secta, comandada por estos oscuros personajes.
Lo cierto es que se trataría de una banda con conexiones internacionales, según se señala en fuentes judiciales.
HABLAN LOS PADRES
Infosur entrevistó a los padres de Marino. Al respecto, la actual pareja de la madre Carlos Alberto Acevedo (44), relató que el mismo día que se conoció el primer informe televisivo, el que damos cuenta ahora es el segundo se comunico con la familia una misteriosa mujer para decirles que al nene lo habían visto en Quilmes, en la calle Humberto Primo cerca de un importante hipermercado de la zona. Pero los padres desconfían del llamado.
El calvario de la familia comenzó cuando Marino apareció con un celular, que dijo habérselo dado un vecino y de lo cual los padres sospecharon, por lo que fue reprendido. Esa misma noche desapareció. A la semana en el tren Roca que marchaba con dirección hacia La Plata, un conocido de la familia les avisó que habían visto al chico con un hombre rubio, alto y bien vestido. Inmediatamente, la familia alarmada avisó a la comisaría segunda de Ranelagh, que procedió a interceptar al hombre que se hallaba junto Marino. El sujeto en cuestión le manifestó a los policías que lo llevaba a la casa donde se presentó ante los padres, identificándose como Rodríguez Ocampo. El hombre dijo que junto a su mujer e hijo, después se supo que no tiene familia, encontró al nene dando vueltas por Constitución.
UN OSCURO CAMINO
La familia de Marino entonces entablo una relación de ¨amistad¨, hubo algunas llamadas de la supuesta mujer de Ocampo. Es más, Ocampo, para despertar confianza, se presentó en la casa de la familia con un chico de 14 años, el cual decía que era su hijo. El objetivo era invitar a Marino a pasear por capital federal, llevándolo a comer a lugares que son preferidos entre adolescentes y a importantes espectáculos internacionales.
En una de las conversaciones Ocampo le dijo a los padres de Marino, que el adolescente tenía algunos problemas psicológicos y les recomendó un supuesto psicólogo llamado ¨Leonardo Fulquin¨.
A la semana de forma cada vez más insistente Ocampo, reveló que era importante que Marino se juntara con su presunto hijo. Allí empezaron entonces las sospechas de los padres. Pero ya era tarde, sin ser advertido, a la medianoche Marino salió a la puerta de su casa y desapareció. Al día siguiente Ocampo llamó a los padres de Marino, preguntando por el chico, a lo que le responde que había desaparecido. Ocampo entonces simuló estar angustiado por la noticia y prometió salir a buscarlo. Al otro día volvió a comunicarse con la familia y dijo haber buscado a Marino por Ezeiza y otras zonas.
Justamente de ese distrito es de donde proviene Fulquin, el presunto sicólogo. Hoy los padres del chico dijeron a Infosur que están convencidos de que su hijo¨ está en manos de una tenebrosa secta que integrarían Ocampo y Fulquin¨.
La causa está a cargo de las fiscalías descentralizada de Berazategui, a cargo del Dr. Ischazo.
La Misión, una temible secta
Leonardo Fulquin y Rodríguez Ocampo se conocieron en la cárcel donde se relacionaron y se visitaban mutuamente. ¿Pero quienes eran estos hombres?
Fulquin un sujeto peligroso, manipulador, de 45 años, nacido Ezeiza de profesión fotógrafo. Por lo que se sabe el 15 mayo 1996 fue condenado por el juzgado nacional de ejecución penal N º 2 por reducción a la servidumbre, al menos de dos menores y acusado de lesiones graves y coerción, por lo que recibió una pena de 20 años de prisión. Debería haber permanecido en la cárcel hasta el 25 de julio del 2013, pero insólitamente salió en libertad condicional en el 2006.
La secta conocida como ¨La Misión¨, que él mismo fundó funcionó por un periodo de 15 años y sus integrantes lo llamaban ¨El Maestro¨. Se trataba de un grupo pequeño donde Fulquin tenía control, no solo sobre los menores, sino también de los adultos. Por lo que se sabe, Fulquin hacia trabajar a los chicos en la calle y si no le entregaban cuatrocientos pesos diarios, los sometía a duros castigos. Como metodología para no ser ubicados, la secta se mudaba constantemente.
En la foja 42 del expediente, consta que Francisco Javier Ocampo, de 39 años, era técnico en marketing, además de profesor en artes plásticas. Ocampo fue condenado el 30 de mayo 1997 por el delito de promoción a la corrupción de menores. Tras salir de prisión, se dedico al arte decorativo, pero hoy su paradero es un enigma.

La fotografía corresponde al NIÑO SECUESTRADO POR ESTOS PEDÓFILOSEsta fotografía corresponde al niño secuestrado por los pedófilos en 2010

Esta es la foto del pedófilo sorprendido por el periodista

 

Nota publicada en INFOSUR

FIERAS AL ACECHO, ASECHAN A NUESTROS NIÑOS - PARTE I

acecho :m. Vigilancia o espera cautelosa

asechar : tr. Intentar engañar, poner asechanzas

 

Una red internacional de pedófilos está siendo desbaratada. Ayer Policía Federal realizó varios hallanamientos en Recoleta, Belgrano, Flores y el conurbano bonaerense. Se secuestraron gran cantidad de fotos pornográfica de menores de edad. Hay 16 detenidos, todos integrantes de una red "mafiosa" internacional que abarca 58 países.

Los detenidos poseían más de 10.000 imágenes de pornografía infantil y videos, también gran cantidad de computadoras de última generación, aptas para transmitir y almacenar importantes volúmenes de imágenes digitalizadas donde se ve a los menores en escenas de alto contenido sexual protagonizadas e incluso bebés.

Aquí la nota original

AUDIO DEL REPORTAJE AL COMISARIO SAVARO 

 

 

¿ ADOCTRINAMIENTO O EDUCACIÓN ?

Las respuestas obtenidas en la encuesta más abajo detallada nos hacen sospechar que el "adoctrinamiento" ha sustituido a la educación para la ciudadanía plena.

¿Tendrá que ver en esta sustitución, entre otras cosas, la manipulación y mutilación de la información cotidiana y de la historia social y política a la que todos estamos sometidos actualmente?

 

El 55% de los alumnos duda de que la democracia sea el mejor sistema

Una encuesta del Ministerio de Educación de la Nación reveló esta semana un dato preocupante: sólo el 40% de los adolescentes de segundo y tercer año de secundarias públicas de la Ciudad y el GBA, cree que la democracia es el mejor sistema político. El resto está dividido entre los que dudan y los que están convencidos de que no lo es.
El 30% de los jóvenes (de entre 14 y 16 años) a los que se les preguntó si la democracia es la mejor forma de gobierno para la Argentina y el mundo, respondió: "A veces sí, a veces no". El 25% dijo que no lo sabía, mientras que el 5% aseguró que no es el mejor sistema.
La directora del Programa "Escuela y Medios" del Ministerio, Roxana Morduchowicz, estuvo a cargo del trabajo. Según dijo, "se trató de una encuesta cuantitativa y no cualitativa, por lo que no podemos arriesgar explicaciones sobre las causas que hacen que muchos jóvenes no tengan una valoración positiva de la democracia. Es una gran falencia".
Por su parte, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, tampoco dio una explicación al respecto.
Durante la presentación, afirmó que "la calidad democrática tiene que ver con la consolidación de su defensa, y en ocasiones la indiferencia llevó a perder los valores democráticos. Por eso, como dijo Primo Levy respecto a los 50 millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial, `si la humanidad estuvo allí, puede volver al horror’".

Fuente: Periodismo Social

PATERNIDAD RESPONSABLE

LOS ADULTOS SOMOS RESPONSABLES POR NIÑAS Y NIÑOS.

PADRES Y MADRES SON RESPONSABLES DE LOS ACTOS COMETIDOS POR SUS HIJOS E HIJAS Y COMPARTIMOS LA PROPUESTA ACERCA DE LA SANCIÓN A SUS PROGENITORES.

Sin embargo, es dable ir más allá de esta propuesta y llegar a tiempo desde el Estado, que somos todos nosotros, al momento de gestación de ese niño o niña. Garantizando todos sus derechos, fortaleciendo su familia aun cuando sea necesario apartarlo temporalmente de ellos hasta que puedan reconstruirse sanos lazos que le permitan crecer protegido y respetado, en síntesis, amado y digno.

 

PROYECTO DE LEY DE RESPONSABILIZACIÓN PATERNA

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley de Luis Petri (UCR), por el cual se establecen sanciones para los padres de los chicos que cometan faltas o delitos. Según el proyecto aprobado por la Cámara baja, quienes "no cumplan con las obligaciones de la patria potestad" recibirán castigo.
El texto incorporado a la Ley 3365, indica que "el que omitiere el cumplimiento de los deberes de asistencia inherentes a la patria potestad poniendo en peligro y/o lesionando la salud moral o intelectual del hijo menor o de terceros a partir de la conducta desarrollada por el menor, será castigado con multa de hasta $ 10.000, arresto de hasta tres meses o trabajos".
"Mucho se ha discutido respecto de la baja de imputabilidad de menores", dice Petri en los fundamentos. Agrega: "Es necesario avanzar en normas de paternidad responsable que impongan sanciones a los padres que se desentienden de la vida de sus hijos, colocándolos en una situación de desamparo y, muchas veces, al margen de la ley". Finalmente, sostiene que "si no los controlan o vigilan por amor paterno o materno, que lo hagan por el temor a la sanción.
(Los Andes – Mendoza, 12/5)

Obligaba a sus hijas a los golpes, a prostituirse

CUANDO UN NIÑO O UNA NIÑA SUPLICAN SER SACADOS DE SU HOGAR, ES NECESARIO SIEMPRE, SOSPECHAR LO PEOR.

Este resumen cuenta el caso de una agente comunitaria, que harta de la desidia de la fuerza policial hizo lo que tenía que hacer. PROTEGER A LAS NIÑAS

 

ROSARIO:

Dos nenas de 11 y 12 años llegaban muy golpeadas al Centro Comunitario Justicia Social, en el barrio Gráfico de Rosario, una zona de trabajadores con casas humildes, donde militantes del Movimiento Evita llevan apoyo escolar y una copa de leche. Las nenas llegaban con horribles marcas, contaban que habían sido golpeadas por su padre, y comían con desesperación. También se llevaban comida en los bolsillos. Se aferraban a la coordinadora territorial del Movimiento, Alejandra Fedele, y le suplicaban que se las llevara con ella. Pero no contaban que eran violadas, algo que Alejandra supo por otros vecinos del barrio.

El padre de las chicas intentó interponerse, llegó a capturar a la más grande de las dos nenas, la metió dentro de la casa y comenzó a golpearla. Alejandra y algunos vecinos entraron a rescatarla. Las nenas fueron llevadas a la Comisaría de la Mujer, donde contaron los golpes, torturas y violaciones que sufrían. No sólo su papá, sino también la compañera de él, Josefa, las maltrataba y luego las mandaban a la casa de “el Paraguayo”, donde eran violadas a cambio de plata para la pareja.
“El sábado me reuní con el equipo del centro comunitario e inmediatamente decidimos sacar a las nenas por nuestros propios medios porque habíamos llamado al Area de la Mujer, a la Dirección de la Niñez, a la comisaría, donde nos decían que no tenían policía para sacar a las nenas”, contó Alejandra sobre la decisión colectiva de intervenir para impedir que las niñas siguieran sufriendo.
Alejandra, que tiene 41 años y trabaja en el Concejo municipal, tuvo en su propia casa a las dos niñas durante 25 días. Ellas todavía le dicen mamá. Las nenas jamás habían dormido en una cama, y vivían con miedo porque habían sufrido constantes torturas y permanecían atadas durante mucho tiempo. El rescate fue un sábado a la tarde.
Al día siguiente, a la noche, Alejandra recibió un llamado anónimo para informarle que las niñas también habían sido filmadas.
Les preguntó, y la más chica les contó que sí, que las grababan mientras las violaban.
Otro hombre –un comerciante– las llevaba en una camioneta a departamentos donde ellas y otras niñas eran violadas y filmadas.
Había allí una red de prostitución y pornografía infantil. Pero el Estado siguió brillando por su ausencia.
Alejandra recurrió insistentemente a la Secretaría de la Niñez de la provincia, donde hizo todas las denuncias, ya que después del relato de las nenas, el Movimiento Evita investigó quiénes formaban parte de la red de explotación sexual infantil y entregó los datos tanto a la Justicia como al estado provincial.
Pero sólo el padre de las nenas y “el Paraguayo” continuaban detenidos. En abril, las víctimas declararon en cámara Gesell lo que habían vivido. Pero no hubo más detenciones durante 25 días.
En el ínterin, las nenas fueron entregadas a su madre biológica, que no tenía contacto con las niñas desde hacía años, está bajo tratamiento psiquiátrico y convive con un hombre violento. Ante la falta de respuestas, otra militante del Movimiento Evita denunció a la secretaria de la Niñez, Mónica Varetto, por incumplimiento de deberes de funcionario público. Las militantes volvieron a intervenir de facto, lograron que desde el Estado se entendiese que las nenas necesitaban un ámbito contenedor y Viviana Centurión, otra militante, se quedó a cargo de las chicas. Hoy las dos van a la escuela, aunque siempre acompañadas por algún adulto para garantizarles la seguridad, ya que algunos integrantes de la red continúan libres.
La semana pasada, el Movimiento optó por sacar el tema a la calle, y recién con la movilización en la puerta de los Tribunales, la jueza María Luisa Pérez Vara recibió a los militantes, que llegaban urgidos por el vencimiento de los plazos procesales para mantener detenidos al padre y “el Paraguayo”, en ese momento los dos únicos detenidos.
La magistrada los procesó después de la movilización.
Cuando Alejandra le pidió que sacara a la comisaría de la investigación, porque era evidente la complicidad con los integrantes de la red, la magistrada le contestó: “Me das una buena idea”. Intervino la sección Judiciales de la Policía. Y al día siguiente la jueza ordenó los allanamientos para dar con los otros integrantes de la red.
Detuvieron a un hombre llamado Agustín y al comerciante, Antonio Cataldo, que tenía en su poder material pornográfico y un arsenal.
También cayó presa Josefa, la pareja del padre de las nenas. Habían pasado ocho meses desde la primera denuncia.
“Tenés que verlas ahora, están divinas. Es muy grande la diferencia entre el estado en que estaban cuando las sacamos de la casa y cómo están ahora”, dice Alejandra, tratando de contener la emoción. Incluso, la más grande está entusiasmada con el viaje de estudios de 7º grado. Alejandra le prometió que podrá hacerlo. Para eso, planifican una peña que les permita juntar los fondos. Las dos nenas cuentan con apoyo psicológico brindado por el Centro de Asistencia Judicial, que depende del Ministerio de Justicia de la Provincia.
“La verdad es que yo he visto muchas cosas en los barrios y hemos tratado de resolver muchas situaciones de violencia contra mujeres y niños, pero nunca me imaginé que me iba a encontrar con algo así. La titular de la Comisaría de la Mujer, Mariel Arévalo, me felicitó por haber llevado a las nenas. Cuando yo leí lo que ellas declararon en esa primera denuncia, me puse a llorar, porque no nos habían contado todo lo que sufrían. Cuando las nenas fueron tomando confianza y nos contaron más, en muchas reparticiones del Estado no nos creían, pero yo sé que los chicos nunca mienten”, dice Alejandra, que incluso pidió una reunión con el ministro de Seguridad. Una de las compañeras del Movimiento Evita recorre el barrio para localizar a uno de los integrantes de la red que todavía está libre. “Eso lo tendría que hacer el Estado, no nosotras. Nuestro objetivo es desmantelar la red, porque hay otras nenas”, dice Alejandra. “Siempre vamos a estar con estas nenas, que las sentimos nuestras, pero hay que pensar en las otras que siguen sufriendo esta situación”, concluye.
(Resumen de Periodismo Social sobre la nota publicada en Página 12, suplemento Las 12, pág. 6, 13/5 – Sonia Tessa)